Faithlife Sermons

El Consejo de los Amigos

El Sufrimiento de Job  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 8 views
Notes
Transcript
Handout

Estudios Bíblicos ELA: ¿Por qué? (Job) Capítulo 4: El Consejo de los Amigos Job 4–14

¿Por qué permite Dios que sufran los justos? Esta interrogante sigue molestando a Job. Toda su vida Job ha tratado de agradar a Dios y siempre ha experimentado Su abundante bendición. Pero ahora, pese a que ha permanecido fiel, le sobreviene toda clase de aflicciones. ¿Por qué?

Job entiende el principio de la justa recompensa de Dios. Cuando los que siguen a Dios se alejan de El y viven en pecado, les disciplina con el fin de corregirles y hacerles regresar a Su camino. Sin embargo, Job está convencido de que su andar es correcto delante del Señor. No hay pecado alguno en su vida que hubiera de provocar tal respuesta por parte de Dios. Entonces, ¿por qué Dios permite este maltrato?
Job entiende el principio de la justa recompensa de Dios. Cuando los que siguen a Dios se alejan de El y viven en pecado, les disciplina con el fin de corregirles y hacerles regresar a Su camino. Sin embargo, Job está convencido de que su andar es correcto delante del Señor. No hay pecado alguno en su vida que hubiera de provocar tal respuesta por parte de Dios. Entonces, ¿por qué Dios permite este maltrato?
Aun en medio de tantas dudas, Job nunca blasfema en contra de Dios. Sigue confiando en Su carácter divino, aunque no comprende lo que le sucede. Busca la oportunidad de dialogar con Dios porque está convencido de que al escucharle, el Dios justo del universo, o aceptará su razonamiento humano o le mostrará cuál es su pecado para que lo corrija, aunque Job no cree que se le pueda señalar.
Así surge un prolongado diálogo entre Job y sus amigos, el cual se realiza mediante tres series de intercambios de opiniones entre cada amigo y Job (4–31). Las respuestas de sus tres amigos se basan en una teología correcta. De cualquier manera, nos presentan solamente un aspecto del cuadro completo. Al reconocer que Dios juzga al pecador, ellos han observado que sólo los pecadores sufren. Por lo tanto, su idea de Dios es el de un Dios vengativo que castiga al que hace mal.
Aun en medio de tantas dudas, Job nunca blasfema en contra de Dios. Sigue confiando en Su carácter divino, aunque no comprende lo que le sucede. Busca la oportunidad de dialogar con Dios porque está convencido de que al escucharle, el Dios justo del universo, o aceptará su razonamiento humano o le mostrará cuál es su pecado para que lo corrija, aunque Job no cree que se le pueda señalar.
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 29). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (pp. 29–30). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Así surge un prolongado diálogo entre Job y sus amigos, el cual se realiza mediante tres series de intercambios de opiniones entre cada amigo y Job (4–31).
Las respuestas de sus tres amigos se basan en una teología correcta. De cualquier manera, nos presentan solamente un aspecto del cuadro completo. Al reconocer que Dios juzga al pecador, ellos han observado que sólo los pecadores sufren. Por lo tanto, su idea de Dios es el de un Dios vengativo que castiga al que hace mal.

LA OPINIÓN DE ELIFAZ Y RESPUESTA DE JOB (4-7)

Según Elifaz, el principio detrás del sufrimiento de Job es la ley de las recompensas. Esta ley se expresa mejor en el conocido dicho: “Lo que se siembra, se siega”.
Según Elifaz, el principio detrás del sufrimiento de Job es la ley de las recompensas. Esta ley se expresa mejor en el conocido dicho: “Lo que se siembra, se siega”.
Job
Job 5.8 TLA
»Si yo estuviera en tu lugar, pondría mi caso en manos de Dios.
Job 5.8 TLA
»Si yo estuviera en tu lugar, pondría mi caso en manos de Dios.

Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 30). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.

LA OPINIÓN DE ELIFAZ (4-5)

