Faithlife Sermons

Comprometidos

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 14 views
Notes & Transcripts

Introducción

Hablando en términos generales¿Qué tal te llevas con el compromiso? Si existiera una artilugio que midiera el nivel de tu compromiso, que se llamara compromisometro ¿qué tal te iría?
¿Eres de los que adquiere un compromiso y no descansa hasta que lo que cumple?
¿Eres de los que se compromete pero al cabo del tiempo se cuestiona el compromiso al punto de abandonarlo?
¿Eres de los que evitan el compromiso por no estar seguro de poder cumplirlo?
Quizás te incomode hablar de estas cosas, quizás te sientas bien porque eres de los comprometidos o quizás te encuentres entre los indiferentes. Donde sea que encajes cuando tu compromiso es de cara a los hombres, este puede ser cuestionable y revisado, pero cuando tu compromiso es delante de Dios el asunto es más serio.
Podríamos hablar de crisis de compromiso generalizada en multitud de ámbitos:
Hoy los partidos políticos se quejan de que son pocos los afiliados que adquieren un compromiso fiel y estable con el partido ¿por qué será?
Por otro lado las parejas se cuestionan constantemente el compromiso y ante este prefieren la cohabitación al serio compromiso del matrimonio porque... ¿quién sabe si las cosas cambian?
En las iglesias, bueno en las iglesias… recientemente se ha observado del fenómeno del crecimiento por traslado, las iglesias crecen no por la conversión de personas sino por el traslado de creyentes por situación geográfica (el mejor de los casos), por conflictos / diferencias (no resueltos en los peores casos) o descontentos con las prácticas de sus comunidades de origen.
Las organizaciones misioneras también se ven afectadas, muchas nuevas organizaciones han surgido ofreciendo la posibilidad de ser misioneros a corto plazo, experiencias misioneras que van de semanas a meses, es difícil encontrar personas dispuestas a una vocación de por vida.
En cada uno de estos casos lo que tienen en común es el temor y la inseguridad ante el Compromiso
¿podemos hablar entonces de crisis de compromiso? Si
¿Hay solución? humanamente no, espiritualmente si. En este punto debemos hacer un breve recordatorio y volver al capítulo anterior brevemente. En la oración que se encuentra en el capitulo 9 destacan 20 reconocimientos de la bendición de Dios hacia su pueblo. Y ahora te pido, por favor que acompañes para que lo veas y leas con tus propios ojos:
Dios había creado v. 6
Dios les había elegido v. 7
Dios les ánimo v. 8
Dios les escuchó v. 9
Dios les libertó vv. 10-11
Dios les guió v. 12
Dios los reunió v. 13
Dios les enseñó 13b
Dios los protegió v. 14
Dios los alimentó v. 15
Dios los perdonó v. 17
Dios los amó v. 17
Dios los acompañó v. 19
Dios los vistió v. 21
Dios los fortaleció v. 22
Dios los sostuvo v. 21
Dios los multiplicó v. 23
Dios los prosperó v. 25
Dios los corrigió 26-27
Dios los rescató v. 27
Toda esta percepción y conciencia de la bondad de Dios y de su acción directa sobre sus vidas les llevaba a corresponder a ese Dios amoroso con obediencia y un compromiso firme. Se pueden definir hasta cinco áreas a las que alcanza el compromiso tomaron: espiritual, social, comercial/económico, cuidado creación, preocupación por la obra. Los vamos a resumir en tres, en el compartir podemos tocarlos mas ampliamente:

