Faithlife Sermons

Conocer Para Avanzar

Conocer  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 13 views
Notes & Transcripts

10 Vino al mismo mundo que él había creado, pero el mundo no lo reconoció. 11 Vino a los de su propio pueblo, y hasta ellos lo rechazaron; 12 pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

12 pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. 13 Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

32 y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

10 Vino al mismo mundo que él había creado, pero el mundo no lo reconoció. 11 Vino a los de su propio pueblo, y hasta ellos lo rechazaron; 12 pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. 13 Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

500 Ilustraciones 16. La Naranja y El Ateo

16. LA NARANJA Y EL ATEO

Sal. 53:1a.

Un ateo dictaba una conferencia ante un gran auditorio, y después de haber finalizado su discurso, invitó a cualquiera que tuviese preguntas a que subiera a la plataforma. Después de unos momentos un hombre que había sido bien conocido en la localidad por su afición a las bebidas embriagantes, pero que había sido salvo recientemente, aceptó la invitación, y sacando una naranja del bolsillo comenzó a pelarla lentamente.

El conferencista le pidió que hiciera la pregunta; pero el hombre continuó imperturbable pelando la naranja, al término de lo cual, se la comió. Cuando terminó de comérsela se volvió al conferencista y le preguntó:

—¿Estaba dulce o agria?

—No me pregunte tonterías— respondió el orador con señales evidentes de enojo—. ¿Cómo puedo saber el gusto si no la he probado?

El borracho convertido respondió entonces:

—Y ¿cómo puede usted saber algo de Cristo si nunca lo ha probado?—El Exégeta.

Juan 1.10–13 NTV
Vino al mismo mundo que él había creado, pero el mundo no lo reconoció. Vino a los de su propio pueblo, y hasta ellos lo rechazaron; pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.
JUAN 1.10-
500 Ilustraciones 16. La Naranja y El Ateo

LA NARANJA Y EL ATEO

Sal. 53:1a.

Un ateo dictaba una conferencia ante un gran auditorio, y después de haber finalizado su discurso, invitó a cualquiera que tuviese preguntas a que subiera a la plataforma. Después de unos momentos un hombre que había sido bien conocido en la localidad por su afición a las bebidas embriagantes, pero que había sido salvo recientemente, aceptó la invitación, y sacando una naranja del bolsillo comenzó a pelarla lentamente.

El conferencista le pidió que hiciera la pregunta; pero el hombre continuó imperturbable pelando la naranja, al término de lo cual, se la comió. Cuando terminó de comérsela se volvió al conferencista y le preguntó:

—¿Estaba dulce o agria?

—No me pregunte tonterías— respondió el orador con señales evidentes de enojo—. ¿Cómo puedo saber el gusto si no la he probado?

El borracho convertido respondió entonces:

—Y ¿cómo puede usted saber algo de Cristo si nunca lo ha probado?—El Exégeta.

500 Ilustraciones 16. La Naranja y El Ateo

LA NARANJA Y EL ATEO

Sal. 53:1a.

Un ateo dictaba una conferencia ante un gran auditorio, y después de haber finalizado su discurso, invitó a cualquiera que tuviese preguntas a que subiera a la plataforma. Después de unos momentos un hombre que había sido bien conocido en la localidad por su afición a las bebidas embriagantes, pero que había sido salvo recientemente, aceptó la invitación, y sacando una naranja del bolsillo comenzó a pelarla lentamente.

El conferencista le pidió que hiciera la pregunta; pero el hombre continuó imperturbable pelando la naranja, al término de lo cual, se la comió. Cuando terminó de comérsela se volvió al conferencista y le preguntó:

—¿Estaba dulce o agria?

—No me pregunte tonterías— respondió el orador con señales evidentes de enojo—. ¿Cómo puedo saber el gusto si no la he probado?

El borracho convertido respondió entonces:

—Y ¿cómo puede usted saber algo de Cristo si nunca lo ha probado?—El Exégeta.

Este es uno de los textos mas tristes que encontramos en los evangelios donde se reconoce el abandono del hombre hacia Dios y de su absoluto rechazo a Jesus.
Este es uno de los textos mas tristes que encontramos en los evangelios donde se reconoce el abandono del hombre hacia Dios y de su absoluto rechazo a Jesus.
Nos encontramos en una sociedad que a los desconocidos le llamamos amigos, a los necios les llamamos consejeros, a las malas influencias les decimos mentores, y terminamos confiando en un mundo de desconocidos.
Nos encontramos en una sociedad que a los desconocidos le llamamos amigos, a los necios les llamamos consejeros, a las malas influencias les decimos mentores, y terminamos confiando en un mundo de desconocidos.
Nos encontramos en una sociedad que a los desconocidos le llamamos amigos, a los necios les llamamos consejeros, a las malas influencias les decimos mentores, y terminamos confiando en un mundo de desconocidos.
Tal vez esto es lo que hoy día nos lleva decirle amigo un Jesus que estamos lejos de conocer.
Igual a la narración de Juan hoy dÍa podemos decir que necesitamos descubrir quien es el Jesus que decimos conocer.
ESTO ESTA MARCADO POR:
CONOCER NO ES ESCONDERSE
Jesus nunca se podrá encontrar en el misticismo
Jesus vino a revelarse a nosotros en su manera mas sencilla y mas apacible

1 Hace mucho tiempo, Dios habló muchas veces y de diversas maneras a nuestros antepasados por medio de los profetas. 2 Y ahora, en estos últimos días, nos ha hablado por medio de su Hijo. Dios le prometió todo al Hijo como herencia y, mediante el Hijo, creó el universo.

2.
CONOCER QUITA EL VELO
El creer marca la diferencia
La duda es la mayor arma del enemigo para nuestras vidas

20 Así que se lo llevaron. Cuando el espíritu maligno vio a Jesús, le dio una violenta convulsión al muchacho, quien cayó al piso retorciéndose y echando espuma por la boca.

21 —¿Hace cuánto tiempo que le pasa esto? —preguntó Jesús al padre del muchacho.

—Desde que era muy pequeño —contestó él—. 22 A menudo el espíritu lo arroja al fuego o al agua para matarlo. Ten misericordia de nosotros y ayúdanos si puedes.

23 —¿Cómo que “si puedo”? —preguntó Jesús—. Todo es posible si uno cree.

24 Al instante el padre clamó:

—¡Sí, creo, pero ayúdame a superar mi incredulidad!

25 Cuando Jesús vio que aumentaba el número de espectadores, reprendió al espíritu maligno. «Escucha, espíritu que impides que este muchacho oiga y hable —dijo—. ¡Te ordeno que salgas de este muchacho y nunca más entres en él!».

26 Entonces el espíritu gritó, dio otra convulsión violenta al muchacho y salió de él. El muchacho quedó como muerto. Un murmullo recorrió la multitud: «Está muerto», decía la gente. 27 Pero Jesús lo tomó de la mano, lo levantó, y el muchacho se puso de pie.

CONOCER ES ESPIRITUAL
Un área que cada dia agoniza en el ser humano es su area espiritual
Creemos en todo y no creemos en nada
Nuestra vida espiritual es tan importante como nuestra vida física.
Juan 8.31 NTV
Jesús les dijo a los que creyeron en él: —Ustedes son verdaderamente mis discípulos si se mantienen fieles a mis enseñanzas;

32 y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

MUCHOS ESTAN HOY DIA ENFERMOS ESPIRITUALMENTE Y NECESITAMOS SANAR ESA AREA Y ESTO VIENE RECONCILIANDO NUESTRAS VIDAS CON CRISTO
Related Media
Related Sermons