Faithlife Sermons

Andando en la Luz - Parte 3

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes
Transcript

Importancia de la profecía

Importancia de la profecía

Proverbios 29.18 RVR60
18 Sin profecía el pueblo se desenfrena; Mas el que guarda la ley es bienaventurado.

Escuchando selectivamente (

2º Crónicas 18 RVR60
1 Tenía, pues, Josafat riquezas y gloria en abundancia; y contrajo parentesco con Acab.2 Y después de algunos años descendió a Samaria para visitar a Acab; por lo que Acab mató muchas ovejas y bueyes para él y para la gente que con él venía, y le persuadió que fuese con él contra Ramot de Galaad.3 Y dijo Acab rey de Israel a Josafat rey de Judá: ¿Quieres venir conmigo contra Ramot de Galaad? Y él respondió: Yo soy como tú, y mi pueblo como tu pueblo; iremos contigo a la guerra. 4 Además dijo Josafat al rey de Israel: Te ruego que consultes hoy la palabra de Jehová. 5 Entonces el rey de Israel reunió a cuatrocientos profetas, y les preguntó: ¿Iremos a la guerra contra Ramot de Galaad, o me estaré quieto? Y ellos dijeron: Sube, porque Dios los entregará en mano del rey. 6 Pero Josafat dijo: ¿Hay aún aquí algún profeta de Jehová, para que por medio de él preguntemos? 7 El rey de Israel respondió a Josafat: Aún hay aquí un hombre por el cual podemos preguntar a Jehová; mas yo le aborrezco, porque nunca me profetiza cosa buena, sino siempre mal. Este es Micaías hijo de Imla. Y respondió Josafat: No hable así el rey. 8 Entonces el rey de Israel llamó a un oficial, y le dijo: Haz venir luego a Micaías hijo de Imla. 9 Y el rey de Israel y Josafat rey de Judá estaban sentados cada uno en su trono, vestidos con sus ropas reales, en la plaza junto a la entrada de la puerta de Samaria, y todos los profetas profetizaban delante de ellos. 10 Y Sedequías hijo de Quenaana se había hecho cuernos de hierro, y decía: Así ha dicho Jehová: Con estos acornearás a los sirios hasta destruirlos por completo. 11 De esta manera profetizaban también todos los profetas, diciendo: Sube contra Ramot de Galaad, y serás prosperado; porque Jehová la entregará en mano del rey. 12 Y el mensajero que había ido a llamar a Micaías, le habló diciendo: He aquí las palabras de los profetas a una voz anuncian al rey cosas buenas; yo, pues, te ruego que tu palabra sea como la de uno de ellos, que hables bien. 13 Dijo Micaías: Vive Jehová, que lo que mi Dios me dijere, eso hablaré. Y vino al rey. 14 Y el rey le dijo: Micaías, ¿iremos a pelear contra Ramot de Galaad, o me estaré quieto? El respondió: Subid, y seréis prosperados, pues serán entregados en vuestras manos. 15 El rey le dijo: ¿Hasta cuántas veces te conjuraré por el nombre de Jehová que no me hables sino la verdad? 16 Entonces Micaías dijo: He visto a todo Israel derramado por los montes como ovejas sin pastor; y dijo Jehová: Estos no tienen señor; vuélvase cada uno en paz a su casa. 17 Y el rey de Israel dijo a Josafat: ¿No te había yo dicho que no me profetizaría bien, sino mal? 18 Entonces él dijo: Oíd, pues, palabra de Jehová: Yo he visto a Jehová sentado en su trono, y todo el ejército de los cielos estaba a su mano derecha y a su izquierda. 19 Y Jehová preguntó: ¿Quién inducirá a Acab rey de Israel, para que suba y caiga en Ramot de Galaad? Y uno decía así, y otro decía de otra manera. 20 Entonces salió un espíritu que se puso delante de Jehová y dijo: Yo le induciré. Y Jehová le dijo: ¿De qué modo? 21 Y él dijo: Saldré y seré espíritu de mentira en la boca de todos sus profetas. Y Jehová dijo: Tú le inducirás, y lo lograrás; anda y hazlo así. 22 Y ahora, he aquí Jehová ha puesto espíritu de mentira en la boca de estos tus profetas; pues Jehová ha hablado el mal contra ti. 23 Entonces Sedequías hijo de Quenaana se le acercó y golpeó a Micaías en la mejilla, y dijo: ¿Por qué camino se fue de mí el Espíritu de Jehová para hablarte a ti? 24 Y Micaías respondió: He aquí tú lo verás aquel día, cuando entres de cámara en cámara para esconderte. 25 Entonces el rey de Israel dijo: Tomad a Micaías, y llevadlo a Amón gobernador de la ciudad, y a Joás hijo del rey, 26 y decidles: El rey ha dicho así: Poned a éste en la cárcel, y sustentadle con pan de aflicción y agua de angustia, hasta que yo vuelva en paz. 27 Y Micaías dijo: Si tú volvieres en paz, Jehová no ha hablado por mí. Dijo además: Oíd, pueblos todos. 28 Subieron, pues, el rey de Israel, y Josafat rey de Judá, a Ramot de Galaad. 29 Y dijo el rey de Israel a Josafat: Yo me disfrazaré para entrar en la batalla, pero tú vístete tus ropas reales. Y se disfrazó el rey de Israel, y entró en la batalla. 30 Había el rey de Siria mandado a los capitanes de los carros que tenía consigo, diciendo: No peleéis con chico ni con grande, sino sólo con el rey de Israel. 31 Cuando los capitanes de los carros vieron a Josafat, dijeron: Este es el rey de Israel. Y lo rodearon para pelear; mas Josafat clamó, y Jehová lo ayudó, y los apartó Dios de él; 32 pues viendo los capitanes de los carros que no era el rey de Israel, desistieron de acosarle. 33 Mas disparando uno el arco a la ventura, hirió al rey de Israel entre las junturas y el coselete. El entonces dijo al cochero: Vuelve las riendas, y sácame del campo, porque estoy mal herido. 34 Y arreció la batalla aquel día, por lo que estuvo el rey de Israel en pie en el carro enfrente de los sirios hasta la tarde; y murió al ponerse el sol.
