Faithlife Sermons

LOS MALES DE LA JUVENTUD

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes & Transcripts

Mal 1. El primer mal que más acompaña a la juventud es el orgullo. Orgullo del corazón, orgullo por la vestimenta, orgullo por las posiciones (1Ti 3:6).

Mal 2. El segundo mal al que la juventud está sometida es: a placeres y deleites carnales. “Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos” (Ec 11:9).

Jueces 14.10 RVR60
Vino, pues, su padre adonde estaba la mujer, y Sansón hizo allí banquete; porque así solían hacer los jóvenes.
Apocalipsis 9.7 RVR60
El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas;
Eclesiastés 2.2 RVR60
A la risa dije: Enloqueces; y al placer: ¿De qué sirve esto?
Eclesiastés 1.8 RVR60
Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír.

Mal 3. El tercer pecado de la juventud es la imprudencia.

Muchas veces saben poco y temen menos, por lo tanto, son propensos a correr apresuradamente hacia el sufrimiento, pero sobre todo hacia el peligro. “Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes” (Tito 2:6).

1º Reyes 12.8 RVR60
Pero él dejó el consejo que los ancianos le habían dado, y pidió consejo de los jóvenes que se habían criado con él, y estaban delante de él.
1º Reyes 12.9 RVR60
Y les dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que respondamos a este pueblo, que me ha hablado diciendo: Disminuye algo del yugo que tu padre puso sobre nosotros?
1º Reyes 12.10 RVR60
Entonces los jóvenes que se habían criado con él le respondieron diciendo: Así hablarás a este pueblo que te ha dicho estas palabras: Tu padre agravó nuestro yugo, mas tú disminúyenos algo; así les hablarás: El menor dedo de los míos es más grueso que los lomos de mi padre.
1º Reyes 12.11 RVR60
Ahora, pues, mi padre os cargó de pesado yugo, mas yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os castigó con azotes, mas yo os castigaré con escorpiones.
Proverbios 17.27 RVR60
El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; De espíritu prudente es el hombre entendido.
Pr.

Mal 4. El cuarto pecado que comúnmente acompaña a la juventud es la burla hacia los hombres y cosas religiosas.

Eran jóvenes los que se burlaban y despreciaban al profeta diciendo: “¡Calvo, sube! ¡calvo, sube!” (2R 2:23–24).

Mal 5. El quinto y último mal que voy a mencionar, que acompaña a la juventud es: la lujuria y el desenfreno.

Esto motivó al anciano Pablo a decirle al joven Timoteo: “Huye también de las pasiones juveniles” (2Ti 2:22)

Eclesiastés 11.10 RVR60
Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.
Related Media
Related Sermons