Faithlife Sermons

7 Formas de resistir a Satanás

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7,591 views
Notes
Transcript

 7 Formas de resistir a Satanás:

(y mantener su liberación)

 

I.                    Introducción:

Dios ha restaurado a la Iglesia su autoridad sobre el mundo de los espíritus.  No obstante, y con frecuentemente pasa, que los cristianos solemos detenernos en medias verdades y suponer que ya la tenemos todo como Dios quiere. 

Hay un fenómeno que se está dando entre los ministerios de liberación.  Es algo similar a lo que ocurre con algunos gérmenes y bacterias que se hacen inmunes a la penicilina.  Ya muchos demonios no se resisten tanto a salir de algunos; pues salen y al rato entran de vuelta.

  II.          Presentación:

Mat. 12:43-45

43 Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, pasa por lugares áridos buscando descanso y no lo halla.

44 Entonces dice: "Volveré a mi casa de donde salí"; y cuando llega, la encuentra desocupada, barrida y arreglada.

45  Va entonces, y toma consigo otros siete espíritus más depravados que él, y entrando, moran allí  y el estado final de aquel hombre resulta peor que el primero. Así será también con esta generación perversa.

Eph 6:10-18

10  Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza.

11 Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar  firmes contra las insidias del diablo.

12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13  Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.

14  Estad, pues, firmes, CEÑIDA VUESTRA CINTURA CON LA VERDAD, REVESTIDOS CON LA CORAZA DE LA JUSTICIA,

15  y calzados LOS PIES CON EL APRESTO DEL EVANGELIO DE LA PAZ;

16  en todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno.

17  Tomad también el YELMO DE LA SALVACION, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios.

18  Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

 III.    Aplicación:

1.    *Conociendo la Verdad:

Juan 8:31, 32 

31 Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos;

32  y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

2Pe 1:3,4 

3 Pues su divino poder nos ha concedido todo cuanto concierne a la vida y a la piedad, mediante el verdadero conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,

4  por medio de las cuales nos ha concedido sus preciosas y maravillosas promesas, a fin de que por ellas lleguéis a ser partícipes de la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que hay en el mundo por causa de la concupiscencia.

*Parte de la armadura de Dios:

Efesios 6:14 

Estad, pues, firmes, CEÑIDA VUESTRA CINTURA CON LA VERDAD

2.    *Manteniéndose llenos del Espíritu Santo:

2Co 3:17, 18 

17 Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad.

18 Pero nosotros todos, con el rostro descubierto, contemplando como en un espejo la gloria del Señor, estamos siendo transformados en la misma imagen de gloria en gloria, como por el Señor, el Espíritu.

*Parte de la armadura de Dios:

Efesios 6:17, 18

17 …y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios.

18  Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Heb. 10:26-31  Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio alguno por los pecados, sino cierta horrenda expectación de juicio, y la furia de UN FUEGO QUE HA DE CONSUMIR A LOS ADVERSARIOS. Cualquiera que viola la ley de Moisés muere sin misericordia por el testimonio de dos o tres testigos. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que ha (1) hollado bajo sus pies al Hijo de Dios, y (2) ha tenido por inmunda la sangre del pacto por la cual fue santificado, y

(3) ha ultrajado al Espíritu de gracia? Pues conocemos al que dijo: MIA ES LA VENGANZA, YO PAGARE. Y otra vez: EL SEÑOR JUZGARA A SU PUEBLO. ¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo.

          El pecado es quebrantar o desobedecer las leyes de Dios.   Todo pecado es violación a las leyes de Dios.  Todo pecado es contra Dios.  Pero se puede pecar contra El Padre o El Hijo o El Espíritu Santo en su individualidad como persona. 

         

            Mat 12:31,32  Por eso os digo: todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu no será perdonada.  Y a cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este siglo ni en el venidero.

   

Hoy vamos a examinar los pecados más sutiles y más comunes de los cuales la mayoría de los cristianos, especialmente, pentecostales o carismáticos,   no saben arrepentirse.

I.-  Los pecados contra El Espíritu Santo:

1.- Contristar al Espíritu Santo: El Espíritu Santo es una persona y se entristece por medio de palabras, pensamientos y acciones que reflejan una actitud contraria al carácter santo de Dios.  “sed santo por que yo soy Santo”

Isa 63:10  Mas ellos se rebelaron y contristaron su Santo Espíritu; por lo cual El se convirtió en su enemigo y peleó contra ellos.

