Faithlife Sermons

Josué luchó la batalla en Jericó

Josué: Fe y Miedo  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented
0 ratings
· 18 views
Notes & Transcripts
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →
La historia de la destrucción de Jericó es una de las campañas militares más extrañas jamás emprendidas. Extraño desde la perspectiva del hombre pero ciertamente no desde la de Dios.
La historia de la destrucción de Jericó es una de las campañas militares más extrañas jamás emprendidas. Extraño desde la perspectiva del hombre pero ciertamente no desde el de Dios.
Y a pesar de lo que dicen las letras de la vieja canción, Jericó fue menos la batalla de Josué y mas la batalla de Dios.
Josué estaba cerca de Jericó explorando esta ciudad fortificada con sus propios ojos. En este punto, no tenía conocimiento de cómo Dios podría intervenir en la batalla. Solo sabía que la batalla era inminente.
Jericó era una gran ciudad fortificada al borde de las Llanuras de Moab, al otro lado del río Jordán.
Ahora cuando digo gran ciudad fortificada, no piensen en una gran ciudad como Houston.
Jericó era más como una fortaleza aproximadamente del tamaño de Walmart aquí en Los Fresnos.
La ciudad estaba rodeada por dos conjuntos de muros y la ciudad estaba densamente poblada. La gente incluso vivía en casas construidas en las paredes.
Josué 5: 13-15; Josué 6: 1-27
Aunque esta ciudad fortificada podría considerarse pequeña según los estándares actuales, estaba bien protegida. De hecho, se consideraba impenetrable en ese momento y estaba invicto.
Cuando Josué estaba observando la ciudad de Jericó, algo inesperado sucedió ...

I. Encuentro de Josué con Dios (Josué 5: 13-15)

Joshua 5:13–15 NBLH
13 Cuando Josué estaba ya cerca de Jericó, levantó los ojos y vio que un hombre estaba frente a él con una espada desenvainada en la mano, y Josué fue hacia él y le dijo: “¿Es usted de los nuestros o de nuestros enemigos?” 14 “No,” respondió; “más bien yo vengo ahora como capitán del ejército del Señor.” Y Josué se postró en tierra, le hizo reverencia, y dijo: “¿Qué tiene que decirle mi señor a su siervo?” 15 Entonces el capitán del ejército del Señor dijo a Josué: “Quítate las sandalias de tus pies, porque el lugar donde estás es santo.” Y así lo hizo Josué.
Este capitán es ciertamente una figura imponente e inmediatamente atrae la atención de Josué.
De hecho, Josué no sabe si pelear o retirarse. Él le pregunte "¿estás con nosotros o contra nosotros?" Josué podría estar considerando que este hombre estaba aquí para unirse a la batalla en nombre de Israel. O podría haber venido de Jericó para discutir los términos de la batalla.
Pero este guerrero no era ninguna de esas cosas. Era alguien completamente diferente y claramente tenía su propia agenda en mente.
Mientras que la versión Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy usa la frase "capitán del ejército del Señor", la palabra hebrea original está más cerca de la palabra "comandante" o incluso podría ser "príncipe" del ejército de Dios.
Josué inmediatamente se dio cuenta de que estaba en presencia de un representante divino de Dios y se inclinó en deferencia a la dirección del comandante.
Es importante notar la reaccion de Josué
Reconociendo al líder de Dios, Josué mostró:
una actitud humilde, expectante y obediente
un reconocimiento de la posición superior del guerrero
un reconocimiento de su posición inferior
su voluntad de hacer lo que sea que se le pidiera
¿Quién es este Comandante del Señor?
El mensajero de Dios (ángel)
Dios mismo
Dios mismo
Cristo preencarnado
Cristo preencarnado
La Escritura guarda silencio sobre la identidad de este guerrero más allá de la frase "comandante del ejército del Señor", dejando esta pregunta abierta a la especulación. Sin embargo, la revelación de que Josué está parado en Tierra Santa indica la presencia divina de Dios. Esta declaración generalmente no está asociada con los ángeles mensajeros de Dios, sino con Dios mismo. Pero Dios normalmente no interactúa con los humanos de esta manera, tomando forma humana (exceptando en el caso de Jesucristo). Este papel parece ser más adecuado para la persona de Jesucristo. Aunque no podemos estar seguros sin más revelaciones.
¿Qué podemos sacar de este encuentro?
PRINCIPIO Dios puede aparecer de cualquier manera, en cualquier momento que él elija.

