Faithlife Sermons

Vive Cristo en mi

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views

La vida de Cristo no es un lema sino una realidad que brinda confianza.

Notes
Transcript

Texto Base

Gálatas 2.20 NTV
Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.

El domingo pasado vimos la dualidad de la Cruz:

Hablamos que mientras Cristo en lo visible era crucificado, en lo no visible, entraba al altar en el cielo con su cuerpo en sacrificio para nuestra redención.
Por lo tanto, entendemos que lo que vemos se originó en lo que no vemos.
Esto es importante tenerlo claro en la predicación de hoy, ya que nosotros caminamos en un mundo visible, pero a la vez lo hacemos en el invisible.
Esto es algo común para todos, la diferencia es quien camina contigo en lo invisible.

Precisamente uno de los problemas que existía en Galacia sucede hoy en nosotros

Veras las situaciones dependiendo el punto de Vista de los espejuelos con los que te criaron
Recuerde, su vida no se da en un vació solitario, sino que se da por medio de lo que otros te enseñan, de lo que otros te modelan y de aquello que tu decides aprender.
Por lo tanto, tu formación va a definir la información con la que juzgas y entiendes las cosas.
Si en tu vida te enseñaron que el mar es azul por que refleja el color del cielo, cuando tus hijos te pregunten, le darás la contestación por la cual fuiste formada.
Pero que tal si yo le digo que esa información es errónea y que realmente no refleja el cielo sino la luz del sol.
Según los expertos, el océano es azul porque refleja la luz solar. Cuando el agua recibe los rayos del sol, absorben colores que tienen un espectro con longitud amplia, es decir, colores como el rojo, que tienen la mayor longitud. No obstante, también absorbe colores de un espectro más corto, como los violeta y ultravioleta. Los científicos del NOAA declararon que el agua también puede reflejar otros colores como el verde. Esto sucede cuando hay otros objetos donde la luz pueda rebotar, como las algas de mar o el sedimento. En realidad, el azul del agua depende de cuánta luz pueda absorber. Por ejemplo, el agua en un vaso o una botella es transparente porque no existen suficientes moléculas para absorber gran cantidad de luz. Mientras más profundo se hace el mar, el agua parece ser cada vez más azul. Lo que ocurre es que las moléculas del agua absorben primero la luz roja y ultravioleta, y después los colores amarillos, verdes y violetas. Según expertos de la NASA, la luz con menor absorción es la azul, la cual le da ese aspecto de profundidad al agua.
Yo te cambié la información por lo tanto tu manera de ver las cosas cambió. Cuando te pregunten por que el mar es azul, harás dos cosas: o mantienes una posición errónea por que fue lo que aprendiste o cambias la mente de acuerdo a la verdad presentada.
De igual manera, si te formaste católico vas a interpretar todo desde ese punto de vista, pentecostal, metodista, luterano, ateo, etc
Pero el que ha sido impactado por la Vida de Cristo ya no ve de acuerdo a lo que le enseñaron sino de acuerdo a la verdad que ahora le gobierna.

Pablo dice en Galatas 2.20: Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo.

Quiere decir que antes el era algo que ahora ya no es.
Algo el aprendió que sustituyo lo que el había sido
El problema hoy en día, es que no queremos que nuestro “antiguo yo” sea crucificado aun cuando la realidad es ya fue crucificado con Cristo.
Cuando Cristo estaba siendo crucificado, de acuerdo a a la Economía de Dios, tu estabas siendo crucificado en Cristo. En Cristo estaba la humanidad siendo cargada por El, purificando, perdonando, santificando y justificando. Mientras el moría tu estabas en el muriendo.
El problema es que no tenías esa información para poder cambiar la manera en que vez las cosas.
si ya no vives tu pero sigues respirando alguien esta viviendo tu vida.
Para esto hay que entender el viejo yo y el nuevo mi
El viejo yo fue crucificado con Cristo, en el nuevo mi el Cristo crucificado me está habitando. (Guante)
por lo tanto aquellos que han creído en Cristo no pueden estar caminando en el Viejo Yo mientras que el Nuevo Mi vive Cristo.
O vive Cristo o vives tu viejo Yo

El Viejo yo siempre se va a inclinar a las obras de la ley

Cual era el problema? Pablo está confrontando a Pedro. Pedro se había convertido en un Hipócrita e incoherente.
En otras palabras, predicaba una cosa y vivía otra.
Gálatas 2.11–13 NTV
Pero cuando Pedro llegó a Antioquía, tuve que enfrentarlo cara a cara, porque él estaba muy equivocado en lo que hacía. Cuando llegó por primera vez, Pedro comía con los gentiles que son cristianos, quienes no estaban circuncidados; pero después, cuando llegaron algunos amigos de Santiago, Pedro no quiso comer más con esos gentiles. Tenía miedo a la crítica de los que insistían en la necesidad de la circuncisión. Como resultado, otros cristianos judíos imitaron la hipocresía de Pedro, e incluso Bernabé se dejó llevar por esa hipocresía.
3. El miedo a la crítica había hecho que Pedro se convirtiera en un hipócrita.
4. Muchas persona no reafirman su compromiso con el evangelio de Cristo por medio a la Critica. La critica muchas veces puede más que el sacrificio en la cruz.
5. Ah y ahora vas a empezar a ir a la Iglesia esa, ahora eres el cristianito, de verdad vas a cambiar por cuenta de Cristo, vas a dejar lo que te enseñaron tus padres, etc, etc....
6. Pero que bueno que los que habemos aquí somos de aquello que dicen como Pablo dijo: Yo no me avergüenzo del Evangelio por que es poder de Dios!!!!
7. Nosotros sabemos que la critica no puede detener a alguien que camina por revelación.
8. Era ilegal y condenado por la Ley de Moisés que un Judío comiera con Gentiles. Entonces Pedro, bajo presión, dejó de comer con Cristianos Gentiles recién convertidos. Comenzó a ser selectivo.
9. El problema no era lo que se hacía sino que con quien se hacía no eran considerados aceptados por Dios.