2 Cr. 18
Israel Dividida: Israel y Judá
Judá: Rey Josafat (Recto delante de Jehová
Israel: Acab (Malo delante de Jehová)
El Rey Josafat visita al rey Acab
Había unos territorios que los sirios tenían y Acab queria reclamarlos por medio de guerra
Acab le pide a Josafat una coalición para ir en contra de los sirios y recuperar esas tierras
2º Crónicas 18.3–8 RVR60
3 Y dijo Acab rey de Israel a Josafat rey de Judá: ¿Quieres venir conmigo contra Ramot de Galaad? Y él respondió: Yo soy como tú, y mi pueblo como tu pueblo; iremos contigo a la guerra. 4 Además dijo Josafat al rey de Israel: Te ruego que consultes hoy la palabra de Jehová. 5 Entonces el rey de Israel reunió a cuatrocientos profetas, y les preguntó: ¿Iremos a la guerra contra Ramot de Galaad, o me estaré quieto? Y ellos dijeron: Sube, porque Dios los entregará en mano del rey. 6 Pero Josafat dijo: ¿Hay aún aquí algún profeta de Jehová, para que por medio de él preguntemos? 7 El rey de Israel respondió a Josafat: Aún hay aquí un hombre por el cual podemos preguntar a Jehová; mas yo le aborrezco, porque nunca me profetiza cosa buena, sino siempre mal. Este es Micaías hijo de Imla. Y respondió Josafat: No hable así el rey. 8 Entonces el rey de Israel llamó a un oficial, y le dijo: Haz venir luego a Micaías hijo de Imla.
2º Crónicas 18.3–4 RVR60
3 Y dijo Acab rey de Israel a Josafat rey de Judá: ¿Quieres venir conmigo contra Ramot de Galaad? Y él respondió: Yo soy como tú, y mi pueblo como tu pueblo; iremos contigo a la guerra. 4 Además dijo Josafat al rey de Israel: Te ruego que consultes hoy la palabra de Jehová.
2 Crónicas 18:3-
2 Crónicas 18:3-
El rey Acab dispuesto a escuchar lo que quería oir. (Escuchar selectivamente)
El rey Josafat: Discernimiento
Acab manda a buscar a Micaías
2º Crónicas 18.12–13 RVR60
12 Y el mensajero que había ido a llamar a Micaías, le habló diciendo: He aquí las palabras de los profetas a una voz anuncian al rey cosas buenas; yo, pues, te ruego que tu palabra sea como la de uno de ellos, que hables bien. 13 Dijo Micaías: Vive Jehová, que lo que mi Dios me dijere, eso hablaré. Y vino al rey.
2 Crónicas 18:12
“Sarcasmo profético” - 15-16
Imagen de “ovejas sin pastor ()
Le dijo lo que Acab queria oir, de una manera sarcastica. (Para que me trajeron aqui si la Palabra de Jehová no quieres escuchar?)
Jehová mismo se manifiesta (18-22)
Ordenan el arresto de Micaías
Desafío de Micaías
2º Crónicas 18.27 RVR60
27 Y Micaías dijo: Si tú volvieres en paz, Jehová no ha hablado por mí. Dijo además: Oíd, pueblos todos.
El Rey Acab maquinando, utiliza al Rey Josafat como escudo humano
2º Crónicas 18.18–30 RVR60
18 Entonces él dijo: Oíd, pues, palabra de Jehová: Yo he visto a Jehová sentado en su trono, y todo el ejército de los cielos estaba a su mano derecha y a su izquierda. 19 Y Jehová preguntó: ¿Quién inducirá a Acab rey de Israel, para que suba y caiga en Ramot de Galaad? Y uno decía así, y otro decía de otra manera. 20 Entonces salió un espíritu que se puso delante de Jehová y dijo: Yo le induciré. Y Jehová le dijo: ¿De qué modo? 21 Y él dijo: Saldré y seré espíritu de mentira en la boca de todos sus profetas. Y Jehová dijo: Tú le inducirás, y lo lograrás; anda y hazlo así. 22 Y ahora, he aquí Jehová ha puesto espíritu de mentira en la boca de estos tus profetas; pues Jehová ha hablado el mal contra ti. 23 Entonces Sedequías hijo de Quenaana se le acercó y golpeó a Micaías en la mejilla, y dijo: ¿Por qué camino se fue de mí el Espíritu de Jehová para hablarte a ti? 24 Y Micaías respondió: He aquí tú lo verás aquel día, cuando entres de cámara en cámara para esconderte. 25 Entonces el rey de Israel dijo: Tomad a Micaías, y llevadlo a Amón gobernador de la ciudad, y a Joás hijo del rey, 26 y decidles: El rey ha dicho así: Poned a éste en la cárcel, y sustentadle con pan de aflicción y agua de angustia, hasta que yo vuelva en paz. 27 Y Micaías dijo: Si tú volvieres en paz, Jehová no ha hablado por mí. Dijo además: Oíd, pueblos todos. 28 Subieron, pues, el rey de Israel, y Josafat rey de Judá, a Ramot de Galaad. 29 Y dijo el rey de Israel a Josafat: Yo me disfrazaré para entrar en la batalla, pero tú vístete tus ropas reales. Y se disfrazó el rey de Israel, y entró en la batalla. 30 Había el rey de Siria mandado a los capitanes de los carros que tenía consigo, diciendo: No peleéis con chico ni con grande, sino sólo con el rey de Israel.
2 Crónicas 18:18-
Josafat clamó a Jehová
Jehová le aydó - Josafat ya no fue el blanco de los sirios
2º Crónicas 18.32 RVR60
32 pues viendo los capitanes de los carros que no era el rey de Israel, desistieron de acosarle.
2 Cr. 18:
El rey Acab fue malamente herido y murió
2º Crónicas 18.33–34 RVR60
33 Mas disparando uno el arco a la ventura, hirió al rey de Israel entre las junturas y el coselete. El entonces dijo al cochero: Vuelve las riendas, y sácame del campo, porque estoy mal herido. 34 Y arreció la batalla aquel día, por lo que estuvo el rey de Israel en pie en el carro enfrente de los sirios hasta la tarde; y murió al ponerse el sol.
2 Cr. 18:
¿Qué profecía se cumplió?
¿Es la Palabra de Dios algo como para que nosotros la manipulemos y amoldemos a nuestro gusto?
¿Hemos de escuchar e interpretar la Palabra de Dios com nos convenga, selectivamente, o tal y como Dios la muestra?

