Faithlife Sermons

Que Hay En Tu Corazon?

La prueba  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 5,052 views
Notes
Transcript

Que hay en Tu Corazon?

¿Qué hay en tu Corazón?
Objetivo: Entender y vivir con gozo las pruebas que Dios nos manda.
Dios usa las pruebas para que saquemos lo que hay en nuestro corazón.
Texto base.
“Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.”
INTRODUCCIÓN: Una persona pide desesperadamente trabajo, pero la empresa a la que desea ingresar le niega la oportunidad, nuestro amigo, ha orado por ese trabajo, es más, tanto ha insistido, que alguien que trabaja dentro de esa empresa le ha informado que la plaza que busca está disponible.
El se ha esmerado en aprender todo lo relacionado con el puesto que busca ocupar, ha conseguido manuales, ha hecho prácticas, ha invertido tiempo, dinero y esfuerzo, pues el puesto es muy bien pagado.
Pero quien toma la decisión le dice que tiene cara de no saber nada, pero nuestro amigo le insiste: "si sé, por favor déme la oportunidad, necesito el trabajo, tengo esposa, hijos, gastos que realizar, y además lo sé todo acerca del trabajo."
Pero el futuro jefe le dice que no se le pinta como ese trabajo, que como que no encaja, como que no tiene la personalidad como para darle el puesto, así que él cristiano insiste: "hágame una prueba, se lo suplico, por favor", "hágame una prueba y le demostraré lo que sé."
Cuando finalmente se le aplicó la prueba, demostró ser la persona más capaz que jamás había solicitado el empleo y fue contratado.
¿Fue necesaria la prueba? Claro, ¿Son necesarias las pruebas? ¿Ha tenido usted pruebas? ¿Le gustan las pruebas? Dios continuamente nos prueba. ¿Se imagina que Dios nos catalogara por nuestra cara, por nuestro cuerpo o por el día en que nacimos?
Y podríamos pensar, ¡para que probarnos! ¿no se supone que Dios lo sabe todo? Y efectivamente así es, pero quiere que nosotros nos demos cuenta o hagamos conciencia de lo que hay dentro de nosotros, lo irónico es que muchas veces hasta la gente que nos rodea se da cuenta de lo que realmente somos, y nosotros ni por enterados, y creo que por eso sin importantes las prueba.
Lo mismo ocurre con nuestra salud, podemos decir que es la mejor, que nos sentimos bien, que nos alimentamos mejor que nadie, pero hasta que nos se hacen exámenes de laboratorio, es que sabemos lo que hay dentro de nosotros.

ÁREAS EN LAS QUE DIOS NOS PRUEBA

Fe

El área más probada, claro, porque la vida cristiana se vive mediante la fe, todo decimos tener mucha fe, hasta de sobra, y se nos olvida que no se requiere mucha cantidad, sino usar la medida que todos recibimos, y la escritura nos dice que si tuviéramos esta fe del tamaño de un grano de mostaza haríamos grandes cosas. Lo interesante es que al probarse nuestra fe, Dios espera algo más de cada uno de nosotros.
Estas pruebas de FE a su vez tienen 3 propósitos.
a) “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce PACIENCIA”
b) Para producir gozo y paciencia. La paciencia es compañera inseparable de la fe, ¿por qué? “Porque la fe es la certeza de lo que se ESPERA...” ()
La paciencia es la capacidad de esperar lo que se desea mucho sin perturbación del ánimo.
c) “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, ESPERANZA”
OSEA QUE NOS ENSEÑARÁ A SER PACIENTES PARA LA ESPERA YA QUE TENDREMOS ESPERANZA
Es difícil regocijarnos en las tribulaciones, no puedo imaginarme a alguien o a mi mismo ¡Estoy feliz, contentísimo por que la estoy pasando bien mal, tengo problemas, se me está apaleando, etc., etc.! sin embargo, el dejarlas ante Dios nos dará la paz necesaria para obtener esa paciencia que a la vez nos da la esperanza de salir adelante y por consiguiente la prueba será mas fácil de llevar.
La fe es algo invaluable, pero es algo que nosotros tenemos que llevar a cabo, ya que no depende de Dios, El pone los recursos, pero el que la ejerzamos depende absolutamente de nosotros.
Fíjense que maravillosos ejemplos tenemos en los siguientes versículos:
“Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor. Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho.”
Y sucederá efectivamente si usted pasa la prueba de la fe.
“Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.”
Y la pregunta obligada seria, Y que hay en tu corazón, como respondes a esa FE?

