Faithlife Sermons

Sardis, La Iglesia Muerta (4)

Notes
Transcript
Hoy continuaremos con el estudio al libro del Apocalipsis, serie Observando el futuro P23, Sardis una iglesia muerta.
En donde estamos analizando los mensajes de nuestro Señor Jesucristo que le dio a su siervo Juan, para que los escribiera, y que fuesen enviados a las siete Iglesias que estan en Asia, cuyo propósito es el que lea, oiga y guarde las palabras de esta profecía, sea bienaventurado, es decir, el que oiga y haga conforme a estas palabras escritas, el que obedece a la voluntad de Dios, sea bienaventurado.
Apocalipsis 1.3 RVR60
Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.
Este libro maravilloso nos muestra la gloria de Dios y de nuestro señor Jesucristo, nos muestra la segunda venida de Jesús, porque el tiempo está cerca, he aquí que viene con las nubes, y todo ojo lo verá.
Mateo 24.30 RVR60
Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.
Su segunda venida, no va a ser como la primera, la primera fue para pagar por nuestros pecados, el cordero que quita el pecado del mundo, su segunda venida va a traer el juicio a la tierra, entonces lamentaran las tribus de la tierra porque viene con poder y gran gloria, el león de la tribu de Juda, al que nos amo, y nos lavo de nuestros pecados con su sangre, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. Amén.
Quiero recordarles algo, que es nuestra responsabilidad identificarnos con los mensajes que nuestro Señor nos da en este libro, son mensajes de arrepentimiento, son mensajes para aquel que los guarda, los obedece, reciba la bendición de Dios, reciba sus promesas, reciba la vida.
Estamos analizando el mensaje que nuestro Señor Jesucristo envió a la iglesia que esta en Sardis, una iglesia que tiene nombre de que vive, pero esta muerta, era una iglesia que conocía la verdad, pero no vivía en la verdad, no practicaba la verdad.
Es cuando el cristiano conoce la verdad, pero es arrastrado por la corriente de este mundo, y es llevado al pecado, el pecado es lo único que nos lleva a la muerte, una muerte espiritual, Jesús les dijo, tienes nombre de que vives, te llamas cristiano, asistes a la iglesia, proclamas conocer al Señor, pero Jesús dijo, estas muerta, porque no vives en la verdad, porque no practicas la verdad.
Jesus dijo: No todo el que me diga Señor, Señor, entrara en el reino de los cielos, solo el que hace, la voluntad de mi Padre que esta en los cielos, solo el que guarda, solo el que vive, en su voluntad.
Jesus dijo: No todo el que me diga Señor, Señor, entrara en el reino de los cielos, solo el que hace, la voluntad de mi Padre que esta en los cielos, solo el que guarda, solo el que vive, en su voluntad.
Jesus dijo: No todo el que me diga Señor, Señor, entrara en el reino de los cielos, solo el que hace, la voluntad de mi Padre que esta en los cielos, solo el que guarda, solo el que vive, en su voluntad.
Continuemos con este mensaje a la Iglesia que esta en Sardis.
Apocalipsis 3.3 RVR60
3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.
El Señor le da instrucciones a la Iglesia en Sardis, acuérdate de lo que has recibido y oído y arrepiéntete.
Apocalipsis 3.3 RVR60
Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.
El Señor le da instrucciones a la Iglesia en Sardis, acuérdate de lo que has recibido y oído y arrepiéntete.
El Señor le da instrucciones a la Iglesia en Sardis, acuérdate de lo que has recibido y oído y arrepiéntete.
Acuérdate, de esa palabra que te trajo la libertad, que te dio la salvación, acuérdate de las instrucciones que el Señor te ha dado en tu vida para que ya no vivas en la esclavitud del pecado, el vino a darte la libertad, el vino a despojarte de toda cadena, de toda atadura, el vino a salvarte.
