Faithlife Sermons

Los Mensajes de la Tumba Vacía

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 10 views
Notes
Transcript
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →
Los discípulos estaban tristes por la muerte de su Rabino (maestro) y amigo. Nadie les había amado como Él. Estaban decepcionados porque, dos días antes, la esperanza que habían puesto en Él como el Mesías se había esfumado. Estaban asustados porque temían que las autoridades vinieran por ellos.
1000 bosquejos para predicadores 841. HABLA LA TUMBA VACÍA

Los sentimientos de los discípulos ante la tumba vacía.

—La tumba vacía es la base para nuestra esperanza hoy.

—Cuando la esperanza parecía enterrada, Dios hizo un milagro.

—Porque Él vive nosotros igualmente viviremos.

1. La tumba vacía: prueba del triunfo de la profecía (Gn. 3:15). Las propias palabras de Cristo a sus discípulos así lo confirman.

2. Habla de la deidad de Cristo:

a) Tanto humano como divino.

b) Podemos ver a Dios a través de Él.

3. Habla de su misión:

a) Conquistador de la muerte.

b) Restaurar la vida a los caídos.

4. Responde al a pregunta de Job: «Si el hombre muere, ¿volverá a vivir?» (Job 14:14).

5. Habla de «la gran mañana» de la resurrección:

a) La aurora de un nuevo día.

b) Los muertos en Cristo resucitarán en primer lugar.

c) Un acontecimiento muy importante.

d) Cristo, el Rey, nuestro Recepcionista.

CONCLUSIÓN: toda esperanza está asegurada gracias a los resultados de la tumba vacía.

Si ellos hubieran “entendido la Escritura de que Jesús debía resucitar de entre los muertos” (v. 9), no se hubieran sentido así ni se hubieran sorprendido de hallar la tumba vacía.
Los cementerios son normalmente lugares de silencio. ¡Imagínate el silencio del sepulcro en ese amanecer! Era muy temprano, estaba oscuro, y no había nadie en la tumba. Dicen que el silencio puede comunicar mucho.
El silencio de la tumba vacía comunicaba varios mensajes:

“La profecía bíblica no falla.”

El ángel dijo a las mujeres: “No está aquí, porque ha resucitado, tal como Él dijo.” ()
Lo que el Señor promete, siempre se cumple...

Porque Dios no miente.

No son promesas o profecías de hombre, como las de Nostradamus, sino dadas por el Dios que es Verdad.
Numbers 23:19 NBLH
Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre, para que se arrepienta. ¿Lo ha dicho El, y no lo hará? ¿Ha hablado, y no lo cumplirá?
Num 23:19
Aparte de las promesas dadas directamente por Dios en el AT y por Cristo en los Evangelios, todas las demás profecías comienzan con “Así dice el Señor...” El Señor que no miente, porque si mintiera dejaría de ser Dios.
Eso debería instilar y aumentar nuestra confianza en Él, tal como Pablo se lo recuerda a los Corintios
2 Corinthians 1:20 NBLH
Pues tantas como sean las promesas de Dios, en El todas son sí. Por eso también por medio de El, es nuestro Amén (así sea), para la gloria de Dios por medio de nosotros.

Porque Dios no tarda ni olvida.

Porque Dios no tarda ni olvida.

Porque Dios no tarda ni olvida.

La promesa fue dada en forma rústica tan pronto como Adán y Eva desobedecieron a Dios. Conocido como el Proto-Evangelio,
Genesis 3:15 NBLH
“Pondré enemistad Entre tú y la mujer, Y entre tu simiente y su simiente; él te herirá en la cabeza, Y tú lo herirás en el talón.”
Y luego dada de diferentes maneras, como en Sal 16:
Psalm 16:10 NBLH
Porque Tú no abandonarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que Tu Santo sufra corrupción.
Por lo menos cuatro mil años habían pasado desde que fue dada hasta que fue cumplida. Ni un minuto temprano, ni un minuto tarde. La memoria de Dios es perfecta; Él no olvida nada.
Por lo menos cuatro mil años habían pasado desde que fue dada hasta que fue cumplida.
Si Dios te ha prometido algo y no te lo ha cumplido es porque todavía no es el tiempo correcto.
La tumba vacía no solo nos comunica que la profecía bíblica no falla debido a quien la dio sino también que Jesús es Dios.

“Jesús es Dios.”

Dio evidencias de su deidad.