Para Elifaz la solución al problema de Job es sencilla: que vuelva a buscar a Dios y todo le saldrá bien (5:8).
Job
Job 5.17 TLA
»Cuando el Dios todopoderoso te corrija, puedes considerarte bendecido; no desprecies su corrección.
Job 5.17 TLA
»Cuando el Dios todopoderoso te corrija, puedes considerarte bendecido; no desprecies su corrección.
Demuestra que el hombre a quien Dios castiga es bienaventurado. Por lo tanto, no se debe menospreciar la corrección del Todopoderoso (5:17). La teología de Elifaz es correcta. El Nuevo Testamento cita ese pasaje para animar a los hijos de Dios en su aflicción (). El problema con esta teología correcta es que no explica el sufrimiento de Job.
“LO QUE SE SIEMBRA, SE COSECHA”.
Job 6.24–30 TLA
Demuéstrenme en qué he fallado, y me callaré la boca. Si tuvieran razón, no me ofendería; ¡pero ustedes me acusan y no tienen pruebas! No me juzguen por mis palabras, hablo así pues estoy desesperado, y las palabras se las lleva el viento. ¡Ustedes son capaces de todo, hasta de vender a un huérfano y abandonar a un amigo! »Mírenme a los ojos, y díganme si soy un mentiroso. No sean injustos conmigo y dejen de juzgarme; reconozcan que soy inocente. No les he mentido. ¿Acaso creen que no sé distinguir entre la verdad y la mentira?
jOB
Para Elifaz el sufrimiento es el castigo divino por la injusticia del hombre. La solución se encuentra al buscar a Dios. “LO QUE SE SIEMBRA, SE COSECHA”.
El sufrimiento es el castigo divino por la injusticia del hombre. La solución se encuentra al buscar a Dios.
RESPUESTA:
Job se entristece al escuchar este mensaje de Elifaz. Lamenta el hecho de que en lugar de ayudar a su amigo, se ha dedicado a interpretar el problema y de esa manera echarle la culpa. Job sostiene que él es inocente y los desafía a que le señalen su pecado (6:24–30).
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 32). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.

LA OPINIÓN DE BILDAD Y RESPUESTA DE JOB (8-10)

Job 8.1–4 TLA
Entonces Bildad le dijo a Job: «¡Hablas con la violencia de un fuerte huracán! ¿Cuándo te vas a callar? El Dios todopoderoso nunca hace nada injusto. Si tus hijos pecaron contra Dios, él les ha dado su merecido.
Job 8.1–3 TLA
Entonces Bildad le dijo a Job: «¡Hablas con la violencia de un fuerte huracán! ¿Cuándo te vas a callar? El Dios todopoderoso nunca hace nada injusto.
Job
La siguiente intervención es la de Bildad. Está ofendido por las palabras de Job. Según Bildad, al hacerse estas preguntas, Job ataca a Dios y le acusa de injusticia (8:1–2). Señala que Dios nunca castiga al inocente. El sufrimiento es el resultado del pecado y de olvidarse de Dios (8:3). Así que, la muerte de los hijos de Job demuestra que había grave pecado en sus vidas (8:4). Para Bildad, un caso como el de Job es imposible y sus preguntas se encuentran fuera de lugar. Al arrepentirse y volver a Dios, El habrá de restaurarle (8:5–7).
La siguiente intervención es la de Bildad. Está ofendido por las palabras de Job. Según Bildad, al hacerse estas preguntas, Job ataca a Dios y le acusa de injusticia (8:1–2). Señala que Dios nunca castiga al inocente. El sufrimiento es el resultado del pecado y de olvidarse de Dios (8:3). Así que, la muerte de los hijos de Job demuestra que había grave pecado en sus vidas (8:4). Para Bildad, un caso como el de Job es imposible y sus preguntas se encuentran fuera de lugar. Al arrepentirse y volver a Dios, El habrá de restaurarle (8:5–7).
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 32). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 32). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
La explicación de Bildad en cuanto al sufrimiento es de carácter devocional. El sufrimiento es el resultado del pecado. La solución se encuentra en la oración y en una vida recta. El sufrimiento viene como consecuencia al olvidarse de Dios. Así que, la solución es recordarle y buscarle nuevamente.
VV
“¿ACASO TORCERA DIOS LA JUSTICIA?”
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 33). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Job 9.1–4 TLA
Al oír esto, Job respondió: «¡Ese cuento ya lo conozco! Yo sé bien que ante Dios nadie puede alegar inocencia, ni puede tampoco discutir con él. Dios puede hacer mil preguntas, y nadie puede responderle. ¿Quién puede desafiar a Dios y esperar salir victorioso? Su sabiduría es muy profunda, y su poder es muy grande.
La explicación de Bildad en cuanto al sufrimiento es de carácter devocional. El sufrimiento es el resultado del pecado. La solución se encuentra en la oración y en una vida recta. El sufrimiento viene como consecuencia al olvidarse de Dios. Así que, la solución es recordarle y buscarle nuevamente.
RESPUETA DE JOB:
Job reconoce que lo que Bildad dice es cierto, hasta donde llega, pero no explica lo que él esta sufriendo. No corresponde a su experiencia en esta situación. Su conciencia está limpia delante de Dios. El ha sido fiel; sin embargo, Dios le hace sufrir. Quisiera tener la oportunidad de defenderse o escuchar la acusación de parte de Dios en cuanto a su pecado. El no entiende qué falta ha cometido.
En esta discusión Job presenta el caso suyo al lado de otros que conoce donde aparentemente Dios no manifiesta Su justicia. El no acusa a Dios de la injusticia, pero observa que en estos casos no es tan obvia la justicia de Dios. El quisiera una audiencia con Dios para que le explique qué está haciendo en tales casos, entre los cuales se encuentra el suyo. Por eso pregunta: “¿Cómo se justificará el hombre con Dios? Si quisiere contender con él, No le podrá responder a una cosa entre mil”.
En esta discusión Job presenta el caso suyo al lado de otros que conoce donde aparentemente Dios no manifiesta Su justicia. El no acusa a Dios de la injusticia, pero observa que en estos casos no es tan obvia la justicia de Dios. El quisiera una audiencia con Dios para que le explique qué está haciendo en tales casos, entre los cuales se encuentra el suyo. Por eso pregunta:
“¿Cómo se justificará el hombre con Dios?
Si quisiere contender con él,
No le podrá responder a una cosa entre mil”
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 33). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
3 ni puede tampoco discutir con él.

