Faithlife Sermons

Grito de Guerra..!!!

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 8 views
Notes & Transcripts

Guerra Espiritual

Cuando escucho hablar acerca de la guerra espiritual, en la iglesia de hoy, se me viene a mi mente cuando alguien da voces al aire, con voz exaltada, cara de enojado, eso si con un vocearon, dando ordenes al diablo y culpando de todo su desastre.
si es pobre el diablo lo endeudo,
si mira pornografia el diablo le encendió la tele,
si toma licor el diablo lo invito,
es mas si tiene alguna enfermedad es culpa del diablo,
si te acostaste con tu novia antes del matrimonio fue el diablo que desvistió a la pobre patoja.
Si eres feo el diablo tiene la culpa.
si eres gordo el diablo no te deja ir a caminar.

El diablo es inocente.

Hay personas que se la pasan alegando a Satanás, !Satanás aquí, Satanás por aya¡ pero el orgullo de su corazón eso si no lo reprenden.
Nadie puede ir al infierno por culpa de satanás, por que no seria culpable, como un Dios justo condenaria a alguien inocente.
asi que dejemos un momento al diablo, el cual solo a merito de recordatorio ya esta derrotado.
Colosenses 2.15 NTV
De esa manera, desarmó a los gobernantes y a las autoridades espirituales. Los avergonzó públicamente con su victoria sobre ellos en la cruz.
colosenses
Colosenses 2.14–15 NTV
Él anuló el acta con los cargos que había contra nosotros y la eliminó clavándola en la cruz. De esa manera, desarmó a los gobernantes y a las autoridades espirituales. Los avergonzó públicamente con su victoria sobre ellos en la cruz.
colosenses 2.
Juan 3.8 NTV
El viento sopla hacia donde quiere. De la misma manera que oyes el viento pero no sabes de dónde viene ni adónde va, tampoco puedes explicar cómo las personas nacen del Espíritu.
1 Juan 3.8 NTV
Sin embargo, cuando alguien sigue pecando, demuestra que pertenece al diablo, el cual peca desde el principio; pero el Hijo de Dios vino para destruir las obras del diablo.
1 juan 3
pero no vamos a excusar al diablo, en otro estudio lo veremos, ya que hoy haremos un grito de Guerra

Guerreros

Todo Cristiano Verdadero es un “Guerrero”

¡Cristianismo verdadero! Enfoquemos la palabra “verdadero”.
Hay una gran cantidad de religiones en el mundo que no son cristianismo verdadero, auténtico.
Son tolerables con su apatía hacia la santidad, satisfacen las conciencias adormecidas, pero son falsas.
Hay miles de hombres y mujeres que van a las iglesias todos los domingos y se llaman cristianos.
¡Pero nunca se ve nada de “guerra” en su vida espiritual! No saben, literalmente, nada de guerra espiritual, esfuerzo, conflicto, ni de negarse a sí mismos, ni de estar vigilantes y, mucho menos, de batallar.
Tal cristianismo puede satisfacer al hombre y los que se atreven a decir algo en contra son considerados duros e incomprensivos, religiosos extremistas; pero, de hecho, no es el cristianismo de la Biblia.
No es la fe cristiana que fundó el Señor Jesús y que sus discípulos predicaban. No es la fe bíblica que produce verdadera santidad. El verdadero cristianismo es “una batalla”.
1 Timoteo 6.12 NTV
Pelea la buena batalla por la fe verdadera. Aférrate a la vida eterna a la que Dios te llamó y que confesaste tan bien delante de muchos testigos.
en este punto es donde podemos preguntar, estamos peleando esta batalla, o estamos adormecidos y cómodos en nuestra almohada llama “falso cristianismo”, por que cual es el sentido de esa, Cruz si nuestra vida sigue igual, si morimos y vivimos para el pecado otra vez entonces para que morir.
Efesios 2.1–3 NTV
Antes ustedes estaban muertos a causa de su desobediencia y sus muchos pecados. Vivían en pecado, igual que el resto de la gente, obedeciendo al diablo —el líder de los poderes del mundo invisible—, quien es el espíritu que actúa en el corazón de los que se niegan a obedecer a Dios. Todos vivíamos así en el pasado, siguiendo los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa. Por nuestra propia naturaleza, éramos objeto del enojo de Dios igual que todos los demás.
en este punto es donde podemos preguntar, estamos peleando esta batalla, o estamos adormecidos y cómodos en nuestra almohada llama “falso cristianismo”, por que cual es el sentido de esa, Cruz si nuestra vida sigue igual, si morimos y vivimos para el pecado otra vez entonces para que morir.
LBLA1 Y El os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros en otro tiempo vivíamos en las pasiones de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y de la mente, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Grito de Guerra