JUSTICIA

Todos clamamos por justicia, pero ¿somos justos? Dios nos prueba, de tal forma que tenemos la oportunidad de ser justos o injustos.
“Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, vea yo tu venganza de ellos; porque a ti he encomendado mi causa.”
Dios nos quiere defender y proteger, pero hay momentos en que queremos actuar por nuestra cuenta, con nuestro intelecto y sentir del momento y no esperando que sea El el que meta la mano antes las circunstancias, cuando lo hacemos de esta manera muy probablemente estamos quitando la oportunidad de que verdaderamente la justicia sea hecha y cuando hay enojo en nosotros muy difícilmente podemos actuar con justicia.
¿Consecuencias posteriores? Por supuesto que sí, ya que nuestro sentir humano nos gano, pidamos dirección ya sea para que Dios actúe o nos muestre la mejor manera de hacerlo. Y volvemos a dar énfasis Qué hay en su corazón?

SERVICIO

El servicio debe ser probado, para conocer la calidad, la integridad, la sinceridad y el compromiso con Dios.
Leamos como lo vuelca Pablo,
“Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro; porque cada uno llevará su propia carga.”
Y ¿qué hay cuando queremos servir?
“Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles.”
Y podríamos preguntarnos:
* ¿QUÉ CLASE DE COMPROMISO TENEMOS ANTE DIOS?
* ¿QUÉ CLASE DE SERVIDOR SOY?
* ¿POR QUÉ ESTOY SIRVIENDO?
* ¿QUÉ BUSCO?
Preguntas por demás interesantes y que están en la intimidad de Dios y nosotros, pero seamos veraces al momento de contestarnos. ‘Probablemente nos llevemos alguna sorpresa”
Ahora bien si confío, sirvo a Dios, ¿hasta dónde estoy dispuesta a dar “Obediencia”?
“Porque también para este fin os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois obedientes en todo.”
Es la esencia de las pruebas, para crecer en santidad. Recuerde que el amor a Dios se muestra con la obediencia. A usted ¿le resulta pesado o difícil obedecer a Dios? ¿Busca pretextos para no hacer lo que Él dice?
Dos ejemplos claros:
- Abraham cuando Dios le pide que sacrifique a Isaac.
- Moisés con el pueblo de Israel.
Tenemos grandes recompensas siempre de parte de Dios, y nos dice una vez más en 2 Cort. 7:15 “Y su cariño para con vosotros es aun más abundante, cuando se acuerda de la obediencia de todos vosotros de como lo recibiste con temor y temblor.”
Además, en nuestra obediencia que ya de por sí nos beneficia, Dios nos prueba por ello también. Y hemos visto una y otra vez que cada vez que el nos pide algo, siempre nos recompensara por actuar conforme a su voluntad.

AMOR

Y qué hay del amor, tendremos pruebas atreves de ello?
Dios mira la sinceridad de nuestro amor al prójimo y a Él mismo. Hay gente que ama y deja la vida en el camino por ello y hay otras gentes que fingen amar para obtener beneficios propios. no veamos la apariencia de la persona, sino a Cristo que mora en ella, no veamos el mal que nos ha hecho, sino el perdón que Dios otorga a cada uno de nosotros, lo que nos llevara a tener un amor incondicional y nuestra vida estará en paz.
Nuestro tan conocido texto de 1 Cort. 13:4-8 (parafraseando) El AMOR es sufrido, benigno (no es venenoso o perjudicial), no es envidioso, ni jactancioso, no hay vanidad, no hace el mal, no busca su propio interés, ni se enoja, ni es rencoroso. Se goza en la verdad. El amor sufre, todo lo cree, lo espera y lo soporta y ADEMAS nunca dejara de ser, por qué? Porque Dios es la misma esencia del amor 1Juan 4:7-12
Y ¿cuánto hay de esto en nuestro corazón?
Y todo esto nos llevara por consiguiente y con mucha facilidad a vivir una vida en:
SANIDAD
Y qué hay de la santidad, que tan importante es para nuestra vida? De primera instancia podemos decir que sin Santidad nadie podrá ver a Dios ().
Después podemos agregar que debemos de ser imitadores de Dios mismo “...Como aquel que os llamo a ser Santos, ... sed santos porque Yo soy santo.”
Pero también leemos:
“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.”
Tenemos premio también por esto, que Dios tan increíble tenemos, nos dará la corona de la vida.
Y vemos que la FE, JUSTICIA, SERVICIO, ABEDIENCIA Y AMOR van tomados de la mano y que al tomarnos nosotros junto con ellas nuestras vidas no solamente caminaran en armonía con nuestro Dios y Señor, sino que nos garantiza una vida en paz, esa Paz que sobrepasa todo entendimiento.
¿Qué podemos concluir? No huya de las pruebas, son necesarias, no se queje de ellas, mejor prepárese para superarlas.
No se preocupe tanto Dios se encargara, más bien cuide su corazón, para que salga de él lo bueno, y que al final de la prueba usted tenga una felicitación, de parte de Dios.
¿Sabe Ud. cómo esta su corazón?, ¿qué es lo que hay que modificar, lo que tenemos que anexar o simplemente permitir que Dios lo haga crecer?
Dese la oportunidad de ser transformado, de ser alimentado por parte de nuestro Señor y Dios. Y poder declarar todos juntos:
“Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.”
AMEN
Related Media
Related Sermons