Faithlife Sermons

Resurrección de Jesucristo (3)

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

La resurrección de Jesucristo es de central importancia en el NT. Afirma la divinidad de Jesucristo, marca las palabras y obras de su ministerio con el sello de la aprobación de Dios y abre la puerta para la futura resurrección de los creyentes.

Notes & Transcripts

La resurrección de Jesucristo fue prefigurada en el AT

En Abraham e Isaac:

;

En Jonás:

; ;

La resurrección de Jesucristo fue profetizada

En el AT

1 Corintios 15.3–4 RVR60
Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;
Ver también ; ; ; ; ; ; ;

Por Jesucristo mismo

Mateo 16.21 RVR60
Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día.
Ver también ; ; ;

La resurrección de Jesucristo fue anticipada por la resurrección de los muertos

En el AT

Ninguno de los milagros del AT o del NT son verdaderas resurrecciones. Aquellos que fueron levantados continuaron con su vida anterior, sus cuerpos no cambiaron. La resurrección para Jesucristo y por lo tanto para su pueblo significa un cuerpo transformado y una vida permanente en la gloria. Esta es la “mejor resurrección.” Ver también; ; ;

En los milagros de Jesucristo

Lucas 7.22 RVR60
Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio;
Ver también ; ; ;

La secuencia de los eventos en la resurrección de Jesucristo

Fue precedida por sufrimiento y muerte

Filipenses 2.8–9 RVR60
y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,
Ver también ;

Tuvo lugar el primer día de la semana

Juan 20.1–2 RVR60
El primer día de la semana, María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro.Entonces corrió, y fue a Simón Pedro y al otro discípulo, aquel al que amaba Jesús, y les dijo: Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto.

Fue anunciada por los ángeles

Mateo 28.5–6 RVR60
Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.
Ver también ;

Los discípulos se rehusaban creerla

Lucas 24.25–26 RVR60
Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?
Ver también ; ;

Los discípulos vieron las evidencias y terminaron convencidos

Juan 2.22 RVR60
Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho.
Ver también ; ; ; ; ; ;

El Cristo resucitado apareció a mucha gente

Hechos de los Apóstoles 1.3 RVR60
a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.

A los discípulos:

; ; ; ; ; ;

A María Magdalena:

;
a dos en el camino a Emaús

A Pedro:

;

A Pablo:

;
; a más de 500 personas; a Jacobo

A la resurrección de Jesucristo le siguió su entrada a la gloria

Romanos 8.34 RVR60
¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
Ver también ; ; ; ;

El cuerpo resucitado de Jesucristo fue espiritual pero no fantasmal

Lucas 24.37–39 RVR60
Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.
Ver también ; ; ;
Related Media
Related Sermons