Andar en la ley

El compromiso comenzó por los de arriba, los principales del pueblo, los políticos, los sacerdotes, los jefes de las familias, hasta alcanzar a la totalidad del pueblo. Habían adquirido consciencia de la bondad de Dios lo que les llevó al firme compromiso de “andar en la ley de Dios”
Nehemías 10.29 LBLA
29 se adhieren a sus parientes, sus nobles, y toman sobre sí un voto y un juramento de andar en la ley de Dios que fue dada por medio de Moisés, siervo de Dios, y de guardar y cumplir todos los mandamientos de Dios nuestro Señor, y sus ordenanzas y sus estatutos;
Se trataba de practicar, practicar por medio transitar por las ordenanzas que Dios ha dado, eso es “andar” en la ley conocerla por haberla practicado. Verdad que yo te puedo preguntar ¿has estado en París? ¿conoces la torre Eiffel? Y tu puedes contestarme si la conozco, entonces te pregunto ¿pero has andado por ahí? Bueno, la verdad es que consulté la Wikipedia y con el street view de Google pues he pasado por ahí… pero haber, pequeño saltamontes de la era digital, estoy hablando de estar ahí con tus zapatos, respirar su aire, escuchar los ruidos, sentir el frío/calor, te estoy hablando de experimentar con todos tus sentidos el estar en París frente a la torre Eiffel o arriba de ella ¿Has andado por ahí? Bueno, mirándolo así no…
El compromiso comienza con la disposición de andar, experimentar, sentir, dolerse, VIVIR… algunos prefieren ahorrarse la realidad de la experiencia del compromiso conformándose con una realidad virtual o aumentada que por mucho que se esfuercen en reproducir una experiencia con todos sus matices, nunca, nunca podrá igualar la experiencia plena de andar y experimentar con todos tus sentidos la Ley de Dios y sus bondades.
Algunos cristianos s conforman con una relación virtual con Dios, a través de agentes externos, (iglesia, religión, ritos, experiencia, vida y testimonios de otros). La relación con Dios no la puede vivir otro por ti, es algo que si lo quieres experimentar en toda su plenitud tendrás que reconsiderar tu compromiso y disponerte a ANDAR.

Compromiso de santidad

Lo primero que entendieron al disponerse a andar según la ley de Dios fue:
Nehemías 10.29 LBLA
29 se adhieren a sus parientes, sus nobles, y toman sobre sí un voto y un juramento de andar en la ley de Dios que fue dada por medio de Moisés, siervo de Dios, y de guardar y cumplir todos los mandamientos de Dios nuestro Señor, y sus ordenanzas y sus estatutos;
Se trataba de practicar, practicar por medio transitar por las ordenanzas que Dios ha dado, eso es “andar” en la ley conocerla por haberla practicado. Verdad que yo te puedo preguntar ¿has estado en París? ¿conoces la torre Eiffel? Y tu puedes contestarme si la conozco, entonces te pregunto ¿pero has andado por ahí? Bueno, la verdad es que consulté la Wikipedia y con el street view de Google pues he pasado por ahí… pero haber, pequeño saltamontes de la era digital, estoy hablando de estar ahí con tus zapatos, respirar su aire, escuchar los ruidos, sentir el frío/calor, te estoy hablando de experimentar con todos tus sentidos el estar en París frente a la torre Eiffel o arriba de ella ¿Has andado por ahí? Bueno, mirándolo así no… El compromiso comienza con la disposición de andar, experimentar, sentir, dolerse, vivir… algunos prefieren ahorrarse la realidad de la experiencia del compromiso conformándose con una realidad virtual o aumentada que por mucho que se esfuercen en reproducir una experiencia con todos sus matices, nunca, nunca podrá igualar la experiencia plena de andar y experimentar con todos tus sentidos la Ley de Dios y sus bondades

