Faithlife Sermons

SABIDURIA DE DIOS, O SABIDURIA HUMANA ¿QUE ES LO QUE NOS SALVA?

¿Que es el evangelio?  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 98 views
Notes & Transcripts | Sermon Questions
Serie: ¿Que es el evangelio? (--2.16)

SABIDURIA DE DIOS, O SABIDURIA HUMANA

¿QUE ES LO QUE NOS SALVA? ()

(1 Parte:
)
18Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. 19Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos.
20¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? 21Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 22Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; 24mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. 25Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

INTRODUCCIÓN:

Yo les he compartido a ustedes que las iglesias tienen muchas formas y estilos en su dinámica litúrgica; es decir en el desarrollo de sus cultos.
Cuando iniciamos REC por ejemplo, algunos hermanos de buenas intenciones me hicieron varias sugerencias de como manejáramos el servicio.
Me sugirieron que tapáramos las ventanas para que todo quedara oscuro, y poner unas lucecitas indirectas, porque así en oscuras la gente podría tener más comunión con el Espíritu Santo y podrían llorar con más libertad.
También me sugirieron que durante la predica en momentos especiales, subiera la voz y la batería sonara fuerte, para que se sintiera más emocionante.
Me recomendaron también que durante la predicación, me paseara por el pulpito como león enjaulado, gritara y manoteara.
En fin, fueron varias las sugerencias, pero la que me pareció más delicada, fue la de predicar como en muchas iglesias; es decir, profetizando prosperidad, hablándole a la congregación palabras dulces y esperanzadoras, con temas seleccionados que le llamara la atención a la gente y sin hacer sentir culpable a nadie...
Ustedes se dan cuenta que ninguna de estas sugerencias se ha podido aplicar; primeramente porque no son muy bíblicas y en segundo lugar porque el interés no es entretener, sino edificar el pueblo de Dios...
Algo similar le estaba pasando a Pablo en la iglesia de Corinto, veamos cual fue su respuesta...

CONTEXTO HISTÓRICO Y CULTURAL:

La ciudad de Corinto estaba ubicada en una franja estrecha de tierra que conectaba la península del Peloponeso con el norte de Grecia. Estaba en el centro de un canal como el de Panamá.
Como era de esperarse, Corinto prosperó como una de las principales ciudades de comercio, no solo para la mayoría de Grecia, sino para gran parte del área del Mediterráneo, incluyendo el Norte de África, Italia, y Asia Menor.
La ciudad de Corinto tenía en la antigüedad un templo dedicado a la adoración de la diosa Afrodita o Diana.
Los escritores antiguos indican que unas 1.000 prostitutas sagradas ofrecían sus cuerpos en ese templo en culto a la diosa Afrodita.
Esa inmoralidad atraía a la ciudad a mucha gente que sólo estaba interesada en la vida licenciosa.
Corinto se volvió tan moralmente corrupta que su nombre mismo se volvió sinónimo de desenfreno y depravación moral.
De hecho, gracias a su depravación, se inventó la palabra “Corintianizar” que llegó a representar inmoralidad descarriada y embriaguez desenfrenada.
(Para decir “vamos a fornicar” se decía: “vamos a a coriantinizar”)
Trágicamente muchos de estos pecados se veían en la misma iglesia.

LA IGLESIA DE CORINTO:

La iglesia de Corinto fue fundada por Pablo en su segundo viaje misionero. Se considera que el apóstol Pablo estuvo en la iglesia de Corinto aproximadamente año y medio. El problema más serio de esta iglesia fue la mundanalidad, una falta de disposición a divorciarse de la cultura que los rodeaba.
No obstante las cartas a los corintios (Que por cierto no fueron dos, sino tres; y que esta primera carta, no fue la primera sino la tercera que se escribió) se escribieron para dar respuesta a algunas preguntas doctrinales y de comportamiento que la iglesia quería saber; pero ante todo se escribió, porque la iglesia de Corinto entro en conflicto con su fundador, es decir con Pablo.

