Faithlife Sermons

Mansedumbre

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 19 views
Notes & Transcripts

MANSEDUMBRE. Es aquella serenidad de espíritu pacífica y humilde, en virtud de la cual el hombre no se deja arrebatar fácilmente de la cólera con motivo de las faltas o el enojo de los demás (Pr. 16:32; Stg. 3:7, 8, 13). Dios mora con un espíritu de ese linaje y le concede bendiciones especiales (Is. 57:15; 66:2; Mt. 5:5). La mansedumbre es una gracia cristiana (1 Ti. 6:11), adquirida aun por muchos espíritas naturalmente fogosos, como Moisés (Éx. 2:12; Nm. 12:3) y Pablo (Hch. 26:10, 11; 1 Co. 9:19), y debe adquirirse por todos los que quieran ser como Cristo. Es un fruto del Espíritu (Gá. 5:23; 6:1), del amor (1 Co. 4:21) y de la bondad divina (Col. 3:12).

El era rey, pero no era un rey cualquiera, era el rey de los reyes, El rey no solo de la tierra, era el rey del universo. Todo lo creado se postraba ante el. El era poderoso, pero su poder no era como el de los hombres limitados, el era todopoderoso. Una palabra suya y miles de angeles vendria a servirle. El latigo del verdugo. con pedazos de huesos afilados y a veces en forma de anzuelos, le golpeaba la espalda con furia asesina y le rasgaba la piel. Los insultos y la burla despiadada de sus enemigos, se mezclaban con los escupitajos. El callaba pero tenia tanto que decir. Y bastaba una sola de sus palabras para que sus enemigos desaparecieran. El era Dios en la carne, fueron sus palabras las que habian creado todo lo que existe. Si su gloria se manifestaba los montes se derretian. Pero ahora el latigo y las burlas, la corona de espinas, y esa pesada cruz que cargaba a sus espaldas, cuando en la debilidad de un hombre, como hombre, y solo por amor a los hombres. El Dios Todopoderoso, por amor a sus enemigos despojandose a si mismo de su Divinidad marchaba hacia el calvario. El amado hijo de Dios, con sus espaldas desgarradas, caminaba tambaleando hacia el calvario. Ciento de anos atras el profeta habia escrito acerca de este momento:
Isaías 53.3–7 RVR60
Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.
Isaias 53:3-7
Hoy quiero hablar de la mansedumbre, y no existe forma de ejemplificar la mansedumbre, que sea mejor que la vida de Jesus. Y especialmente estos momentos, cuando el hijo de Dios carga la cruz y camina hacia el calvario. El diccionario cuando define la palabra mansedumbre dice: MANSEDUMBRE. Es aquella serenidad de espíritu pacífica y humilde, en virtud de la cual el hombre no se deja arrebatar fácilmente de la cólera con motivo de las faltas o el enojo de los demás. La turba enfurecida y endemoniada gritaba crucifiquenle, crucifiquenle. Y el Dios todopoderoso escuchaba lo que parecia un coro de demonios enrabiados, mientras se mantenia sereno, pacifico, humilde, sin dejarse arrebatar por el enojo o la colera de sus enemigos.
El diccionario biblico Easton cuando habla de la mansedumbre la iguala a la humildad y dice que: humildad o mansedumbre (gr. prautes, πραυτης). No se trata de debilidad ni flaqueza...La persona mansa es la que nunca se aira a destiempo, sino que es dócil y humilde porque tiene un control perfecto de sus emociones. No es una docilidad pusilánime, una ternura sentimentaloide, un quietismo pasivo. Es fuerza bajo control.... Y es lo que paso con Jesus. El tenia todo el poder del mundo, no necesitaba ninguna ayuda para derrotar a sus enemigos. Ejercitos de angeles, deseaban venir a socorrerlo, y bastaba la intervencion de solo uno de sus angeles y sus enemigos huirian. Pero el callaba el no hablaba el no reaccionaba el era la perfeccion de la mansedumbre.
