Faithlife Sermons

Un verdadero testimonio

Evangelio de Juan   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 30 views

Los rasgos de un verdadero testimonio es que el objeto del testimonio es Cristo

Notes
Transcript

George Müller

Hace algún tiempo me encontré por primera vez con la Biografía de George Müller, este hombre fue verdaderamente excepcional. Se crió con su padre y su hermano, fue mujeriego, estafador y borrachín y sin embargo su Padre le proveía para sus necesidades enviándole dinero constantemente, esperanzado que si su hijo estudiaba para ser ministro, podría vivir cómodamente y con una buena posición social. Mientras ya estaba estudiando para ser religioso, un día fue invitado (casi porque el mismo Müller lo obligo) por un amigo suyo que conocía la fe pero había estado apartado, hacía algún tiempo, a una reunión de estudio y oración donde conoció y fue transformado por el Señor. Aunque su vida no cambió mucho inmediatamente, en verdad fue renovado, contra todo pronostico de su amigo que no le invitaba porque pensaba que Müller se burlaría de él por largo tiempo.
Sin embargo, Muller fue uno de los predicadores más importantes de su época, teniendo ya 75 años, aun cumplía con su agenda de por todo el mundo. fue apodado Padre de los huérfanos y no por nada. Siendo pobre al ser rechazado por su padre por sus nuevas convicciones de fe, emprendió una lucha en por sacar los huérfanos de las calles, sin nunca pedir un centavo de dinero, sino esperando en que Dios traería lo necesario. era un hombre de fe y de un verdadero testimonio. Así que así vamos a titular este sermón el día de hoy Un verdadero testimonio. Acompáñenme por favor, vamos a
Juan 21.24–25 RVR60
Este es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y escribió estas cosas; y sabemos que su testimonio es verdadero. Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir. Amén.
Parece que hay poco contenido en este texto y que tu estés preguntándote de que manera este texto tiene que ver contigo, por eso quiero reemplaces esa pregunta por otras dos, que el texto responde y de esa manera estaremos respondiendo también a que tiene que ver este texto contigo.
Responderemos entonces al verso 24, ¿Como es el testimonio?, y al verso 25: ¿De quien es el testimonio? Centrémonos primero en responder

¿Cómo es el testimonio? (vv. 24)