Romanos 8.10–17 NTV
10 Y Cristo vive en ustedes; entonces, aunque el cuerpo morirá por causa del pecado, el Espíritu les da vida, porque ustedes ya fueron declarados justos a los ojos de Dios. 11 El Espíritu de Dios, quien levantó a Jesús de los muertos, vive en ustedes; y así como Dios levantó a Cristo Jesús de los muertos, él dará vida a sus cuerpos mortales mediante el mismo Espíritu, quien vive en ustedes. 12 Por lo tanto, amados hermanos, no están obligados a hacer lo que su naturaleza pecaminosa los incita a hacer; 13 pues, si viven obedeciéndola, morirán; pero si mediante el poder del Espíritu hacen morir las acciones de la naturaleza pecaminosa, vivirán. 14 Pues todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. 15 Y ustedes no han recibido un espíritu que los esclavice al miedo. En cambio, recibieron el Espíritu de Dios cuando él los adoptó como sus propios hijos. Ahora lo llamamos «Abba, Padre». 16 Pues su Espíritu se une a nuestro espíritu para confirmar que somos hijos de Dios. 17 Así que como somos sus hijos, también somos sus herederos. De hecho, somos herederos junto con Cristo de la gloria de Dios; pero si vamos a participar de su gloria, también debemos participar de su sufrimiento.
En el versículo 13, el apóstol Pablo continua diciendo,
“porque si vivís conforme a la carne, habréis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis”.
Usted no le debe nada a la carne, pero le debe todo al Espíritu de Dios.
El Espíritu de Dios es quien le dará vida para resurrección (versículo 11).
Incluso ahora, usted solo podrá alcanzar victoria sobre su pecado “por el Espíritu”. “Pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis”. Usted le debe al Espíritu su resurrección final para vida eterna, (versículo 11) y al Espíritu de Dios le debe la perseverancia que necesita para lograr llegar a la resurrección como un creyente en guerra contra el pecado.
Si trata de sobrevivir como cristiano, por alguna otra vía que no sea “por el Espíritu”, no tendrá éxito, morirá en el intento.
Usted, probablemente, solo jugará al cristianismo sin pasión, sin vigilias, sin batallas encarnizadas, ni actitud de guerra en su mente, hasta que comprenda que la vida es una guerra en que arriesga su alma.
Si se encuentra así en esta mañana, su posición es bien precaria. (o es un seudo u medio cristiano)
El enemigo le tiene cautivo en un sueño, en un estado de paz mental como si nada serio estuviera en riesgo.
Pero Dios, en su misericordia, le tiene aquí esta mañana, y tiene este sermón destinado para despertarle y ponerle en pie de guerra.
Jesús dijo en
, “Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza”. ¿Desea entrar en el reino de los cielos? ¡Conquístelo violentamente! Pero, ¿violencia contra quién o contra qué? Escuche la respuesta de Jesús: “Y si tu mano o tu pie te es ocasión de pecar, córtatelo y échalo de ti; te es mejor entrar en la vida manco o cojo, que teniendo dos manos y dos pies, ser echado en el fuego eterno” () ¿Desea entrar a la vida? Conquístela violentamente. Corte su mano o su pie si le es necesario para alejarse de pecar. Jesús ilustra la forma más radical en que puede atacar su propio pecado, no el pecado de otros, sino su propio pecado.
Mateo 11.12 LBLA
12 Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza.
¿Desea entrar en el reino de los cielos? ¡Conquístelo violentamente! Pero, ¿violencia contra quién o contra qué? Escuche la respuesta de Jesús:
Mateo 18.8 LBLA
8 Y si tu mano o tu pie te es ocasión de pecar, córtatelo y échalo de ti; te es mejor entrar en la vida manco o cojo, que teniendo dos manos y dos pies, ser echado en el fuego eterno.
¿Desea entrar a la vida? Conquístela violentamente. Corte su mano o su pie si le es necesario para alejarse de pecar.
Jesús ilustra la forma más radical en que puede atacar su propio pecado, no el pecado de otros, sino su propio pecado.
“Y si tu mano o tu pie te es ocasión de pecar, córtatelo y échalo de ti; te es mejor entrar en la vida manco o cojo, que teniendo dos manos y dos pies, ser echado en el fuego eterno” () ¿Desea entrar a la vida? Conquístela violentamente. Corte su mano o su pie si le es necesario para alejarse de pecar. Jesús ilustra la forma más radical en que puede atacar su propio pecado, no el pecado de otros, sino su propio pecado.
Tenga presente en : “pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis” ¿Desea entrar en la vida eterna? ¿Desea vivir? Sea violento.
Adquiera una mentalidad de guerra. No esté en paz con sus propios oídos, ni con sus ojos, no esté en paz con su lengua, ni con sus pies, ni con sus manos, todos le traicionan como Judas.
Tenga presente en : “pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis” ¿Desea entrar en la vida eterna? ¿Desea vivir? Sea violento. Adquiera una mentalidad de guerra. No esté en paz con sus propios oídos, ni con sus ojos, no esté en paz con su lengua, ni con sus pies, ni con sus manos, todos le traicionan como Judas. No esté del lado de su enemigo para convertirse en instrumento del pecado y hacerle guerra a su propia alma. Haga morir las obras de su carne.
No esté del lado de su enemigo para convertirse en instrumento del pecado y hacerle guerra a su propia alma. Haga morir las obras de su carne.

