Faithlife Sermons

La sequedad espiritual

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 359 views
Notes
Transcript
Handout

La sequedad espiritual

Isaías 41.17–18 RVR60
Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua; yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé. En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas, y manantiales de aguas en la tierra seca.
La sequedad espiritual podemos compararla a la Osteoporosis, una enfermedad que seca los huesos, y a veces se vuelve una condición permanente que seca nuestra vida.

1. SÍNTOMAS DE LA SEQUEDAD ESPIRITUAL

a) Dejar de orar y leer la Biblia

Apocalipsis 2.2–5 RVR60
2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.
Apocalipsis 2.2–4 RVR60
2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.
A veces nos preocupa más las circunstancias, los problemas, el conocimiento que estar en la presencia de Dios, y olvidamos que nuestra preocupación más importante debe ser la Presencia de Dios.
¿Cuanto tiempo puede estar un cristiano sin orar y leer la Biblia?
En ocasiones puede pasar meses sin que los creyentes lean la Palabra de Dios, necesitamos vivirla y leerla, si la lectura y oración no es una necesidad de nuestra vida entonces es muy probable que esa sequedad a producido ya la muerte de nuestra vida espiritual. La lectura u oración diaria no puede ser la oración o lectura del mes, esto solo terminara en una vida seca y después por consecuencia muerta.
¿como ser constante en la oración y lectura?
Necesitamos desarrollar hábitos, asi como hay malos hábitos, el mejor hábito que podemos establecer en nuestra vida es la oración y lectura. Para lo que se quiere uno hace tiempo, la falta de tiempos siempre es un pretexto sin embargo hay tiempo para todo, en especial para los hábitos intencionalmente establecidos. El orar y leer es lo único que evitará una sequedad espiritual, por lo tanto también lo único que causa una sequedad espiritual es la falta de lectura y oración.
Salmo 1.1–3 RVR60
1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. 3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

b) Mala actitud ante los problemas

Cuando reaccionamos con falta de fe, queja, decepción ante los problemas y los problemas son un punto de enojo con Dios y alejamiento del Señor, y reaccionamos como cualquiera que no conoce de Dios entonces es muy seguro que la sequedad espiritual es una realidad en nuestra vida. Los problemas no debieran menguar nuestra pasión por Dios, sino que estos debieran producir en nosotros cada día un más excelente peso de Gloria.
2 Corintios 4.17 RVR60
17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;

c) Una tristeza constante

Proverbios 17.22 RVR60
El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos.
Cuando la condición de nuestro corazón es constante la tristeza entonces refleja que la sequedad ha llegado a nuestra vida, no es que no podamos en algun momento entristecer o dolernos por alguna circunstancia, el problema es que sea una constante en nuestra vida.
El fracaso, la falta se satisfacciones puede derivar en una tristeza constante,.

d) El pecado

Salmo 32.3–5 RVR60
Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah
Sal.32:
El pecado nos va a llevar a apartarnos de Dios y terminar en una muerte espiritual, pero a veces también el caer fácilmente en pecado refleja una sequedad espiritual, al no estar en los manantiales de agua, producirá que fácilmente resbalemos y cada vez habrá menos oposición a pecar deslizando nuestras vidas hasta llegar a la muerte espiritual.
Romanos 3.23 RVR60
por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
Romanos 6.23 RVR60
Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
El pecado produce insensibilidad espiritual.
2º Samuel 9.1–10 RVR60
1 Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán?2 Y había un siervo de la casa de Saúl, que se llamaba Siba, al cual llamaron para que viniese a David. Y el rey le dijo: ¿Eres tú Siba? Y él respondió: Tu siervo.3 El rey le dijo: ¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia de Dios? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado un hijo de Jonatán, lisiado de los pies.4 Entonces el rey le preguntó: ¿Dónde está? Y Siba respondió al rey: He aquí, está en casa de Maquir hijo de Amiel, en Lodebar.5 Entonces envió el rey David, y le trajo de la casa de Maquir hijo de Amiel, de Lodebar.6 Y vino Mefi-boset, hijo de Jonatán hijo de Saúl, a David, y se postró sobre su rostro e hizo reverencia. Y dijo David: Mefi-boset. Y él respondió: He aquí tu siervo.7 Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa.8 Y él inclinándose, dijo: ¿Quién es tu siervo, para que mires a un perro muerto como yo? 9 Entonces el rey llamó a Siba siervo de Saúl, y le dijo: Todo lo que fue de Saúl y de toda su casa, yo lo he dado al hijo de tu señor. 10 Tú, pues, le labrarás las tierras, tú con tus hijos y tus siervos, y almacenarás los frutos, para que el hijo de tu señor tenga pan para comer; pero Mefi-boset el hijo de tu señor comerá siempre a mi mesa. Y tenía Siba quince hijos y veinte siervos.
2Sam.9:1
2º Samuel 9.1–8 RVR60
1 Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán?2 Y había un siervo de la casa de Saúl, que se llamaba Siba, al cual llamaron para que viniese a David. Y el rey le dijo: ¿Eres tú Siba? Y él respondió: Tu siervo.3 El rey le dijo: ¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia de Dios? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado un hijo de Jonatán, lisiado de los pies.4 Entonces el rey le preguntó: ¿Dónde está? Y Siba respondió al rey: He aquí, está en casa de Maquir hijo de Amiel, en Lodebar.5 Entonces envió el rey David, y le trajo de la casa de Maquir hijo de Amiel, de Lodebar.6 Y vino Mefi-boset, hijo de Jonatán hijo de Saúl, a David, y se postró sobre su rostro e hizo reverencia. Y dijo David: Mefi-boset. Y él respondió: He aquí tu siervo.7 Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa.8 Y él inclinándose, dijo: ¿Quién es tu siervo, para que mires a un perro muerto como yo?
Dios nos llama a salir de Lodebar y salir de la sequedad a ir a la tierra de abundancia.
Related Media
Related Sermons