No cabe duda de que los testimonios son una practica moderna que ha reemplazado la predicación fiel de la palabra. Tu llegas a la iglesia y de manera casi sugestiva escuchas muchas personas tomando el púlpito para contar como es que Dios los transformo, que milagro les hizo, de que les sano, como salio de su problema económico. todas estas son características distintas de una practica bien propagada en el cristianismo, y lo que pretendemos es pasar dicha práctica por el ojo de Juan en el relato de su testimonio, porque todo lo que tiene que contar lo realizo colocando algunos colores especiales.
Lo primero a advertir es que Juan como lo ha hecho otras veces, se refiere a si mismo en tercera persona, es decir que habla como si no fuera él, nota que en vez de decir yo, el dice “Éste es el discípulo”, esforzándose por gozar del privilegio que le confiere este titulo, pero sin querer recibir gloria por esto. Juan disfruto de una relación especial con Cristo, de manera que el mismo se apoda el discípulo amado. El se sentía mas amado que sus demás compañeros discípulos que militaron con el durante su ministerio apostólico, así que se resalta entre ellos como mas amado, y esto no es porque Juan no haya tenido las mismas luchas de los demás, que sin duda si las tuvo, sino porque él sentía un verdadero afecto mas grande de parte de Cristo.
Yo he sugerido que esto no es gratis, Juan era viejo, su edad era avanzada, algunos incluso han dicho que el evangelio de Juan se escribió después de Apocalipsis, y siendo que Apocalipsis se escribió cerca del año cien, entonces podernos fácilmente saber que todas las aflicciones de Juan le ayudaron a entender el amor de Cristo. No es para nadie secreto porque lo hemos venido diciendo, que los primeros años del cristianismo fueron años de verdadero testimonio. Jacobo el hermano de Juan, el escritor de este libro, había sido muerto decapitado a espada por Nerón: Andres el hermano de Pedro, había sido crucificado en Mesopotamia; Marcos fue muerto arrastrado por caballos en la fiesta de Alejandría dedicado al emperador Máximo; Felipe también fue crucificado en Asia Menor; Esteban había sido apedreado; Santiago el hermano de Jesús, el pastor de Jerusalén y escritor de la carta de Santiago, fue puesto en el pináculo del templo y luego lanzado de allí, al caer, lo remataron a garrotazos; y ahora Juan es el último de la generación de apóstoles que esta vivo. tiene motivos para sentirse el discípulo amado.
Como es de curioso, el hecho que la palabra Testimonio provenga de la palabra griega μαρτιριο. Es decir que el martirio fue llamado así porque estos hombres a pesar de su vida dieron testimonio, no les importo el riesgo, la cultura, el ser modernos, jóvenes, pobres o ricos. El martirio es su testimonio. y Juan esta haciendo eso, dando testimonio. Ahora notemos como es que su testimonio es descrito:
Su testimonio es de estas cosas: Lo que Juan esta Relatando al final de su evangelio inspirado por el Espíritu Santo es que seleccionó de lo que conocía solamente lo mas necesario para cumplir el propósito de su libro. El evangelio de Juan presenta un propósito especifico, su propósito es mostrarnos a Jesús como Hijo de Dios como Dios venido en carne, no el mismo padre sino uno con el Padre. Todo su esfuerzo es puesto en esto, y cada sección relatada es para ello. De ello entendemos también nosotros y nos alimentamos aun 21 siglos mas tarde. Porque su esfuerzo por mostrarnos las características particulares de Jesús han dado grande fruto en nuestra relación especial con Dios. A los necesitados de alimento nos mostró el Pan de Vida, a los que no tienen esperanza de almuerzo, les mostró la multiplicación de los panes, a los que no tienen empleo les ofreció trabajo, trabajando para él, a los sedientos el agua de vida, que no dejará dar sed, nunca mas, a los que no crecimos con algún Padre nos mostró su Padre, a los padres que no tiene hijo se les mostró a sí mismos, a los que han perdido un hijo, les mostró al hijo crucificado, a las viudas las asigno a un discípulo suyo que las cuidara. Juan es selecto en lo que dice, no da palabras al viento o cuenta cosas, para mostrarse muy sabio de la biblia, sino que elige las cosas que debe contar. Este es nuestro llamado,no a decir un montón de cosas, sino a contar las necesarias para mostrar un verdadero testimonio de vida, un testimonio que de consuelo y que lleve a la salvación.
Su testimonio es inspirado: Cuando dice “y escribió” nos esta demostrando que este testimonio no vino por su cuenta solamente, no proviene de su voluntad, sino que provienen de inspiración que el Espíritu le da. No todo es medido, sino que el Espíritu santo nos ayuda, para que las cosas correctas a usar vengan a nuestra mente, aunque no en la medida de Juan, el discípulo amado, porque el usa palabras provenientes de Dios. Pedro lo ratifica:
2 Pedro 1.18–21 RVR60
Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo.Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.
