Faithlife Sermons

Acompañamiento pastoral

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes
Transcript
Base bíblica.
Introducción
Asesoramiento Pastoral Asesoramiento Pastoral

La iglesia es un cuerpo en el que sus miembros deben preocuparse los unos por los otros, compartiendo sufrimientos y alegrías

La iglesia es un cuerpo en el que sus miembros deben preocuparse los unos por los otros, compartiendo sufrimientos y alegrías.
1 Pedro 5.1–3 NVI
1 A los ancianos que están entre ustedes, yo, que soy anciano como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe con ellos de la gloria que se ha de revelar, les ruego esto: 2 cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, no por obligación ni por ambición de dinero, sino con afán de servir, como Dios quiere. 3 No sean tiranos con los que están a su cuidado, sino sean ejemplos para el rebaño.
1 Pedro 5.1–3 RVR60
Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

Introducción:

Vamos a ver las indicaciones que Dios le da a los pastores para poder acompañar, ministrar, apacentar a su iglesia o grey (Rebaño de Dios)
A los ancianos. No se está refiriendo a la gente más mayor de la Iglesia, sino a los líderes de la comunidad; es decir, se trata de un cargo, no de una información sobre la edad de ese grupo de gente. La palabra anciano viene de la palabra presbítero. Esta palabra se introdujo en la Iglesia cristiana para designar el oficio o ministerio pastoral y docente de los responsables de cada congregación. Los «ancianos» de las sinagogas eran elegidos entre los miembros más insignes de la comunidad, que componían su consejo gobernante. Esta costumbre fue imitada por los apóstoles en la primera comunidad cristiana de Jerusalén y llevada, como una consecuencia lógica de la unidad de la Iglesia, al campo misionero. Pablo y Bernabé designaron presbíteros en las recién fundadas iglesias para que cuidaran de ellas en su ausencia y en su lugar. El presbítero era una especie de «supervisor».
No se está refiriendo a la gente más mayor de la Iglesia, sino a los líderes de la comunidad; es decir, se trata de un cargo, no de una información sobre la edad de ese grupo de gente.La palabra anciano viene de la palabra presbítero. Esta palabra se introdujo en la Iglesia cristiana para designar el oficio o ministerio pastoral y docente de los responsables de cada congregación. Los «ancianos» de las sinagogas eran elegidos entre los miembros más insignes de la comunidad, que componían su consejo gobernante. Esta costumbre fue imitada por los apóstoles en la primera comunidad cristiana de Jerusalén y llevada, como una consecuencia lógica de la unidad de la Iglesia, al campo misionero. Pablo y Bernabé designaron presbíteros en las recién fundadas iglesias para que cuidaran de ellas en su ausencia y en su lugar. El presbítero era una especie de «supervisor».
La palabra anciano viene de la palabra presbítero. Esta palabra se introdujo en la Iglesia cristiana para designar el oficio o ministerio pastoral y docente de los responsables de cada congregación. Los «ancianos» de las sinagogas eran elegidos entre los miembros más insignes de la comunidad, que componían su consejo gobernante. Esta costumbre fue imitada por los apóstoles en la primera comunidad cristiana de Jerusalén y llevada, como una consecuencia lógica de la unidad de la Iglesia, al campo misionero. Pablo y Bernabé designaron presbíteros en las recién fundadas iglesias para que cuidaran de ellas en su ausencia y en su lugar. El presbítero era una especie de «supervisor».
se introdujo en la Iglesia cristiana para designar el oficio o ministerio pastoral y docente de los responsables de cada congregación.
Cabe destacar que los títulos de presbítero y obispo era lo mismo para iglesia primitiva. Eran términos intercambiables. Tanto los obispos, presbíteros y pastores tenemos la misma responsabilidad.
Hechos de los Apóstoles 20.28 NVI
28 Tengan cuidado de sí mismos y de todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha puesto como obispos para pastorear la iglesia de Dios, que él adquirió con su propia sangre.
También hay que notar que está en plural “ancianos” por lo que puede referirse también a un grupo de líderes de las iglesias locales. Este mensaje no solo es para la directiva, obispos, presbíteros y pastores, también aplica para los coordinadores generales, distritales y locales.

