Faithlife Sermons

LA LENGUA, segunda parte

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 31 views
Notes
Transcript
Santiago 3.6–12 RVR60
6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. 7 Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; 8 pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. 9 Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. 10 De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. 11 ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? 12 Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.

Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.

7 Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana;

8 pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal.

9 Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.

10 De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.

11 ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?

12 Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.

Santiago 3.6-12

LA LENGUA ES UN MUNDO DE MALDAD

El verso 6 dice...
6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.
Los Bomberos siempre han afirmado que una sola chispa puede empezar un incendio de grandes proporciones.
Incluso en Estados Unidos existe el ejemplo de una ciudad en Chicago que se quemó por completo, cuando en un granero (de O’ Leary) se inicio un chispa, la cual se propago causando que mas de 100,000 personas se quedaran sin hogar.
Se dice que… Más de 17.500 edificios fueron destruidos;
Se menciona que… La ciudad perdió aproximadamente 400 millones de dólares.
Y desde luego...
Así como el fuego, la lengua también es capaz de “calentar y quemar grandes cosas”.
El gran David dijo:
(Biblia Textual)
Salmo 39.1–3 BTX
1 Dije: Guardaré mis caminos para no pecar con mi lengua, Llevaré mordaza en mi boca mientras el inicuo esté delante de mí. 2 Enmudecí con profundo silencio, Me callé, aun acerca de lo bueno, y se agravó mi dolor. 3 Mi corazón se enardeció dentro de mí, El fuego se avivó con mi meditación; Entonces hablé así con mi lengua:
Definitivamente...
Cuando nuestra lengua no es controlada el hombre y la mujer por lo general terminan pecando.
A muchos de nosotros nos ha ocurrido que un enojo enardecido es debido a que muchas veces nuestras palabras son candentes.
Sin embargo...
Lo más terrible... Es que la mayor parte del tiempo terminamos lamentando lo que dijimos.
El hijo de David, Salomón escribió:
“El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; de espíritu prudente es el hombre entendido” ().
“El que tarda en airarse es grande de entendimiento; mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad” ().
Salomón escribió: “El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; de espíritu prudente es el hombre entendido” (). “El que tarda en airarse es grande de entendimiento; mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad” ().
Es evidente que ...
el fuego por muy pequeño que sea tiene la tendencia a crecer rápidamente.
El fuego por muy pequeño que sea tiene la tendencia a crecer rápidamente.
Por otro lado...
El fuego produce calor y por lo general tiende a manchar.
En el año 2000 recuerdo que la casa de mi hermana mayor paso por incendio, debido a una explosión de un tanque de gas en la casa del vecino.
Recuerdo que ...
No solamente fue el fuego... Sino que el fugo provocó que todo en la casa se llenará de Humo, manchando desde luego todo lo que había adentro.
Así mismo… ocurre con aquellas palabras que son candentes, no solo queman sino que dejan manchas que son difíciles de quitar.
Definitivamente....
Las palabras cuando son candentes, pueden manchar una vida, un hogar, un trabajo o una iglesia.
Santiago dice en el 3. 6 que...
Así mismo es obvio que Las palabras cuando son candentes, pueden manchar una vida, un hogar, un trabajo o una iglesia
La lengua es “Un fuego, mundo de Maldad”

La lengua es:

Santiago básicamente al afirmar que la lengua es un “mundo de maldad”... Esta dando por un hecho que el mal uso de la lengua es una fuerza destructiva e inmoral.
Santiago llega a la conclusión que una lengua no controlada produce los mismos estragos que un bosque incendiado.
Como el fuego, también la lengua puede “calentar las cosas”. David escribió: “Yo dije: Atenderé a mis caminos, para no pecar con mi lengua; guardaré mi boca con freno… se enardeció mi corazón dentro de mí; en mi meditación se encendió fuego, y así proferí con mi lengua” (, ). ¿Ha tenido alguna vez esa experiencia? ¡Por supuesto que sí! Un mal genio y un corazón enardecido son causa de palabras candentes que más tarde lamentamos. David tenía un mal genio, y tenía que pedir la ayuda de Dios para controlarlo. Es por eso que Salomón escribió: “El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; de espíritu prudente es el hombre entendido” (). “El que tarda en airarse es grande de entendimiento; mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad” ().
El fuego puede ser pequeño pero crece, y produce calor; puede además manchar. A un amigo mío se le incendio el sótano de su casa, y el humo y el fuego mancharon la parte superior de la casa de tal manera que toda la familia tuvo que salirse mientras arreglaban la casa. Las palabras candentes pueden manchar un hogar, una clase de la escuela dominical, o una iglesia
Steven E. Runge, Comentario de alta definición: Santiago, trans. Roberto Andrade Álvarez (Bellingham, WA: Lexham Press, 2016), .
Warren W. Wiersbe, Maduros en Cristo: Estudio Expositivo de la Epístola de Santiago (Sebring, FL: Editorial Bautista Independiente, 2003), 78–79.
El resto del verso 6. Santiago...
“Un fuego, mundo de Maldad
mmm
Profundiza en los efectos de la lengua.
Santiago dice que contamina e inflama o incendia la rueda de la creación.
Inflama en el griego es (Pholox) que se significa “Encender una llama”.
La expresión “Inflama la rueda de la creación” se traduce literalmente como «la rueda del nacimiento». Según el Word Studies in the New Testament de M.R Vincent. Vol 1 pp. 356-357
Pareciera representar o indicar que la vida de una persona desde el nacimiento hasta la muerte, es seriamente afectada por la lengua.
Esto se traduce literalmente como «la rueda del nacimiento». Para una buena discusión de este término poco común, ver M. R. Vincent, Word Studies in the New Testament, vol. 1, pp. 356–357. Pareciera representar la vida de una persona desde el nacimiento hasta la muerte, que incluso puede afectar a futuras generaciones. Ambas frases en v. 6 demuestran cuan intenso y destructivo es el potencial del discurso humano.
Los eruditos entienden que no solo afecta la vida de una persona en particular sino que también a futuras generaciones.
Desde luego, Santiago..
En esta frase en v. 6 demuestra cuan intenso y destructivo es el potencial del discurso humano.
Observe que...Al final del versículo...
Al final del versículo, describe al mismo infierno como la fuente del fuego producido por la lengua. Esta declaración describe ahora con mayor precisión a la lengua, pasando de una llama genérica a una herramienta más siniestra. No debemos subestimar el potencial destructivo de este pequeño órgano del cuerpo.
Describe al mismo infierno como la fuente del fuego producido por la lengua.
Dice… “Y ella misma es inflamada por el infierno”
Esto se traduce literalmente como «siendo incinerado por Gehena», que se refiere al valle de los hijos de Hinom, al sur de Jerusalén.
A manera de recordatorio...
Infierno es traducido como Gehena
Esto se traduce literalmente como «siendo incinerado por Gehena», q se refiere al valle de los hijos de Hinom, al sur de Jerusalén. Esta es una metáfora que Jesús utilizó para describir el castigo y el lugar para aquellos que rechazan la fe en Dios. Este se había convertido en el basurero de Jerusalén porque este valle estaba en el sitio del AT donde se adoraba al dios del fuego Moloc mediante sacrificio infantil (ver ; ; ; ; ; ; ). Este es el único uso de «Gehena» fuera de las palabras de Jesús (ver , , ; ; ; , ; , ; ). Esta metáfora hace referencia a la actividad del maligno en nuestras vidas diarias. ¡Santiago debió haber vivido personalmente u observado los efectos negativos del discurso humano!
Hace unos domingos explique que el Gehena o infierno en la Biblia fue utilizado por el Señor Jesucristo como una metáfora para describir el castigo y el destino final para aquellos que rechazan la fe en el Hijo de Dios.
El valle de Hinom era un sitio en Jerusalén en donde se adoraba al dios del fuego Moloc, mediante sacrificios infantiles. Así lo relata el A.T
Observe y en casa puede otra referencia como entre otros.
2º Crónicas 28.3 RVR60
3 Quemó también incienso en el valle de los hijos de Hinom, e hizo pasar a sus hijos por fuego, conforme a las abominaciones de las naciones que Jehová había arrojado de la presencia de los hijos de Israel.
2 Cronicas 28.3
Por otro lado...
El Valle de Hinom se había convertido en el basurero de Jerusalén era un lugar de pudrición.
Este termino de infierno, Gehena o Valle de Hinom que aparece en este verso 6. de Santiago, es el único uso que se le da fuera de las veces que Cristo la uso.
(ver , , ; ; ; , ; , ; ).
Definitivamente...
Esta metáfora hace referencia a la actividad del maligno en nuestras vidas diarias.
Me imagino que ¡Santiago debió haber vivido personalmente u observado los efectos negativos del mal uso que el humano ha dado a su lengua.
Y desde luego...
Esta declaración describe ahora con mayor precisión a la lengua, pasando de una llama genérica a una herramienta más siniestra.
No debemos subestimar el potencial destructivo de este pequeño órgano del cuerpo.
Santiago respalda su planteamiento acerca de la lengua con un ejemplo tomado de la naturaleza a partir del versículo 7… Para decirnos que la lengua no es solamente un mundo de maldad (v6) Sino que es Indomable.
Santiago 3.6 RVR60
6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.
En segundo lugar..
Mundo de Maldad

