Faithlife Sermons

¿Creyente o Incrédulo? No veo la diferencia

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1,056 views

¿Por qué hay creyentes que se comportan o se conducen igual o peor que muchos no creyentes?

Notes
Transcript
¿Creyente o Incrédulo? No veo la diferencia

Introducción:

¿Por qué hay creyentes que se comportan o se conducen igual o peor que muchos no creyentes?
“Yo conozco gente en el mundo que son mejores personas que muchas personas dentro de las iglesias”
“Las iglesias están llenas de gente hipócrita…Al menos en el mundo hay gente más auténtica”

PARA ESO TENEMOS QUE DIFERENCIAR:

· ¿VERDADERO creyente? O ¿Alguien que DICE creer, pero dentro de sí no lo es?
· NO CREYENTE o INCRÉDULO: o el que DICE ser creyente, pero dentro de sí no lo es:
Separado de Dios
Muerto en Vida
No tiene una relación REAL con el Dios verdadero
Pared que separa de Dios
El pecado reina sobre su vida
Su visión del mundo, su comportamiento, su manera de expresarse y conducirse, su sentido de la moralidad y de lo que es el bien y el mal está dictado por su condición de PECADO y SEPARADO DE DIOS
Su visión del mundo, su comportamiento, su manera de expresarse y conducirse, su sentido de la moralidad y de lo que es el bien y el mal está dictado por su condición de PECADO y SEPARADO DE DIOS
Falsa noción de las ‘buenas obras’
Su sentido de ‘espiritualidad’ es superficial y centrado en sí mismo
Indiferencia a todo lo relacionado con DIOS
Él/Ella es su propio Dios
Incapaz de reconocer su propio pecado
Pecado | Separación de Dios
Confrontar nuestra condición de pecado

CREYENTE VERDADERO:

JUSTIFICACIÓN - OBRA DE DIOS
· Beneficiario de la obra redentora de Dios en Cristo Jesús - REDENCIÓN
Es UNO con Dios
La pared que le separaba de Dios fue derribada
Ha sido hallado JUSTO delante de Dios
Su pecado fue CUBIERTO y PAGADO en LA CRUZ
El Espíritu Santo vive DENTRO de esa persona
Enseñanza
§ Enseñanza
Recordando y trayendo a la memoria
§ Recordando y trayendo a la memoria
Convicción
§ Convicción
El Espíritu Santo nos hace capaces de reconocer…
· El Espíritu Santo nos hace capaces de reconocer…
o DONDE HEMOS QUEDADOS CORTOS DE LA MARCA
DONDE HEMOS QUEDADOS CORTOS DE LA MARCA
NUESTRA NECESIDAD
o NUESTRA NECESIDAD
o NUESTRA INSUFICIENCIA
NUESTRA INSUFICIENCIA
NUESTRO PECADO
o NUESTRO PECADO
§ Empoderamiento
Empoderamiento
Dones
§ Dones
Participante de LA VIDA
o Participante de LA VIDA
Aún así…¿Por qué hay creyentes – VERDADEROS - que se comportan o se conducen igual o peor que muchos no creyentes?
· A través de las Escrituras vemos a Dios yendo en pos de su pueblo
· Ese pueblo que fue LLAMADO y ESCOGIDO POR DIOS
Jeremías 13.1–11 RVR60
1 Así me dijo Jehová: Ve y cómprate un cinto de lino, y cíñelo sobre tus lomos, y no lo metas en agua. 2 Y compré el cinto conforme a la palabra de Jehová, y lo puse sobre mis lomos. 3 Vino a mí segunda vez palabra de Jehová, diciendo: 4 Toma el cinto que compraste, que está sobre tus lomos, y levántate y vete al Eufrates, y escóndelo allá en la hendidura de una peña. 5 Fui, pues, y lo escondí junto al Eufrates, como Jehová me mandó. 6 Y sucedió que después de muchos días me dijo Jehová: Levántate y vete al Eufrates, y toma de allí el cinto que te mandé esconder allá. 7 Entonces fui al Eufrates, y cavé, y tomé el cinto del lugar donde lo había escondido; y he aquí que el cinto se había podrido; para ninguna cosa era bueno. 8 Y vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 9 Así ha dicho Jehová: Así haré podrir la soberbia de Judá, y la mucha soberbia de Jerusalén. 10 Este pueblo malo, que no quiere oír mis palabras, que anda en las imaginaciones de su corazón, y que va en pos de dioses ajenos para servirles, y para postrarse ante ellos, vendrá a ser como este cinto, que para ninguna cosa es bueno. 11 Porque como el cinto se junta a los lomos del hombre, así hice juntar a mí toda la casa de Israel y toda la casa de Judá, dice Jehová, para que me fuesen por pueblo y por fama, por alabanza y por honra; pero no escucharon.
Obra de Dios
Llamado:
Éxodo 19.6 RVR60
6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.
– Reino de sacerdotes y gente santa
– Reino de sacerdotes y gente santa
Redención: Obra de la Cruz
Reconciliación

