Faithlife Sermons

Jesus el Pan de Vida No.1

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 10 views
Notes
Transcript

Introducción

Continuamos con nuestra serie de Juan y vamos a considerar la cuarta señal de Jesus, Juan ha escogido 7 Señales con el proposito de motivarnos a la fe y tengamos vida eterna.
La primera Señal fue en boda en Canaan de Galilea: Jesus convierte el agua en Vino, sucedió en un contexto privado - Pocos testigos vieron su gloria, entre ellos: Juan, Andres, Felipe, Pedro y Natanael, estuvieron presentes y vieron su gloria. Esta Señal fue como una ventana que se abrió con el proposito de mostrarnos que Jesus vino a hacer nuevas todas las cosas, lo que sigue después de las bodas de Canaan es la explicación del milagro (Nuevo templo, nuevas creaturas, nueva agua)
Esta 4 Señal también fue echa en Galilea, (Vs. 1 - Después de Esto...) es decir meses después de que Jesus defiende su identidad ante los fariseos. Aquí hay una multitud de testigos (Por lo menos 15 o 20 mil personas) pueden ver esta ventana abierta que nos revela a Jesus como el pan de vida “Suficiente para satisfacer el alma hambrienta” - Aquí Juan sigue el mismo patrón: Primero esta la Señal y desde el ver. 16 esta la explicación: En primer lugar los discípulos experimentan como Jesu es el Pan de Vida y luego la multitud es instruida por Jesus y llamada comer este pan de vida.
Esta es la mas extraordinaria de todas las señales, todos los evangelistas acuden a allá para testificar de Cristo (Mt. 14.13–21; Mr. 6.30–44; Lc. 9.10–17) Mateo y Lucas cuentan esta historia con el proposito de testificar el poder de Cristo al alimentar una multitud tan numerosa (Mateo dice 5 mil sin contar mujeres y Niños) - Marcos cuenta la historia para revelarnos el corazón compasivo del Señor (Tuvo compasión de la multitud, las vio como ovejas que no tienen pastor).
Juan testifica de este evento de una manera particular, él esta aquí interesado a mostrarnos que Jesus es el hijo de Dios y que es suficiente - Jesus es el pan de vida que descendió del cielo para traernos vida eterna.
Juan conecta el milagro con la pascua y luego narra dos eventos: Jesus viniendo a ellos sobre las aguas y el discurso de Jesus hablando de él como el pan de vida - Todo este capitulo nos habla de la suficiencia de Jesus y la señal es el pre-ambulo.
Dice Piper: “Una de las razones por las cuales Dios creó el pan (o creó el grano y el agua y la levadura y el fuego y la inteligencia humana para hacerlo), fue para que cuando Jesucristo viniera al mundo, pudiera usar el disfrute del pan y la nutrición del pan como ilustración de qué significa creer en él y ser satisfechos en él. Lo creo con todo mi corazón. El pan existe para ayudarnos a conocer cómo es estar satisfechos en Jesús..... Nada existe para sí mismo. “Todo ha sido creado por medio de El y para El” (Colosenses 1:16). Cada placer honorable que tenemos en el mundo creado está diseñado por Dios para darnos una débil muestra del cielo, y para hacernos sentir hambre por Cristo. Cada satisfacción parcial de esta vida señala hacia la satisfacción perfecta en Jesús, quien hizo el mundo.” Piper, J. (2012). Colección de sermones de John Piper. Minneapolis, MN: Desiring God.”
Vamos a estar viendo por varias semanas como es que Jesus es suficiente para satisfacer el alma humana.
Vamos a ver el milagro esta mañana y dividiré en dos partes el milagro, por un lado veremos como esta Señal pone de manifiesto la necesidad del hombre y en segundo lugar como pone de manifiesto la suficiencia de Jesus.

1. La necesidad del hombre

Jesus para este tiempo ya tenia doce discípulos: “Entonces Jesús dijo a los doce: ¿Acaso queréis vosotros iros también?” (Juan 6.67)
Habían pasado al otro lado del mar de Galilea, que para el tiempo en que Juan escribió el evangelio ya era conocido como el mar de Tiberias - su nombre se debe a que allí Herodes Antípas construyo una ciudad por el año 20 D.C. en honor a Tiberio Cesar.
Estos detalles son importantes en un testimonio, estamos hablando de lugares reales, de gente real.