II. Extrañas instrucciones de Dios (Josué 6: 1-7)

Joshua 6:1–7 NBLH
1 Jericó estaba muy bien cerrada por miedo a los Israelitas. Nadie salía ni entraba. 2 Pero el Señor dijo a Josué: “Mira, he entregado en tu mano a Jericó, y a su rey con sus valientes guerreros. 3 “Ustedes marcharán alrededor de la ciudad, todos los hombres de guerra rodeando la ciudad una vez. Así lo harás por seis días. 4 “Siete sacerdotes llevarán siete trompetas de cuerno de carnero delante del arca. Al séptimo día ustedes marcharán alrededor de la ciudad siete veces, y los sacerdotes tocarán las trompetas. 5 “Y sucederá que cuando toquen un sonido prolongado con el cuerno de carnero, y ustedes oigan el sonido de la trompeta, todo el pueblo gritará a gran voz, y la muralla de la ciudad se vendrá abajo. Entonces el pueblo subirá, cada hombre derecho hacia adelante.” 6 Josué, hijo de Nun, llamó a los sacerdotes, y les dijo: “Tomen el arca del pacto, y que siete sacerdotes lleven siete trompetas de cuerno de carnero delante del arca del Señor.” 7 Entonces dijo al pueblo: “Pasen, y marchen alrededor de la ciudad, y que los hombres armados vayan delante del arca del Señor.”
PRINCIPIO Los planes de Dios a menudo parecen locos frente a los problemas que enfrentamos. Pero al confiar en Dios, podemos tomar medidas en sus planes sin temor.

III. Conquistando a Jericó (Josué 6: 6-21)

A. Día # 1 (Josué 6: 6-11)
Joshua 6:6–11 NBLH
6 Josué, hijo de Nun, llamó a los sacerdotes, y les dijo: “Tomen el arca del pacto, y que siete sacerdotes lleven siete trompetas de cuerno de carnero delante del arca del Señor.” 7 Entonces dijo al pueblo: “Pasen, y marchen alrededor de la ciudad, y que los hombres armados vayan delante del arca del Señor.” 8 Después que Josué había hablado al pueblo, los siete sacerdotes que llevaban las siete trompetas de cuerno de carnero delante del Señor, se adelantaron y tocaron las trompetas. Y el arca del pacto del Señor los seguía. 9 Los hombres armados iban delante de los sacerdotes que tocaban las trompetas, y la retaguardia iba detrás del arca, mientras ellos continuaban tocando las trompetas. 10 Pero Josué dio órdenes al pueblo: “No gritarán ni dejarán oír su voz, ni saldrá palabra de su boca, hasta el día que yo les diga: ‘¡Griten!’ Entonces gritarán.” 11 Así hizo que el arca del Señor fuera alrededor de la ciudad, rodeándola una vez. Entonces volvieron al campamento, y pasaron la noche en el campamento.
El primer día hicieron exactamente lo que Joshua les dijo:
)
Todos los hombres de guerra marcharon primero alrededor de la ciudad
Los siete sacerdotes llevaron las siete trompetas hechas de cuernos de carneros
Soplaron las trompetas en voz alta
Más sacerdotes los siguieron detrás llevando el arca del pacto
Y una retaguardia siguió la presencia de Dios
Josué le había dado a la gente instrucciones muy específicas en Josué 6:10:
Joshua 6:10 NBLH
10 Pero Josué dio órdenes al pueblo: “No gritarán ni dejarán oír su voz, ni saldrá palabra de su boca, hasta el día que yo les diga: ‘¡Griten!’ Entonces gritarán.”
Esta caravana siguió las instrucciones que les dieron con precisión. Después de rodear la ciudad una vez el primer día, regresaron a su campamento y pasaron la noche.
¿Te imaginas las conversaciones en Jericho esa noche?
¿Te imaginas las conversaciones en el campamento hebreo?
B. Días # 2-6 (Josué 6: 12-14)
El Día # 2 amaneció y fue una repetición exacta del Día # 1.
El Día # 2 amaneció y fue una repetición exacta del Día # 1.
Y también lo fueron los días 3 y 4, 5 y 6 ...
¿Cómo crees que cambiaron las conversaciones en el campamento esas noches?
Joshua 6:16 NBLH
16 A la séptima vez, cuando los sacerdotes tocaron las trompetas, Josué dijo al pueblo: “¡Griten! Pues el Señor les ha entregado la ciudad.
¿Crees que las conversaciones cambiaron en este punto?
Joshua tenía algunas instrucciones más ...
C. Día # 7 (Josué 6: 15-21)
El día 7 amaneció y la asamblea se reunió como los otros días ...
Solo que esta vez en vez de marchar por Jericó una vez y regresar al campamento, la asamblea marchó alrededor de Jericó siete veces ...
¿Cómo crees que cambiaron las conversaciones?
Y después de esta séptima vez en Jericó el séptimo día, Josué dio un nuevo mandato ...
B. Días # 2-6 (Josué 6: 12-14)
¿Por qué Dios les instruyó a destruir todo?
C. Día # 7 (Josué 6: 15-21)
Deuteronomio 20: 16-18
El día 7 amaneció y la asamblea se reunió como los otros días ...
Esta batalla fue ganada porque el pueblo de Israel siguió las instrucciones de Dios al pie de la letra.
El día 7 amaneció y la asamblea se reunió como los otros días ...