Yo quiero ser humilde y ser manso, pero hay una distancia enorme entre el Senor y nosotros. El tenia todo el poder para no solo reprender a sus enemigos pero para destruirlos. En realidad era toda la raza humana la que se habia rebelado. Los mas cercanos al Senor lo habian abandonado. Uno de sus discipulos lo habia negado, otro lo habia vendido, los demas habian huido, solo unas mujeres estaban todavia con el. Sus enemigos parecian una bandada de lobos furiosos. Sabia que iba a ser crucificado , sabia de lo doloroso que era lo que habria de pasar. Sabia que la larga tortura que habia estado pasando llegaria a su fin con su muerte. Sabia que el Padre lo abandonaria. Sabia que tenia que cargar con la inmundicia de los pecados de los hombres. Y su santa naturaleza debe haberse estremecido ante esta terrible verdad. El que no habia conocido pecado, fue hecho pecado por nosotros. Y ni el latigo, ni las espinas, ni las burlas, ni los clavos en sus manos y en sus pieces. Nada era tan dolorosa como cargar el inmundo pecado de los hombres. Toda la maldad de la humanidad fue llevada a la cruz. Y el hijo de Dios, murio mansamente por nosotros.
Llegas cansado a la casa, estuviste trabajando, pasaste malos momentos, esperas que la comida este lista. Pero todavia no esta. O las tortillas estan frias, o la sopa esta salada. Y tu hermana estuviste todo el dia batallando con la limpieza de la casa, lavando la ropa, llevando los ninos a la escuela, trayendolos, dandoles de comer, preparaste la comida lo mejor que pudiste porque esa bebita tuya, corre por toda la casa, y se cae, y hay que cuidarla, y no se cansa nunca, la llevaste al parque para que se cansara, pero tu si te cansaste y ella no. Estas rendida quisieras que alguien reconociera tu trabajo, pero en vez de eso, te encuentras con los reclamos enojados de tu esposo. Y entonces la mansedumbre desaparece de la casa, la mansedumbre y la humildad son enviadas al exilio. Porque este es el tiempo de defender los derechos. Y el tenia todos los derechos del mundo, y del universo. Era el dueno del universo, el hacedor de todo lo que exist, pero fue manso y humilde. No se defendio a si mismo, aunque tenia toda la razon, No se defendio aunque tenia todo el derecho. No se defendio aunque tenia todo el poder. No se defendio aunque hubiese sido lo justo. Pero prefirio ser manso y humilde por amor a sus torturadores. Jesus prefirio ser torturado, y sufrir los horribles dolores de la muerte en cruz, y cargar nuestros pecado solo porque nos amaba, y porque era manso y humilde de corazon.
Leamos de nuevo el texto que hemos repetido las ultimas semanas:
Gálatas 5.22–23 RVR60
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
Y nos encontramos conque la mansedumbre es la octava manifestacion del fruto del Espiritu. Y si eres cristiano, entonces en ti mora el Santo Espiritu de Dios. Eres su templo. El vive en ti, tiene su casa en ti. Y el Espiritu del Senor, no esta inactivo. Aun en la creacion dice la escritura que se movia sobre la faz de las aguas. Donde quiera que este el Espiritu del Senor algo pasa. Y la escritura me dice que cuando el Espiritu esta en el hombre, entonces se produce un fruto, y que este fruto se puede ver en la vida de los cristianos, y que este fruto tiene 9 caracteristicas y ya hemos visto 7 hoy estamos viendo la octava. Y sabemos que aunque nuestro Senor, que es nuestro ejemplo fue humilde y manso en las situaciones mas dificiles, que se pudiera pasar. El no abrio su boca, como cordero fue llevado al matadero. No abrio su boca. no la abrio. Y a nosotros, si se refiriera a nosotros diria no la cerro. No cerro su boca. Como cordero fue llevado al matadero. La misma palabra que se traduce como manso, se traduce como humilde, y la humildad es lo contrario a el orgullo. Y si la humildad y la mansedumbre pertencen a Cristo. El orgullo pertenece al enemigo de las almas. Entonces podemos decir que mientras mas mansedumbre hay en nuestras vidas mas cerca estamos de Dios y mas lejos estamos del diablo, y viceversa mientras mas orgullo o soberbia hay en nuestras vida, y esto se ve en la forma que reaccionamos, entonces mas cerca estamos del enemigo y mas lejos estamos de Dios.
