Faithlife Sermons

Respondiendo a la Palabra

Marcos: La historia que cambio todo  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 20 views

El salmo 119 nos mustra que creer sobre la Palabra de Dios, que sentir de la Palabra de Dios, y que hacer con la Palabra de Dios.

Notes
Transcript
Handout
Handout

Boletín

¿QUÉ DEBO HACER CON LA BIBLIA?
El salmo 119 nos muestra que creer sobre la Palabra de Dios, que sentir de la Palabra de Dios, que hacer con la Palabra de Dios.
La Biblia nos dice lo que es verdadero, demanda lo que es correcto y provee lo que es bueno. Como pueblo de Dios, creemos que podemos confiar que la Palabra de Dios habla la verdad en cada aspecto, manda lo que es verdadero y nos provee de lo que es bueno. El salmista tiene tres afectos fundamentales sobre la Palabra de Dios. Primero se deleita en ella. Segundo, él la desea y tercero, él depende de ella. El salmo 119 está colmado con verbos de acción que ilustran los usos de la Palabra impulsado por el Espíritu: Cantamos, hablamos, estudiamos, obedecemos y oramos la Palabra de Dios.
Cuando abrazamos todo lo que la Biblia dice sobre sí misma, entonces solo entonces creeremos lo que debemos creer, sentiremos lo que debemos sentir y haremos lo que debemos hacer con ella.
K. Deyoung

CULTO DE ADORACIÓN

ALABANZA

Oración de invocación

Llamado a la adoración:

Salmo 134 RVR60
Cántico gradual. 1 Mirad, bendecid a Jehová, Vosotros todos los siervos de Jehová, Los que en la casa de Jehová estáis por las noches. 2 Alzad vuestras manos al santuario, Y bendecid a Jehová. 3 Desde Sion te bendiga Jehová, El cual ha hecho los cielos y la tierra.

Cantos:

Dios poderoso

No me soltaras

Precioso salvador

LECTURA DE LA PALABRA DE DIOS

2 Timoteo 3.10–17 RVR60
10 Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, 11 persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor. 12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; 13 mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. 14 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; 15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. 16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

CONFESIÓN DE PECADOS

Daniel 9.4–9 RVR60
4 Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos; 5 hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, y hemos sido rebeldes, y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas. 6 No hemos obedecido a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de la tierra. 7 Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la confusión de rostro, como en el día de hoy lleva todo hombre de Judá, los moradores de Jerusalén, y todo Israel, los de cerca y los de lejos, en todas las tierras adonde los has echado a causa de su rebelión con que se rebelaron contra ti. 8 Oh Jehová, nuestra es la confusión de rostro, de nuestros reyes, de nuestros príncipes y de nuestros padres; porque contra ti pecamos. 9 De Jehová nuestro Dios es el tener misericordia y el perdonar, aunque contra él nos hemos rebelado,

Canto: Tal como soy

SEGURIDAD DE PERDÓN DE PECADOS

1 Juan 2.1–2 RVR60
1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

Canto: Maravilloso es el gran amor

ORACIÓN CONGREGACIONAL

Salmo 23 RVR60
Salmo de David. 1 Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. 3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Ofrenda:

2 Corintios 9.7–8 RVR60
7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

PREDICACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS

Marcos: La historia que cambio todo

Lectura Bíblica:

Mensaje 6: Respondiendo a la Palabra de Dios

Marcos 4.1–20 RVR60
1 Otra vez comenzó Jesús a enseñar junto al mar, y se reunió alrededor de él mucha gente, tanto que entrando en una barca, se sentó en ella en el mar; y toda la gente estaba en tierra junto al mar.2 Y les enseñaba por parábolas muchas cosas, y les decía en su doctrina:3 Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar;4 y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron.5 Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra.6 Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.7 Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto.8 Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.9 Entonces les dijo: El que tiene oídos para oír, oiga. 10 Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola. 11 Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas; 12 para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados. 13 Y les dijo: ¿No sabéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las parábolas? 14 El sembrador es el que siembra la palabra. 15 Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones. 16 Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; 17 pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan. 18 Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra, 19 pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. 20 Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.
¿Qué pasa cuando se proclama la Palabra de Dios?