IV. La maldición de Josué en Jericó (Josué 6:26)

Solo que esta vez en vez de marchar por Jericó una vez y regresar al campamento, la asamblea marchó alrededor de Jericó siete veces ...
¿Cómo crees que cambiaron las conversaciones?
Y después de esta séptima vez en Jericó el séptimo día, Josué dio un nuevo mandato ...
Joshua 6:16 NBLH
16 A la séptima vez, cuando los sacerdotes tocaron las trompetas, Josué dijo al pueblo: “¡Griten! Pues el Señor les ha entregado la ciudad.
¿Crees que las conversaciones cambiaron en este punto?
Joshua tenía algunas instrucciones más ...
Joshua 6:18–19 NBLH
18 “Pero ustedes, tengan mucho cuidado en cuanto a las cosas dedicadas al anatema, no sea que las codicien y tomando de las cosas del anatema, hagan maldito el campamento de Israel y traigan desgracia sobre él. 19 “Toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, están consagrados al Señor. Entrarán en el tesoro del Señor.”
¿Qué fue esta prohibición?
De vuelta en el libro de Deuteronomio, Dios había ordenado que ciertas cosas se apartaran para su destrucción. Si no fueran apartados adecuadamente, entonces todo el campamento de Israel correría el riesgo de ser destruido.
Estas cosas para ser destruidas estaban hechas de plata y oro, por lo tanto tenían algún valor, pero muchas de ellas fueron usadas en los rituales sagrados de los dioses paganos. Por lo tanto, Dios protegía a los israelitas de su propia destrucción. Veremos una historia que aparecerá la próxima semana que ilustrará esto para nosotros.
La gente siguió las instrucciones de Joshua ...
Joshua 6:20–21 NASB95
20 So the people shouted, and priests blew the trumpets; and when the people heard the sound of the trumpet, the people shouted with a great shout and the wall fell down flat, so that the people went up into the city, every man straight ahead, and they took the city. 21 They utterly destroyed everything in the city, both man and woman, young and old, and ox and sheep and donkey, with the edge of the sword.
El resultado de todo el evento le había sido anunciado a Josué antes de que la batalla ocurriera. Dios le había devuelto a Jericó por completo en las manos de Josué en el versículo 2. (En realidad anteriormente, se lo había prometido a Moisés antes de que se perdiera).
De hecho, esta "batalla" nunca fue realmente una batalla en absoluto. La ciudad fortificada de Jericó cayó sin ningún enfrentamiento armado de oponentes. Fue una completa y total destrucción en la ciudad después de que el pueblo de Israel gritó. Todas las paredes simplemente cayeron y aplastaron la ciudad como un panqueque.
Y debe recordar que estas paredes estaban llenas de personas que vivían en sus hogares. Es muy probable que se refugiaran allí esperando el ataque pendiente de Israel.
Entonces, las paredes se cayeron y los guerreros se apresuraron y mataron a cada persona y animal en la ciudad. Excepto por Rahab y su familia, que habían ganado la gracia de Dios.
¿Por qué Dios les instruyó a destruir todo?
Deuteronomy 20:16–18 NBLH