El hecho de que Juan hubiese escrito estas cosas, lo coloca al nivel de cualquier texto del Antiguo testamento porque fue Dios quien dijo a Moisés escribe en un libro, y a Josúe, escribe en el libro, y a los profetas escriban en un rollo. Juan no hace mas que decir que su testimonio es tan corroborable que lo ha escrito. A decir verdad, muchos de nosotros no podemos hacer lo mismo, por la malvada intención de agregarle mas cosas a nuestro testimonio de lo que en realidad paso.
La practica que observamos hoy en nosotros mismos es tan contradictoria, porque vemos hombres que cuentan sus vidas y de lo que fueron rescatados con tal orgullo. Parece que haber sido los mas malos, no fuese causa de vergüenza sino de orgullo, y entre peores hayan sido y más actos malvados hayan hecho, parece que con mas orgullo pueden proclamarlo, !oh hermanos! he escuchado historias de hombres perversos y perversos, pero a mi corazón viene la pregunta al escuchar el orgullo con que dicen tales cosas, sin vergüenza en sus labios, ¿será que ha sido renovado? porque parece que no sintiera que la tierra se abre mientras cuenta sus atrocidades, tal vez solo pueda replicar lo que Pedro dijo
2 Pedro 2.20 RVR60
Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.
El testimonio de Juan es corroborable, piensa en su audiencia original, ellos debía poder ir a los lugares, iglesias y poder verificar que efectivamente esto era cierto, y aunque venían sus palabras acompañado de prodigios al ser apóstol, esto no significaba que cuando corroborasen los hechos no fueran verídicos. A decir verdad hemos visto que no es el ejemplo de muchos, muchas personas no pueden hacer lo de Juan porque hoy dicen que Dios las sanó, y mañana vemos que su enfermedad esta allí. Muchos los vemos decir que Dios los rescató de esto o aquello pero mañana los vemos en sus mismos pecados, mostrando que Dios no los rescato de nada. La historia de los últimos dos siglos nos muestran que la cantidad de personas que asegura que Dios les ha hecho milagros que en realidad no han ocurrido es mucha. Su éxtasis y su deseo porque les sucedan estas cosas los lleva a dar un testimonio falso y días después vemos que Dios no les hizo ningún milagro. En esto vemos las palabras de A. C. Sproll:
Cristiano, no caigas en la mentira de Satanás, pensando que el diablo también hace milagros, porque los milagros provienen de la nada, de lo imposible, y el único que puede crear de lo imposible es Dios. Satanás puede fingir y disfrazar un milagro pero un verdadero milagro solo viene de Dios, no caigas en la mentira de decir que Satanás también hace milagros.
Lo que Sproll afirma es en última instancia, que las personas que afirman un milagro, que no sucede porque la situación regresa o esta todavía allí, no son instados por Dios a proclamar tal cosa, sino que Satán los lleva a afirmar lo que no ha sucedido, puesto que una intención de creer que la enfermedad no existe no significa que así sea, proclama los milagros como venidos de Dios, dentro de los limites que Dios ha hecho.
Como vemos hermano el testimonio de Juan es Escrito, porque es palabra de Dios y no es de nuestra utilidad gloriosa, hoy, pero además es un testimonio público.
c. Es un testimonio Publico:Juan no ha dicho nada que no sea de conocimiento de otros, la palabra “sabemos”, muestra de manera omitida el pronombre, ¿Quienes sabemos? — Nosotros— sabemos. Ese nosotros es algo público, el no esta diciendo cosas que los demás no puedan atestiguar, sino que están siendo respaldadas por quienes son testigos, por eso el testimonio de nuestras vidas no esta compuesto por eventos secretos, sino que nuestras familias, amigos y conocidos saben quienes eramos, y ellos muestran si las cosas que aseguramos son verdad, y esto es lo que Juan esta usando, esta usando el argumento de que los demás no lo dejan mentir, porque ellos también saben que es cierto. lo cual muestra nuestra cuarta característica
d. ES verdadero: querido hermano y amigo, no desconozcas esta verdad, tu principal testimonio es delante de Dios, no de los hombres, el intentar dar testimonio a los hombres crea un profundo problema, y es que en aras a que ellos vean que grande es Dios, a que ellos vean de donde te saco, a que ellos vean que eres un verdadero cristiano, a que ellos vean que sirves al señor con esfuerzo, a que ellos vean tu forma de verte, a que ellos vean tu forma de tener fe, finalmente olvidas que Él (Dios) vea que cada palabra, apariencia y milagro en verdad es cierto. Este es el profundo peligro de los testimonios públicos que normalmente las personas defraudan a Dios con sus exageraciones, es aras de mostrar a otros lo que Dios puede hacer por ellos.’
Un verdadero Testimonio, es como Juan lo describe aquí, es selectivo, solo usa las cosas que requiere para el fin de guiar a otros, es corroborable, por eso lo plasmo por escrito, es público, otros lo corroboran, pero también es verdadero, agrada a Dios mediante la verdad, antes que a otros mediante la exageración.
Ahora espero que hayamos podido responder a la primera de las preguntas, en lo que titulamos “un testimonio verdadero”, la pregunta de ¿Cómo es el testimonio?, ahora pasemos a nuestra siguiente pregunta, verso 25