Compromiso con el día del Señor

Nehemías 10.30 LBLA
30 y que no daremos nuestras hijas a los pueblos de la tierra ni tomaremos sus hijas para nuestros hijos.
Debemos aclarar que en este pasaje no hay discriminación racial, ni aires de superioridad… la nueva conciencia que el pueblo de Dios había recibido de Dios les hacía ver que este tema era importante. Mucho de la corrupción moral y espiritual que Israel había alcanzado se debió a pequeñas concesiones en este asunto.
Cuando un hombre y una mujer de distinta cultura y religión se unían en matrimonio, la costumbre decía que debían compartirlo todo. Hasta aquí bien. La cuestión es que literalmente las parejas compartían sus costumbres religiosas, dioses e imágenes de estos sin renunciar ninguno a sus costumbres. Esto provocaba la alteración de las creencias dando lugar a nuevas formas de culto.
Esto había sucedido en repetidas ocasiones, el ejemplo más claro es el rey Salomón que tuvo gran cantidad de esposas y adoptó cada una sus formas de culto, provocando su propia corrupción espiritual y más tarde la corrupción espiritual alcanzaría niveles insospechados llegando a dividir a toda una nación.
Esto nos puede parecer un detalle, pero es un detalle muy importante, se trataba de mantener pura la verdad de Dios. El pueblo de Israel, consciente o no de esto, era el pueblo escogido por Dios para servir de bendición para las naciones, era un pueblo misionero, encargado de dar a conocer las bondades de Dios y sus bondades no se pueden mezclar con las mentiras idolátricas de “los pueblos de la tierra”.
¿Como trasladamos esto a nuestros días? Pues de la misma manera ¿no daremos nuestras hijas y no tomaremos de sus hijas?
Formación espiritual de nuestros hijos
Pues si, lo haremos esforzándonos por impregnar a nuestros hijos con la verdad del Evangelio, nosotros como padres asumiendo el protagonismo en la educación cristiana de nuestros hijos, la responsabilidad es principalmente nuestra si nos consideramos discípulos de Jesús. No delegaremos esta responsabilidad a instituciones, personas, materiales, etc.
Hace un tiempo, en una conversación con la profesora de Yireh, ella me trasladaba su frustración por tener que enseñar a los niños cuestiones esenciales que deberían aprender en el hogar: respeto, autoridad, amor, etc. Es sabido que muchos padres han delegado su responsabilidad educativa en profesores, instituciones, medios de comunicación (televisión, redes sociales, etc) Aun hoy, en tiempos de la revolución sexual, adolescentes admiten que no han recibido de sus padres educación sexual y si lo han hecho lo hacían tarde, cuando en el internet ya habían encontrado el video porno que les mostraba con todo lujo de detalles lo que era una “relación sexual”. Esto es triste, pero más triste es que también pasa en las iglesias, también hemos delegado la evangelización de nuestros hijos a la iglesia, depositando en ella la responsabilidad de convertirlos en fieles seguidores de Jesús. El fracaso de muchos ministros de Dios, algunos de ellos exitosos pero fracasados en la formación espiritual de sus hijos.
Deuteronomio 6.7 LBLA
7 y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.
Protegernos de la enseñanza popular
Por una parte no entregaremos a nuestros hijos para que otros los formen, pero por otra tampoco tomaremos de las enseñanzas populares para instruirles pervirtiendo así la verdad de Dios. Siendo un poco sinceros, debemos reconocer que somos más influenciables de lo que pensamos. Estamos en multitud de corrientes de pensamientos que nos guste o no van moldeando nuestros valores haciendo concesiones en aspectos que de otra manera no haríamos, y estas enseñanzas varían según el gurú de moda.
Reconociendo esto, hay otro asunto que debemos reconocer, y es que damos poco valor al consejo bíblico. Desde el bom de la psicología (respeto mucho esta profesión y la veo de mucha utilidad) los consejeros bíblicos han visto sus agendas liberadas, mientras que los psicólogos han pasado a hacer el papel que muchos pastores y consejeros tenían. Es de valorar el trabajo de muchos psicólogos pero también es de valorar el consejo que hayamos en las Escrituras, ya que en ella se encuentra contenida la verdad liberadora del alma, donde la psicología no puede llegar. ¿debemos descartar a los psicologos? a algunos si, se trata de discernir cuando aplicar una u otra cosa. Hay cuestiones del alma que solo Dios a través de su Palabra puede tratar.
Mi consejo es que la suma de las dos en un frente común son muy beneficiosas. Pero si debemos devolver al consejo bíblico su valor, porque es el único invariable y seguro a través de los tiempos.