Acuérdate de todas las instrucciones que has oído para tu vida, y guárdalas, hazlas, ponlas por obra, que no se te olviden, porque estas instrucciones son vida para ti.
Se acuerdan de lo que vimos el domingo pasado con relación a la Parábola del Sembrador, donde la palabra nos muestra cuatro tipos de corazón, cuatro tipos de tierra, ¿en donde estas tu?, eres de lo que reciben la palabra con mucho gozo, pero después se te olvida, y no haces conforme a ella, o eres de los que estan pensando en los afanes de este mundo, el dinero, las posesiones, las riquezas, el trabajo y se te olvida la instrucción y dejas la palabra por obtener lo que quieres, o eres el corazón que ha guardado la palabra, la ha retenido, la ha comprendido, que la entiende y la pone por obra, que a pesar de las tentaciones de este mundo, que a pesar de sus necesidades, no se olvida de las instrucciones que ha recibido, que ha oído, lo que aprendió lo aplica, permanece fiel al señor, en fe, y paciencia, constante, obteniendo fruto al ciento por uno, porque solo con la fe y la paciencia se obtienen las promesas dadas por Dios.
Acuérdate de todas las instrucciones que has oído, y guardalas
Se acuerdan de lo que vimos el domingo pasado con relación a la Parábola del Sembrador, donde nos mostró cuatro tipos de corazón, cuatro tipos de tierra, ¿en donde estas tu?, eres de lo que reciben la palabra con mucho gozo, pero después se te olvida, y no haces conforme a ella, o eres de los que estan pensando en los afanes de este mundo, el dinero, las posesiones, las riquezas, el trabajo y se te olvida la instrucción y dejas la palabra por obtener lo que quieres, o eres el corazón que ha comprendido la palabra, que la entiende y la pone por obra, que a pesar de las tentaciones de este mundo, no se olvida de las instrucciones que ha recibido, que ha oído, que lo que aprendió lo aplica, permanece fiel al señor, constante, obteniendo fruto al ciento por uno.
El Señor, después de dar las instrucciones a esta Iglesia, el despertarse de ese letargo, de vigilar, de estar atentos y afirmar las cosas que estan por morir, de acordarse de lo que han oído, y recibo por parte del Señor, ahora viene la consecuencia de no hacerlo:
Pues si no te pones en vela, si no haces conforme a la palabra que te he dado, si no te despiertas de ese letargo espiritual en que estas, si no te arrepientes de ese pecado, de ese pecado que vives practicándolo, el cual te esta llevando a una muerte espiritual, a una muerte eterna sin Dios, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a que hora vendré sobre ti.
Pues si no velas,
Vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a que hora vendré sobre ti.
El Señor nos dice nunca sabrás a que hora vendré sobre ti, como ladrón en la noche, en un día inesperado por ti, ej. el ladrón cuando te quiere robar, ¿te avisa?, claro que no, el Señor nos dio una parábola,
Lucas 12.39–40 RVR60
39 Pero sabed esto, que si supiese el padre de familia a qué hora el ladrón había de venir, velaría ciertamente, y no dejaría minar su casa. 40 Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá.
lucas 1
Lo que nos esta diciendo el Señor, es que si velas o no velas el viene, el viene pronto, y el viene por su iglesia y a traer juicio, Hno. Luis, si tu supieras el día que el ladrón quiere ir a tu casa a robar, ¿lo dejarías?, claro que no, estarías al pendiente, estarías velando y solo ese día cuidarías, para cuidar que no te roben.
El Señor dice, asi también vosotros, estad preparados, velando, vigilando, alerta, porque a la hora que no penséis, nuestro Señor Jesucristo vendrá, como ladrón en la noche, aquel que conoce la verdad pero no vive la verdad, esta aun en tinieblas, haciendo conforme a su deseo a su voluntad,
1 Juan 1.6 RVR60
6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;
la palabra de Dios nos pone un ejemplo, de que es andar en tinieblas:
la palabra de Dios nos pone un ejemplo, de que es andar en tinieblas:
1 Juan 2.9 RVR60
9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas.
