Faithlife Sermons

Viviendo como Cristiano I

1 Juan  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views

Existe delante de Dios solamente dos Naturaleza, a nueva dada por Cristo o la vieja, Solo hay Hijos de Dios o Hijos del diablo, el creyente no puede vivir engañando pensando que ambas cosas son posibles. El que ha nacido realmente de Dios no practica el pecado.

Notes
Transcript
Handout
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. 5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. 6 Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. 7 Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo. 8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 9 Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.

Introducción.

4Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. 5Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. 6Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. 7Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo. 8El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 9Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 10En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.
Juan a través de la carta, nos escribe al inicio del capitulo para enseñarnos el gran honor que Dios nos ha dado, uno que no cualquier pude tener, ser llamados Hijo de Dios ( Los que creen en su nombre les dio potestad de ser llamados hijos de Dios.)
Un privilegio que incluye no solo aceptación, sino adopción, reconocimiento, y la garantía de filiación permanente con él.
Una riqueza de tan alta envergadura, que no se limita con nuestra vida en la tierra sino que alcanza para la eternidad. Una garantía de verle al final de nuestra vida en esta tierra.
Por esa misma garantía y recompensa es que Juan escribe en v3
Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
3Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
EL Cristiano tiene una meta muy clara, es la esperanza de llegar ante la presencia de Jesús y poder verle, por lo tanto, tambien hay un compromiso para santificarse para poder encontrase con el y por lo tanto desde ahora el creyente comienza a vivir apartado del pecado.
3Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
El creyente verdadero busca todos los días vivir en obediencia a la voluntad de Dios, y esta consiente que mientras siga en este cuerpo de carne puede eventualmente pecar, sin embargo el pecado no es algo que lo debería controlar, sino más bien esta presto para luchar todos los días contra el pecado.

3Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

Pero también existen otros que aun teniendo en su vida ciertas prácticas religiosa (orar, ir la iglesia,ofrendar, etc.), siguen viviendo en sus mismos pecados, continúan transgrediendo la ley de Dios.
Por tal razón Juan hace en su carta una distinción de esta clases de personas, aquellos que han entregado completamente al Señorío de Cristo y aquellos que tienen al pecado como un patrón de vida.
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.
Juan hace una aclaración muy firme sobre aquellos en lo que el pecado es una patrón de conducta diaria.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Es decir quienes ha decidido continuar deliberadamente desobedeciendo a Dios.
Es decir quienes ha decidido continuar deliberadamente desobedeciendo a Dios.
Es decir el pecado es un cuestión de la voluntad, el hombre es rebelde porque pone su voluntad por encima de la de Dios.
Es decir el pecado es un cuestión de la voluntad, el hombre es rebelde porque pone su voluntad por encima de la de Dios.
Cometer : (gr. poieo,4160), hacer, practicar, procurar, producir, cometer, ejecutar, ejercer, infringir la ley) El verbo habla de una acción en proceso.
Este verbo alude a la idea de hacer del pecado una práctica habitual. (como cuando entreno para un competencia deportiva) Es decir que la persona que comete pecado, es aquella que constantemente no para de hacer todo aquello que desagrada a los ojos de Dios.
Un fabrica de automóviles, los produce en serie, uno detrás de otro, en el que comente pecado, es aquel que continuamente lo esta haciendo (el esposo que le levanta tarde.)
LBA Todo el que practica el pecado, practica también la infracción de la ley, pues el pecado es infracción de la ley.
Producir, ejecutar, ejercer el pecado, es una acción deliberada en contra de la Ley de Dios.(Biblia). Es una desafio descarado a no acatar su voluntad en nosotros.
Quien aquel dedica a producir, ejecutar, a ejercer pecado esta hiendo contra de todo el orden que Dios a establecido en su creación.
Quien aquel dedica a producir, ejecutar, a ejercer pecado esta hiendo contra de todo el orden que Dios a establecido en su creación.
Cometer un pecado es lo mismo que descuidar por completo poner por obra la Palabra de Dios.
Y es que para el mundo el pecado tiene su definición propia. Para mucha gente el pecado es un hecho malo, pero es picardía.
En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.
Thompson, F. C., & Jauchen, J. S. (1987). Biblia de referencia Thompson: Notas (p. 1449). Miami, FL: Editorial Vida.
Es mas es hasta algo gracioso con lo que se pueden hacer bromas y chistes. Llegan a opinar que no debería de tomarse con tanta seriedad.
(A comer, a bailar y a gozar, porque este mundo se va a acabar), en los programas de televisión pintan que el infierno es un lugar muy divertido, donde hay música, ambientes, diversión, etc.)
El pensamiento del necio es pecado, Y abominación a los hombres el escarnecedor.
Thompson, F. C., & Jauchen, J. S. (1987). Biblia de referencia Thompson: Notas (p. 1449). Miami, FL: Editorial Vida.
Otros piensan que el pecado es una imperfección o una debilidad humana por algun defecto psicológico.(Es que es golpeador, porque vivió en un lugar así, bajo esa influencia, esa no es su culpa, no es ladrón es cleptómano, no lo juzgues esta enfermo, hay que llevarlo con el especialista)
Y otros llaman a su pecado ahora error, preferencia sexual,diversidad, tolerancia, mente abierta.
