Faithlife Sermons

Libertad en Cristo I

Libertad en Cristo Parte I  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 17 views
Notes
Transcript

Base Bíblica

1 ¡Ay gálatas tontos! ¿Quién los ha hechizado? Pues el significado de la muerte de Jesucristo se les explicó con tanta claridad como si lo hubieran visto morir en la cruz. 2 Déjenme hacerles una pregunta: ¿recibieron al Espíritu Santo por obedecer la ley de Moisés? ¡Claro que no! Recibieron al Espíritu porque creyeron el mensaje que escucharon acerca de Cristo. 3 ¿Será posible que sean tan tontos? Después de haber comenzado a vivir la vida cristiana en el Espíritu, ¿por qué ahora tratan de ser perfectos mediante sus propios esfuerzos? 4 ¿Acaso han pasado por tantas experiencias en vano? ¡No puede ser que no les hayan servido para nada!

La Carta a los Galatas

La Carta a los Galatas es un carta que Pablo escribe molesto y triste. Se cree que es la primera carta que escribe Pablo.
El problema que había en la Iglesia de Galicia era que había un grupo de personas que creían que Cristo era el centro de todo, pero ademas de eso le ponían pre-requisitos a las personas para poder acercarse a el.
Esta es una de las características del legalismo.
El legalismo no es exclusivo del cristianismo, sino que es común a todas la religiones.
El legalismo es pensar que si otros no hacen lo que para ti es correcto, eso te hace sentir más espiritual y mejor que otras personas.
En el legalismo el enfoque es el yo. Por eso iglesia legalista no es aquella de faldas largas y que restringe cosas, sino aquellas que quita a Cristo del medio para poner al hombre y su acciones.
Se enfoca más en lo que hacemos que en lo que somos. El legalismo te juzga por lo que haces o no haces, no por como Dios te ve.
El legalismo que enfrentaba Pablo era que los judaizantes cristianos querían que los nuevos creyentes siguieran las leyes que ellos no habían podido cumplir.
Es como aquel que juzga a quien escucha música secular, pero ve series seculares.
El legalismo imponía cargas a los hijos de Dios que ya habían sido liberados por Cristo en la Cruz del calvario.
Esta gente No era que no creían en el Evangelio sino que le añadían al Evangelio.
Estos judaizantes querían que primero fuesen judíos y luego cristianos.
Otro de los grandes problemas era los falsos profetas que se habían levantado . Pablo les llama judaizantes, ellos enseñaban que primero había que ser judío antes de llegar a ser Cristiano.
Para llegar a ser judíos había que circuncidarse
la circuncisión, cortar el prepucio del hombre, era la señal de Pacto, te incluía en las Promesas hechas a Abraham
A Abraham se le prometió que su descendencia iba a ser bendecida, pero para participar de la misma tenias que ser judio
al circuncidar se derramaba sangre y entrabas en Pacto
pero lo que no acababan de entender estos judaizantes era que había ahora un Nuevo Pacto, en el que no se necesitaba la sangre de la circunsicion, sino que ahora, la sangre había sido provista por el Cordero inmolado en la Cruz del Calvario.
Una sangre que nos introdujo, a un mejor pacto, con mejores promesas (Hebreos 8.6-7)

6Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. 7Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo.

Estos judaizantes estaban creyendo en Cristo pero operando en un Pacto ya Caducado.
Es como usted querer ir al juez pero que se le aplique a su conveniencia una ley que ya caducó.
Pablo al enterarse de esto, le escribe a la Iglesia en Galicia.
Pablo le responde a los Galatas de manera fuerte y confrontadora. El quería establecer algo, era la libertad transformadora del Evangelio de la Gracia
Imaginen como Pablo le escribió después de haberle enseñado la libertad en Cristo y ahora escuchar estas noticias que se estaban apartando de lo que el les había presentado.