En su omnipotencia calmó tempestades, resucitó muertos, sanó leprosos y ciegos, perdonó pecados. En su omniciencia, el Señor conocía los pensamientos y los corazones de los hombres, y declaró el día y la hora de su muerte y resurrección:
Matthew 20:17–18 NBLH
Cuando Jesús iba subiendo a Jerusalén, tomó aparte a los doce discípulos, y por el camino les dijo: “Ahora subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y escribas, y Lo condenarán a muerte;
y ya estando en Jerusalén, comió con ellos y les lavó los pies:
John 13:1 NBLH
Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que Su hora había llegado para pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los Suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.
y en el huerto de los Olivos:
Matthew 26:45 NBLH
Entonces vino a los discípulos y les dijo: “¿Todavía están durmiendo y descansando? Vean, ha llegado la hora, y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores.
Mat 26
Siendo Dios, la tumba no podía retenerle.

La tumba no podía retenerle.

La tumba era el terreno de pelea contra la muerte. En el boxeo, el peleador sube al ring nomás para enfrentarse al rival, no para quedarse allí y mucho menos si el es vencedor. El Señor fue, peleó, venció, y salió.
Las tumbas existen porque el hombre pecó. Pero Jesús no pecó, aunque fue tentado en todo. Por lo tanto, la tumba no era para Él, era solamente el cuadrilatero para la pelea.
Otro mensaje de la tumba vacía es que Cristo cumplió Su misión.
La tumba nos dice que ese día se cumplió lo descrito por
1 Corinthians 15:54–57 NBLH
Pero cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: “Devorada ha sido la muerte en victoria. “¿Donde esta, oh muerte, tu victoria? ¿Donde, oh sepulcro, tu aguijon?” El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley; pero a Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.
1 Cor 15:54-
Otro mensaje de la tumba vacía es que Cristo cumplió Su misión.

“La misión de Cristo se ha cumplido.”

La misión de Cristo se ha cumplido.

Venció la muerte.

Desde el punto de vista filosófico: Él es la vida y el dador de la vida; la muerte no puede vencerle. La muerte es el arma de Satanás, pero la vida es más poderosa.
La tumba nos dice que ese día se cumplió lo descrito por Pablo en:
1 Corinthians 15:54–57 NBLH
Pero cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: “Devorada ha sido la muerte en victoria. “¿Donde esta, oh muerte, tu victoria? ¿Donde, oh sepulcro, tu aguijon?” El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley; pero a Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Cumplió la justicia divina.

La única manera en que Dios pudiera salvar al hombre era que alguien pagara la deuda del hombre, pero un pecador no podía pagar por otro pecador. Un justo tenía que morir por los injustos. ¡Eso es lo que Jesús hizo!
Isaiah 53:3–5 NBLH
Fue despreciado y desechado de los hombres, Varón de dolores y experimentado en aflicción; Y como uno de quien los hombres esconden el rostro, Fue despreciado, y no Lo estimamos. Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, Y cargó con nuestros dolores. Con todo, nosotros Lo tuvimos por azotado, Por herido de Dios y afligido. Pero El fue herido (traspasado) por nuestras transgresiones, Molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, Y por Sus heridas (llagas) hemos sido sanados.
Isa 53
La tumba vacía también anuncia que hay vida después de la muerte.

“Hay vida después de la muerte.”

Muchos piensan que la muerte es el final de todo, pero Jesús confirma que que están equivocados. La muerte es solamente el paso a otra dimensión, otra clase de vida, de gozo para algunos y de tormento para otros.

Confirmando la resurrección de los muertos.

La creencia en la resurrección era parte fundamental de la fe judía. Por eso, después de que la carne se desintegraba, sacaban los huesos y los guardaban en un osario, una pequeña caja, que guardaban esperando el día de la resurrección.
Saber eso nos ayuda a entender las palabras de Marta acerca de Lazaro, su hermano muerto: “Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día final.”
“Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá.”
La tumba vacía era como un sello a la promesa del Señor de resucitarnos a nosotros:
1 Corinthians 6:14 NBLH
Y Dios, que resucitó al Señor, también nos resucitará a nosotros mediante Su poder.
1 Cor 6:14

Confirmando la eternidad del alma.

Si fueramos solamente materia, todo acabaría con la muerte, pero tenemos un elemento inextinguible llamado “alma”
Jesús dijo: “No temais a los que matan el cuerpo, el alma no la pueden matar...”
Si el alma no fuera eterna, el infierno sería temporal. Él dijo: “Y estos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna.”
Los incrédulos “serán arrojados al lago de fuego y azufre y también el diablo, la bestia, y el falso profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.”
La tumba comunica que aunque mataron el cuerpo de Jesus, Él resucitó en cuerpo y alma, dándonos, de esa manera, una esperanza segura.
¡En Él, estamos confiados!
Related Media
Related Sermons