NTV  Cambiaron la verdad acerca de Dios por una mentira. Y así rindieron culto y sirvieron a las cosas que Dios creó pero no al Creador mismo, ¡quien es digno de eterna alabanza! Amén. 26 Por esa razón, Dios los abandonó a sus pasiones vergonzosas. Aun las mujeres se rebelaron contra la forma natural de tener relaciones sexuales y, en cambio, dieron rienda suelta al sexo unas con otras. 27 Los hombres, por su parte, en lugar de tener relaciones sexuales normales, con la mujer, ardieron en pasiones unos con otros. Los hombres hicieron cosas vergonzosas con otros hombres y, como consecuencia de ese pecado, sufrieron dentro de sí el castigo que merecían.
Y otros llaman a su pecado ahora error, preferencia sexual,diversidad, tolerancia, mente abierta, progresismo, etc.
Pero el pecado no es ni algo inocente, ni algo para hacer bromas o chistes, tampoco una debilidad, alguna imperfección humana o un un error, sino que el pecado es una seria ofensa contra Dios.
Es un descuido deliberado de su Ley divida y una violación flagrante de a misma.
Cuando pecamos, estamos diciendo a Dios con nuestras acciones que lo que el ha establecido no es suficiente, que nosotros podemos hacerlo mejor, que nuestro conocimiento, es mas alto.
Es una afrenta directa contra Dios, es una expresión de enemistad y de alineación contra todo lo que Dios aborrece, y por lo tanto merece su ira Santa.
Cada vez que pecamos y vamos contra lo que Dios estableció, pecar es quebrantar su ley. (como ir en una avenida rebasando todos limites de seguridad aprobados).
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción (quebrantar, vivir en contra, ir en contra, desobedecer) de la ley.
Y es que el pecado mismo es un rechazo deliberado de las normas de Dios y de Dios mismo para darle paso a mis propios deseos.
No es simplemente un comportamiento atrevido, sino que su propia esencia es la rebelión.
Infracción = > (gr. anomia, 458),ilegalidad, violación de la ley, maldad, impiedad iniquidad,transgresión.
, violación de la ley, maldad, impiedad iniquidad,transgresión.
Es un rechazo a toda ley, es la expresión de la propia voluntad en total rebeldía contra toda otra, es vivir a espaldas de la voluntad de Dios.
Una pequeña iba en el auto con su padre, ella decidió ponerse en el asiento delantero y ponerse de pie, su padre le pido que se sentara y se abrochara el cinturón, ella se nego en dos ocaciones. “Si no te sientas voy a detener el auto y te voy a dar una corrección” dijo el padre, la niña se sentó y se coloco el cinturón, pero bastaron unos minutos después ella dijera en voz baja, “Papá, todavía estoy parada por dentro”.
La actitud interna del pecador es de rebeldía, no importa cuál sea su accionar exterior. Esta actitud es la esencia del pecado.
Es la insubordinación contra Dios, querer la propia vía, y rechazar reconocer al Señor como Soberano de derecho. Es poner la propia voluntad por encima de la voluntad de Dios. Es una oposición directa al Dios Viviente que tiene todo el derecho a ser obedecido.
Cada vez que desobedecemos a las Escrituras, (Dejar la murmuración en la iglesia, cada vez que tu defiendes tus derechos por encima de la palabra de Dios, esposo vs esposa, Padres vs Hijos, en tu trabajo, en el negocio, una relación ilícita, etc), estamos poniendo nuestra propia voluntad por encima de la Dios.
esta actitud es la esencia del pecado.
Es posible tener pecado aunque no haya ley. El pecado entro en el mundo después de la desobediencia de Adán en el huerto, el tenían un mandato claro, sin embargo después de el y hasta la llegada de la ley con Moises, lo hombres siguieron pecando, de tal modo que Dios determino acabar con todos lo creado por medio del diluvio.
La mayoría de las versiones traducen en la ultima parte de versículo 4 el pecado es infracción de la ley. Sin embargo no es totalmente exacto.
¿Que es el Pecado?
5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.
Pecado = (gr, jamaratia, 266), literalmente es errar en el blanco, sin embargo en el contexto del NT, es un termino más inclusivo de distorsión moral, es el quebrantamiento de una norma, es decir de una Ley que Dios ha dado.