Díganme quién los hechizó: Gal 3.1-2

1 ¡Ay gálatas tontos! ¿Quién los ha hechizado? Pues el significado de la muerte de Jesucristo se les explicó con tanta claridad como si lo hubieran visto morir en la cruz.
1¡Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? Reina Valera Revisada (1960). (1998). ()
Reina Valera Revisada (1960). (1998). ()
La palabra fascinó en el original es “baskaino” y significa practicar magia negra sobre alguien.
No era posible que después que se les había presentado a Cristo ahora volviesen a las viejas costumbres ya caducadas.
Como era posible que hubiesen desviado la mirada si Cr

El problema era ese, que unos querían seguir operando en la ley y otros en el Espíritu

por eso Pablo pasa a confrontar con unas preguntas
Gálatas 3.2–5 RVR60
Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si es que realmente fue en vano.Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe?
Pablo está atacando el problema directamente. Lo que tienes lo recibiste por lo bueno que eres, por lo bien que te has portado, por lo obedeinte que has sido, o simplemente por que lo has creído.
Tu recibes el Espíritu cuando recibes el Evangelio, las Buenas Nuevas de Salvación. En otras Palabras cuando tu crees que Cristo murió por ti y que fue levantado de la muerte y lo confiesas como Señor y Salvador, ese día recibes al Espíritu
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Gl 3.2–5). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
La situación es que no puedes sostener con obras aquello que recibiste por fe. Lo que recibes con fe se sostiene con fe.
La salvación no es algo que te ganas con tu esfuerzo, sino algo que Cristo pagó con un precio.
Lo que sucede es que es más fácil que nos digan lo que tenemos que hacer, que actuar por medio de la fe.
Hoy en día lo vemos cuando le dicen que reciban a Cristo como su salvador pero después te entregan una lista de cosas que tienes que hacer.
Lo que hagamos en el Reino debe ser producto de aquellas cosas que han sido transformadas en nuestro corazón.
Filipenses 2.3 NTV
No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes.
Hay mucha gente que sigue las reglas en un congregación per

Para poder ser productivos en la tarea que Dios nos ha llamado debemos poder identificar los dos pactos principales en las escrituras:

