Faithlife Sermons

LA FIDELIDAD

INTEGRIDAD  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 20 views
Notes & Transcripts

Salmo 101.6

6 Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo;

El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá.

QUE ES LA FIDELIDAD.

FIDELIDAD, FIEL. La palabra griega πιστος (pistós) se traduce “fiel” 55 veces en el NT

fiel1 adj. 1 [persona] Que es firme y constante en sus afectos, ideas y obligaciones y cumple con sus compromisos hacia alguien o algo

Lecciones de doctrina bíblica, Tomo 3 LECCIÓN 11: LA FIDELIDAD – LA VIRTUD DE LA FIABILIDAD

¿Qué es la fidelidad? El Diccionario Larousse define “fiel” así: “que cumple sus compromisos”. Unos sinónimos son “constante”, “perseverante”, “seguro”, “honrado”, “que retiene lo que se le confía”. Una persona fiel a su palabra puede ser aceptada prontamente.

Lecciones de doctrina bíblica, Tomo 3 I. El énfasis de la Biblia sobre la fidelidad

La palabra “fiel” y sus sinónimos se usan 136 veces en la Biblia. También se expresa la idea en otras palabras. Por ejemplo, el salmista dijo: “Así te bendeciré en mi vida”; “Le invocaré en todos mis días”; “A Jehová cantaré en mi vida” (Salmos 63:4; 116:2; 104:33). ¡Esto es fidelidad!

CADA CRISTIANO DEBE SER FIEL.
Lecciones de doctrina bíblica, Tomo 3 III. Cada cristiano debe ser fiel

Pablo escribio: “Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel” – digno de confianza, fiable (1 Corintios 4:2). Un mayordomo es alguien a quien se le ha dado un cargo – una tarea, un tesoro – para cuidar y usar para Dios. La fidelidad es la calificación clave. Pablo dice que “se requiere”, no simplemente se sugiere.

DEBEMOS SER FIELES A JESUS COMO SEÑOR Y SALVADOR.
Lecciones de doctrina bíblica, Tomo 3 I. El énfasis de la Biblia sobre la fidelidad

Es la palabra que se usa para describir a los siervos leales de Dios. A Moisés y Daniel se les llama “fiel” (Hebreos 3:5; Daniel 6:4). Pablo dio gracias a Cristo por considerarlo fiel y ponerlo en su servicio (1 Timoteo 1:12). Pablo caracterizó a sus ayudantes como “fieles”: Timoteo, Tíquico, Epafras y Onésimo (1 Corintios 4:17; Efesios 6:21; Colosenses 1:7; 4:9). Los líderes, miembros, maridos, esposas – todos deben ser fieles. Ni la iglesia ni el hogar puede estar firme si no se basa en la lealtad.

Lecciones de doctrina bíblica, Tomo 3 A. Debemos ser fieles a Jesús como Señor y Salvador

Debemos “retener nuestra profesión” (Hebreos 4:14) – la misma que hizo Pedro en Mateo 16:16. Debemos “mantener firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió” (Hebreos 10:23). Es nuestra única esperanza de salvación y vida eterna (Hechos 4:12). Jesús alabó a la iglesia en Pérgamo, que retenía su “nombre”, y no negaba su “fe”, aun frente a la persecución (Apocalipsis 2:13).

DEBEMOS SER FIELES A LA PALABRA DE DIOS.
Lecciones de doctrina bíblica, Tomo 3 B. Debemos ser fieles a la Palabra de Cristo

Pablo dijo que el anciano debe ser “retenedor de la palabra fiel tal como le ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen” (Tito 1:9). Jesús dijo: “Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió” (Juan 7:16). “Yo, lo que he oído de él, esto hablo al mundo” Juan 8:26). “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Mateo 24:35).

LA FIDELIDAD EN EL SERVICIO.
Lecciones de doctrina bíblica, Tomo 3 IV. La importancia de la fidelidad

IV. La importancia de la fidelidad

A. Nuestra efectividad en el servicio de Dios depende mucho de esta virtud. Sin ella, todo otro talento y habilidad es mayormente inútil.

Para ilustrar: Si su coche arranca una de cada tres veces, ¿lo conserva? Si no va al trabajo tres o cuatro veces al mes, ¿le llama fiel su jefe? Si su congelador se apaga un día cada semana, ¿dice Usted,” bueno, funciona la mayor parte del tiempo”? ¡El coche, el empleado y el congelador serían reemplazados por ser poco fiables!

Lo mismo sucede en la iglesia. Por ejemplo, hay un “súper” maestro que estudia sus lecciones, es articulado, utiliza ilustraciones acertadas y expone las Escrituras en una manera clara e interesante. La clase está encantada con él. Pero, cada tres o cuatro semanas se ha ido – a una reunión familiar, un juego de béisbol, la cacería, etc. No informa ni al superintendente de la escuela dominical ni a su sustituto. ¡O, si lo hace, es muy tarde en la noche del sábado! Así que, la clase se las arregla de alguna manera. Cuando regresa el “súper” maestro, tiene otra gran lección.