1. Cuiden como pastores.

La palabra “Cuiden” significa “apacentar” (por eso la reina valera utiliza la palabra apacentad). Significa servir en la posición de sobreveedor (protector o cuidador); vigilar, dirigir, cuidar y ser responsable por (una asamblea de los creyentes).
servir como sobreveedor v. — servir en la posición de sobreveedor; vigilar, dirigir, cuidar y ser responsable por (una asamblea de los creyentes).
El apóstol les ruega. “Cuiden como pastores”. Es un ruego, esto significa que es muy importante para el apóstol que.
¿Qué es lo que hacía un pastor?

A. Los primeros creyentes entendían muy bien el oficio de pastor.

El pueblo de Israel conocía muy bien la labor de un pastor puesto que el pueblo hebreo fue un pueblo de pastores de ovejas y cabra. Los grandes patriarcas Abraham, Jacob y sus hijos, fueron todos ganaderos y pastores (). En Egipto, los israelitas eran conocidos como pastores y ganaderos. Aunque se dedicaron a la agricultura, no abandonaron sus rebaños, practicando lo que hoy se llama agronomía mixta, es decir, el cultivo de la tierra combinado con la ganadería. Los dos primeros reyes de Israel, Saúl y David, pasaron literalmente del pastoreo al trono (; ; ). Absalón, príncipe de Israel, poseía grandes rebaños, de los que se ocupaba personalmente ().
Dios es representado bajo la imagen de un gran pastor que alimenta y guarda a sus ovejas (; ; ).
Dios es representado bajo la imagen de un gran pastor que alimenta y guarda a sus ovejas (; ; ).
Los grandes > patriarcas Abraham, Jacob y sus hijos, fueron todos ganaderos y pastores (). En Egipto, los israelitas eran conocidos como pastores y ganaderos.

B. ¿Qué hace un pastor?

el pueblo hebreo fue un pueblo de pastores de ovejas y cabras,
> remite a otras entradas en este diccionario
El pastor era imprescindible para el rebaño.
La oveja es un animal que no puede valerse por si mismo. No tienen forma de defenderse, la oveja es la receptora y no la generadora de la acción. Recibe algo de parte del pastor: provisión, descanso, dirección, restauración, guía, aliento, servicio, unción. Debemos notar que estas cosas son producto del accionar del pastor, no de la oveja.
El pastor defendía el rebaño de las fieras o ladrones.
El pastor defendía el rebaño de las fieras o ladrones.
La oveja es la receptora y no la generadora de la acción. Recibe algo de parte del pastor: provisión, descanso, dirección, restauración, guía, aliento, servicio, unción. Debemos notar que estas cosas son producto del accionar del pastor, no de la oveja.
El pastor Guiar a las ovejas hacia las pasturas y lejos de los lugares riesgosos y de los precipicios.
Guiar a las ovejas hacia las pasturas y lejos de los lugares riesgosos y de los precipicios.
El pastor proveía de un lugar de cuidado y protección (el redil) para las ovejas. Ofrecemos una casa, un hogar.
Cuidaba las ovejas recién paridas. (a los nuevos creyentes)
Isaías 40.11 NVI
11 Como un pastor que cuida su rebaño, recoge los corderos en sus brazos; los lleva junto a su pecho, y guía con cuidado a las recién paridas.
Cuidan de las esparcidas y de las extraviadas. , ;
Ezequiel 34.4 NVI
4 No fortalecen a la oveja débil, no cuidan de la enferma, ni curan a la herida; no van por la descarriada ni buscan a la perdida. Al contrario, tratan al rebaño con crueldad y violencia.

