Faithlife Sermons

REYES . 18 MARZO

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 5 views
Notes
Transcript

Intro

Unas cuantas palabras que se dicen no constituyen una oracion. Dios no solo oye las palabras. El contesta los deseos fervientes del corazon. La oracion que recibe respuesta es la oracin ferviente y sincera
Santiago 5.13–18 NTV
13 ¿Alguno de ustedes está pasando por dificultades? Que ore. ¿Alguno está feliz? Que cante alabanzas. 14 ¿Alguno está enfermo? Que llame a los ancianos de la iglesia, para que vengan y que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. 15 Una oración ofrecida con fe, sanará al enfermo, y el Señor hará que se recupere; y si ha cometido pecados, será perdonado. 16 Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos. 17 Elías era tan humano como cualquiera de nosotros; sin embargo, cuando oró con fervor para que no cayera lluvia, ¡no llovió durante tres años y medio! 18 Más tarde, cuando volvió a orar, el cielo envió lluvia, y la tierra comenzó a dar cosechas.
Santiago 5.13-1
Santiago 5.16–18 NVI
16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz. 17 Elías era un hombre con debilidades como las nuestras. Con fervor oró que no lloviera, y no llovió sobre la tierra durante tres años y medio. 18 Volvió a orar, y el cielo dio su lluvia y la tierra produjo sus frutos.
1)La oracion no siempre recibe respuesta el primer dia
Daniel oro 21 dias antes que Dios le contestara () Oposicion
Jesus habla de la necesidad de perseverar
Cornelio ayunó y oró mucho antes
2) Algunas oraciones que lograron recibir respuesta
Pablo y Silas
Ezequias oró por su salud
Jonas oro en el vientre del pez Dios ordeno al pez escupir a Jonas en la playa
1000 bosquejos para predicadores 342. RESPUESTAS A LA ORACIÓN

11. Elías oró: descendió la lluvia.

ELIAS ORO Y DESCENDIO LA LLUVIA… QUE VES? NADA...
1º Reyes 18.42–45 NTV
42 Entonces Acab fue a comer y a beber. Elías, en cambio, subió a la cumbre del monte Carmelo, se inclinó hasta el suelo y oró con la cara entre las rodillas. 43 Luego le dijo a su sirviente: —Ve y mira hacia el mar. Su sirviente fue a mirar, y regresó donde estaba Elías y le dijo: —No vi nada. Siete veces le dijo Elías que fuera a ver. 44 Finalmente, la séptima vez, su sirviente le dijo: —Vi una pequeña nube, como del tamaño de la mano de un hombre, que sale del mar. Entonces Elías le gritó: —Corre y dile a Acab: “Sube a tu carro y regresa a tu casa. ¡Si no te apuras, la lluvia te detendrá!”. 45 Poco después el cielo se oscureció de nubes. Se levantó un fuerte viento que desató un gran aguacero, y Acab partió enseguida hacia Jezreel.
1 reyes 18.42
Related Media
Related Sermons