Hay un corito que nos gusta cantar, y decimos: Donde esta el Espiritu de Dios, hay libertad, hay libertad alli siempre hay libertad. Y es bello el mensaje de este corito, porque transmite una verdad esencial del cristianismo. Porque hay libertad donde esta el Espiritu de Dios. Pero tambien sabemos que donde esta el Espiritu de Dios alli debe haber mansedumbre. Y es necesario que se escriba un corito tambien que diga esto mismo. Necesitamos un corito que diga: Donde esta el Espiritu de Dios hay humildad, o alli hay mansedumbre, Necesitamos un corito asi para que no se nos olvide esta verdad. Para que la tengamos presente cuando la sopa esta fria o salada, o cuando el esposo llego enojado o cansado, y se le sale alguna expresion que no nos gusta, o cuando el mismo borrachito de siempre se nos atraviesa con su carro y no nos deja manejar tranquilo. Tenemos que recordar y tener claro que el que tiene el Espiritu de Dios, estara creciendo en mansedumbre. Todo el que quiere ser como Cristo, necesita desarrollar mansedumbre. y debemos hacer desaparecer de nosotros el orgullo y la soberbia. Si somos cristianos esa debe ser una de nuestras metas. Sobre esto dice la escritura:
Salmo 37.11 RVR60
Pero los mansos heredarán la tierra, Y se recrearán con abundancia de paz.
Repitamoslo todos juntos..... Leamos otro salmo
Salmo 147.6 RVR60
Jehová exalta a los humildes, Y humilla a los impíos hasta la tierra.
Querido hermano si tu punto debil es este, y si te cuesta ser paciente, y si cuando alguien comete una injusticia o hace algo que no te gusta, o si de alguna forma te ofenden, o si cuando la sopa esta fria o salada, te sale el viejo hombre grunon y rugiente. Ese que dice lo que no debe decir y que hace lo que no debe hacer. Entonces necesitas orar mucho, y buscar a tu Dios, porque esas cosas constristan al Espiritu del Senor, y no permiten que el haga en ti, todo lo que el quiere hacer. Dejame leerte algunos consejos del libro de proverbios:
Proverbios 14.29 RVR60
El que tarda en airarse es grande de entendimiento; Mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad.
Proverbios 15.1 RVR60
La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra áspera hace subir el furor.
Proverbios 17.1 RVR60
Mejor es un bocado seco, y en paz, Que casa de contiendas llena de provisiones.
Proverbios 17:1
Creo que Moises era un hombre de reacciones violentas. En una ocasion vio a un Egipcio que golpeaba a un Judio, y no pudo detenerse, Rapido se fue contra el egipcio, y lo golpeo, pero lo golpeo con demasiada furia. Lo golpeo tan fuerte que termino matandolo. Y por no frenarse, por no ser manso tuvo que salir corriendo y tuvo que ir al desierto donde entro a la universidad del desierto, y mientras cuidaba las ovejas de su suegro, aprendio mansedumbre, en un curso que duro 40 anos. No es facil aprender mansedumbre. Pero Moises aprendio mucho, fue el mejor alumno, y se grabo con honores. La biblia dice en que Moises lleguo a ser el hombre mas manso de toda la tierra.
