Faithlife Sermons

Sermón sin título (3)

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts

Jesucristo, como sumo sacerdote he 4:14-15

Jesucristo, siendo un sumo sacerdote humano, representa de manera perfecta a la humanidad ante Dios. Él expió los pecados a través de su muerte en la cruz. La obra de Cristo fue perfecta, ya que es un sumo sacerdote divino, y por lo tanto, su expiación tiene un valor eterno
El ministerio de Jesucristo como sumo sacerdote
Expió los pecados Ver ;
Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, 12 y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención
representa a la humanidad ante Dios
Ver ;
Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en lo que a Dios se refiere, para que presente ofrendas y sacrificios por los pecados.
Entró al lugar santísimo
En el día de la expiación, el sumo sacerdote entraba al lugar santísimo (el santuario) que representaba la presencia de Dios. Jesucristo cumplió este ritual al entrar al cielo. ;----he ; ,
La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.
Perfecciona a los creyentes
Ver ;
porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.
Atrae a los creyentes hacia dios
19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.
Ayuda a aquellos que están siendo tentados
Ver ;
18 Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.
Intercede continuamente Ver ;
20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,
Jesucristo, el sumo sacerdote humano
Como un hombre, es capaz de representar a los seres humanos
1 Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en lo que a Dios se refiere, para que presente ofrendas y sacrificios por los pecados;
Ha sido designado por su Padre Ver
5 Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo:
Tú eres mi Hijo,
Yo te he engendrado hoy.c
6 Como también dice en otro lugar:
Tú eres sacerdote para siempre,
Según el orden de Melquisedec.
Jesucristo, el sumo sacerdote divino esta libre de pecado he 7:26-27
Jesucristo es contrastado con los demás sumos sacerdotes porque él no tenía que ofrecer sacrificios por sus propios pecados.
26 Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; 27 que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo,
Es eterno Ver ; ;7:,
21 porque los otros ciertamente sin juramento fueron hechos sacerdotes; pero éste, con el juramento del que le dijo:
Juró el Señor, y no se arrepentirá:
Tú eres sacerdote para siempre,
Según el orden de Melquisedec
28 Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre.
Su obra de redención fue completada una vez para siempre Los demás sumos sacerdotes tenían que repetir sus sacrificios. Ver ,9:,;
10 En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.
25 y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. 26 De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado.
Está exaltado Ver también ;
13 El edificará el templo de Jehová, y él llevará gloria, y se sentará y dominará en su trono, y habrá sacerdote a su lado; y consejo de paz habrá entre ambos.
El sacerdocio de Jesucristo era según el orden de Melquisedec
El sacerdocio de Melquisedec se asemeja al de Jesucristo porque él también era rey y no tenía ni principio ni fin. Ver también ; ,; ,
4 Juró Jehová, y no se arrepentirá:
Tú eres sacerdote para siempre
Según el orden de Melquisedec
Las respuestas hacia el sacerdocio de Jesucristo
un llamado a guardar la fe
14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. 15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
h una invitación a buscar la ayuda de Dios en tiempos de necesidad;
16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
una invitación para acercarse a Dios
19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura
un llamado a correr la carrera de la fe
1 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, 2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.
un llamado a ofrecer acción de gracias
; ,;
Porque los cuerpos de aquellos animales cuya sangre a causa del pecado es introducida en el santuario por el sumo sacerdote, son quemados fuera del campamento.d 12 Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta. 13 Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio; Aleluya;Amen
Related Media
Related Sermons