El Pacto de Moisés o La Ley y el Nuevo Pacto. Pablo les llama los dos caminos.
El camino de la fe y el camino de la ley:
Pero el problema mayor sucedía entre los Rabinos que creían en la ley y los que habían abrazado el Nuevo Pacto que creían en la Gracia.
Gálatas 3.12 NTV
El camino de la fe es muy diferente del camino de la ley, que dice: «Es mediante la obediencia a la ley que una persona tiene vida».
No podemos caminar en ambos, o vivimos en la ley o caminamos en la fe.
Los primeros creían basaban la en la aceptación de Dios de acuerdo al comportamiento humano y el segundo en la Gracia de Dios.
una de las preocupaciones de Pablo con los galatas era que entendieran bien como en el Nuevo Pacto se trabajaba La justificación
Y toca uno de los temas medulares del Nuevo Pacto y de la vida del creyente que han sido poco predicado a nuestras vidas: La justificación
La situación era en la manera en que Dios aceptaba al Ser humano.
Todo el Capitulo 3 de Galatas esta enfocado a “quitar el hechizo” presentándoles una verdad, la justificacion es por medio de la fe y no de las obras de la ley.
Pablo tuvo que subirle el volumen a la carta, para hacerles entender las doctrinas más importantes del Nuevo Pacto.
La justificación es un término legal. Es un término judicial.
Para poder declarar a alguien justo tiene que haber una ley que mida mi justicia.
Si yo voy a una corte, esta va a hacer justicia conmigo de acuerdo a a la ley que está vigente.
En el plano espiritual ser considerado justificado es ser correctos delante de Dios, no temer a ser castigados por alguna falta…
Ahora, en el Antiguo Pacto se era justo por medio de la obediencia de la ley. Si obedecías los 613 mandamientos entonces se te era declarado justo delante de Dios. Violar uno de ellos te hacía culpable de toda la ley!
La ley vino para mostrar mi pecado no para salvarme de El.
Como no era posible ser nunca justo delante de Dios Cuando alguien cometía un pecado, traía un novillo o una oveja al altar. El que había pecado colocaba la mano sobre la cabeza del animal y admitía su culpa. Por este acto su culpa era quitada de él, la cual pasaba al animal. Entonces el animal que no había hecho nada malo, era sacrificado como una ofrenda por el pecado…
· Lo interesante de esto es que quien era examinado por el sacerdote no era el pecador, sino el animal que se traía como ofrenda.
Por eso Cristo tuvo que ser examinado por los fariseos, y por eso los sacerdotes tuvieron que entregarlo y pedir que fuese sacrificado, por eso tuvo que morir crucificado en sacrificio, Alguien tenía que morir en nuestro lugar, a alguien había que ponerle las manos y traspasar nuestras faltas y pecados.
Cristo se hizo maldición para que nosotros recibiéramos bendición.
Como usted cree que se sentía aquella persona que por fe entendía que ahora sus pecados los cargaba un corderito, cuanto más nosotros deberíamos caminar en rectitud al saber que ya no tenemos que traspasar nuestros pecados a un corderito cuando sabemos que el Cordero inmolado los cargó al ser crucificado.
Este era el Camino de la fe, creer que Cristo tomó mi lugar.
La ley examinaba al hombre, la Gracia examina a Cristo.
En la corte Cristo tomó mi lugar para que yo fuese libre.
Gálatas 3.10–14 NTV
10 Sin embargo, los que dependen de la ley para hacerse justos ante Dios están bajo la maldición de Dios, porque las Escrituras dicen: «Maldito es todo el que no cumple ni obedece cada uno de los mandatos que están escritos en el libro de la ley de Dios». 11 Queda claro, entonces, que nadie puede hacerse justo ante Dios por tratar de cumplir la ley, ya que las Escrituras dicen: «Es por medio de la fe que el justo tiene vida». 12 El camino de la fe es muy diferente del camino de la ley, que dice: «Es mediante la obediencia a la ley que una persona tiene vida». 13 Pero Cristo nos ha rescatado de la maldición dictada en la ley. Cuando fue colgado en la cruz, cargó sobre sí la maldición de nuestras fechorías. Pues está escrito: «Maldito todo el que es colgado en un madero». 14 Mediante Cristo Jesús, Dios bendijo a los gentiles con la misma bendición que le prometió a Abraham, a fin de que los creyentes pudiéramos recibir por medio de la fe al Espíritu Santo prometido.
Gálatas 2.16 NTV
16 Sin embargo, sabemos que una persona es declarada justa ante Dios por la fe en Jesucristo y no por la obediencia a la ley. Y nosotros hemos creído en Cristo Jesús para poder ser declarados justos ante Dios por causa de nuestra fe en Cristo y no porque hayamos obedecido la ley. Pues nadie jamás será declarado justo ante Dios mediante la obediencia a la ley».
Gálatas 2.21 NTV
21 Yo no tomo la gracia de Dios como algo sin sentido. Pues, si cumplir la ley pudiera hacernos justos ante Dios, entonces no habría sido necesario que Cristo muriera.
Gálatas 2.19 NTV
19 Pues, cuando intenté obedecer la ley, la ley misma me condenó. Así que morí a la ley —es decir, dejé de intentar cumplir todas sus exigencias— a fin de vivir para Dios.
Gálatas 2.19 NTV
19 Pues, cuando intenté obedecer la ley, la ley misma me condenó. Así que morí a la ley —es decir, dejé de intentar cumplir todas sus exigencias— a fin de vivir para Dios.
Gálatas 2.21 NTV
21 Yo no tomo la gracia de Dios como algo sin sentido. Pues, si cumplir la ley pudiera hacernos justos ante Dios, entonces no habría sido necesario que Cristo muriera.
Cuantas veces nos hemos sentido frustrados, por que sentimos que no damos el grado o por que somos inmerecedores delante de Dios.
Ya fuiste justificado, declarado en poscion correcta delante de El y no solo eso has sido declarado libre de la ley del pecado y de la muerte.

1Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. 2Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. 3Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; 4para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

Romanos 8.1–4 RVR60
1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.3 Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne;4 para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
Related Media
Related Sermons