LA VIOLENTA GUERRA EN LA VIDA CRISTIANA

Ed Welch, preparándose para su libro Un Banquete en la Tumba [A Banquet in the Grave] (Presbyterian & Reformed Publishing, 2001), dijo:
…existe un camino difícil hacia el auténtico autocontrol… El autocontrol no es para los tímidos. Cuando deseamos crecer en él, no solo nos alimentamos de la sobreabundancia en Jesucristo, también nos exigimos a nosotros mismos un odio por el pecado…. La única actitud posible hacia nuestros deseos desmedidos es la total declaración de guerra… algo en la guerra agudiza nuestros sentidos…Usted escucha una rama pequeña partirse o el susurro de las hojas y se pone en posición de ataque. Alguien tose y usted ya está listo para halar el gatillo. Incluso días después de no dormir, la guerra nos mantiene vigilantes.
¡Hay un sendero violentamente difícil en la verdadera vida cristiana! ¿Pero violencia contra quién o qué? No es violencia contra otras personas. Es una violencia contra todos los impulsos que nos hacen ser violentos con otras personas. Es una violencia contra todo aquello que nos motiva a convivir pacíficamente con nuestro propio pecado y crearnos un estado de paz mental. Es una violencia contra toda nuestra lascivia, y contra los deseos que nos esclavizan, los deseos por la comida o por la cafeína, por el azúcar o por el chocolate, los deseos por el alcohol o por la pornografía, o por el dinero o la vanidad, o la aprobación de otros, o por el poder, o la fama. Es violencia contra lo que nos impulsa, en nuestra propia alma, al racismo y a la indiferencia hacia la injusticia, la pobreza y el aborto.
¡Hay un sendero violentamente difícil en la verdadera vida cristiana! ¿Pero violencia contra quién o qué?
No es violencia contra otras personas.
No con los testigos de Jehova o Mormones, ateos, budistas, no creyentes, o seudo cristianos.
No contra la esposa, hijos, jefes.
Es una violencia contra todos los impulsos que nos hacen ser violentos con otras personas.
Es una violencia contra todo aquello que nos motiva a convivir pacíficamente con nuestro propio pecado y crearnos un estado de paz mental.
Contra todo lo que en nosotros nos hace pecar
Es una violencia contra toda lujuria, y contra los deseos que nos esclavizan,
los deseos por la comida o por la cafeína,
y contra los deseos que nos esclavizan, los deseos por la comida o por la cafeína, por el azúcar o por el chocolate, los deseos por el alcohol o por la pornografía, o por el dinero o la vanidad, o la aprobación de otros, o por el poder, o la fama.
por el azúcar o por el chocolate,
los deseos por el alcohol o por la pornografía,
o por el dinero o la vanidad,
o la aprobación de otros,
o por el poder,
o la fama.
Es aquí donde hacemos guerra
Es violencia contra lo que nos impulsa, en nuestra propia alma, al racismo y a la indiferencia hacia la injusticia, la pobreza y el aborto.
Pastor pero debemos de hacer guerra contra Satanás
Romanos 6.12 LBLA
12 Por tanto, no reine el pecado en vuestro cuerpo mortal para que no obedezcáis sus lujurias;
Efesios 6.12 LBLA
12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
El orar, el imponer manos, es importante. pero creame que mas importante es lo que les digo.
Porque el único punto de apoyo que Satanás tiene sobre tu vida es tu carne y tu pecado.
Recuerda Nadie va al infierno a causa de Satanás
La única razón por la que vamos al infierno es por el pecado.
Entonces mucho mas importante que luchar contra Satanás es luchar contra el pecado.
Entendamos esto mi mayor enemigo no es Satanás, mi mayor enemigo es JONATHAN OLIVA
El cristianismo no es acomodarnos y vivir en paz con este mundo, solo sería una religión más. “Pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis”. El cristianismo es la guerra contra nuestros impulsos pecaminosos.
Hay algo violento en los cristianos y no es contra nadie más que contra nosotros mismos.
de hecho es contra nuestra maldad hacia otros
es mas si sabes que eres una persona malvada, de carácter podrido, criticona, chismosa, rencorosa, mentirosa...
Sabes cual es tu problema
No has aprendido a hacer guerra.
Related Media
Related Sermons