Los otros evangelios nos cuentan el motivo por el que Jesus esta en este monte: “Y El les dijo*: Venid, apartaos de los demás a un lugar solitario y descansad un poco. (Porque había muchos que iban y venían, y ellos no tenían tiempo ni siquiera para comer.) Y se fueron en la barca a un lugar solitario, apartado. Pero la gente los vio partir, y muchos los reconocieron y juntos corrieron allá a pie de todas las ciudades, y llegaron antes que ellos. Al desembarcar, El vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas sin pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.” (Marcos 6.31–34, LBLA)
No es el interés de Juan mostramos el cansancio de ellos y el deseo que tenia el Señor de pasar un tiempo de descanso a solas con sus discípulos; pero este era el proposito. El enfoque de Juan esta en Jesus como verdadero Dios.
Juan nos dice que estaba cerca la pascua de los Judíos (Buen dato para el gentil - ya no la celebraban).
Imagine la gente a la expectativa en medio de esta fiesta Nacional, ellos aquí celebraban la libertad que Dios había traído a su pueblo de la esclavitud de Egipto. Ahora están viendo a un hombre que estaba trayendo sanidad a las personas sin hacer largas filas en la EPS - Así que tenían la esperanza de que Jesus era uno como Moisés que lideraría un nuevo movimiento libertador, esta vez del terrible yugo Romano.
Esta era un multitud cansada de Roma y de sus cargas tributarias, ellos querían un cambio de circusntancias y estaban viendo en Jesus una esperanza. Su mirada estaba puesta en las necesidades físicas, en las circunstancias presentes - Muchos hoy en nuestro país salen a votar motivados por estas cosas y creen en las promesas de pan y salud de los candidatos.
Esto es lo que el mundo quiere, el pan y la salud es una mercancía fácil de vender, es por esto que las iglesias de la prosperidad se llenan - de echo no importa si los que ofrecen esto mienten. La gente es atraída por el pan, por las cosas temporales, la realización personal, la felicidad personal y el bienestar temporal. Salud y pan gratis era todo lo que quería esta multitud. Si alguien ofrece esto tendrá el oido de la gente.
Ellos querían cosas temporales, querían satisfacer sus deseos temporales, cuando escucharon las palabra de vida eterna, cuando escucharon sobre morir a si mismo, vivir para Cristo, tomar la cruz y seguirle, perseguir la santidad, sufrir por causa de Cristo, padecer por él a causa de la obediencia a él, se apartaron de Jesus como veremos luego. Las multitudes no estarán dispuestas a escuchar estas cosas - Solo quieren alguien que satisfaga sus deseos temporales - (70 % de jóvenes encuestados en la universidad están dispuestos a tener un líder déspota que proteja sus libertades)
Jesús estaba demostrando su poder para mostrar su deidad para que escucharan sus palabras. Pero nunca pasaron sus deseos carnales.
Esta gente no se acerco por el Reino, para conseguir de Jesus la salvación como los de Samaria, no querían escucharle, querían salud y luego vinieron por pan. Ellos querían su mejor vida ahora.
Ninguno estaba buscando a Jesus porque entendía la necesidad de su alma - La necesidad de Justicia, de perdón, ninguna entendía que su mayor necesidad era ser librados del justo juicio de Dios por sus pecados, ninguno vio en Jesus a un salvador.
Tenemos a una multitud necesitada de salvación, que estaba buscando a Jesus por razones incorrectas.
Los discípulos que habían estado en la multiplicación del vino (Andrés y Felipe) y que habían visto los milagros de Jesús, que habían estado compartiendo el evangelio del reino, habían escuchado la defensa de Jesus y Sabían que Jesus se había revelado como el Dios sustentador de los hombres y salvador de almas. Aun no lo habían asimilado del todo, ellos tampoco habían entendido la necesidad de su alma y no estaban descansando en Cristo para suplirla -
Jesus pone a prueba la fe de ellos y son encontrados insuficientes (7-10)
Jesus sabe lo que va a hacer, el puede alimentar multitudes, cada día lo hace en su providencia por medios ordinarios, pero aun esos medios ordinarios fueron provistos por el poder de su palabra en la creación ¿Que era para él crear comida preparada para la gente? - el podía hacerlo y lo haría -
El tiene control de toda situación, el hace todo para su gloria y para nuestro bien - es increíble saber esto, nos libraríamos de tantas ansiedades y temores -
Jesus sabía además como su prueba revelaría la incredulidad de sus discípulos. Hay muchas ocasiones en que en nuestra vidas el Señor permite la prueba, nos pone en aprietos, nos pone en encrucijadas para que tomemos decisiones, hagamos cálculos, de manera que se pueda revelar lo que hay en nuestro corazón. El espera que maduremos en la fe y que aprendamos a confiar en él, a decidir actuar en obediencia, para su gloria, no siempre pasamos la prueba…
Gracias a Dios no somos salvos por pasar sus pruebas, sino por la confianza en que el fue probado en todo mas sin pecado. (De echo el será probado aquí, la gente quiere hacerlo rey y el podía evitar la cruz, sin embargo, el se retira al monte esperando hacer solo la voluntad de su padre) El paso toda prueba para justificarnos, ahora espera que nosotros la pasemos para glorificarlo, no para ser justos. y en el proceso el será paciente y misericordioso.