(Ez. 34:4, 16; Zac. 11:9) y

Ezequiel 34.16 NVI
16 Buscaré a las ovejas perdidas, recogeré a las extraviadas, vendaré a las heridas y fortaleceré a las débiles, pero exterminaré a las ovejas gordas y robustas. Yo las pastorearé con justicia.
Zacarías 11.9 NVI
9 Así que les dije: «Ya no voy a ser su pastor. Las que se vayan a morir, que se mueran; las que deban perecer, que perezcan; y las que queden con vida, que se devoren unas a otras.»
Los profetas denuncian a los pastores que se aprovechan del rebaño y no cuidan sus ovejas, es decir, a los gobernadores codiciosos y corruptos (; , etc.
Dirigían al rebaño con su voz y su callado.
Reconfortaban a las ovejas. los pastores llevaban una flauta de dos tubos de caña que producía música en tono menor y reconfortaba sus corazones solitarios, al mismo tiempor que revigorizaba las ovejas.
los pastores llevaban una flauta de dos tubos de caña que producía música en tono menor y reconfortaba sus corazones solitarios, al mismo tiempor que revigorizaba las ovejas.

2. Con la motivación correcta:

A. No por obligación.

La Primera Epístola de Pedro B. La respuesta de la Iglesia ante el sufrimiento (5:1–5)

Como el autor de Hebreos (He. 13:17), nuestro autor quiere que los ancianos hagan su trabajo “con alegría y no quejándose” o, como dice, “voluntariamente”.

Como el autor de Hebreos (), nuestro autor quiere que los ancianos hagan su trabajo “con alegría y no quejándose” o, como dice, “voluntariamente”.
Hebreos 13.17 NVI
17 Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, pues cuidan de ustedes como quienes tienen que rendir cuentas. Obedézcanlos a fin de que ellos cumplan su tarea con alegría y sin quejarse, pues el quejarse no les trae ningún provecho.

B. Ni por ambición de dinero.

Normalmente los ancianos tenían su recompensa por los servicios según la enseñanza de Jesús que retoma Pablo :
1 Timoteo 5.17–18 NVI
17 Los ancianos que dirigen bien los asuntos de la iglesia son dignos de doble honor, especialmente los que dedican sus esfuerzos a la predicación y a la enseñanza. 18 Pues la Escritura dice: «No le pongas bozal al buey mientras esté trillando», y «El trabajador merece que se le pague su salario».
Pero el deseo de enriquecerse conlleva peligros espirituales . Pablo advertía a aquellos que tendían a convertir su ministerio en un negocio
1 Timoteo 6.10 NVI
10 Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.
también advertía a aquellos que tendían a convertir su ministerio en un negocio
1 Timoteo 6.7–10 NTV
7 Después de todo, no trajimos nada cuando vinimos a este mundo ni tampoco podremos llevarnos nada cuando lo dejemos. 8 Así que, si tenemos suficiente alimento y ropa, estemos contentos. 9 Pero los que viven con la ambición de hacerse ricos caen en tentación y quedan atrapados por muchos deseos necios y dañinos que los hunden en la ruina y la destrucción. 10 Pues el amor al dinero es la raíz de toda clase de mal; y algunas personas, en su intenso deseo por el dinero, se han desviado de la fe verdadera y se han causado muchas heridas dolorosas.

C. Con el afán de servir.

Este término habla de celo, de energía, de entusiasmo por el trabajo encomendado y ese entusiasmo es lo opuesto al espíritu calculador de aquellos que “hacen” teniendo en mente la recompensa económica.
y ese entusiasmo es lo opuesto al espíritu calculador de aquellos que “hacen” teniendo en mente la recompensa económica.
Marcos 10.42–44 NVI
42 Así que Jesús los llamó y les dijo: —Como ustedes saben, los que se consideran jefes de las naciones oprimen a los súbditos, y los altos oficiales abusan de su autoridad. 43 Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor, 44 y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de todos.
Mr. 10.42

C. Con el afán de servir.

1 Tesalonicenses 2.8 NVI
8 así nosotros, por el cariño que les tenemos, nos deleitamos en compartir con ustedes no sólo el evangelio de Dios sino también nuestra vida. ¡Tanto llegamos a quererlos!
1 Tes 2.8

