Faithlife Sermons

Vivos entre los Muertos

El Pecado  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views

Hemos sido liberados de la esclavitud del pecado para convertirnos en siervos de Dios.

Notes & Transcripts

Texto:

Romanos 6.11 RVR60
Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.

INTRODUCCIÓN:

El domingo pasado hablamos sobre la realidad del pecado y cómo afecto y sigue afectando a la raza humana. Y aunque el mundo y aún parte de la iglesia lo nieguen, sabemos que el gran problema de la humanidad fue, es, y será, hasta que Cristo vuelva; el pecado.
Porque todo se hace en contra de Dios o a favor de Dios. Jesús lo dijo bien claro...
Mateo 12.30 RVR60
El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.
No hace falta mucho para estar mal con Dios. Ya que todas nuestras buenas acciones, si no son para Dios, son contabilizadas en el cielo como pecado.
Y aún la inacción, ya que la Biblia dice: “al que sabe hacer lo bueno y no lo hace le es contado como pecado”.
Pero la cuestión no es solo hacer o dejar de hacer cosas, sino para quién vivís.
La gran pregunta es esa… ¿Para quién vivís?
En la respuesta a ésta pregunta está la clave de tu libertad o tu esclavitud, de la vida o la muerte.

DESARROLLO:

1. MUERTOS AL PECADO.

La única manera de liberarse del pecado, es muriendo.
Y esta muerte, no es cualquier muerte, sino la misma muerte de Cristo, debemos morir juntamente con él en la cruz.
Romanos 6.6–7 RVR60
sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.
¿Qué significa morir al pecado?
Esto, igual que todo lo que tiene que ver con Dios, es por fe. La fe activa todas las cosas de Dios en nuestras vidas.
Entonces, debemos creer en la obra que Jesús hizo en la cruz.
Si él dice que en la Cruz pago el precio de todos mis pecados y pago para ser libre de la esclavitud del pecado… Yo lo creo.
Y esta creencia me hace decidir cómo y para quién será mi vida.
Gálatas 2.20 RVR60
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Morir al pecado, es dejar de satisfacer a nuestro antiguo dueño.
Colosenses 3.3 RVR60
Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
Cristo logró nuestra libertad en la Cruz, una vez y para siempre… no necesitamos ninguna otra cosa para ser libres, sólo creer…
Y si creo, por fe, decido no obedecer más al pecado y vivir para Dios. Cristo hizo su parte en la Cruz, ahora yo hago mi parte.
Colosenses 3.5 RVR60
Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;
Es una cuestión de obediencia y desobediencia. No podemos servir a dos señores.
Cuando desobedeces y te revelas contra el pecado, entonces y solo entonces haces morir los malos deseos que te controlaban.
Romanos 6.12 RVR60
No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias;
El pecado estará siempre queriendo controlar nuestra vida a través de nuestros malos deseos.
Y sus órdenes no son como las de un déspota tirano gritándote para hacer algo que no querés hacer, sino que todo lo contrario, su voz es dulce y atractiva, buena y amable, es una voz razonable que te dice lo que querés escuchar.
Pero si la obedeces, el fin de esa acción va a ser la muerte. Por eso mi decisión en fe es negarme a obedecer a alguien para quién he muerto.

2. VIVOS PARA DIOS.

La única manera de vivir, ahora, es para Dios.
Romanos 6.11 RVR60
Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.
Ya hemos muerto al pecado, no tenemos porqué obedecerlo más. Y ahora nuestra vida, es y le pertenece a Dios.
Romanos 6.22 RVR60
Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
Antes, servíamos a nuestro amo el pecado y a través de él a Satanás.
Pero ahora vivimos para Dios y de esa manera nos convertimos en siervos de Dios.
Romanos 6.13 NTV
No dejen que ninguna parte de su cuerpo se convierta en un instrumento del mal para servir al pecado. En cambio, entréguense completamente a Dios, porque antes estaban muertos pero ahora tienen una vida nueva. Así que usen todo su cuerpo como un instrumento para hacer lo que es correcto para la gloria de Dios.
O sea, ahora obedecemos sus mandamientos, sus ordenes, que no son para muerte, sino para vida.
1 Corintios 15.22 RVR60
Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.
Y esta vida nueva, es una vida de servicio a Dios, o sea, servir para los propósitos y planes de nuestro Señor.
Y hay algo por lo que Dios lo dio todo, y cada día sigue trabajando a través de su iglesia llena del Espíritu Santo. Y ese algo es....
1 Timoteo 2.4 RVR60
el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.
Jesús antes de irse nos dejó una última orden, un último mandamiento.
Mateo 28.18–20 RVR60
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
No obedecer esta comisión, este mandamiento, es pecado.
Cuando entendemos que nuestra vida a partir de que creímos en Cristo, no es más nuestra, ya que fuimos comprados por la sangre de Cristo, entonces todo lo que hacemos, lo hacemos para él.
Todo lo que hacemos, lo hacemos en santidad para cumplir su propósito en este mundo.
Y vamos por la vida, haciendo lo que todos hacen, trabajar, estudiar, formar una familia, desarrollar una empresa, llevar a los hijos a hacer destreza, fútbol, etc. pero con un sólo propósito… “HACER DISCÍPULOS”.... Porque ahora vivo para eso…!
Sino es así, estás viviendo para vos, o sea, otra vez volviste a poner tu vida bajo las ordenes de tu antiguo amo, el pecado, y no importa que ahora no te drogues, no te alcoholices, ni tengas relaciones sexuales ilícitas, no importa que te congregues todos los domingos, ofrendes y diezmes, si no estás haciendo discípulos tu vida es para vos mismo y no para Dios.

CONCLUSIÓN:

1 Pedro 1.13–16 NTV
Así que piensen con claridad y ejerciten el control propio. Pongan su esperanza en la salvación inmerecida que recibirán cuando Jesucristo sea revelado al mundo. Por lo tanto, vivan como hijos obedientes de Dios. No vuelvan atrás, a su vieja manera de vivir, con el fin de satisfacer sus propios deseos. Antes lo hacían por ignorancia, pero ahora sean santos en todo lo que hagan, tal como Dios, quien los eligió, es santo. Pues las Escrituras dicen: «Sean santos, porque yo soy santo».
Ser santo es justamente ser vivir para Dios, o sea que todo lo que hacemos, lo hacemos consagrados para él.
Como los jugadores de futbol están consagrados para jugar, así, nosotros estamos consagrados para Dios para cumplir con su voluntad y propósito para este mundo.
"El mundo todavía no ha visto lo que Dios puede hacer por medio de un hombre totalmente consagrado a él".
Estas fueron las palabras de Henry Varley, un evangelista itinerante en medio de unas conferencias sobre evangelismo en 1872.
Y había ahí un joven americano en ese lugar que se llamaba Moody, y ante el desafío lanzado por el evangelista le contestó
"Con la ayuda de Dios, pretendo ser ese hombre."
¡Y definitivamente lo fue!
¡Qué gran impacto tuvo ese simple vendedor de zapatos sin educación y sin ordenación en el mundo de su época!
Llegó a ser uno de los grandes evangelistas de los tiempos modernos - y fundó un instituto bíblico, el Moody Bible Institute en Chicago en los EEUU, el cual ha mandado y sigue mandando miles de hombres y mujeres entrenados en el servicio a Dios.
Imagínense lo que Dios podría hacer en nuestro mundo con una iglesia completamente consagrada a él…!
Related Media
Related Sermons