Faithlife Sermons

DIA DE LA MADRE

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes & Transcripts

Madre

100 Claves biblicas para consejería C. ¿Qué es una madre?

• Una madre es la que da a luz o cría un hijo.

• En hebreo, la palabra madre es em, que significa “el vínculo de la familia”.

• Ser madre requiere nutrir, proteger y consolar a los hijos.

• Una madre debe ser una fuente de bendición para sus hijos.

“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; y su marido también la alaba”.

(Proverbios 31:28)

Isaías 49.15 RVR60
¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.
isaias
Rizpa
2 samuel 21.10
2º Samuel 21.10 RVR60
Entonces Rizpa hija de Aja tomó una tela de cilicio y la tendió para sí sobre el peñasco, desde el principio de la siega hasta que llovió sobre ellos agua del cielo; y no dejó que ninguna ave del cielo se posase sobre ellos de día, ni fieras del campo de noche.
DEBORA
JUECES 49.15
Jueces 5.7 RVR60
Las aldeas quedaron abandonadas en Israel, habían decaído, Hasta que yo Débora me levanté, Me levanté como madre en Israel.
jueces
CONCLUSION

Nuestras obligaciones son ilimitadas: nuestro amor debiera ser ferviente y nuestro arrepentimiento completo. Velar con Jesús tendría que ser nuestra ocupación; permanecer cerca de la cruz, nuestro solaz. Aquellos horribles cadáveres bien podían espantar a Rispa, especialmente por la noche; pero en nuestro Señor, al pie de cuya cruz estamos sentados, no hay nada repugnante, sino que todo es atractivo. Nunca hubo una belleza viviente tan encantadora como la del Salvador agonizante. Jesús, nosotros velaremos contigo aún un poco más, y tú revélate benignamente a nosotros: entonces sobre nuestras cabezas no habrá tela de cilicio, sino que estaremos sentados en un pabellón real.

Salmo 71.20 RVR60
Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, Volverás a darme vida, Y de nuevo me levantarás de los abismos de la tierra.
Salmo 71.9 RVR60
No me deseches en el tiempo de la vejez; Cuando mi fuerza se acabare, no me desampares.
Salmo 51.11 RVR60
No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu.
Related Media
Related Sermons