CONTEXTO LITERARIO:

En los primeros vr de la carta, el apóstol Pablo saluda cordial y respetuosamente a sus receptores. Tratándolos como hermanos y recordándoles que son de su especial afecto en el amor de Cristo.
Pero desde el vr 10, empieza a tratar con el tema que se cree es el motivo de esta misiva; las diferencias y las divisiones que se estaban suscitando en la iglesia, por causa de los favoritismos personales de los creyentes, debido al mal entendimiento del mensaje del evangelio, o dicho de otra manera, debido a los errores y la ignorancia frente al evangelio.
Algunos de los miembros de la iglesia de Corinto estaban creyendo que el cristianismo era una filosofía más, de las tantas que había. Por eso se daban el lujo de seleccionar a sus predicadores y evangelistas preferidos; y también de escoger la dinámica de la iglesia que más les gustara.
Por esta razón terminaron cuestionando y rechazando al mismo Pablo.
Para ellos era un asunto de gustos y de forma; pero Pablo se da a la tarea de enseñarles lo que realmente es el evangelio. BOSQUEJO: Tres puntos.

1. (18-19) ¿QUE ES LA VERDADERA PREDICACIÓN DE LA PALABRA?

Pablo acaba de afirmar en el vr anterior (v. 17) que él fue enviado por Cristo a predicar el evangelio, no con tantos conocimientos especializados, ni tanta filosofía de moda, ni tanta verbosidad; porque esto terminaría opacando o anulando el verdadero sentido de la obra de Jesucristo.
18Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. 19Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos.
La razón por la que el apóstol hace esta aclaración es porque el contenido del mensaje de la vida y obra de Jesucristo, su encarnación y crucifixión es una locura, (estupidez, un pensamiento ridículo, una idea totalmente equivocada, algo absurdo) para los que están muertos espiritualmente, que no conocen a Dios.
Mientras que para aquellos que han sido rescatados de la ceguera y la esclavitud del pecado, la verdadera predicación de la palabra es el mismo poder de Dios, (dynamis en gr; es la influencia sobrenatural que ejerce Dios sobre una persona para salvarlo)
Eso es la predicación de la palabra para un verdadero creyente
Pero Pablo hace una serie de preguntas retoricas que enfrentan la sabiduría de los hombres y la palabra de Dios. (Segundo encabezado)

2. (20-22) LA SABIDURIA DE LOS HOMBRES Y LA PREDICACIÓN DE LA PALABRA.

20¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?
De manera irónica, Pablo pregunta por los personajes que eran reconocidos por su sapiencia, inteligencia, conocimiento y elocuencia en su época, aquellos a los que la gente acudía para ser instruida.
Los sabios, los escribas y aquellos filósofos judíos y griegos tan reconocidos en su tiempo por sus profundos pensamientos y análisis de la vida y de Dios mismo.
La sabiduría y la inteligencia de todos estos personajes, ha sido trastornada por Dios; porque aunque hablen mucho de Dios, de esta vida y de la eternidad, no saben nada.
Pero, ¿Porque Dios trastorno la sabiduría de los hombres en necedad?
21Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.
En su inmensa sabiduría, Dios sabía que los hombres en general, nunca le van a conocer a través de sus propias capacidades y conocimientos; porque su corazón está en rebeldía contra Dios mismo
Así que Dios estableció un medio para que la gente le conozca, para que confíen en su Salvador Jesucristo y sean salvos del pecado y del juicio eterno; ese medio fue la verdadera predicación del mensaje de Jesús y su obra en la cruz, (que por cierto, como lo dijimos anteriormente era algo que la gente del tiempo de Pablo consideraba una locura)
Pero, ¿Porque Dios quiso darse a conocer y salvar al mundo por un medio tan humilde y despreciado, como la predicación?
(v. 22) Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría;
Dios lo hizo de esta manera para humillar las pretensiones de los hombres
Para los judíos el mensaje de Jesús era un escándalo, por dos razones:
(a) Para ellos era inaceptable el que Uno que había acabado Su vida en una Cruz pidiera ser el Escogido de Dios. Para los judíos, el hecho de la crucifixión descartaba definitivamente el que Jesús pudiera ser el Hijo de Dios.
(b) Los judíos no querían más que señales. A lo largo de todo el ministerio de Jesús, sus opositores constantemente le pedían señales (milagros)
Pero a pesar de que el hizo muchas señales, ellos no quisieron creer.
De la misma forma para los griegos, el mensaje de Jesús no tenía ningún sentido:
Los griegos buscaban la sabiduría. La palabra sofista viene del griego, y quería decir en un principio sabio en el buen sentido de la palabra; pero llegó a significar una persona lista de mente y astuta de lengua, un acróbata intelectual, de retórica alucinante y persuasiva, que podía presentar el mal como un bien.
Plutarco decía: «Suavizan la voz con cadencias musicales y modulaciones de tono y resonancias de eco». No pensaban en lo que estaban diciendo, sino en cómo tenían que decirlo para recibir aplausos. Sus ideas podían estar envenenadas, siempre que estuvieran envueltas en una expresión melosa.
Los griegos se drogaban con palabras altisonantes, a esto era a lo que llamaban sabiduría; de esta manera y por estos medios, pretendían conocer y entender a Dios; pero también para ellos todo debía tener una explicación lógica, que satisfaga su razonamiento.
Mientras que el predicador cristiano con su Mensaje escueto les parecía una figura tosca, inculta y ridícula, que más provocaba la risa que la atención.
Este era el mundo en el que predicaban el evangelio de Jesucristo, Pablo y los discípulos.
Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
Para muchos cristianos de hoy en día, sino hay milagros y señales, (incluyendo chillada, caída y pataleta) no es cristianismo.
La gente se inclina más por el espectáculo y el show, que por la verdad...
El mundo está sediento de personas elocuentes y profesionales para que les digan lo que quieren escuchar, les hagan sentir mariposas en el estómago y les brinde la sensación de exitosos y triunfadores...
Esto es lo que busca el pueblo tanto cristiano como secular...
Por esta razón Pablo continúa enseñando: (tercer encabezado)