LA OPINIÓN DE ZOFAR Y RESPUESTA DE JOB (11-14)

Job 11.6 TLA
y que te hiciera saber los secretos de la sabiduría! Así podrías darte cuenta de que Dios no te ha castigado como te mereces.
Ahora, Zofar entra en el diálogo. Su comentario es directo y despiadado. Ataca el argumento de que Job es inocente. En realidad, su opinión es que Job merece un castigo peor; Dios debería permitir que Job sufriera realmente (11:6). Piensa que su amigo no recibe todo lo que merece gracias a la misericordia de Dios. Es más, dice que a Dios hasta ha olvidado algunos de los pecados por lo que Job debería ser castigado. En lugar de pregonar su inocencia, Job debe arrepentirse y volver a Dios.
El punto de vista de Zofar es el de un acusador legalista. Para él, el sufrimiento siempre es el resultado del pecado. Por eso, Job tiene que ser culpable. Sin embargo, según Zofar, el sufrimiento nunca es todo lo que nuestra culpa merece porque Dios manifiesta Su misericordia. La solución para Job es acercarse a Dios y limpiar su corazón.
El punto de vista de Zofar es el de un acusador legalista. Para él, el sufrimiento siempre es el resultado del pecado. Por eso, Job tiene que ser culpable. Sin embargo, según Zofar, el sufrimiento nunca es todo lo que nuestra culpa merece porque Dios manifiesta Su misericordia. La solución para Job es acercarse a Dios y limpiar su corazón.
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 35). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
“DIOS TE HA CASTIGADO MENOS DE LO QUE MERECES”
Job 13.4–9 TLA
porque ustedes son unos mentirosos; ¡sus consejos no ayudan en nada! ¡Si se callaran la boca, mostrarían algo de sabiduría! »Por favor, escúchenme; pongan atención a mis palabras: ¿Van a mentir en nombre de Dios, y a tratar de defenderlo con engaños? ¿Acaso creen que le hacen un favor actuando como sus abogados defensores? Si Dios los examinara a ustedes, no podrían engañarlo como engañan a la gente.
RESPUESTA DE JOB
RESPUESTA DE JOB
Job responde criticando la “sabiduría” que sus amigos suponen poseer (12:1–6). El poder y soberanía de Dios son mucho mayor que lo que ellos pueden imaginar (12:7–25). Sin embargo, las acusaciones falsas de pecado no ayudan la causa de Dios (13:4–10).
Job 13.15 RVR60
He aquí, aunque él me matare, en él esperaré; No obstante, defenderé delante de él mis caminos,
JOB
En esta respuesta, que en realidad se dirige a todas las acusaciones anteriores de sus amigos, Job demuestra la tensión y confusión con las cuales lucha. Por un lado, se manifiesta su fe en Dios. Aunque Dios decidiera matarle, Job no perderá su confianza en El (13:15). Es esa misma confianza que le anima a seguirle preguntando a Dios en cuanto al sufrimiento.
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (pp. 35–36). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
PENSEMOS: Si le tocara a usted pasar por una situación así, ¿habría respondido igual a Job, o de otra manera? ¿Qué reacción podría sugerir como una mejor forma de responder? ¿Lo ha hecho alguna vez? ¿Cómo resultó al fin?
Si le tocara a usted pasar por una situación así, ¿habría respondido igual a Job, o de otra manera? ¿Qué reacción podría sugerir como una mejor forma de responder? ¿Lo ha hecho alguna vez? ¿Cómo resultó al fin?
Porter, R. (1987). Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (p. 36). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Dios puede hacer mil preguntas,
y nadie puede responderle.
Sociedades Bíblicas Unidas. (2002; 2003). Traducción en lenguaje actual; Biblia Traducción en lenguaje actual (). Sociedade Bíblica do Brasil.
Related Media
Related Sermons