16 “Pero en las ciudades de estos pueblos que el Señor tu Dios te da en heredad, no dejarás con vida nada que respire, 17 sino que los destruirás por completo: a los Hititas, Amorreos, Cananeos, Ferezeos, Heveos y Jebuseos, tal como el Señor tu Dios te ha mandado, 18 para que ellos no les enseñen a ustedes a imitar todas las abominaciones que ellos han hecho con sus dioses y no pequen contra el Señor su Dios.
Pensamiento políticamente correcto
El problema con la Biblia hoy es que mucha gente viene a ella con una forma de pensar políticamente correcta.
PRINCIPIO No podemos imponer nuestras sensibilidades modernas sobre la Biblia ... sobre Dios. Esto es un problema.
En este caso, Dios había estado tratando de atraer a la gente de Jericó por más de 400 años. Pero fueron resistentes a su plan. Dios se había movido para advertirles de su destrucción. Entonces, cuando cayó Jericó, las órdenes de Dios fueron destruir completamente a todos los seres vivos.
Algunas personas llegarán a esta historia y pensarán: "la gente de Jericó merece la gracia".
¿Por qué Dios quiere destruirlos?
Dios ya le había dado gracia a Jericó por 400 años. El tiempo de la gracia había pasado. Había llegado el momento de juzgar.
Dios tiene dos razones para destruir a la gente de Canaán:
Estaban adorando a otros dioses ... lo que tú y yo sabemos que son demonios ... "el príncipe del poder del aire, del espíritu que ahora está obrando en los hijos de la desobediencia" (Efesios 2: 2)
Él quiere proteger a su pueblo, los israelitas, de la influencia de estos dioses falsos, estas falsas religiones.
Él quiere proteger a su pueblo, los israelitas, de la influencia de estos dioses falsos, estas falsas religiones.
Esta batalla fue la batalla de Dios, no la de Israel para ganar con gloria y honor.
Dios peleó esta batalla sin esfuerzo.
Simplemente sucedió como Dios lo ordenó.
Esta batalla fue ganada porque el pueblo de Israel siguió las instrucciones de Dios al pie de la letra.

IV. La maldición de Josué en Jericó (Josué 6:26)

Joshua 6:26 NBLH
26 Entonces Josué les hizo un juramento en aquel tiempo y dijo: “Maldito sea delante del Señor el hombre que se levante y reedifique esta ciudad de Jericó. Con la pérdida de su primogénito echará su cimiento, y con la pérdida de su hijo menor colocará sus puertas.”
¿Cómo se ve Jericho hoy?
Jericó fue completamente destruido. Fue aplanado. Y todavía se encuentra achatado hoy, a pesar de que el día moderno Jericó esta muy ocupado a su alrededor.
What kind of walls do you have in your life?

¿Qué tipo de paredes tienes en tu vida?

Trabajo
Finanzas
Matrimonio
Relaciones
Niños
Amigos
Dios puede vencer estos muros y puede derribarlos.
De hecho, Dios se deleita en darte estas cosas cuando tus propósitos están alineados con los Suyos.
1.
Romans 8:28 NBLH
28 Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito.
Romans 8:28 NASB95
28 Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que aman a Dios, a los que son llamados según su propósito.
Te animo a que entregues a Dios los "muros" o problemas en tu vida y le permitas que los maneje a su manera según sus propósitos.
Related Media
Related Sermons