Faithlife Sermons

Evangelizar y Discipular es mi Misión

Misiones   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 8 views
Notes & Transcripts

Figura tomada de los viajeros que han equivocado el camino, los cuales se detienen, e inquieren cuál sea el camino por el que habían comenzado a transitar y del que se han extraviado

Figura tomada de los viajeros que han equivocado el camino, los cuales se detienen, e inquieren cuál sea el camino por el que habían comenzado a transitar y del que se han extraviado. las sendas antiguas—La idolatría y la apostasía son las sendas modernas; el culto del verdaero Dios y la obediencia a sus mandamientos, las antiguas. El mal no es coetáneo del bien, sino una moderna degeneración del bien. El abandono de Dios

I Los profetas eran como atalayas (los encargados de vigilar y advertir a la ciudad por medio del sonido de la trompeta de cualquier posible ataque), pero los pobladores dijeron: No escucharemos.
Los profetas eran como atalayas (los encargados de vigilar y advertir a la ciudad por medio del sonido de la trompeta de cualquier posible ataque), pero los pobladores dijeron: No escucharemos.
Judá rechazó la ley de Dios, pensando que podría sustituir la obediencia con rituales.
II En verdadero estilo profético, el anhelante corazón de Jeremías se siente compelido a prescribir un remedio para los males de Judá. ¡Señala el camino para salir de las tinieblas! Preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma (16).
Walvoord, J. F., & Zuck, R. B. (2000). El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 5: Isaías-Ezequiel (p. 145). Puebla, México: Ediciones Las Américas, A.C.
En verdadero estilo profético, el anhelante corazón de Jeremías se siente compelido a prescribir un remedio para los males de Judá. ¡Señala el camino para salir de las tinieblas! Preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma (16).
III El profeta se está refiriendo al camino original en que Israel había seguido al Señor bajo la mano de Moisés (2:1 ss.). Era una relación de pacto—Dios e Israel viviendo juntos en santa compañía y amor mutuo. El pueblo de los días de Jeremías entendía de lo que estaba hablando. Sabían acerca de las sendas antiguas y el buen camino.
El profeta se está refiriendo al camino original en que Israel había seguido al Señor bajo la mano de Moisés (2:1 ss.). Era una relación de pacto—Dios e Israel viviendo juntos en santa compañía y amor mutuo. El pueblo de los días de Jeremías entendía de lo que estaba hablando. Sabían acerca de las sendas antiguas y el buen camino
IV Era un buen camino, no porque era viejo, sino porque era el camino recto—el camino de Dios. Andar por las sendas antiguas siempre había dado descanso al alma de la nación. Pero los hombres obstinados y duros de cerviz de Judá rechazaron el camino de salida de su dificultad, diciendo: No andaremos
Gray, C. P. (2010). El Libro del Profeta Jeremías. En Comentario Bíblico Beacon: Los Profetas Mayores (Tomo 4)
Era un buen camino, no porque era viejo, sino porque era el camino recto—el camino de Dios. Andar por las sendas antiguas siempre había dado descanso al alma de la nación. Pero los hombres obstinados y duros de cerviz de Judá rechazaron el camino de salida de su dificultad, diciendo: No andaremos.
Gray, C. P. (2010). El Libro del Profeta Jeremías. En Comentario Bíblico Beacon: Los Profetas Mayores (Tomo 4) (p. 353). Lenexa, KS: Casa Nazarena de Publicaciones.
I Es tiempo de re
Related Media
Related Sermons