Faithlife Sermons

Arrepentimiento

Restaurados  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 19 views
Notes & Transcripts

Pasaje

Lucas 15.11–32 NTV
11 Para ilustrar mejor esa enseñanza, Jesús les contó la siguiente historia: «Un hombre tenía dos hijos. 12 El hijo menor le dijo al padre: “Quiero la parte de mi herencia ahora, antes de que mueras”. Entonces el padre accedió a dividir sus bienes entre sus dos hijos. 13 »Pocos días después, el hijo menor empacó sus pertenencias y se mudó a una tierra distante, donde derrochó todo su dinero en una vida desenfrenada. 14 Al mismo tiempo que se le acabó el dinero, hubo una gran hambruna en todo el país, y él comenzó a morirse de hambre. 15 Convenció a un agricultor local de que lo contratara, y el hombre lo envió al campo para que diera de comer a sus cerdos. 16 El joven llegó a tener tanta hambre que hasta las algarrobas con las que alimentaba a los cerdos le parecían buenas para comer, pero nadie le dio nada. 17 »Cuando finalmente entró en razón, se dijo a sí mismo: “En casa, hasta los jornaleros tienen comida de sobra, ¡y aquí estoy yo, muriéndome de hambre! 18 Volveré a la casa de mi padre y le diré: ‘Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19 Ya no soy digno de que me llamen tu hijo. Te ruego que me contrates como jornalero’ ”. 20 »Entonces regresó a la casa de su padre, y cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio llegar. Lleno de amor y de compasión, corrió hacia su hijo, lo abrazó y lo besó. 21 Su hijo le dijo: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de que me llamen tu hijo”. 22 »Sin embargo, su padre dijo a los sirvientes: “Rápido, traigan la mejor túnica que haya en la casa y vístanlo. Consigan un anillo para su dedo y sandalias para sus pies. 23 Maten el ternero que hemos engordado. Tenemos que celebrar con un banquete, 24 porque este hijo mío estaba muerto y ahora ha vuelto a la vida; estaba perdido y ahora ha sido encontrado”. Entonces comenzó la fiesta. 25 »Mientras tanto, el hijo mayor estaba trabajando en el campo. Cuando regresó, oyó el sonido de música y baile en la casa, 26 y preguntó a uno de los sirvientes qué pasaba. 27 “Tu hermano ha vuelto —le dijo— y tu padre mató el ternero engordado. Celebramos porque llegó a salvo”. 28 »El hermano mayor se enojó y no quiso entrar. Su padre salió y le suplicó que entrara, 29 pero él respondió: “Todos estos años, he trabajado para ti como un burro y nunca me negué a hacer nada de lo que me pediste. Y, en todo ese tiempo, no me diste ni un cabrito para festejar con mis amigos. 30 Sin embargo, cuando este hijo tuyo regresa después de haber derrochado tu dinero en prostitutas, ¡matas el ternero engordado para celebrar!”. 31 »Su padre le dijo: “Mira, querido hijo, tú siempre has estado a mi lado y todo lo que tengo es tuyo. 32 Teníamos que celebrar este día feliz. ¡Pues tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida! ¡Estaba perdido y ahora ha sido encontrado!”».

Estudio

Introducción

¿Qué harías con $1,000,000?

Contexto

El contexto de esta historia comienza en el capítulo 15 () en el que Jesús está compartiendo un tiempo con cobradores de impuestos, y pecadores de mala fama, en especial en ese entonces.
¿Se recuerdan de lo que hablamos de los fariseos el domingo pasado?
Ellos se centraban en lo superficial, en lo que se podía ver, y en ese momento estaban viendo a alguien que se llamaba el “Mesías”, la persona que venía a salvar al mundo y estaba sentado con pecadores y recaudadores de impuestos.
Por lo que los fariseos criticaban cada vez más a Jesús porque incluso comía con ellos. Solo es de recordar que en , Jesús está comiendo con fariseos, o sea que, Él no deja de lado a nadie para compartir el evangelio.
Al saber Jesús que los fariseos le criticaban les comienza a contar 3 parábolas de las cuales la más conocida es la del “hijo pródigo”
Las tres parabolas son:
La oveja perdida: un hombre tiene 100 ovejas, y pierde una, este hombre preocupado saldría por su oveja perdida y haría todo lo posible por encontrarla, y cuando al fin la encuentre, este la cargaría sobre sí y cuando llegue haría fiesta porque encontró su oveja perdida.
La moneda perdida: una mujer tiene 10 monedas, y se le pierde una (una moneda de plata equivale al trabajo de 10 días de una persona ) ella está tan preocupada por su moneda que se levantó, encendió la lámpara y la buscó hasta que la encontró, y cuando la encontró estuvo tan feliz que le contó a todos sobre la moneda que encontró.
El hijo perdido: es la parábola que estudiaremos ahorita, por lo general se pone énfasis en el hijo que se pierde, sin embargo, quiero sugerirte que puedas ver más la relación del padre amoroso en esta parábola, así como hay un pastor amoroso, una mujer preocupada, hay un padre lleno de amor que encontraremos en esta historia.