3. (23-25) LOS EFECTOS DE LA VERDADERA PREDICACIÓN DE LA PALABRA.

(v. 23) pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;
A diferencia de los milagreros judíos y los elocuentes y potentes sabios griegos, a Pablo y los demás siervos del Señor no les interesaba la fama, ni el show, ni llamar la atención de nadie.
Lo que ellos hacían era predicar, a Cristo crucificado; lo cual es una paradoja para los judíos y griegos, porque Cristo quiere decir Mesías, y Mesías representa poder, esplendor, triunfo; y crucificado implica debilidad, humillación, derrota.
Este mensaje no era fácil entender y mucho menos era fácil aceptar. Por eso el mensaje fue rechazado por unos y ridiculizado por otros.
No era lo que esperaba la gente.
No obstante, Pablo amplia el tema de lo que hace el evangelio:
(v. 24-25) 24mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. 25Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.
Mientras que para los incrédulos, el mensaje de la cruz es necedad, es una locura, es algo ridículo.
Para aquellos que el Señor ha convocado para que sean salvos, aquellos que fueron alcanzados por Dios mismo, aquellos que creen; para estos, la predicación del Cristo crucificado surte efecto y los transforma.
Cristo es poder de Dios para recrear, para hacer algo nuevo, para redimir; y en este caso el poder se manifiesta en que Cristo murió y resucito para dar vida a un pueblo.
Es la forma de Pablo decirle a sus opositores: «Si quieren señales, que más que Cristo murió ante todo el mundo, y ante muchos testigos también resucito»
Pero también Cristo es la sabiduría de Dios porque precisamente ningún sabio se habría imaginado salvar al mundo de la manera en que Dios lo hizo por medio de la fe en Jesucristo; esto sobrepasaba toda la sabiduría e inteligencia de los hombres.
Así que la sabiduría de Dios se manifiesta en Cristo, porque su obra fue el medio que uso para la salvación de los creyentes.
Esto que los hombres consideraron una necedad, una estupidez; y al Cristo que ellos consideraron débil, fracasado en su ministerio, derrotado en su labor; resulto ser por parte de Dios, lo más sabio y lo más fuerte que los hombres hayan podido ser y creer.

APLICACIONES PRÁCTICAS:

(v. 18-19) ¿Para ti que es el evangelio?

Mucha gente rechaza el evangelio porque les parece una fábula infantil o para gente ignorante y poco inteligente.

Más bien prefieren leer y escuchar sobre sus temas favoritos, y sobre personajes que ellos consideran relevantes. Pero la biblia es lo que menos les interesa.

Hay varias razones por las que la gente niega o duda de la efectividad del evangelio:

• Algunos porque sus conocimientos intelectuales y sus razonamientos científicos tal vez, se lo impiden; porque le dan más importancia a lo que dice la ciencia y los científicos; que creerle a la biblia porque fue escrita por gente de la antigüedad y sin muchos estudios.
• Otros porque consideran que hay otros personajes más interesantes y más fuertes que el mismo Jesús y sus discípulos.
• Otros porque sencillamente su pecado no les deja ver la luz del evangelio.
• Otros porque es mucho más refrescante y motivador escuchar a alguien que hable de temas modernos y de actualidad; que escuchar un predicador que habla de un libro que se escribió hace 3.000 y 2.000 años. Considerado obsoleto.
Estas personas no han conocido todavía el poder de Dios y su Palabra; para ellos el evangelio significa poco o nada.
Es lamentable, porque finalmente se darán cuenta lo equivocados y perdidos que estaban, cuando vean que su inteligencia y sus conocimientos nunca los sacaron de las garras del pecado, ni les brindaron la libertad y la felicidad que ellos buscaban.
Sencillamente porque su inteligencia y su propia sabiduría, nunca serán más fuertes que el pecado que hay en su corazón por causa de la incredulidad y su dureza...