Entre nuestros miembros
Y
Contamina todo el cuerpo
Inflama la rueda de la creación
Ella misma es inflamada por el infierno

LA LENGUA ES INDOMABLE

Observe el verso 7-8..
Santiago 3.7–8 RVR60
7 Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; 8 pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal.
Santiago 3.7 RVR60
7 Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana;
Es interesante que...
El porque del verso.(7) indica una nueva explicación de los trágicos resultados del habla desenfrenada.
Santiago dice que...
Toda clase de animales salvajes han sido domados y convertidos en buenos servidores del hombre, pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado (8).
La referencia a la domesticación de los animales parece ser una alusión “al dominio dado originalmente al hombre sobre las criaturas inferiores...
El cual definitivamente no se ha perdido, a pesar que algunos animales son venenosos como las serpientes y salvajes como las bestias del campo.
Sin embargo, Santiago parece decirnos que el hombre ha perdido dominio sobre la lengua ya que no ha podido domarla.
La lengua igual que una serpiente matan con su veneno.
Ahora bien…
Pensando en el veneno de una serpiente, esta mata en algunos casos de manera lenta en otros casos de manera rápida, cuando los pacientes no son tratados con el antídoto correcto
Ahora bien…
¿Cuántas veces algún malicioso inyecta un poco de veneno en una conversación, esperando que se extienda y finalmente dañe a cierta persona?
La lengua desenfrenada está llena de veneno mortal (cf. ; ).
Salmo 58.1–4 RVR60
1 Oh congregación, ¿pronunciáis en verdad justicia? ¿Juzgáis rectamente, hijos de los hombres? 2 Antes en el corazón maquináis iniquidades; Hacéis pesar la violencia de vuestras manos en la tierra. 3 Se apartaron los impíos desde la matriz; Se descarriaron hablando mentira desde que nacieron. 4 Veneno tienen como veneno de serpiente; Son como el áspid sordo que cierra su oído,
Salmos
Salmo 58.4 RVR60
4 Veneno tienen como veneno de serpiente; Son como el áspid sordo que cierra su oído,
Salmo 140.3 NVI
3 Afilan su lengua cual lengua de serpiente; ¡veneno de víbora hay en sus labios!Selah
Salmo 140.1–3 RVR60
1 Líbrame, oh Jehová, del hombre malo; Guárdame de hombres violentos, 2 Los cuales maquinan males en el corazón, Cada día urden contiendas. 3 Aguzaron su lengua como la serpiente; Veneno de áspid hay debajo de sus labios. Selah
Salmos 140.
Con los años he visto que lenguas venenosas hacen mucho daño a individuos, familias, grupos e iglesias enteras.
Yo pregunto...
¿Nos atreveríamos a soltar a leones hambrientos o serpientes enfurecidas en el culto dominical? ¡Por supuesto que no!
Santiago nos enseña que los animales pueden domarse; y también el fuego.
Santiago nos enseña que los animales pueden domarse; y también el fuego. Cuando se doma a un animal, éste deja de ser un destructor y se convierte en un ayudante. Cuando se controla el fuego, se crea fuerza. La lengua no puede ser domada por el hombre, pero Dios sí lo puede hacer. No es necesario que sea “inflamada por el infierno” (3:6), sino que puede encenderse con el fuego del cielo, como en la experiencia de los apóstoles en el día de Pentecostés. Si Dios prende el fuego y lo controla, de la misma manera la lengua puede ser un instrumento poderoso para la salvación de los perdidos y la edificación de la iglesia. Lo importante, por supuesto, es el corazón; porque “de la abundancia del corazón habla la boca” (). Si el corazón está lleno de odio, Satanás encenderá el fuego. Pero si el corazón está lleno de amor, Dios pondrá el fuego.
Por ejemplo… Cuando se doma a un animal, éste deja de ser un destructor y se convierte en un ayudante.
Cuando se controla el fuego, se crea fuerza.
Santiago dice que...
La lengua no puede ser domada por el hombre, y desde luego es una afirmación correcta. Debido a que su motivación para el mal viene de poderosos impulsos que él no ha escogido.
Recordemos que el hombre vive en un mundo caído.
Y… Santiago dijo que la lengua es inflamada por el infierno
No obstante...
Dios sí la puede domar cuando nos sometemos a Él como el antídoto mas efectivo. Aleluya!!
Es interesante que...
Algunos intérpretes entienden que este pasaje significa que nadie puede controlar la lengua de otro.
Sin embargo... Todo el contexto parece mostrar claramente que Santiago está hablando del dominio propio.
El dominio propio o templanza es la novena manifestación del fruto del Espíritu Santo. (gr. egkrateia, εγκρστεια).
El dominio propio, es tener equilibrio, autocontrol.
La novena manifestación es dominio propio o templanza (gr. egkrateia, εγκρστεια). Es dominio propio, equilibrio, autocontrol, el dominio de sí mismo. Es el freno divino a todo descontrol de los deseos, sentimientos, apetitos, carácter, etc. Es el espíritu que domina sus deseos y su amor por el placer. La persona capaz de gobernarse a sí misma será capaz de servir a los demás.
Es el freno divino a todo descontrol de los deseos, sentimientos, apetitos, carácter, etc.
Es dejar que El Espíritu de Dios domine nuestros deseos y nuestro amor por el placer.
La persona que es capaz de gobernarse a sí misma será capaz de servir a los demás.
En tercer lugar...
Porque (Razón) Toda naturaleza de:
Toda naturaleza de
Bestias
Aves
Serpientes
Seres del mar
Se doma y ha sido domada por la naturaleza.
Pero a la lengua
Ningún hombre puede domarla
Debido a que es un mal que no puede ser refrenado
Esta llena de veneno mortal