Jesus les pregunta ¿que podremos hacer para alimentar a estos? Una respuesta como la de Ezequiel a Dios hubiera sido la mas adecuada: ¿Vivirán estos huesos? Señor tu lo sabes, eres el autor de la vida, dime tu.
Pero Felipe hace cálculos matemáticos: hay unos 5000 hombres con sus familias, es decir unas 15 o 20 mil personas, un corrientazo cuesta unos 3.500 pesos en mi pueblo, necesitamos como 70 millones de pesos, ni siquiera el salario de 8 meses de un trabajador normal nos alcanzaría para comprar pan para toda esta gente.
Los otros evangelios nos muestran que según cálculos de Felipe era mejor despachar a la gente con hambre para su casa, esta fue la idea de los doce.
Andrés, el hermano de Pedro, por su parte hizo un censo haber si la gente había traído comida para compartir y la verdad es que se vinieron sin nada, encontró a un muchacho que tenía su fiambre, 5 panes pequeños y dos sardinas para darle sabor al pan. Andrés le da el parte a Jesus y le da la noticia de que es imposible como dice Felipe, que ellos puedan alimentar a tantos.
En resumen, ellos que eran los evangelistas, los próximos lideres de la iglesia no podían hacer nada por la gente - eran insuficientes y se dan por vencidos. Lo mejor era enviarlos para su casa y lo mejor era que ellos descansaran, pues estaban también con hambre. El Señor estaba poniendo delante de ellos una oportunidad para glorificarle y servirle al suplir la necesidad de otros y ellos estaban sin recursos para dar.
Estos hombres agotados no tenían nada de si que ofrecer a la gente, ni física, ni espiritualmente, ellos necesitaban un descanso y también tenían hambre.
Así que los discípulos habían quitado su mira de Jesus, sus manos estaban vacías, su alma estaba agotada y no pudieron pasar la prueba de la fe, no pudieron pensar con claridad, no pudieron recordar como Jesus defendió su identidad y se revelo como el sustentador poderoso de los hombres, habían olvidado los milagros que revelaban la gracia, poder y amor de Jesus, no pudieron ver la realidad que esta delante de sus ojos
“ellos estaban delante de aquel cuyos recursos son infinitos e inagotables”.
Esta situación nos revela la necesidad del hombre:
La multitud hambrienta no podía ver su necesidad de salvación eterna.
Los que habían contemplado la gloria de Jesus y habían escuchado sus palabras, no podían tampoco ver que en Jesus lo tenían todo ya que él es al autor y sustentador de la vida.
Los hombres incrédulos necesitan conocer que Jesus es mas que un milagrero, él es el salvador del mundo. Pero los creyentes necesitamos cada día ser sostenidos en nuestra fe, necesitamos recordarle a nuestra alma quien es nuestro salvador y sustentador, necesitamos recordar que de él vienen todos los recursos para vivir para él.
¿Cuantas veces hacemos cálculos, y vestimos disfrazamos nuestra incredulidad con “prudencia” - tenemos excusas y hacemos cálculos para hacer la obra del Señor - no necesitamos dinero, fuerza, fortaleza nuestra para hacer la obra de Dios, necesitamos a Cristo, el ha prometido suplir todo lo que nos falta conforme sus riquezas en gloria. El nos llama a aprovechar oportunidades al mostrarnos las necesidades de otros, hay tanta necesidad alrededor nuestro y tenemos de nuestro lado al único que puede suplirlas. Necesitamos ojos compasivos para ver la necesidad que hay a nuestro lado, y necesitamos vivir con los ojos de la fe para servir al Señor que profesamos. Somos débiles, necesitados, pero veamos como es que él es suficiente.