Pregunta: ¿Cuán efectiva será su enseñanza? ¿Crecerá la clase? La respuesta a ambas es: “No mucho”. ¿Por qué? ¿Porque no puede enseñar? ¡No! ¡Le falta la fidelidad! El reino está edificado y sostenido por los fieles: el predicador que sigue predicando, sea o no brillante; el maestro, quien, aunque del promedio, es fiable; el anciano o diácono que sirve fielmente, sea o no conveniente; el dador cuya ofrenda está en el plato cada domingo. Estos edifican al reino y son efectivos, porque son fieles. ¡También son los más ricamente bendicidos! ¡Aquí y en el porvenir!

DIFERENCIA ENTRE FIDELIDAD E INTEGRIDAD.

Si hay una diferencia entre fidelidad e integridad sería el énfasis en la exterioridad en contraste con la interioridad. La integridad es fidelidad interna y a uno mismo. Es lealtad a las convicciones, normas y compromisos propios. Fidelidad es lealtad a las personas y causas. “Se requiere de los administradores”, escribe Pablo, “que cada uno sea hallado fiel” (1 Co. 4:2). Existe en la fidelidad una tenacidad, un depender duradero, por lo cual llega a ser una de las virtudes más preciosas.

Lecciones de doctrina bíblica, Tomo 3 B. Los fieles influirán en otros para el bien

B. Los fieles influirán en otros para el bien. Santiago dice: “El que duda es semejante a la ola del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra” (Santiago 1:6). Es como la veleta, girando en toda dirección. Influirá en otros, pero será desfavorablemente, como los diez espías en Números 13 y 14, quienes trajeron tragedia a Israel por su posición sin fe.

Era el 21 de julio, 1861, en la batalla de Bull Run en Manassas, Virginia. Era el primer encuentro mayor de la Guerra Civil. La corriente de la batalla había cambiado entre uno y otro lado casi toda la mañana. Cerca del mediodía, las tropas federales capturaron la colina Matthews, enviando a las tropas de la Confederación a una huida en confusión. Gen. Bernard E. Bee y su brigada estaban entre ellos. Mientras General Bee intentaba calmar a sus tropas y reunirlas para la pelea, vio hasta la cima de la siguiente colina, donde Gen. Thomas J. Jackson y su brigada se enfrentaban con fuerzas superiores y fuego debilitador, pero quienes estaban firmes, sin ceder terreno.

General Bee llamó a sus tropas y dijo: “¡Miren! ¡Allí está Jackson, como un muro de piedra”! Las tropas miraron. Inspirados por su posición firme y valiente, se reunieron, entraron de nuevo a la batalla y la ganaron. Después de esto, fue conocido como General “Muro de Piedra” Jackson; su brigada fue llamada la brigada “Muro de Piedra”.

Como cristianos, si esperamos influir en otros para Cristo, debemos permanecer leales a él y su evangelio. Un padre dijo: “Quiero vivir para que mis hijos conozcan cómo debería vivir un cristiano. ¡Quiero morir para que vean cómo debería morir un cristiano”! ¡Si queremos influir en nuestros hijos, nuestros cónyuges, otros cristianos, un mundo perdido, debemos permanecer fieles!

DIOS BUSCA PERSONAS FIELES PARA QUE LE SIRVAN.
Salmo 101.6 RVR60
Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá.

45¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo?

2Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.

1 Corintios 4.17

17Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias.

12Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio,

21Para que también vosotros sepáis mis asuntos, y lo que hago, todo os lo hará saber Tíquico,k hermano amado y fiel ministro en el Señor,

3Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a éstas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.

7como lo habéis aprendido de Epafras,a nuestro consiervo amado, que es un fiel ministro de Cristo para vosotros,

1Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús. 2Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros

5Y Moisés a la verdad fue fiel en toda la casa de Dios, como siervo, para testimonio de lo que se iba a decir;

12Por conducto de Silvano,d a quien tengo por hermano fiel, os he escrito brevemente, amonestándoos, y testificando que ésta es la verdadera gracia de Dios, en la cual estáis.

12Por conducto de Silvano,d a quien tengo por hermano fiel, os he escrito brevemente, amonestándoos, y testificando que ésta es la verdadera gracia de Dios, en la cual estáis.

14Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.

la fidelidad debe ser guardada hasta la venida del señor.

10No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

LAS PERSONAS FIELES NO PUEDEN SER DESTRUIDAS.

Daniel 6.4

4Entonces los gobernadores y sátrapas buscaban ocasión para acusar a Daniel en lo relacionado al reino; mas no podían hallar ocasión alguna o falta, porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él.

12Por conducto de Silvano,d a quien tengo por hermano fiel, os he escrito brevemente, amonestándoos, y testificando que ésta es la verdadera gracia de Dios, en la cual estáis.

Related Media
Related Sermons