Eph 4:17-32  Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ya no andéis así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente, 18  entenebrecidos en su entendimiento, excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos, por la dureza de su corazón; 19  y ellos, habiendo llegado a ser insensibles, se entregaron a la sensualidad para cometer con avidez toda clase de impurezas. 20  Pero vosotros no habéis aprendido a Cristo de esta manera, 21  si en verdad lo oísteis y habéis sido enseñados en El, conforme a la verdad que hay en Jesús, 22  que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, 23  y que seáis renovados en el espíritu de vuestra mente, 24  y os vistáis del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad. 25  Por tanto, dejando a un lado la falsedad, HABLAD VERDAD CADA CUAL CON SU PROJIMO, porque somos miembros los unos de los otros. 26  AIRAOS, PERO NO PEQUEIS; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27  ni deis oportunidad al diablo. 28  El que roba, no robe más, sino más bien que trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, a fin de que tenga qué compartir con el que tiene necesidad. 29  No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan. 30  Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, por el cual fuisteis sellados para el día de la redención. 31  Sea quitada de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos, maledicencia, así como toda malicia. 32  Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo.

2.- Apagar al Espíritu Santo: Al Espíritu Santo se le ‘apaga’cuando  sus funciones, dones y ministerios son descuidados, abusados,  rechazados o menospreciados.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

1Tes.5:16-22

16 Estad siempre gozosos; 17 orad sin cesar; 18 dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús. 19 No apaguéis el Espíritu; 20 no menospreciéis las profecías. 21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; 22  absteneos de toda forma de mal.

3.- Mentirle al Espíritu Santo: Cuando pretendemos ser lo que no somos; cuando actuamos hipócritamente para ser vistos.  Cuando pretendemos ser una cosa por fuera y somos otra por dentro.  En el trabajo o en la escuela somos unos y en el templo somos otros.

Hechos 5:1  Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una propiedad, 2 y se quedó con parte del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo la otra parte, la puso a los pies de los apóstoles. 3  Mas Pedro dijo: Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón para mentir al Espíritu Santo, y quedarte con parte del precio del terreno? 4 Mientras estaba sin venderse, ¿no te pertenecía? Y después de vendida, ¿no estaba bajo tu poder? ¿Por qué concebiste este asunto en tu corazón? No has mentido a los hombres sino a Dios. 5  Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró; y vino un gran temor sobre todos los que lo supieron. 6  Y los jóvenes se levantaron y lo cubrieron, y sacándolo, le dieron sepultura.

4.- Probamos al Espíritu Santo: Cuando en nuestras palabras, pensamientos y acciones, la actitud es tal que estamos tentando al Espíritu, poniéndolo a prueba haber va a actuar o no. Desafiándolo, al actuar como si el Reino de Dios es menos importante que nuestros intereses personales.  

7  Después de un lapso como de tres horas entró su mujer, no sabiendo lo que había sucedido. 8  Y Pedro le preguntó: Dime, ¿vendisteis el terreno en tanto? Y ella dijo: Sí, ése fue el precio. 9  Entonces Pedro le dijo: ¿Por qué os pusisteis de acuerdo para poner a prueba al Espíritu del Señor? Mira, los pies de los que sepultaron a tu marido están a la puerta, y te sacarán también a ti.

10  Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró. Al entrar los jóvenes, la hallaron muerta, y la sacaron y le dieron sepultura junto a su marido. 11  Y vino un gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que supieron estas cosas. 12  Por mano de los apóstoles se realizaban muchas señales y prodigios entre el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón. 13 Pero ninguno de los demás se atrevía a juntarse con ellos; sin embargo, el pueblo los tenía en gran estima.

5.- Resistir al Espíritu Santo: Resistimos al Espíritu Santo cuando no nos arrepentimos de pecados, de justicia y de juicio.  Y cuando no nos dejamos guiar por El, al no aceptar Su testimonio de lo que ha de venirnos, y al no aceptar lo que El testifica acerca de Cristo.  El resistir implica que estamos peleando contra el Espíritu Santo. Tenemos fricción con el.  

                    

Juan 16:7-14

Pero yo os digo la verdad: os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros; pero si me voy, os lo enviaré. 8  Y cuando El venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio; 9  de pecado, porque no creen en mí;  10 de justicia, porque yo voy al Padre y no me veréis más;  11  y de juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido juzgado. 12  Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. 13  Pero cuando El, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir. 14 El me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo hará saber.