Pablo entonces confronta a Pedro de la siguiente manera:

Gálatas 2.15–19 NTV
»Tú y yo somos judíos de nacimiento, no somos “pecadores” como los gentiles. Sin embargo, sabemos que una persona es declarada justa ante Dios por la fe en Jesucristo y no por la obediencia a la ley. Y nosotros hemos creído en Cristo Jesús para poder ser declarados justos ante Dios por causa de nuestra fe en Cristo y no porque hayamos obedecido la ley. Pues nadie jamás será declarado justo ante Dios mediante la obediencia a la ley». Pero supongamos que intentamos ser declarados justos ante Dios por medio de la fe en Cristo y luego se nos declara culpables por haber abandonado la ley. ¿Acaso esto quiere decir que Cristo nos ha llevado al pecado? ¡Por supuesto que no! Más bien, soy un pecador si vuelvo a construir el viejo sistema de la ley que ya eché abajo. Pues, cuando intenté obedecer la ley, la ley misma me condenó. Así que morí a la ley —es decir, dejé de intentar cumplir todas sus exigencias— a fin de vivir para Dios.
El viejo yo de Pablo, no tenia que ver con lo que hacia en su vida pasada, sino con lo que hacía para agradar a Dios.
Muchos piensan que el viejo yo, es el viejo hombre que fumaba, bebía, fornicaba, etc.
el viejo yo que murió en la cruz fue el que dejó de tratar de cumplir las exigencias de la Ley y comenzó a vivir para Dios
Entonces en ese contexto dice
Gálatas 2.20–21 NTV
Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí. Yo no tomo la gracia de Dios como algo sin sentido. Pues, si cumplir la ley pudiera hacernos justos ante Dios, entonces no habría sido necesario que Cristo muriera.

El Nuevo mi - Ahora vive Cristo en mi

Al morir a intentar agradar a Dios por medio de lo que hago, comienzo a confiar en lo que Cristo hace en mi.
si ya no vives tu pero sigues respirando alguien esta viviendo tu vida.
Vive Cristo en mi.... Pablo afirmaba que ahora dentro de el había una nueva forma de vida. Era el mismo Cristo que murió y resucitó de los muertos que ahora vivía en El.
“Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios.”
Pablo siguió caminando en un Cuerpo Terrenal una vez que Cristo Glorificado se le metió por dentro.
Esto implica que en lo externo visible nada cambió pero en lo interno invisible el había sido transformado
Por eso lo externo debe manifestar lo interno. Nunca podrás sostener por mucho tiempo algo que no es originado en el Espíritu. Me explico, si tu vida interior no es transformada nunca lo serás tus acciones y mucho menos tus resultados
Dios no busca cambiar tu situaciones externas el busca renovar las internas.
Una vez que tu seas transformado por Cristo mismo, veras que tu situaciones externas serán transformadas o entendidas.
No siempre Dios Cambiará tus situaciones algunas simplemente te cambiara la manera de verlas

El versículo 20 dice que lo que vivo en este cuerpo terrenal lo hago confiando en el hijo de Dios

Nuestra confianza no esta puesta en nosotros sino en Cristo
No es en lo que tu puedes lograr sino en lo que Cristo ya logró
Es en su obra consumada que debemos confiar, no en nuestra capacidad de serle fiel
Recuerda la vida nueva de Cristo en ti te da poder y autoridad. Ya no vives tu vida, es la de Cristo.
La confianza no se basa en mi mismo sino en la verdad de que Cristo vive en mí.
Pues cuando en mis fuerzas me propongo no pecar, vuelvo a pecar. Procuro hacer lo bueno y no lo logro. Nuestra confianza está en Cristo.
Filipenses 4.12–13 NTV
Sé vivir con casi nada o con todo lo necesario. He aprendido el secreto de vivir en cualquier situación, sea con el estómago lleno o vacío, con mucho o con poco. Pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas.
Es Cristo en nosotros quien nos da las fuerzas. Este se ha convertido en un estribillo cristiano, pero es una verdad espiritual. Todo lo que hemos pasado ha sido por causa de Cristo que nos ha fortalecido.

Cierre

Gálatas 2.21 NTV
Yo no tomo la gracia de Dios como algo sin sentido. Pues, si cumplir la ley pudiera hacernos justos ante Dios, entonces no habría sido necesario que Cristo muriera.
Nuestra relación con Dios no depende del cumplimiento de una serie de reglas y mandamientos, sino de tener fe en lo que Cristo hizo.
No puedo añadirle obras al trabajo de la Cruz
Debo entender que ahora hay una vida que me Habita y esa vida es santa, lo cual va a producir santidad
La ley era un espejo del corazón de Dios, cuando nos mirábamos en ella veíamos cuan pecador eramos.
En la Gracia nuestro espejo es Cristo y cuando nos miramos vemos cuanto nos ama Dios
pero dentro de Cristo estaba el cumplimento de la ley
por lo tanto mientras más soy transformado en la imagen de Cristo mas voy a actuar como el y a pensar como el.
Más voy a manifestar su naturaleza, mas voy a amar a mis enemigos(padre perdónalos por que no saben lo que hacen)
Related Media
Related Sermons