Faithlife Sermons

Tratándonos Unos a Otros

Peleando la Buena Batalla - 1 Timoteo  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views

La forma que Dios espera en que nos tratemos unos a otros en la iglesia.

Notes & Transcripts

Recordando clase anterior:

Habrá algunos que caerán en apostasía en los tiempos últimos (que ya son). Falsas doctrinas.
Un buen servidor de Cristo Jesús se nutre de la Palabra y la vive paso a paso.
Importancia de ejercitar las disciplinas espirituales de la piedad.
El ejemplo que la juventud necesita tener.
Cuidar el avión (las dos alas: vida y doctrina).

.

En este capítulo hay lineamientos a Timoteo para que aprendiera a tratar a las diferentes personas que había en la iglesia. Constituyen un modelo a seguir en general para todos los creyentes.
Pablo estaba consciente de la juventud de Timoteo y quería evitar que fuera menospreciado, sus inseguridades y las tentaciones a la inmoralidad sexual.
Al pensar en cómo tratarnos unos a otros, siempre tenemos dos opciones, como el mundo nos enseña y como Dios nos pide. La decisión es nuestra.
Ancianos:
No reprendas con dureza al anciano, sino aconséjalo como si fuera tu padre… a las ancianas, como a madres” Respetar a los ancianos era común en la sabiduría antigua y era bien visto en la sociedad.
No a la reprensión (regaño severo), más bien “aconséjalo” o “exhórtalo” (BTX), un acercamiento más considerado y amable que la reprensión.
Punto de comparación: como a sus padres o madres. ¿Tratas bien a tus padres o eres grosero y desconsiderado? Eso lo reflejarás con todas las personas mayores.
Hoy: cada vez se pierde más el respeto y aprecio por las personas mayores. Muchos son abandonados por sus familiares, sufren violencia en la calle (asaltos), desprecio en oficinas, etc.
Los jóvenes:
Trata a los jóvenes como hermanos”. Tratarlos como iguales, no como si él fuera superior a ellos.
Hoy: mucho espíritu de competencia entre personas de la misma generación, tratando de demostrar quién es mejor. ¡No es el espíritu del evangelio!
Las jóvenes:
a las jóvenes, como a hermanas, con toda pureza” o “con todo respeto” (TLA).
Las mujeres jóvenes eran un desafío para Timoteo. Por varias referencias internas (, ) se cree que había un problema con la pureza de las jóvenes en Éfeso que estaba causando problemas a toda la iglesia.
Timoteo era llamado a mantener un alto estándar en su relación con las mujeres en la iglesia: “toda pureza”. Radical, total, no a medias, no más o menos.

.

La iglesia mantenía “la lista de las viudas” (v. 9), a quienes apoyaban de varias formas.
Pero Pablo dejó lineamientos claros para que la iglesia asumiera esa responsabilidad:
Reconocer a las “que de veras están desamparadas” (v. 3). ¿Quiénes eran? Aquellas que no tenían familia creyente alguna que las pudiera apoyar, las que estaban solas.
Pero no solo era eso, sino también que eran reconocidas por su devoción a Dios (v. 5), por sus buenas obras (v. 10) que incluían ejemplo familiar y compromiso con la iglesia para hacer el bien.
La viuda “que se entrega al placer ya está muerta en vida” no debería estar en esa lista. Dejaron su compromiso con Dios por entregarse a la inmoralidad sexual, “algunas ya se han descarriado para seguir a Satanás” (v. 15).
En otras palabras, la iglesia no estaba obligada a ayudarlas solo por ser viudas o por estar desamparadas. Deberían mantener un estándar moral y espiritual para estar en la lista.
Otra enseñanza importante:
si una viuda tiene hijos o nietos, que éstos aprendan primero a cumplir sus obligaciones con su propia familia y correspondan así a sus padres y abuelos, porque eso agrada a Dios… Si alguna creyente tiene viudas en su familia, debe ayudarlas para que no sean una carga a la iglesia” (v. 4, 16).

22 Escucha a tu padre, que te engendró,

y no desprecies a tu madre cuando sea anciana.

, “Escucha a tu padre, que te engendró, y no desprecies a tu madre cuando sea anciana.” Los hijos necesitan atender y cuidar a sus padres y abuelos, especialmente al avanzar en edad.
Hoy: se escuchan en la sociedad historias de hijos que abandonan y saquean a sus padres, que les quitan todo, que los ignoran, que los dejan en las calles pidiendo dinero. ¡Dios castigará eso!
En la iglesia mantenemos la lista de necesitados que ayudamos de cierta forma. A veces nos enfrentamos con las siguientes actitudes:
Me deben ayudar porque soy pobre”, pero no cubre el perfil bíblico (no comprometidos, mal ejemplo, irresponsables).
Ayúdenme porque pasé una necesidad”, pero familiares creyentes que podrían ayudar. Al aceptar esto descuidamos a quienes verdaderamente están desamparados. ¡Pensar antes de pedir!
También vemos familiares cristianos que no cuidan a sus familiares más ancianos y que esperan que la iglesia les resuelva el problema. ¡No carguen a la iglesia innecesariamente!

.

v. 17 -18. Evidencia de que se retribuía económicamente a personas que servían tiempo completo para dirigir la iglesia, en este caso, los ancianos.
Pablo citó a y refiriéndose a ambas como “Escritura”, ¡inspiración divina de Biblia! En ambas se expresa que la voluntad de Dios es que haya remuneración a líderes dedicados.
¿Cuándo un dirigente debía recibir “doble honor” o “doble remuneración” (BJL)? Cuando dirigían bien a la iglesia pero además se esforzaban en la “predicación” (gr. logos, “palabra”) y la “enseñanza” (gr. didaskalia, “doctrina, instrucción”).
No es común encontrar dirigentes que hagan bien su trabajo dirigiendo pero además prediquen muy bien y también enseñen de forma precisa y documentada cuestiones doctrinales. ¡Requieren años de preparación, estudio y servicio! No se da de la noche a la mañana.
v. 19-20. Privilegios y responsabilidades del anciano.
v. 19, se le debe tener consideraciones especiales, como no aceptar acusaciones individuales sino respaldadas por testigos. Esto para evitar calumnias de gente mal intencionada.
v. 20. Si pecaban, ¡reprensión pública!, “para que sirva de escarmiento”. Mal aplicada en el pasado.
v. 21-22. Cuidado de Timoteo con los nombramientos:
No dejarse llevar por “prejuicios ni favoritismos”. Dos enemigos del buen juicio para un líder. El llamado es “te insto delante de Dios, de Cristo Jesús y de los santos ángeles” o “Te encargo solemnemente” (BTX). ¡Un encargo muy serio para todo líder! Delante de la Trinidad.
No hacer nombramientos apresurados sin el tiempo suficiente para que Dios confirme a la persona. Riesgo: hacerse “cómplice de pecados ajenos” (v. 22).

ORACIÓN POR COMUNIÓN.

FUENTES:

FUENTES:

Lea, Thomas D., y Hayne P. Griffin. 1, 2 Timothy, Titus. Vol. 34. The New American Commentary. Nashville: Broadman & Holman Publishers, 1992.
Keener, Craig S. The IVP Bible background commentary: New Testament. Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1993.
Nuevo comentario ilustrado de la biblia. Nashville: Editorial Caribe, 2003.
Related Media
Related Sermons