(v. 20) La sabiduría de los hombres sirve mucho, pero no nos lleva a nada.

ANECDOTA:
Yo recuerdo que antes de conocer del Señor y tenía problemas de alcoholismo, drogas y otros; fui a varias partes y donde varias personas; astrólogos, yerbateros, terapias con psicólogo y consejeros, para que me ayudaran a salir de estas ataduras y prisiones de pecado; pero todo fue inútil.
Y créanme, los consejos que me daban, los pronósticos que me decían, los remedios que me formulaban, los consejos que me transmitían y la ayuda que me brindaban era buena, y parecía funcionar, pero nada.
Y esto no solo me pasaba a mí, es lo que le pasa al mundo entero; la ciencia y sus científicos avanzan a pasos agigantados en sus investigaciones para mejorar el mundo, y arrojan resultados sorprendentes; ¡pero el mundo cada día sigue peor!...

Un botón basta de muestra: el científico más grande que ha habido, Albert Einstein y su mayor descubrimiento de la relatividad, con el que se creía iba a cambiar la evolución del mundo, fue precisamente el método con el que se creó la bomba atómica (Que son las bombas de mayor destrucción masiva en el mundo)

Las redes sociales, Facebook, wahts app, twitter, you tube; son consideradas el invento que más ha revolucionado el mundo; y se crearon con la firme intención de acercar a las personas y globalizar las comunicaciones; pero hoy son el medio a través del cual más se promueve el consumismo, el pecado y la depravación; y el medio por el cual estamos perdiendo nuestros niños y jóvenes...

¡A todo esto y mucho más, es a lo que nos ha llevado la inteligencia y la sabiduría de los hombres!

(OJO, ACLARO QUE NO TODO ES MALO)...
(v. 21) De manera hermanos, que aunque el mundo evolucione de forma exponencial, y la ciencia invente y descubra muchas cosas increíbles; el medio para conocer a Dios, salvar nuestras almas y transformar nuestras vidas, seguirá siendo el mismo de hace 2.000 años; la predicación y el estudio de la palabra de dios…
Aunque mucha gente considera la predicación del evangelio y a los predicadores, aburridos, derrotistas, fanáticos, poco creativos, este fue el medio que el Señor estableció para que le escuchemos y le conozcamos.

(v. 22) Pero no se trata de cualquier predicación:

Actualmente en las mismas iglesias y en los entornos cristianos, la gente tiene el privilegio de escoger el tipo de sermón y el predicador de su preferencia; por lo general los que más gustan son aquellos más elocuentes, más carismáticos, mas extrovertidos y que cuente más historias; ¡Aunque en su elocuencia, en su carisma y en sus historias, no aparezcan por ninguna parte Cristo y la cruz!
“Así mismo fue en la Corinto de Pablo”.
Ya no son pastores, sino conferencistas; no les importa mucho el cuidado de las ovejas, sino sus propios intereses y su propia imagen; por eso recurren a cuanta payasada y espectáculo se puedan inventar.
Y lo más lamentable es que eso es lo que la gente busca,como en la Corinto de Pablo”...
¿De dónde y porque creen ustedes que salió la tal risa santa del Espíritu Santo?
• ¿La tal lluvia dorada?
• ¿Los montones de gente cayéndose al piso?
• ¿Las filas para escuchar una profecía?
• ¿Las noches de gloria y de sanidades y milagros?
Todo esto salió de la necesidad que la gente tiene de señales y milagros, y de que les digan lo que ellos quieren escuchar.
Esta necesidad es la que despierta el ingenio y la creatividad de los culebreros del evangelio; que están listos para saciar el hambre que muchos tienen de mentiras y engaños. (Grábense esta muletilla) “Como en la Corinto de Pablo
COMENTARIO:
Actualmente están de moda las conferencias de superación personal, que tienen un costo aproximado de 50.000 a 500.000 cada conferencia y son presididas por unos gurús profesionales; que primeramente despiertan en ti, la necesidad, casi voraz, de dinero; pero sin invertir mucho tiempo trabajando; y te motivan a alcanzar el éxito que ellos ya han alcanzado.
La forma de ellos estimularte y motivarte es su propio testimonio, en el que relatan que iniciaron con 100 dólares prestados hace cinco años, y hoy se están generando un ingreso de 50, 100 y 200 mil dólares al año, en algunos casos hasta más.
¿Y saben qué?
Estos lugares de conferencia se llenan a reventar
¿Y saben porque?
Porque todo mundo quiere que le digan lo que quieren escuchar.
Parecidos a estos conferencistas hay muchos predicadores el día de hoy que dicen ser mensajeros del evangelio.
Y parecidos a los que asisten a estas conferencias, hay mucha gente en las iglesias; que andan buscando quien les caliente el oído; que los embarace de ilusiones para después parir desengaños; porque todo fue mentira...