Compromiso con la obra del Señor

La obra de Dios se traducía para ellos principalmente a la instauración del culto en el templo, con todas sus festividades, rituales y fechas señaladas. Para poner en marcha los engranajes cúlticos judíos eran necesarios mano de obra y recursos. Ellos fueron muy conscientes de ello y procuraron todo lo necesario para que la maquinaria religiosa judía fuera instaurada. Pero ¿por qué se preocuparon por los detalles materiales del templo?
Por una sencilla pero contundente razón: “Así no descuidaremos la casa de nuestro Dios”. Habían dado poca importancia a estos detalles. Otra vez las pequeñas concesiones habían provocado una corrupción importante en el culto a Dios. Esto suele ser así, un gran desastre no se produce de la noche a la mañana, hay un refrán en catalán que dice: “gota a gota s’ omple la pica” “gota a gota se llena la bañera”. A veces nos echamos las manos a la cabeza por cuestiones que parecen sucederse de golpe, pero la realidad es que son el resultado de ligeras concesiones a lo largo del tiempo.
El descuido de los detalles puede terminar en un gran desastre en nuestras relaciones…parejas se ha roto por no dar importancia a los detalles en la comunicación, la toma de decisiones, la educación, las finanzas, etc. El detalle más insignificante si es descuidado reiterativamente en el tiempo puede derivar en el mayor de los desastres.
Para el pueblo significó el olvido absoluto de la ley de Dios, por eso se disponían a comprometerse a no descuidar el culto a Dios. Para ello se disponen a poner por escrito todo lo necesario para restaurar el culto a Dios y para ellos significaba: sacrificios, ofrendas, diezmos, sacerdotes, siervos, etc. Era bastante complejo, sin embargo estaban más que dispuestos a hacer lo necesario para que el culto a Dios fuera una realidad entre ellos.
¿Necesitamos tener nosotros tener en cuenta hoy las mismas cuestiones?
Evidentemente todas no, pero si podemos tomar nota de algunas.
Lo primero es aclarar que en nuestros días no hay templos, ni siquiera nuestros espacios de culto cumplen con ese modelo, el único templo que tenemos somos nosotros mismos.
1 Corintios 6.19 LBLA
19 ¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
Esta verdad cambia toda la dinámica, la acerca mucho más, eleva la responsabilidad y la importancia del verdadero culto a Dios. Nosotros somos el sacrificio vivo y santo dice Pablo en Romanos; el templo del Dios vivo.
Entonces ¿con qué se le rinde culto a Dios? con nuestro propio cuerpo ¿qué detalles debemos de cuidar? solo uno, la santidad el dedicarnos por completo a Dios y esto no quiere decir que tienes que dejar todas tus responsabilidades para dedicarte por completo a Dios. Dedicarse por completo a Dios comienza por tener una clara consciencia que como templo de Dios que eres(lugar donde la presencia de Dios se manifiesta) alla donde vas Dios va contigo. El templo en Antiguo Testamento era el lugar donde el hombre se encontraba con Dios, el templo de NT es el lugar donde Dios sale al encuentro de los hombres a través del testimonio de su pueblo.
¿dónde se le rinde culto a Dios? allá por donde voy y en especial en comunión con otros creyentes. El verdadero culto a Dios es el testimonio vivo de la presencia de Dios en tu vida.
¿Pueden reconocer otros la presencia de Dios en tu vida? ¿Trasciende tu culto a Dios a un domingo por la mañana?

Concluyendo

Debemos ser hacedores no oidores. Cristo no anduvo pasivamente por esta tierra, Cristo anduvo activamente y su compromiso le llevó a la cruz.
Tu santidad está en juego y solo tu delante de Dios puede poner los límites claros ala influencia maligna de este mundo. Debemos ser influencesrs no influenciados por cualquier viento de doctrina
Tu compromiso es con Dios, no con los hombres, el compromiso ante los hombres debe ser consecuencia del compromiso previo delante de Dios. el primer ministerio es conectarte con Dios, es una prioridad tener una comunión genuina con Dios. El principal ministerio de Dios es la comunión entre las distintas personas de la trinidad, de esta comunión se derivan la obra creadora, restauradora, unificadora y redentora. Si queremos tener parte en su obra no lo podemos hacer desde a distancia del Dios vivo.
Related Media
Related Sermons