Pasaje por pasaje

Lucas 15.11–12 NTV
11 Para ilustrar mejor esa enseñanza, Jesús les contó la siguiente historia: «Un hombre tenía dos hijos. 12 El hijo menor le dijo al padre: “Quiero la parte de mi herencia ahora, antes de que mueras”. Entonces el padre accedió a dividir sus bienes entre sus dos hijos.
Lucas 15.11 NTV
11 Para ilustrar mejor esa enseñanza, Jesús les contó la siguiente historia: «Un hombre tenía dos hijos.
Recordemos que una parábola es:

En las parábolas de la Biblia, la atención del que oye u observa es llevada hacia algún suceso en la esfera de la vida familiar en este mundo, de modo que al poner atención y al hacer comparaciones y juicio, el que oye se va enfrentando con la realidad y desafío de su propia situación delante de la presencia de Dios y de su reino venidero.

Y Jesús las ocupaba para que las personas que realmente querían aprender, oyeran, y los que no estaban interesados en aprender realmente, se perdieran en el relato.
En las parábolas de la Biblia, la atención del que oye u observa es llevada hacia algún suceso en la esfera de la vida familiar en este mundo, de modo que al poner atención y al hacer comparaciones y juicio, el que oye se va enfrentando con la realidad y desafío de su propia situación delante de la presencia de Dios y de su reino venidero.
Una parábola tiene una aplicación con la realidad y podemos ver figuras y retratos de la realidad en ella. Por lo que los personajes representan a alguien en la realidad.
Entre en la escena un hombre el cual tenía dos hijos, y uno de estos dos hijos le dice al Padre que quiere su parte de la herencia.
¿Por qué le pide la herencia antes de morir?
Estaba cansado de obedecer a su padre
Deseoso de falsa libertad
Deseaba escapar de la vigilancia de su padre
No tenía confianza en la administración de su padre
Estaba engreído
¿Por qué el padre accede a darle la herencia antes de morir?

Con esto vemos la amabilidad del padre y la necedad de este hijo, la cual él iba a experimentar muy pronto al derrochar toda su herencia de la manera más insensata. De un modo semejante a este padre, se comporta Dios con el pecador, no fuerza a nadie a quedarse en su casa, bajo su dominio suave y paternal, sino entrega a los hombres a los deseos de sus propios corazones