LA LENGUA PRODUCE COSAS CONTRADICTORIAS

Santiago 3.9–10 RVR60
9 Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. 10 De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.
Santiago plantea la anti-tesís de la lengua, es decir lo contradictorio del uso de nuestra lengua.
Santiago dice que Con la lengua:
Bendecimos al Dios Padre
Maldecimos a los hombres, que son hechos a la semejanza de Dios
En el v.10 es categórico al decir que... “De una misma boca proceden bendición y maldición.”
De la expresión Con ella bendecimos a Dios (v.9)
El escritor Lenski dice que:
De la expresión Con ella bendecimos a Dios (9) escribe Lenski: “Indudablemente los lectores seguían aún la costumbre judía de agregar: ‘¡Bendito sea El!’ cada vez que nombraban a Dios.” Esta era una expresión de reverencia apropiada para los primeros cristianos. ¿Pero qué estaba sucediendo entre ellos? Olvidando el segundo mandamiento de nuestro Señor (), y provocados por la ira, estaban maldiciendo a sus prójimos, que están hechos a semejanza de Dios (cf. ). Según la enseñanza del Nuevo Testamento, aun una maldición susurrada o un ademán airado hacia un prójimo es una contradicción de nuestra profesión cristiana (cf. ). En los cristianos esto no debe ser así (10) porque estas actitudes y acciones no son de Dios.
“Indudablemente los lectores seguían aún la costumbre judía de agregar: ‘¡Bendito sea El!’ cada vez que nombraban a Dios.”
Quiero señalar que esta era una expresión de reverencia apropiada para los primeros cristianos.
¿Pero qué estaba sucediendo realmente entre ellos?
Al parecer se había olvidado del segundo mandamiento que nuestro Señor Jesucristo les había ordenado a sus seguidores en ().
Observe el texto...
Mateo 22.36-39..
Mateo 22.36–39 RVR60
36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
Al parecer los destinatarios de Santiago habían caído en la provocación y la ira uno entre otros.
Y..., estaban maldiciendo a sus prójimos, que están hechos a semejanza de Dios. (cf. ).
Según la enseñanza del Nuevo Testamento, una maldición susurrada o un ademán airado hacia un prójimo es una contradicción de nuestra profesión cristiana (cf. ).
Mateo 5.22 RVR60
22 Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.
Santiago dice en el verso 10. esto no debe ser así (10), la razón es que estas actitudes y acciones no son de Dios.
En los versos 11 y 12 Santiago le pregunta a su audiencia...
PRIMERA PREGUNTA DE SANTIAGO
11 ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?
SEGUNDA PREGUNTA DE SANTIAGO
12 Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.

