Faithlife Sermons

El fruto de la afliccion

Lo + importante  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

De todo dolor podemos esperar algo maravilloso

Notes & Transcripts

INTRODUCCIÓN:

Estamos hoy reunidos para celebrar la vida, muchas personas esperan con mucha alegría la llegada de estos días conocidos como Semana Santa por diversos motivos.
muchas personas esperan con ansiedad estos días porque van a poder:
Descansar
Salir a pasear
Disfrutar que no hay trafico y muchas otras cosas.
Y eso esta bien sin olvidar que todo esto es posible porque fuimos amados de manera incondicional. Así que:
En semana santa recordamos la manifestación mas grande de amor que podamos imaginar.
Romanos 5.8 RVR60
8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
En semana santa celebramos que Dios Padre nos amo de tal manera que dio a su hijo unigénito para que todo aquel que el crea no se pierda sino que tenga vida eterna
Juan 3.16 RVR60
16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
En semana Santa celebramos que Jesus puso su vida como ofrenda expiatoria para el perdon de nuestros pecados
Juan 10.15–18 RVR60
15 así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.

DESARROLLO:

Agradecemos a Dios Padre con todo nuestro corazón porque hoy somos libres de la potestad del diablo, del poder del pecado, y de los deseos de la carne.
Somos libres de poder elegir nuestra manera de vivir.
Ahora bien que nosotros tuviéramos esta libertad tan maravillosa tuvo un precio muy alto, que ningún ser humano podía pagar.
Isaías 53.1–12 NTV
1 ¿Quién a creído nuestro mensaje? ¿A quién ha revelado el Señor su brazo poderoso? 2 Mi siervo creció en la presencia del Señor como un tierno brote verde; como raíz en tierra seca. No había nada hermoso ni majestuoso en su aspecto, nada que nos atrajera hacia él. 3 Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo. Nosotros le dimos la espalda y desviamos la mirada; fue despreciado, y no nos importó. 4 Sin embargo, fueron nuestras debilidades las que él cargó; fueron nuestros dolores los que lo agobiaron. Y pensamos que sus dificultades eran un castigo de Dios; ¡un castigo por sus propios pecados! 5 Pero él fue traspasado por nuestras rebeliones y aplastado por nuestros pecados. Fue golpeado para que nosotros estuvieramos en paz, fue azotado para que pudiéramos ser sanados. 6 Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el Señor puso sobre él los pecados de todos nosotros. 7 Fue oprimido y tratado con crueldad, sin embargo no dijo ni una sola palabra. Como cordero fue llevado al matadero. Y como oveja en silencio ante sus trasquiladores, no abrió su boca. 8 Al ser condenado injustamente, se lo llevaron. A nadie le importó que muriera sin descendientes; ni que le quitaran la vida a mitad de camino. Pero lo hirieron de muerte por la rebelión de mi pueblo. 9 Él no había hecho nada malo, y jamás había engañado a nadie. Pero fue enterrado como un criminal; fue puesto en la tumba de un hombre rico. 10 Formaba parte del buen plan del Señor aplastarlo y causarle dolor. Sin embargo, cuando su vida sea entregada en ofrenda por el pecado, tendrá muchos descendientes. Disfrutará de una larga vida, y en sus manos el buen plan del Señor prosperará. 11 Cuando vea todo lo que se logró mediante su angustia, quedará satisfecho. Y a causa de lo que sufrió mi siervo justo hará posible que muchos sean contados entre los justos, porque él cargará con todos los pecados de ellos. 12 Yo le rendiré los honores de un soldado victorioso, porque se expuso a la muerte. Fue contado entre los rebeldes. Cargó con los pecados de muchos e intercedió por los transgresores.
isaias 53:
Que podemos aprender nosotros de este mensaje profético, cumplido en en JESÚS.
Que nos anticipa, que podemos esperar los que hemos decidido seguir a Jesús.
Es muy pro

1. En algún momento de nuestras vidas seremos expuestos al dolor del rechazo.

Isaías 53.1–5 NTV
1 ¿Quién a creído nuestro mensaje? ¿A quién ha revelado el Señor su brazo poderoso? 2 Mi siervo creció en la presencia del Señor como un tierno brote verde; como raíz en tierra seca. No había nada hermoso ni majestuoso en su aspecto, nada que nos atrajera hacia él. 3 Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo. Nosotros le dimos la espalda y desviamos la mirada; fue despreciado, y no nos importó. 4 Sin embargo, fueron nuestras debilidades las que él cargó; fueron nuestros dolores los que lo agobiaron. Y pensamos que sus dificultades eran un castigo de Dios; ¡un castigo por sus propios pecados! 5 Pero él fue traspasado por nuestras rebeliones y aplastado por nuestros pecados. Fue golpeado para que nosotros estuvieramos en paz, fue azotado para que pudiéramos ser sanados.
Isaías 53.3–5 NTV
3 Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo. Nosotros le dimos la espalda y desviamos la mirada; fue despreciado, y no nos importó. 4 Sin embargo, fueron nuestras debilidades las que él cargó; fueron nuestros dolores los que lo agobiaron. Y pensamos que sus dificultades eran un castigo de Dios; ¡un castigo por sus propios pecados! 5 Pero él fue traspasado por nuestras rebeliones y aplastado por nuestros pecados. Fue golpeado para que nosotros estuvieramos en paz, fue azotado para que pudiéramos ser sanados.
El verso 4 nos debe ayudar a no juzgar a las personas de manera rápida. Nosotros no sabemos, no conocemos la realidad de todas las situaciones.
isai
El pueblo de Israel pensaba que Jesús estaba en la cruz por sus propios pecados y la verdad era que estaba ahí por los pecados de ellos.

2. En algún momento podemos ser tratados injustamente

Isaías 53.6–10 NTV
6 Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el Señor puso sobre él los pecados de todos nosotros. 7 Fue oprimido y tratado con crueldad, sin embargo no dijo ni una sola palabra. Como cordero fue llevado al matadero. Y como oveja en silencio ante sus trasquiladores, no abrió su boca. 8 Al ser condenado injustamente, se lo llevaron. A nadie le importó que muriera sin descendientes; ni que le quitaran la vida a mitad de camino. Pero lo hirieron de muerte por la rebelión de mi pueblo. 9 Él no había hecho nada malo, y jamás había engañado a nadie. Pero fue enterrado como un criminal; fue puesto en la tumba de un hombre rico. 10 Formaba parte del buen plan del Señor aplastarlo y causarle dolor. Sin embargo, cuando su vida sea entregada en ofrenda por el pecado, tendrá muchos descendientes. Disfrutará de una larga vida, y en sus manos el buen plan del Señor prosperará.
Verso 8 dice: Al ser condenado injustamente se lo llevaron y agrega a nadie le importo que que muriera sin descendientes. enseña acerca de esta ley.

3. La aflicción se convertirá en Gozo

Isaías 53.11 NTV
11 Cuando vea todo lo que se logró mediante su angustia, quedará satisfecho. Y a causa de lo que sufrió mi siervo justo hará posible que muchos sean contados entre los justos, porque él cargará con todos los pecados de ellos.
Un tiempo de aflicción puede producir en nosotros los cambios mas profundos y experimentar los mas hermosos frutos de nuestra vida.
Isaías 61.1–3 RVR60
1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;3 a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.
isaias 61:

CONCLUSIÓN:

La historia del niño que no quería se recibido en el orfanato.
Related Media
Related Sermons