Necesitamos a Jesus, tanto para ser salvos, como para ser sostenidos cada día en nuestar tarea de glorificarle y servirle. Somos necesitados, ahora veamos:

2. La suficiencia de Jesus

Juan nos dice que el sabe lo que hace. La gente esta hambrienta y el la va a sustentas en medio del desierto como lo hizo Dios con Israel al salir de Egipto:
Entonces el Señor dijo a Moisés: He aquí, haré llover pan del cielo para vosotros; y el pueblo saldrá y recogerá diariamente la porción de cada día, para ponerlos a prueba si andan o no en mi ley.” (Éxodo 16.4, LBLA)
Jesus Conoce el corazón de esta gente, pero el pasa por alto estas debilidades y les va a revelar su gloria y les va a mostrar de su verdadera necesidad.
Les ordena acomodar a la gente y hacerla sentar, ellos va a darle de comer a esta multitud. Estos hombres agotados y si recursos recibirán de la mano del Señor fortaleza y recursos. Ellos verán aquí que el Señor es su pan, que el Señor es todo suficiente para ellos.
Ellos obedecen, pero imaginan lo que están pensando, que pena hacer agrupar a un montón de gente para repartir una lonchera ¿Que quiere hacer el Señor? - hay que acreditarles aquí que por lo menos obedecieron y se arriesgaron a obedecer al Señor (Un discipulos esta dispuesto a esto, pese a la incertidumbre) - Ej: Dejare a mi amante porque el Señor me lo pide, aunque no se como me sostendrá-
Luego lo ven bendecir el pan Y mientras lo reparten el pan se multiplica, esto es asombroso - un milagro glorioso, para personas que nunca habían visto como todo fue creado por el poder de la palabra de Dios.
Nos acostumbramos a lo natural, a las cosas que suceden después de la creación, que nos parece sobrenatural, lo que en verdad fue natural que todo fue en creado en seis días por el poder de la palabra. Es natural que Dios cree cosas por el poder de su palabra.
De la mano de Jesus aparece un arsenal de comida para 15 o 20 mil personas, todos comen y quedan saciados. De sus manos sale un pan como el mana, un pan que no había sido cosido por ninguna persona, un pez que nunca toco el agua, salió preparado de sus manos, era una comida que jamas nadie había probado, una comida que vino del cielo, de las manos de un hombre que descendió del cielo. Fue el mejor banquete que estas personas hallan probado en sus vidas, y comieron cuanto querían, era barra libre y sobro.
Este es un milagro único - Juan lo narra para que no nos quede duda, era imposible alimentar esta gente, no habían provisiones, no tenían dinero, los discípulos se dieron pro vencidos, Jesus obro un milagro. No fue que el niño les enseño a todos a compartir su lonchera como lo explican los liberales. No fue un compartir, fue un milagro, una poderosa señal.
Luego de que todos comieron y se saciaron, mando recoger lo que sobro y recogieron doce cestas. Los discípulos agotados y hambrientos tenían ahora una canasta para cada uno. No se desperdicia nada.
Esto es una lección para nosotros, todo lo que tenemos lo recibimos de la mano del Señor y debemos hacer uso de todo de manera que nada se desperdicie, incluyendo el tiempo. No debemos malgastar nuestra vida, debemos aprender a depender del Señor y hacer buen uso de sus recursos físicos y espirituales, de manera que usemos todo para su gloria.
Luego del milagro, la multitud saco su conclusión, esta escena les recordó a Moises en el desierto, ellos concluyeron que Jesus es el profeta del que habló Moises que habría de venir al mundo ““Un profeta como tú levantaré de entre sus hermanos, y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mande. “Y sucederá que a cualquiera que no oiga mis palabras que él ha de hablar en mi nombre, yo mismo le pediré cuenta.” (Deuteronomio 18.18–19, LBLA)
Pero no dicen como los Samaritanos “Escuchemos que tiene que decirnos” - No, ellos quieren hacerlo rey porque Él puede hacer milagros, sanar y alimentar a todos. Y Jesús se retiró.
Ellos regresarán por pan, pero Jesus les dará palabras de vida, el no esta interesado en suplir sus necesidades temporales. Pero ellos le rechazarán.
Jesús no está dispuesto a ser un proveedor temporal. Él no está en un lugar donde ´es ofrecido como el sanador y el que prospera. Aunque el puede mostrar misericordia, lo hará para que los oídos de la gente este atento a lo que el tiene que decir.
Piper dice: “Jesús no vino al mundo para prestar su poder a los apetitos que ya existían. Ese es el error fundamental del evangelio de la prosperidad. Dejan a las personas sin ser transformadas en sus anhelos, y simplemente añaden el poder de Jesús como medio para hacer realidad aquellos anhelos. Ese no es el evangelio. Es un tipo de aclamación de la que Jesús huye.