Aqui Juan esta hablando claramente de la primera aparición del Señor Jesús en la tierra.
El proposito del evangelio no se encuentra en hacernos ricos, famosos, prósperos, que no estemos enfermos, sino que nuestros pecados fueran quitado de una vez y para siempre para restaurar la relación de Dios con el hombre que fue rota por causa del pecado.
Por esa razón es que Cristo Jesús vino a la tierra.
PDT  Porque el Hijo del hombre vino a buscar a los perdidos y a salvarlos.
Jesús tenía muy claro cual era el propósito del Padre en su encarnación. El hombre estaba alejado totalmente de Dios, y la unica forma de acercarnos a él, es que Dios mismo nos buscará (No hay ni uno que busque a Dios &
El Plan de Dios no solamente consistía en buscar al hombre, sino también en salvarlo de la condenación eterna derivada de su rebeldía abierta contra su ley.
NIV Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo; 10 y ahora lo ha revelado con la venida de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien destruyó la muerte y sacó a la luz la vida incorruptible mediante el evangelio.
El amor y la compasión de Dios se juntaron en la persona de Jesucristo quien por medio de su muerte nos salvo de la condenación eterna a todos aquellos que hemos puesto nuestra fe en él, aquellos que hemos reconocido nuestra debilidad y que nos hemos acercado a el con arrepentimiento verdadero y fe.
Por esa enorme salvación que Cristo pago en la cruz, es que somos tambien llamados a vivir una vida santa, es decir una vida apartada de las ideologías, de las costumbre, las prácticas del mundo, a dejar de a un lado la vida de pecado, dejar a un lado aquellas amigas (os) que no son correctos, el pecado ya no tiene por que enseñorearse del creyente.
5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.
Para que el sacrificio de Jesús fuera acepto delante del Padre, tenia que ser perfecto, es decir sin defecto. (esto lo sabía Israel, porque Dios no aceptaba ningún sacrificio defectuoso).
Al que no conoció (Jesús) (cometió, relación, intimidad, nunca hubo, nunca tuvo) pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Es decir que en Jesús, Dios es Padre se proveyó de un cordero perfecto para el sacrificio por los pecados de todos los hombres. ( He aqui el cordero de Dios que quita el pecado del mundo)
Cristo quita los pecados, de una vez y para siempre, porque el mismo es impecable. Solamente Cristo es impecable (libre de pecado), por eso nadie mas puede quitar el pecado de una persona.
siervo, para vivir una vida aqui entre nosotros,
Es por lo que Jesús logró en la Cruz, que hoy nosotros podemos vivir justificado, podemos tener la victoria sobre el pecado, es por Jesús que somos justos ante los ojos de Dios, y que no temeos excusas para que el pecado gobierne en nuestra vida.
Al dejar su trono en los cielos para vestirse de siervo, para vivir una vida aqui entre nosotros,
Donald G. Bloesch: “Cristo no solamente paga el castigo por el pecado, sino que hace más de lo que se requiere: él acepta ante sí al pecador, adoptando a dicha persona en su familia como hermano o hermana”.
Es por lo meritos de Jesus que aora formamos parte de la familia de Dios. por su Justicia, es que Dios nos ve justos.
Es en Jesús en quien tenemos al intercesor perfecto por que tambien padeció cuando estuvo en esta tierra vestido de hombre.
NTV Nuestro Sumo Sacerdote (Jesús) comprende nuestras debilidades (flaquezas), porque enfrentó todas y cada una de las pruebas que enfrentamos nosotros, sin embargo él nunca pecó. 16 Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.
Nueva Traducción Viviente. (2009). (). Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, Inc.