(v. 23) El verdadero evangelio es aquel que dice Pablo en el vr 23.

Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;
Hermanos, este es el deber, la misión, la responsabilidad, la obligación y el deleite de todo buen siervo de Jesucristo; proclamar a los cuatro vientos el mensaje de la cruz, aunque muchos lo rechacen, aunque no a todos les guste, y aunque muchos se burlen de el:
• Este es el mensaje que nos llevó a la salvación, y aún sigue salvando a otros...
• Este es el mensaje que nos transformó, y aún nos sigue transformando...
Y esta debe de ser la necesidad, el anhelo, el deseo de todo verdadero creyente; que le muestren la verdad del evangelio; no la sabiduría de los hombres, sus conceptos, sus ideas y sus talentos.
Porque eso no es lo que te va a salvar, ni a transformar.
ILUSTRACIÓN: David James Burrel.
En busca del evangelio puro.
Leí en cierta ocasión un anuncio que decía lo siguiente: “Si su tendero le dice, ‘No tenemos jabón marca REY, pero tenemos otro que es tan bueno como el que usted pide’, no lo reciba, pues es mentira. Vaya a otra tienda y búsquelo.”
La iglesia se encuentra ocupada en un negocio y las personas que asistan a los cultos están impulsadas por los principios del negocio.
La persona que va a la congregación tiene que demandarle a su pastor, ante todo, la predicación del evangelio, pues el propósito que esa persona tiene al presentarse en el lugar es oír el evangelio.
Si el evangelio no se le administra en toda su pureza, sino que se le presenta adulterado, esa persona no está por ningún motivo obligada a seguir yendo a esa congregación.
Amados, en la iglesia podemos cambiar el color, si quieren, pintémosla amarillo pollito, o rosado ternura; pueden pedirme que predique sentado, con saco o sin saco; pero nunca pidan ni permitan que les cambien la verdad del evangelio…
Porque la iglesia y sus siervos son columna y baluarte de la verdad
(v. 24-25)
¿Quién aquí ha dejado el pecado, a través de un invento de la ciencia?
¿Quién aquí ha sido libre de la maldad por un poema de Neruda?
¿Quién aquí ha sido transformado por los elocuentes discursos de nuestros políticos? NADIE...
Todos aquí fuimos salvos, hemos sido libres de las cadenas del pecado y hemos conocido a Dios, por el poder del evangelio de Jesucristo; es en él y en su palabra que esta el poder y la sabiduría de Dios...

CONCLUSION:

Ya para concluir quiero que recuerdes que al igual que en el tiempo de Pablo, lo que los gentiles y judíos consideraron que era una locura y un estorbo, pero realmente era la predicación del verdadero evangelio, hoy sucede similar.
Yo no sé cuál sea tu concepto sobre el evangelio, ni cual sea tu nivel académico o intelectual, ni cual sea tu creencia frente a la religión; pero lo único que si se, es que nada de eso te va a salvar ni a librarte del pecado y sus consecuencias.
Solo el evangelio de Jesucristo te salva y te transforma...
Aunque la ciencia avance, los inventos sean increíbles, las personas sean muy inteligentes y el conocimiento humano sea mucho más profundo; la maldad del hombre seguirá siendo la misma de hace 2.000 y 3.000 años, por lo tanto el remedio seguirá siendo el mismo, Jesucristo y su evangelio...
Aprende a reconocer la verdadera palabra de Dios y no te dejes deslumbrar de los culebreros del evangelio, que hipnotizan con sus palabras, y envuelven con su espectáculo...
Ten presente que el verdadero evangelio es aquel que solo habla de Cristo y este crucificado; este es el poder de Dios para salvarte…
Related Media
Related Sermons