SIN LA OBRA JUSTIFICADORA DE DIOS NO PUEDE HABER EL PROCESO DE SANTIFICACIÓN

Proceso de Santificación
Jeremías 13.1–11 RVR60
1 Así me dijo Jehová: Ve y cómprate un cinto de lino, y cíñelo sobre tus lomos, y no lo metas en agua. 2 Y compré el cinto conforme a la palabra de Jehová, y lo puse sobre mis lomos. 3 Vino a mí segunda vez palabra de Jehová, diciendo: 4 Toma el cinto que compraste, que está sobre tus lomos, y levántate y vete al Eufrates, y escóndelo allá en la hendidura de una peña. 5 Fui, pues, y lo escondí junto al Eufrates, como Jehová me mandó. 6 Y sucedió que después de muchos días me dijo Jehová: Levántate y vete al Eufrates, y toma de allí el cinto que te mandé esconder allá. 7 Entonces fui al Eufrates, y cavé, y tomé el cinto del lugar donde lo había escondido; y he aquí que el cinto se había podrido; para ninguna cosa era bueno. 8 Y vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 9 Así ha dicho Jehová: Así haré podrir la soberbia de Judá, y la mucha soberbia de Jerusalén. 10 Este pueblo malo, que no quiere oír mis palabras, que anda en las imaginaciones de su corazón, y que va en pos de dioses ajenos para servirles, y para postrarse ante ellos, vendrá a ser como este cinto, que para ninguna cosa es bueno. 11 Porque como el cinto se junta a los lomos del hombre, así hice juntar a mí toda la casa de Israel y toda la casa de Judá, dice Jehová, para que me fuesen por pueblo y por fama, por alabanza y por honra; pero no escucharon.
Transformación
Formación
1. Cinturón de lino
a. Lino – usado en las vestiduras sacerdotales
b. – un reino de sacerdotes y gente santa
2. Eufrates: Babilonia
a. 300 millas de Jerusalen
b. Caminando
3. Vestidura de lino como prenda al cuerpo
a. Dios prendado a Judá
b. PERO, en su lugar, Judá de adhirió a los baales

Resultado del pecado: Conciencia cauterizada

Advertencia –

1 Timoteo 4.1–5 RVR60
1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; 2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, 3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. 4 Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; 5 porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.
Insensibles a la voz de Dios
· Insensibles a la voz de Dios
Pecado sin confesar
· Pecado sin confesar
Endurecimiento
o Endurecimiento
Buscar justificaciones al pecado
o Buscar justificaciones al pecado
La vanidad y los afanes de la vida
· La vanidad y los afanes de la vida
Las distracciones del mundo
· Las distracciones del mundo
Resabios de nuestra vida ANTES de la conversión
· Resabios de nuestra vida ANTES de la conversión
Racismo
o Racismo
Manera de hablar
o Manera de hablar
Prepotencia – orgullo
o Prepotencia – orgullo
Sentido de autosuficiencia
o Sentido de autosuficiencia
Apocalipsis 2 RVR60
1 Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto: 2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. 6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. 7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios. 8 Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: 9 Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. 10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. 11 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte. 12 Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto: 13 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. 14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. 15 Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco. 16 Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. 17 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe. 18 Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: 19 Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. 20 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. 21 Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. 22 He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. 23 Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. 24 Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; 25 pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. 26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, 27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; 28 y le daré la estrella de la mañana. 29 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