15 Nuestro Sumo Sacerdote comprende nuestras debilidades, porque enfrentó todas y cada una de las pruebas que enfrentamos nosotros, sin embargo él nunca pecó. 16 Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

sin pecado.
Por lo tanto un cristiano verdadero, no puede (debe) persistir en el pecado, no pude decir es que no puedo dejar de decir malas palabra, es que no puedo dejar de robar, o de adulterar o de hacer trampas, Si Dios a puesto su nueva naturaleza en nosotros, no tenemos pretexto.
Somos presa del pecado, por causa de nuestra falta de constancia en la relación con el, pero el nos compre, y en el podemos encontrar ayuda en aquellos momentos de debilidad.
Por lo tanto un cristiano verdadero, no puede (debe) persistir en el pecado, Persistir en una vida pecaminosa, es negar totalmente el propósito por el cual el Señor Jesús vino al mundo.
Es en el trono de Jesús donde podemos encontrar socorro para cuando estamos perdiendo los estribos, cuando estamos siendo tentados a fraudear, a engañar a hacer trampa en el examen .
Persistir en una vida pecaminosa, es negar totalmente el propósito por el cual el Señor Jesús vino al mundo.
Si conocemos la persona de Cristo y hemos participado de la bendición resultado de su muerte, no podemos desobedecer deliberadamente a Dios.
Un cristiano no puede pr
Toda la obra de la cruz se rechaza cuando alguien que profesa ser creyente practica deliberadamente el pecado.
NVI  ¿Qué concluiremos? ¿Vamos a persistir en el pecado para que la gracia abunde? ¡De ninguna manera! Nosotros, que hemos muerto al pecado, ¿cómo podemos seguir viviendo en él?
Wiersbe, W. W. (1994). Genuinos en Cristo: Estudio Expositivo de la Primera Epístola de Juan (p. 100). Sebring, FL: Editorial Bautista Independiente.
Un verdadero cristiano no puede persistir pecando porque eso significaría una negación contundente de Aquel que lo salvo.
Si hemos realmente muerto al pecado y resucitados con Cristo Jesús nuestra vida debe dar evidencia de que ya no vivimos más bajo el yugo del pecado, no somos mas siervos de la injusticia, sino al contrario siervos de la justicia de Dios.
NTV  No permitan que el pecado controle la manera en que viven; no caigan ante los deseos pecaminosos. 13 No dejen que ninguna parte de su cuerpo se convierta en un instrumento del mal para servir al pecado. En cambio, entréguense completamente a Dios, porque antes estaban muertos pero ahora tienen una vida nueva. Así que usen todo su cuerpo como un instrumento para hacer lo que es correcto para la gloria de Dios
Juan hace un cambio en el tono de la carta con el propósito de sacar a la luz aquellas falsas enseñanzas que estan inundando la iglesia.
13 No dejen que ninguna parte de su cuerpo se convierta en un instrumento del mal para servir al pecado. En cambio, entréguense completamente a Dios, porque antes estaban muertos pero ahora tienen una vida nueva. Así que usen todo su cuerpo como un instrumento para hacer lo que es correcto para la gloria de Dios
El cristiano que esta entrega por completo a Cristo, lucha todos los días porque sabe que si se descuida puede volver a pecar, no debe permitir que el pecado lo gobierne, en cambio si descuidamos nuestra comunión, si abandonamos al Señor, podemos comenzar a dejar que una vez mas el pecado nos controle y terminemos abandonando al Señor apostatando.
La enseñanza gnóstica de la dualidad filosófica, donde veían a la materia como mala en si misma y en consecuencia, cualquier pecado en el mundo físico, era insignificante.
El cristiano que esta entrega por completo a Cristo, lucha todos los días porque sabe que si se descuida puede volver a pecar, no permite que el pecado lo gobierne, y si peca, recurre al Señor en confesión y arrepentimiento, porque ese su nuevo patrón de vida.
Es nuestro deber cuidar que nuestros miembros sirvan a la justicia de Dios, cuidar lo que vemos en la internet, el la TV, lo que hablamos en la redes, lo que nos permitimos murmurar de los hermanos o los líderes de la iglesia, los lugares que visitamos con nuestros pies, las cosas que nuestras manos tocan, etc.
En lugar de ello entreguemos completamente al Señor y sirvamos con diligencia a Dios, en la predicación con mis vecinos mis compañeros de trabajo, mi familia, en la participación en mi igleisa local donde Dios me ha sembrado, dando clases, cantando limpiando, siendo un buen mayordomo de mis finanzas, etc.
Por tal razón cualquier de nosotros debe examinarse a la luz de este pasaje en el que Juan, expone 4 razones por las cuales un creyente verdadero no puede practicar el pecado en forma habitual en su vida.
El creyente nacido de nuevo, tiene una especie de alarma contra el pecado habitual en su vida, es parte de su nueva naturaleza.
El creyente nacido de nuevo, tiene una especie de alarma contra el pecado habitual en su vida, es parte de su nueva naturaleza.
Hay un realidad que como cristianos no debemos perder de vista, y
Como podemos ver que Juan habla de estas dos clases de personas,
El ES nos esta redarguyendo constantemente sobre aquellas cosas que sabemos que no son agradables a Dios.
La práctica del pecado en la vida de los creyentes es totalmente contraria a la obra de Cristo.
5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.
La oración esta escrita en tiempo presente, lo que indica que Cristo es y será siempre sin pecado. Es decir que Jamás ha habido en el algun principio de pecado.
El Hijo de Dios (Jesucristo); no tiene pecado, por lo tanto, el creyente si tiene la nueva naturaleza de Dios ( )entonces debe oponerse al pecado con todas sus fuerzas y luchar por la santidad todos los días en su vida.
Cualquier de nosotros debe examinarse a la luz de este pasaje en el que Juan, expone 4 razones por las cuales un creyente verdadero no puede practicar el pecado en forma habitual en su vida.