Ser verdaderamente manso es un proceso de toda la vida. Es que se hagan realidad en nosotros las palabras de Juan el bautista. Es necesario que El crezca, pero que yo disminuya. La verdadera mansedumbre es el resultado de sumergirse en Cristo, es ser bautizado en Cristo, y bautizado significa ser sumergido. Es hundirse profundamente en nuestro Dios, Y es sumergirse tan profundamente que nosotros desaparecemos y solo El Es visto en nosotros. Cuando Moises subio al monte para recibir la ley del Senor. El monte estaba rodeado de una nube y cuando Israel caminaba por el desierto Dios se manifestaba en una nube. Y cuando el siervo de Dios subio al monte el se hundio en la nube, se sumergio en la nube, y ya nadie pudo verlo. Solo la nube se podia ver.
Oh si nosotros desaparecieramos, y en nuestro lugar se viera la presencia de Dios. Oh si nos acercaramos tanto al Senor, que nos hicieramos invisibles. Oh si su presencia nos rodeara como una nube para que El solo sea visto. Y sea nuestra casa la casa de la nube. El lugar en que Dios viva. Un lugar donde reina la presencia de Dios. Un lugar donde brille el fruto del Espiritu, y que brille con tal gloria que enceguezca a los que nos vean, de tal forma que ya no nos vean a nosotros, y solo vean al Dios de esa casa. Y que nuestros hijos, no solo escuchen nuestros sermones, y nuestras predicaciones, sino que tambien sean inundados por la nube de su presencia. Que el crezca y que nosotros disminuyamos.
Que nuestras casas hermanos sean un oasis de paz, un sol que brille de amor. Un fuego encendido por la gloria de su Espiritu. Que la humildad y la mansedumbre del maestro venga a reinar en nuestros corazones.
Y que nuestra iglesia sea tambien un lugar donde la presencia del Espiritu del Senor brille con tal fuerza, y con tal poder que nuestras visitas no nos vean a nosotros, pero que sean impactados por la luz de Cristo. Oh si nuestra iglesia fuera un faro, para que los navegantes, no choquen con las rocas del mundo de la noche. Si nuestra iglesia fuese un fanal de luz que iluminase el camino de aquellos que no saben donde ir para que encuentren un puerto seguro en los brazos del Senor jesucristo. Que la presencia del Senor hermano brille de tal manera que los perdidos encuentren salvacion, y puedan conocer la luz de Dios.
El era el rey y la luz poderosa de su presencia hizo temblar la tierra, y las rocas se partieron cuando el Hijo de Dios entreguo el Espiritu. la tierra se obscurecio. El velo se rasgo. Muchos cuerpos de muertos resucitaron, y se levantaron de sus tumbas y se les aparecieron a muchos. El centurion Romano con su tropa temieron ante el rey del universo y dijo “De verdad este era el hijo de Dios”. Los invito hermanos a sumergirnos en Jesus, a desaparecer, a incendiarnos con la luz del Espiritu, para que brille su gloria. Los invito a buscar mas de su presencia, aorar mas, a ayunar mas, a leer la biblia mas, a obedecerle al Senor mas, a arrepentirnos mas, Los invito a llenarnos de El
Deiros, P. A. (2008). Dones y ministerios (p. 252). Buenos Aires: Publicaciones Proforme.
Dones y ministerios Humildad o mansedumbre

La octava manifestación es humildad o mansedumbre (gr. prautes, πραυτης). No se trata de debilidad ni flaqueza. El vocablo es de traducción difícil. Está relacionado con ser dócil, obediente, sujeto, humilde. Humildad o mansedumbre expresan adecuadamente el sentido del griego, que conlleva la idea de ternura y gracia. Es una palabra acariciadora, y encierra el secreto de la ecuanimidad y la compostura. La persona mansa es la que nunca se aira a destiempo, sino que es dócil y humilde porque tiene un control perfecto de sus emociones. No es una docilidad pusilánime, una ternura sentimentaloide, un quietismo pasivo. Es fuerza bajo control.

Related Media
Related Sermons