Estas personas querían a Jesus como profeta, pero mas adelante rechazarían su enseñanza; le querían hacer rey por la comida y el entretenimiento, pero no querían someterse a a él y además lo menosprecian como sacerdote, ellos no están interesados en recibirle como el sumo sacerdote que Jesus es, aquel que vino a ser mediador entre Dios y los hombres, ofreciéndose así mismo como sustituto por nuestros pecados - Ellos no querían un Jesus crucificado, alguien así les causaría tropiezo.
Jesus se retira de ellos, porque solo quieren sus dádivas y no le atesoran por lo que él es:
El profeta al que deben obedecer
el Rey a quien deben servir y seguir
el sacerdote en quien deben creer y descansar
En este milagro se nos abre una ventana para mostrarnos a un Jesus que satisface el alma, pero solo satisface si se recibe por completo. Si crees a su palabra, si te consagras a él como al rey de tu vida y le recibes como al salvador de tu alma.
Solo el Jesus de la biblia, el que nos presenta Juan es aquel que puede satisfacer un alma hambrienta,Jesús les dijo: Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.” (Juan 6.35, LBLA)
Este es en esencia el mensaje de nuestro texto, tu necesitas un salvador que te libre de tu rebelión contra Dios, del juicio y la condenación del infierno, no uno que te libere de las circusntancias presentes.
Necesitas poner tu confianza en un sacerdote que medie por ti delante de Dios, que se ofrezca a si mismo como tu sustituto para librarte de la muerte y del pecado.
Necesitas volver tus ojos al rey que sostiene tu vida, necesitas venir a él en arrepentimiento y fe, necesitas creer y apropiarte de su ofrecimiento de gracia y necesitas un profeta que te permita conocer como vivir una vida entregada a Dios en agradecimiento y amor.
En resumen tu necesitas vivir y ser sostenido en tu vida.
Espero que hayas podido considerar la necesidad de tu alma y la suficiencia de Cristo, él es el sahaday, el que todo lo suple, el Dios soberano y todo suficiente, él es el gran yo soy, que se ha ofrecido a si mismo para satisfacer al alma hambrienta. El es el pan de vida
Espero ustedes puedan ver esta mañana, lo que esta multitud no vio: Piper dice que hay al menos tres cosas que no vieron:
Primero, no vieron que no usaría su poder para triunfar sobre los romanos, sino para triunfar sobre los pecados de ellos.
Segundo, no vieron que el mismo era la comida de ellos. Sus almas le necesitaban a él, no sus dones
Y tercero, no ven la relación entre estas dos verdades: al entregar su vida se volvió alimento para la satisfacción eterna de los pecadores. “el pan que yo también daré por la vida del mundo es mi carne” (Juan 6:51).
Jesus nos está diciendo aquí: “He venido al mundo una primera vez para gobernar las vidas de los hombres, no para ser su capitán militar, sino para ser su pan. Voy a triunfar, pero no lo haré sometiendo ejércitos, sino satisfaciendo almas. Voy a conquistar, pero no con el poder de las fuerzas armadas, sino con el poder de apetitos radicalmente nuevos, un apetito por aquel que es mejor que cualquier cosa que alguna vez hallamos querido.
¿Como responderemos?
Comenta Rollock que los judíos eran muy sensibles con respecto al tiránico dominio de los romanos, mientras que no sentían la tiranía mucho mayor y el dominio del pecado.
Puedes reconocer tu necesidad y podrás creer que él es suficiente?
Oremos.
La Cena del Señor obra para bien; es un emblema de la cena de las bodas del Cordero (Ap. 19:9), y un anticipo de aquella comunión que tendremos con Cristo en la gloria. Es una gran fiesta, nos proporciona un pan del cielo tal que preserva la vida e impide la muerte. Tiene efectos gloriosos en los corazones de los piadosos. Vivifica sus afectos, fortalece sus virtudes, mortifica sus corrupciones, aviva sus esperanzas e incrementa su gozo. Lutero dice “Consolar a un alma abatida es una obra tan grande como resucitar a los muertos”; sin embargo, esto puede ocurrir, ya veces ocurre, a las almas de los piadosos en la bendita Cena.
Watson, T. (2006). Consolación divina. (D. C. Moreno, Trad.) (Segunda edición, p. 19). Moral de Calatrava, Ciudad Real: Editorial Peregrino.
Related Media
Related Sermons