¿De quién es el testimonio?

Por atractivo que parezca, y por insólito también, no es nuestro testimonio el que debe ser contado para la conversión de nadie. Ya hace un momento que pudimos decir la edad de Juan, y también sus luchas pero él no ha hablado en todo el evangelio de sí mismo, es mas, busca la cantidad de veces que el nombre Juan se encuentra en el evangelio que el escribió y te darás cuenta que no pasa de dos veces, sino que hace referencia de si mismo queriendo esconderse detrás de la frase “el discípulo amado”.
Juan lo entendió, no se trataba de él, este testimonio no llevaría a las personas a la salvación, ellos se sorprenderían por el cambio, dirían las personas si cambian, pero no dirían el Señor cambia. por eso juan dice “y también muchas otras cosas hizo Jesús”, no esta contando sus hechos, los hechos de juan no son nada, los milagros de Juan no son nada, las sanidades y resurrecciones de Juan no son nada, la vida de Juan no es nada, el no esta interesado en contar su historia, esta interesado en predicar a Cristo, porque las palabras de Cristo son las que sanan, son las que salvan, son las que restauran, son las que instruyen, por eso a él le interesa en el evangelio predicar a Cristo, cualquier otra cosa se convierte en hurto, y muchos pastores y cristianos son culpables, porque han sido unos ladrones de gloria. Cristo no vino para que cuentes tu historia, sino la suya y es allí donde el Espíritu irrumpe con poder, porque es allí donde tu crees, cuan ya lo había dicho:
Juan 20.31 RVR60
Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.
El propósito no es que crean en Juan, ni en Julian, ni en Gustavo, ni en cristina, sino que crean en Cristo, por eso de tu boca debe emanar Cristo, sus palabras. seguro y nuestro testimonio es útil siempre para alentar, para glorificar, no para salvar, alaba a Dios, como le diría también el ángel a Juan:
Apocalipsis 19.10 RVR60
Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.
Como vemos, recibirán, no nuestro testimonio sino el de Jesús, oh hermanos, si es nuestro testimonio entonces que contaran los creyentes que son cristianos de cuna, que historia de pandillas, drogas, sicariato, accidentes o milagros contarán aquellos que no han tenido tales vidas destrozadas, estas cosas en vez de llevarnos a gozarnos deben avergonzarnos, como dice el profeta
Ezequiel 36.31 RVR60
Y os acordaréis de vuestros malos caminos, y de vuestras obras que no fueron buenas; y os avergonzaréis de vosotros mismos por vuestras iniquidades y por vuestras abominaciones.
No hay orgullo en haber sido un homosexual, un drogadicto, un borracho, en haber golpeado a nuestras esposas, en haber sido infieles, en no haber tratado correctamente a nuestros padres, en ser unos mentirosos, en ser adictos a la pornografía, en haber abandonado a nuestros hijos, el único orgullo, es que Dios ha prometido, que perdonaría nuestros pecados y nunca mas los recordaría. Predica el testimonio de Jesús, porque ese es el espíritu de la biblia.
Hermanos hay suficientes cosas de Cristo que contar, Juan aclara de manera exagerada que ni aun los libros, escucha la palabra que acabo de usar, “los libros”, la palabra griega usada allí es la palabra biblia. Ni aun en el mundo cabrían las biblias que se abrían de escribir. Has leído toda la biblia al menos una vez cada dos años, has memorizado la biblia, Esta es la palabra de Dios, ella es la que transforma, ella es la que nos lleva a Cristo. oh perezoso, hasta cuando dormiréis, veréis televisión, te la pasaras de recreo, gastaras tu vida en lo que no es pan y tu dinero en lo que perece. Cuanto has ahorrado para las vacaciones, para el nuevo televisor, para una ducha de agua caliente, y cuanto para comparte una buena biblia de estudio, donde puedas conocer mas el testimonio de Jesús, el que es el pan de vida eterna, el que transformará tu familia, tu casa, tu barrio. Cuantos en verdad lo han deseado, pero en realidad no han tenido el dinero para hacerlo. Si es así levántate y yo te daré una, que te sierva mientras Dios contesta tus oraciones y te da una para una mejor.
Hermanos hoy hemos terminado de estudiar el testimonio de Juan, que el contó sobre el Señor Jesucristo, quiera Dios y me conceda mi oración de haber visto al menos una vida transformada por él, al menos un soldado del diablo ser liberado de su esclavitud, tal vez eres tu, y sea hoy, cuando Dios te llama a rendir tu corazón a él y a creer en el testimonio de Jesús.
Antes de terminar este libro no me deje pasar por alto el amén. que Dios así lo haga, que Dios conceda el que tu vida crea a Jesús, que no creas mas las mentiras del diablo, que creas en Jesús y que veas tu vida ser renovada, a Cristo sacándote del lodo cenagoso, a Cristo en la cruz, sacándote de tu estado, de tu condición, y que puedas decir junto con Juan, Amén, sí ven Señor Jesús.
Ahora hermano, permitanme aplicar por favor este texto a sus vidas:
Un verdadero Testimonio, como titula este sermón, esta enfocado en el testimonio de Jesús, el tuyo es fruto del testimonio de Jesús, por eso es secundario, antes de presentar tu testimonio a alguien presenta a Cristo, su testimonio, su poder para transformar, sanar, hacer milagros. Tu testimonio le animara, no le salvara.
Oh impide hermano, impide por favor, salta al púlpito, quita de allí a los hombres que se predican a sí mismos, no permitas que roben la gloria de Cristo mientras tu estas escuchando esto porque eres como el hombre que ve al ladrón de lejos y pasa derecho para no tener problema. pide que te alimenten como oveja no te suban a los montes como los chivos.
querido amigo que nos acompañas hoy:
Este es nuestro testimonio, es Jesús y su biblia, este es el testimonio que nos ha salvado, permitenos gritartelo, no ha salvado, nos ha salvado, cuando recordamos lo que eramos, cuando vemos nuestra vida sin el, solo contemplamos el mismo desierto que tu vives, una vida árida, perdida en la enfermedad en el dolor, en relaciones rotas, siendo maldicientes, mentirosos, homosexuales, iracundos, teniendo sexo para saciar nuestros instintos, en la drogas, siendo odiados aun por nuestros seres queridos, caminando a la tumba, deseando la muerte, queriendo el suicidio, sin nadie que nos amara, sin que nadie se preocupara por nosotros, pero Dios, como recordar nuestra antigua forma de vida son que las las lagrimas broten, como puedes estar así en esa situación sin que tus lagrimas broten, clama a Jesús, clama a Jesús, clama a Jesús y el vendrá a ti y te recojera, con todo te recoger.
vamos a orar.
Related Media
Related Sermons