I. Hay división

a) Dios extiende ampliamente su Palabra (v.3-8)

Debe ser predicada a todos y a todas partes
a) Dios extiende ampliamente su Palabra (v.3-8)
Marcos 4.3–8 RVR60
3 Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar;4 y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron.5 Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra.6 Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.7 Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto.8 Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.
Debe ser predicada a todos y a todas partes

b) Esto causa división entre los que la escuchan (v. 11-12; )

Marcos 4.11–12 RVR60
11 Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas; 12 para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados.
Hebreos 4.12 RVR60
12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
Unos son atraídos y otros repelidos
Romanos 1.26–32 RVR60
26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. 28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

II. Hay dureza

Algunas personas rechazan a Cristo
No debemos negarnos a ellos

a) Endurecido por el mal (v. 15)

Marcos 4.15 RVR60
15 Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones.

b) Endurecido por la tribulación (v. 16-17; )

Marcos 4.16–17 RVR60
16 Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; 17 pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan.
Filipenses 1.29 RVR60
29 Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él,

c) Endurecido por las riquezas y posesiones (v. 18-19; )

c) Endurecido por las riquezas y posesiones (v. 18-19; )

Mateo 4.18–19 RVR60
18 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. 19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.
Mateo 6.24 RVR60
24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
Dios es nuestro proveedor y es en Él en quien debe estar puesta nuestra confianza del sustento.
Mateo 6.33–34 RVR60
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.
Mateo 6:33-34
Éxodo 12.35–36 RVR60
35 E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moisés, pidiendo de los egipcios alhajas de plata, y de oro, y vestidos. 36 Y Jehová dio gracia al pueblo delante de los egipcios, y les dieron cuanto pedían; así despojaron a los egipcios.
E
Es maravilloso ver como Dios inclinó el corazón de los egipcios para entregar a su pueblo las riquezas y el corazón de los israelitas para recibir esas riquezas.

III. Hay Fruto.

El proceso de la obra de la Palabra en el corazón del hombre:
Oyen la Palabra
Aceptan la Palabra
El corazón produce fruto

a) Recepción de la Palabra de Dios (v. 20)

Marcos 4.20 RVR60
20 Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.

b) Produciendo fruto (v. 20; )

Marcos 4.10 RVR60
10 Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola.
Salmo 1.1–3 RVR60
1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. 3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.
Hay una advertencia
Hebreos 3.12–13 RVR60
12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.
1 Corintios 10.11–13 RVR60
11 Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. 12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
a Corintios 10:11-13
Isaías 55.11 RVR60
11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.
El que convierte es el Espíritu Santo y no nosotros
Juan 1.11–12 RVR60
11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

APLICANDO LA PALABRA DE DIOS

La parábola del sembrador explica las diversas respuestas a la Palabra de Dios. ¿Has visto este tipo de respuestas en tu propia vida o en lo que te rodean? Explica
¿Qué es lo que distingue el cuarto suelo de los tres primeros? ¿Qué nos enseña esto acerca de la salvación? ¿De qué manera la metáfora agrícola de siembra contribuye a una comprensión adecuada de la salvación?
¿Qué tipo de fruto hoy está produciendo la Palabra de Dios en tu vida? ¿De qué cosas el Espíritu Santo te está exhortando y dando convicción? ¿De qué manera has/estás endureciendo tu corazón a la voz de Jesús?
¿Cómo está parábola te confronta y te anima mientras participas en la misión de Dios? ¿Cómo te ayuda a tener expectativas correctas?

BENDICIÓN SACERDOTAL

Números 6.24–26 RVR60
24 Jehová te bendiga, y te guarde; 25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; 26 Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.
Related Media
Related Sermons