Tal contradicción en la conducta es tan antinatural como inmoral. La palabra interrogativa ¿Acaso…? (11) espera como respuesta un fuerte “no”. Nadie que visitara las fuentes de agua salada como las que se encuentran cerca del mar Muerto esperaría hallar agua salada y agua dulce manando de la misma fuente. Si esto sucediera, el agua salada echaría a perder el agua dulce; lo malo contaminaría a lo bueno.

La higuera y la vid enseñan la misma verdad. “Como es la raíz, así será el fruto.” Jesús había recordado a sus oyentes que “¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?” (Mt. 7:16). Santiago se hace eco de esta verdad cuando pregunta: ¿Puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? (12).

3. Un remedio divino

Cuando Santiago declara: “Esto no debe ser así” (10) en los seguidores de Cristo, sabe que hay una solución para esta condición antinatural y esta confusión moral. Esa solución se halla en “la sabiduría que es de lo alto” (v. 17); se halla en la liberación de la duplicidad de ánimo que se obtiene cuando uno pide “con fe, no dudando nada” (1:5–8). Tiene razón Santiago cuando dice que nadie puede domar su lengua—¡pero Dios puede hacerlo! Jesús preguntó: “¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca. El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas” (Mt. 12:34–35). En otro lugar de los Evangelios el consejo del Señor es claro: “Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio” (Mt. 23:26). Cuando la vida interior está limpia y dominada por el Espíritu Santo, el habla del cristiano puede ser disciplinada de manera que sea agradable a Dios. La lengua, por indisciplinada que sea, está enjaulada en la boca, ¡y Dios puede dar gracia para cerrar la jaula cuando debe ser cerrada!

Estas preguntas presentan un cuadro de gran contradicción en la conducta.
Y desde luego...
Es tan antinatural como inmoral.
La palabra interrogativa ¿Acaso…? en el v.11 espera como respuesta un fuerte “No”.
Nadie que visitara las fuentes de agua salada como las que se encuentran cerca del mar Muerto esperaría hallar agua dulce manando de la misma fuente.
Si esto sucediera, el agua salada echaría a perder el agua dulce; lo malo contaminaría a lo bueno.
La higuera y la vid enseñan la misma verdad. “Como es la raíz, así será el fruto.”
Jesús había recordado a sus oyentes que “¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?” ().
Santiago se hace eco de esta verdad cuando pregunta: ¿Puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? (12).

CONCLUSION, Un remedio divino

Cuando Santiago declara: “Esto no debe ser así” (10) en los seguidores de Cristo, sabe que hay una solución para esta condición antinatural y esta confusión moral.
Esa solución se halla en “la sabiduría que es de lo alto” (v. 17); se halla en la liberación de la duplicidad de ánimo que se obtiene cuando uno pide “con fe, no dudando nada” (1:5–8).
Tiene razón Santiago cuando dice que nadie puede domar su lengua—¡pero Dios puede hacerlo!
Jesús preguntó: “¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.
El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas” ().
En otro lugar de los Evangelios el consejo del Señor es claro: “Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio” ().
Cuando la vida interior está limpia y dominada por el Espíritu Santo, el habla del cristiano puede ser disciplinada de manera que sea agradable a Dios.
La lengua, por indisciplinada que sea, está enjaulada en la boca, ¡y Dios puede dar gracia para cerrar la jaula cuando debe ser cerrada!
Related Media
Related Sermons