El padre accede a dividir los bienes y darle la parte correspondiente al hijo menor, por lo que decide desprenderse de la casa de su padre donde había protección, comida, casa, amor.
Lucas 15.13–14 NTV
13 »Pocos días después, el hijo menor empacó sus pertenencias y se mudó a una tierra distante, donde derrochó todo su dinero en una vida desenfrenada. 14 Al mismo tiempo que se le acabó el dinero, hubo una gran hambruna en todo el país, y él comenzó a morirse de hambre.
Notemos que el hijo lo que hizo fue empacar todo y se mudó, no a cualquier lugar, sino a uno distante, donde tenía “libertad”, donde podría hacer lo que él quisiera sin control superior o sin reglas que le limiten, sin embargo, no contó con que sí tenía límites.
Lucas 15:
¿Te recuerdas que te preguntaba qué harías con $1 millón?
Según la Teoría Económica de Keynes, seguramente casi nadie lo ha visto, quizás algunos líderes y quizás Alexia, cuando el ingreso de alguien aumenta, así también aumenta el gasto.
Es lo que le pasó al hijo perdido, al momento de tener dinero en su mano, no decidió invertirlo o ahorrarlo, decidió derrocharlo en una vida desenfrenada.
Después de hacer y deshacer todo lo que quiso, y de darse cuenta que el dinero que tenía era finito, o sea que tenía fin. En donde se encontraba hubo escasez de alimentos, por lo que en momentos de escasez el precio se incrementa aún más.
Era imposible para él tener dinero, por lo que comenzó a morirse de hambre.
Lucas 15.15–16 NTV
15 Convenció a un agricultor local de que lo contratara, y el hombre lo envió al campo para que diera de comer a sus cerdos. 16 El joven llegó a tener tanta hambre que hasta las algarrobas con las que alimentaba a los cerdos le parecían buenas para comer, pero nadie le dio nada.
Lucas 15:15-
Convenció, la palabra denota que el agricultor no quería pero que fue tal la insistencia que accedió a darle el trabajo, el cual era de darle de comer a los cerdos.
Y el joven tenía tanta pero tanta hambre que hasta deseaba y anhelaba la comida de los cerdos. Y ni aun la comida le daban.
Lucas 15.17–19 NTV
17 »Cuando finalmente entró en razón, se dijo a sí mismo: “En casa, hasta los jornaleros tienen comida de sobra, ¡y aquí estoy yo, muriéndome de hambre! 18 Volveré a la casa de mi padre y le diré: ‘Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19 Ya no soy digno de que me llamen tu hijo. Te ruego que me contrates como jornalero’ ”.
Lucas 15:17-
Parece que el muchacho pasó mucho tiempo insistiendo en querer sobre salir y subsistir fuera de la protección de su padre, hasta que finalmente entró en razón, y se dio cuenta del trato que recibía y todo lo que hizo y lo comparó con su vida en su casa, y se dio cuenta que fue totalmente diferente.
Entonces prepara un discurso en su mente de arrepentimiento, en el que pide perdón al padre, y se menosprecia de ser hijo a ser un jornalero nada más de su propio padre.
Lucas 15.20–24 NTV
20 »Entonces regresó a la casa de su padre, y cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio llegar. Lleno de amor y de compasión, corrió hacia su hijo, lo abrazó y lo besó. 21 Su hijo le dijo: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de que me llamen tu hijo”. 22 »Sin embargo, su padre dijo a los sirvientes: “Rápido, traigan la mejor túnica que haya en la casa y vístanlo. Consigan un anillo para su dedo y sandalias para sus pies. 23 Maten el ternero que hemos engordado. Tenemos que celebrar con un banquete, 24 porque este hijo mío estaba muerto y ahora ha vuelto a la vida; estaba perdido y ahora ha sido encontrado”. Entonces comenzó la fiesta.
Lucas 15:20-
En este momento llega la parte más emocionante de la parábola, regresando a la casa del padre, aún cuando este hijo estaba lejos, el padre ve a su hijo perdido llegar a lo lejos, este padre lleno de amor y de compasión, sale corriendo…este hecho pudiera pasar desapercibido si no conocemos el contexto en el cual la parábola está ocurriendo. Recuerden que Jesús no vivía en El Salvador, donde pasamos todas las mañanas viendo a personas corriendo para alcanzar un bus, para llegar temprano al colegio o al trabajo, la parábola sucede en Israel, donde los hombres no visten como nosotros, visten túnicas, lo cual complica que corran en sí, además de eso, para correr no pueden correr como normalmente corremos, tienen que levantarse la túnica y correr.
Y el acto de correr no solo incluye que este se levante la túnica, en la cultura hebrea, correr no es común, ¿se acuerdan algún otro momento en los evangelios donde un hombre corra?
Son escenas de personas desesperadas, necesitadas, fuera del control de algo. Y es que allá un hombre no corre, sino que siempre se mantiene caminando porque si corre demuestra desesperación o que no tiene el control sobre algo.
Por lo que este padre no estaba solamente corriendo y levantándose la túnica, lo cual era vergüenza para ellos, sino que estaba sujeto a que los demás lo miraran y criticaran por correr.
Pero esto no le importó, su amor por su hijo que está regresando fue más que cualquier otra cosa.
¿Te das cuenta que el hijo ni siquiera terminó todo el discurso que había pensado? No logró llegar al final, sino que el padre amoroso lo conforta y pide que vistan a su hijo y que celebren el regreso de su hijo perdido.
Su hijo había estado como muerto, pero ese día volvió a la vida.
El Evangelio de Lucas: El historiador Lucas ESTUDIO DE FRASES Y PALABRAS

- «la mejor ropa y vestidlo» Era una señal de la posición de la familia.

- «un anillo» Era la señal de la posición familiar restaurada y de su autoridad.

- «sandalias» Era señal de que era el hijo del dueño, no un jornalero.

Conclusión

Related Media
Related Sermons