3. No sean tiranos.

Pedro aclara que se trata de “el rebaño de Dios” para apuntar a que los supervisores no tienen ningún derecho de propiedad sobre él. Los líderes de la iglesia tienen que ser siervos, no jefes; ministros, no ejecutivos.
El callado no era para golpear a las ovejas y la honda para defenderlas no para golpearlas.
Los profetas denuncian a los pastores que se aprovechan del rebaño y no cuidan sus ovejas, es decir, a los gobernadores codiciosos y corruptos (; , etc.)
El callado no era para golpear a las ovejas y la honda para defenderlas no para golpearlas.
Los profetas denuncian a los pastores que se aprovechan del rebaño y no cuidan sus ovejas, es decir, a los gobernadores codiciosos y corruptos (; , etc.)
Jeremías 23.4 NVI
4 Pondré sobre ellas pastores que las pastorearán, y ya no temerán ni se espantarán, ni faltará ninguna de ellas—afirma el Señor—.
Ezequiel 34.2 NVI
2 «Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza y adviérteles que así dice el Señor omnipotente: “¡Ay de ustedes, pastores de Israel, que sólo se cuidan a sí mismos! ¿Acaso los pastores no deben cuidar al rebaño?

4. Que sean ejemplo.

En vez de dominar a, o enseñorearse de, la iglesia o grupo de gente que le ha sido confiado, tiene que dirigirlo “siendo ejemplo para el rebaño”.
Tito 2.7 NVI
7 Con tus buenas obras, dales tú mismo ejemplo en todo. Cuando enseñes, hazlo con integridad y seriedad,

5. El pastor tendrá una recompensa especial.

que contrasta con la ganancia temporal que los ancianos no deben codiciar. No obstante, esta recompensa no es oro ni plata, sino que es una corona
Cuando el Príncipe de los pastores aparezca, pagará a los pastores que han estado haciendo el trabajo que les encargó. El verbo “recibir” se usa mucho para referirse a “recibir una paga o un salario”. En nuestro contexto, como ocurre frecuentemente en el Nuevo Testamento, la paga resulta ser la recompensa escatológica
Tampoco se trata de una corona de laurel, de hiedra, o de olivo, como las coronas que servían para recompensar a los ciudadanos de la antigua Grecia. Estas coronas se marchitaban, y el honor que un día se les había rendido a los galardonados pasaba al olvido. Pero la corona que Jesús da no se marchitará jamás (cf. el término semejante en 1:4), y es una corona de “gloria” u honor.
1 Pedro 5.4 NVI
4 Así, cuando aparezca el Pastor supremo, ustedes recibirán la inmarcesible corona de gloria.
Cuando el Príncipe de los pastores aparezca, pagará a los pastores que han estado haciendo el trabajo que les encargó. El verbo “recibir” se usa mucho para referirse a “recibir una paga o un salario”. En nuestro contexto, como ocurre frecuentemente en el Nuevo Testamento, la paga resulta ser la recompensa en la eternidad que contrasta con la ganancia temporal que los ancianos no deben codiciar. No obstante, esta recompensa no es oro ni plata, sino que es una corona, tampoco se trata de una corona de laurel, de hiedra, o de olivo, como las coronas que servían para recompensar a los ciudadanos de la antigua Grecia. Estas coronas se marchitaban, y el honor que un día se les había rendido a los galardonados pasaba al olvido. Pero la corona que Jesús da no se marchitará jamás ), y es una corona de “gloria” u honor. Puede que ahora la gente les desprecie (de hecho, sufrían el rechazo de sus propios vecinos), o que sea muy difícil, pero en el cielo recibirán honor. Trabajar y sufrir por una recompensa así es algo que merece la pena.
Puede que ahora la gente les desprecie (de hecho, sufrían el rechazo de sus propios vecinos), pero en el cielo recibirán honor. Trabajar y sufrir por una recompensa así es algo que merece la pena.
Related Media
Related Sermons