Gen 6:1  Y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,

Gen 6:2  los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban.

Gen 6:3  Entonces el SEÑOR dijo: No contenderá mi Espíritu para siempre con el hombre, porque ciertamente él es carne. Serán, pues, sus días ciento veinte años.

Act 7:51  Vosotros, que sois duros de cerviz e incircuncisos de corazón y de oídos, resistís siempre al Espíritu Santo; como hicieron vuestros padres, así también hacéis vosotros.

3. Viviendo en Amor:

1Juan 2:9-11 

9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está aún en tinieblas

10 El que ama a su hermano, permanece en la luz y no hay causa de tropiezo en él.

11 Pero el que aborrece a su hermano, está en tinieblas y anda en tinieblas, y no sabe adónde va, porque las tinieblas han cegado sus ojos. .*(Satanás habita en las tinieblas) 

1Juan 4:12

 A Dios nadie le ha visto jamás. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor se perfecciona en nosotros.

1Juan 4:18 

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor*, porque el temor involucra castigo, y el que teme no es hecho perfecto en el amor. *(el temor es un espíritu;  2Timoteo 1:7  “Porque no nos ha dado Dios el espíritu de temor, sino el de fortaleza, y de amor, y de templanza.)

1Juan 5:18 

Sabemos que todo el que ha nacido de Dios, no peca; sino que aquel que nació de Dios le guarda y el maligno no lo toca.

4. *El escudo de la fe:

1Pe 5:8, 9 

8  Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar.

9  Pero resistidle firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

*Parte de la armadura de Dios:

Eph 6:16 

…en todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno.

5. Sometimiento a la autoridad de Dios personal y delegada:

 

Jam 4:4  ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Jam 4:5  ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El celosamente anhela el Espíritu que ha hecho morar en nosotros?

Jam 4:6  Pero El da mayor gracia. Por eso dice: DIOS RESISTE A LOS SOBERBIOS PERO DA GRACIA A LOS HUMILDES.

Jam 4:7  Por tanto, someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros.

Jam 4:8  Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones.

Jam 4:9  Afligíos, lamentad y llorad; que vuestra risa se torne en llanto y vuestro gozo en tristeza.

Jam 4:10  Humillaos en la presencia del Señor y El os exaltará.

Rom 13:1  Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas.

Rom 13:2  Por consiguiente, el que resiste a la autoridad, a lo ordenado por Dios se ha opuesto; y los que se han opuesto, sobre sí recibirán condenación.

Rom 13:3  Porque los gobernantes no son motivo de temor para los de buena conducta, sino para el que hace el mal. ¿Deseas, pues, no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás elogios de ella,

Rom 13:4  pues es para ti un ministro de Dios para bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues ministro es de Dios, un vengador que castiga al que practica lo malo.

Rom 13:5  Por tanto, es necesario someterse, no sólo por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia.

2Co 10:3  Pues aunque andamos en la carne, no luchamos según la carne.

2Co 10:4  Porque las armas de nuestra contienda no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas;

2Co 10:5  destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo,

2Co 10:6  y estando preparados para castigar toda desobediencia cuando la obediencia de ustedes sea completa

6 *Poniéndose la cruz:

Rev 12:10  Y oí una gran voz en el cielo, que decía:  Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque el acusador de nuestros hermanos, el que los acusa delante de nuestro Dios día y noche, ha sido arrojado.

Rev 12:11  Ellos lo vencieron por medio de la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio de ellos, y no amaron sus vidas, llegando hasta sufrir la muerte.

* Parte de la armadura:

Efesios 6:14, 15

14 REVESTIDOS CON LA CORAZA DE LA JUSTICIA,

15  y calzados LOS PIES CON EL APRESTO DEL EVANGELIO DE LA PAZ;

17 Tomad también el YELMO DE LA SALVACION, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios.

7. Resistencia contra Satanás:

Santiago 4:7

…Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros.

Resistir es establecerse y plantarse en directa y continua oposición, lucha, pelea a todo lo que es del diablo o asociado con el.

 Tit 2:11, 12 

11  Porque la gracia de Dios se ha manifestado, trayendo salvación a todos los hombres,

12 enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos, vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente,

 

Related Media
Related Sermons