No basta con conocer la verdad, si no vivo en la verdad. Si se fijan, el verso dice: el que dice, no se trata de decir, se trata de hacer, de hacer la voluntad de Dios, de Jehová.
Lo que se trata es de dejar de hacer lo que se hace en tinieblas, si tu guardas rencor, resentimiento en tu corazón, aun estas en tinieblas, y no practicas las verdad.
Sin pensar que nuestro Señor Jesucristo viene pronto, por su iglesia primeramente. El esta hablando de su segunda venida: Pues si no velas, vendré sobre ti, como ladrón en la noche.
sin pensar que nuestro Señor Jesucristo viene pronto, por su iglesia primeramente. El esta hablando de su segunda venida: Pues si no velas, vendré sobre ti, como ladrón en la noche.
1 Tesalonicenses 5.2 RVR60
2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;
1 tesa
1 Tesalonicenses 5.4 RVR60
4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.
1 Tesalonicenses 5.4–11 RVR60
4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. 5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. 7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. 9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. 11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.
1 Tesalonicenses 5.4 RVR60
4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.
1 Tesalonicenses 5.4–11 RVR60
4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. 5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. 7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. 9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. 11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.
1 ts 5.4-
v2. El señor viene pronto, el viene por su iglesia, y no sabemos ni el día ni la hora en que el hijo de Dios vendrá.
1 ts 5.
El señor viene pronto, el viene por su iglesia, y no sabemos ni el día ni la hora en que el hijo de Dios vendrá.
v4. lo que el apóstol Pablo dijo tiene aplicación directa a los inconversos, porque ellos estan en tinieblas, porque ellos no creyeron en su corazón, y van a ser sorprendidos como ladrón en la noche, en tinieblas, practicando el pecado, por lo cual ya fueron condenados,
Juan 3.18–21 RVR60
18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. 20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. 21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.
Juan 12.44–48 RVR60
44 Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; 45 y el que me ve, ve al que me envió. 46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. 47 Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. 48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.
juan 3.18-
1 Tesalonicenses 5.5–11 RVR60
5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. 7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. 9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. 11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.
Juan 12.44–46 RVR60
44 Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; 45 y el que me ve, ve al que me envió. 46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.
El que ha creido en Cristo, busca lo que es de Cristo, busca hacer su voluntad, el que es de Cristo no permanece en tinieblas, estaba en tinieblas pero la luz de Cristo disipo toda tiniebla, porque ahora sois hijos de luz, hijos del dia.
1 ts 5.
juan 12.44
1 Tesalonicenses 5.5–11 RVR60
5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. 7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. 9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. 11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.
v6. El cristiano debe velar siempre, debe de estar alerta, sobrio,
Apocalipsis 16.15 RVR60
15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.
Como te encuentras hoy, como esta tu corazón, conoces la verdad y tu corazón esta aplicando la verdad, o se esta dejando arrastrar por los deseos de tu carne, el enojo, la falta de perdón, la fornicación, este es el momento para volvernos a Cristo, y de tomar las indicaciones de el, acuérdate de todas las instrucciones que has recibido, aquí en este lugar, o cuando vamos a tu casa, acuérdate de todas las instrucciones y guárdalas y arrepiéntete, y camina en el, para que no seas sorprendido como ladrón en la noche por Cristo.
Como te encuentras hoy, como esta tu corazón, conoces la verdad y tu corazón esta aplicando la verdad, o se esta dejando arrastrar por los deseos de tu carne, el enojo, la falta de perdón, la fornicación, este es el momento para volvernos a Cristo, y de tomar las indicaciones de el, acuérdate de todas las instrucciones que has recibido, aquí en este lugar, o cuando vamos a tu casa, acuérdate de todas las instrucciones y guárdalas y arrepiéntete,
Related Media
Related Sermons