isDGFsdgfsD

II. Es incompatible con la Obra de Cristo.

Un rasgo distintivo de un hijo de Dios deber que es libre del gobierno del pecado. Si el cristiano vive una vida de pecado, su posición como hijo de Dios, carece de valía.

III. Cristo vino a destruir la obra del diablo.

6 Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido.

IV. Es incompatible con la nueva naturaleza del creyente.

Juan utiliza este pasaje para realizar un contraste, por aqui podemos ver a las dos clases de hombres que existen sobre la tierra, (a) Aquellos que ha dejado la vida de pecado y que ahora ha rendido su vida a los pies de Cristo, (b) el incrédulo, quien por vivir en el pecado, no a visto ni a conocido a Jesús.
Juan resalta dos cualidades en el nacido de nuevo, permanecer, no pecar.
Y es que el verdadero discípulo es una persona que vive en Cristo toda su vida, no solamente cuando viene a la reunión, o cuando se encuentra a sus hermanos en el super, sino que en su trabajo, cuando esta solo frente su computadora, cuando esta en su hogar con sus hijos y su esposa, vive en Cristo, vive para agradarle, vive para servirle, vive para honrarle.
No solo sabe los pasajes de las escrituras y los recita de memoria (que es muy bueno), sin embargo más alla de eso, sino que los aplica en su vida diaria, es decir su vida es una vida de obediencia .
NTV Podemos estar seguros de que conocemos a Dios si obedecemos sus mandamientos. 4 Si alguien afirma: «Yo conozco a Dios», pero no obedece los mandamientos de Dios, es un mentiroso y no vive en la verdad; 5 pero los que obedecen la palabra de Dios demuestran verdaderamente cuánto lo aman. Así es como sabemos que vivimos en él. 6 Los que dicen que viven en Dios deben vivir como Jesús vivió.
Permanecer en Cristo significa estar en comunión con él, no permitir que nada se interponga entre Cristo y nosotros.
Jesús mientras estuvo aqui en la tierra, estuvo sometido en obediencia al Padre en todos los aspectos de su vida, incluida la cruz, el podía asegurar con toda certeza conocía (ginosco) a Dios, pues su vida daba fruto de esa obediencia.
La permanecía en Dios es sinónimo de obediencia. Y eso no significa el que el creyente es perfecto y nunca peca, ya que una posición asi tambien sería mentira delante de Dios.
Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad
Sin embargo, el creyente verdadero puede caer en pecado ocasionalmente (enojo, ira, orgullo, etc), pero si confiesa su pecado delante de Cristo, tambien es cierto que recibe perdón divino y es limpiado de todas sus injusticias.
Sin embargo Juan no esta hablando aqui, actos aislados de pecado por parte del creyente; sino de una conducta continua, de hábitos, de conductas que lo caracterizan.
No quiere decir que cuando el creyente comente un acto aislado de pecado pierde su salvación, Mas bien el hecho que una persona peque habitualmente, refleja que esa persona ha sido regenerada.
No hay una regla que diga que tan habitual pudiera ser el pecado en nuestra vida o con que frecuencia eso debería ser una característica del creyente.
Pero si las escrituras dejan en claro que el que es Santo, santifíquese más hasta la venida del Señor, por lo tanto el pecado debería ocurrir en nuestra vida cada vez con menos frecuencia.
El creyente es responsable de cuidar en su propia vida y de examinarse cada día para ver si esta caminando en la santidad que Dios demanda de cada uno de sus hijos.
6 Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido.
A diferencia de aquel que permanece con Cristo, y no peca, aquel que que continua en su vida de pecado denota la evidencia que que no tienen ninguna clase de comunión con Cristo.
El incrédulo, el que persiste en el pecado, tambien resaltan dos des virtudes; No le ha visto, ni le ha conocido.
El es quien habitualmente ha hecho del pecado un estilo de vida
 Querido amigo, no te dejes influir por ese mal ejemplo. Imita solamente lo bueno. Recuerda que los que hacen lo bueno demuestran que son hijos de Dios, y los que hacen lo malo demuestran que no conocen a Dios.
El que Goza en el pecado, no tiene fe en Cristo, aun y cuando viene a la iglesia, y aun a pesar de eso no conoce a Cristo personalmente.
Si no existe en la vida de una persona que profesa ser cristiano una alarma en contra del pecado habitual, es muy posible que esa persona este tratando de engañar a otros y a si misma pretendiendo ser cristiana, sin serlo. Lo mas seguro es que siga siendo un incrédulo.
Sigue siendo un incrédulo.

11 Querido amigo, no te dejes influir por ese mal ejemplo. Imita solamente lo bueno. Recuerda que los que hacen lo bueno demuestran que son hijos de Dios, y los que hacen lo malo demuestran que no conocen a Dios.

Related Media
Related Sermons