PELIGRO - Para el cristiano que conoce las Escrituras

Apocalipsis 2.1–7 RVR60
1 Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto: 2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. 6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. 7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.
Pérdida del fervor original (cuando recibimos al Señor)
Cuando se deja de arrastrar
En el borde (con un pie dentro y otro fuera)
· En el borde (con un pie dentro y otro fuera)
Se vuelve insensible – solo se escucha a si mismo
· Se vuelve insensible – solo se escucha a si mismo
“El Señor me mostró….me reveló”
o “El Señor me mostró….me reveló”
Ya no es capaz de escuchar la Palabra en los demás
o Ya no es capaz de escuchar la Palabra en los demás
Memoria selectiva
o Memoria selectiva
o Utiliza las Escrituras para justificarse y para manipular a los que no sean como el/ella
Utiliza las Escrituras para justificarse y para manipular a los que no sean como el/ella
Si la persona está en liderazgo – PEOR AÚN porque tiende a SUBYUGAR a cualquiera que no esté a su estatura o nivel de madurez.
· Si la persona está en liderazgo – PEOR AÚN porque tiende a SUBYUGAR a cualquiera que no esté a su estatura o nivel de madurez.
Ensoberbecimiento
Orgullo
Jeremías 13.9 RVR60
9 Así ha dicho Jehová: Así haré podrir la soberbia de Judá, y la mucha soberbia de Jerusalén.
VERSO 8 – “Pudriré el orgullo de Judá y Jerusalén”
PROPÓSITO:

PROPÓSITO:

RESTAURAR NUESTRA CONCIENCIA CAUTERIZADA A FIN DE SER RECONCILIADOS CON DIOS

Jeremías 24.6–7 RVR60
6 Porque pondré mis ojos sobre ellos para bien, y los volveré a esta tierra, y los edificaré, y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré. 7 Y les daré corazón para que me conozcan que yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón.
No para destruirnos o para ser desechados…
No para condenación…
RESTAURAR NUESTRA CONCIENCIA CAUTERIZADA A FIN DE SER RECONCILIADOS CON DIOS
Enfatizar Versos 6 y 7 - Reconciliar
Higos buenos (Verdaderos Creyentes)
Higos malos (los que profesan pero no son)
Jeremías 24 RVR60
1 Después de haber transportado Nabucodonosor rey de Babilonia a Jeconías hijo de Joacim, rey de Judá, a los príncipes de Judá y los artesanos y herreros de Jerusalén, y haberlos llevado a Babilonia, me mostró Jehová dos cestas de higos puestas delante del templo de Jehová. 2 Una cesta tenía higos muy buenos, como brevas; y la otra cesta tenía higos muy malos, que de malos no se podían comer. 3 Y me dijo Jehová: ¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Higos; higos buenos, muy buenos; y malos, muy malos, que de malos no se pueden comer. 4 Y vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 5 Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Como a estos higos buenos, así miraré a los transportados de Judá, a los cuales eché de este lugar a la tierra de los caldeos, para bien. 6 Porque pondré mis ojos sobre ellos para bien, y los volveré a esta tierra, y los edificaré, y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré. 7 Y les daré corazón para que me conozcan que yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón. 8 Y como los higos malos, que de malos no se pueden comer, así ha dicho Jehová, pondré a Sedequías rey de Judá, a sus príncipes y al resto de Jerusalén que quedó en esta tierra, y a los que moran en la tierra de Egipto. 9 Y los daré por escarnio y por mal a todos los reinos de la tierra; por infamia, por ejemplo, por refrán y por maldición a todos los lugares adonde yo los arroje. 10 Y enviaré sobre ellos espada, hambre y pestilencia, hasta que sean exterminados de la tierra que les di a ellos y a sus padres.

Santificación

2 Corintios 3 RVR60
1 ¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros? 2 Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres; 3 siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. 4 Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; 5 no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, 6 el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. 7 Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, 8 ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? 9 Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. 10 Porque aun lo que fue glorioso, no es glorioso en este respecto, en comparación con la gloria más eminente. 11 Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece. 12 Así que, teniendo tal esperanza, usamos de mucha franqueza; 13 y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido. 14 Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado. 15 Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. 16 Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. 17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. 18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.
Trato de Dios:
El Espíritu Santo nos anhela celosamente ()
El Espíritu Santo nos guía a toda verdad y nos recordará ()
Oseas 2.14 RVR60
14 Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón.
Oseas -
Obra de Dios:
Por Su obra…hemos sido reconciliados con Dios (SALVACIÓN)
Por causa de Su Obraestamos siendo santificados para Él
El Espíritu Santo nos anhela celosamente ()
El Espíritu Santo nos guía a toda verdad y nos recordará ()

Aplicación

¿Cuán preeminente es Dios en tu vida?
¿Cómo se refleja en tu modo de conducirte?
¿Se puede ver la diferencia a través de ti?
o
Eres uno mas de quien se dice: ¿Creyente o Incrédulo? No veo la diferencia
Oremos
Related Media
Related Sermons