Discerniendo la profecía:

1 Pedro 1.19–21 RVR60
19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros,21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.
2 Pedro 1.16–21 RVR60
16 Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.17 Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia.18 Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo.19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.
1 Pedro 1.16–21 RVR60
16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.17 Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación;18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros,21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.
:
Pedro: Fue testigo de la gloria de Dios manifiesta en Jesucristo (La Transfiguración)
1. Palabra profética mas segura (La Palabra inspirada)
a. “más segura” – Griego: bebaioteron – mas confiable, mas certera (cierta)
b. Alumbra
c. El Hijo manifiesto (El lucero de la mañana amanezca)
i.
ii.
d. La promesa
e. Salvación
f. La transfiguración
2. No es de interpretación privada
a. No es para apelar el oído selectivo del oyente
b. No es para reclamar exclusividad
c. No para obtener el favor ni para manipular
3. No por voluntad humana
a. No habla lo que quiere
b. No se amolda
c. No tuerce
4. Por inspiración del Espíritu Santo
a. Espíritu Santo confirmando y revelando las Escrituras
b. Espíritu Santo apuntando y revelando a Cristo
c. El Espíritu Santo abriendo el libro (REVELACIÓN)
La Voluntad de Dios se expresa cuando permanecemos en Él
Pero, ¿Cómo podemos realmente discernirla?
OBS: () – Acab reconocía que Micaías no estaba diciendo la verdad completamente.
¿Quién abrirá el libro? – y 5
1. () – Cuatro seres vivientes – Adorando a Cristo, anunciando
a. Son lo más noble (león) – Mateo (Jesús: Rey)
b. más fuerte (buey) – Marcos (Jesús: Siervo – Jesús vino a servir al Padre)
c. más sabio (hombre) – Lucas (Jesús: Hijo de hombre, hijo de Dios, detalles humanos de Cristo)
d. más ágil (águila) – Juan (Jesús: Dios….Yo Soy)
2. – Adoración y Acción de gracias
3. – Quebrantamiento ante la insuficiencia para abrir el libro (Pecado)
4. Acpoc. 5:5 - ¿Quién abrirá el libro? (Quién dará entendimiento)
5. – Los cuatro seres vivientes y ancianos (postración y adoración)
6. – Oraciones (Señor abre el libro, revelate a mi vida)
7. – Adoración al Cordero
Conclusión:
1. Dios habla lo que Él tiene que decir
2. El Cordero Inmolado (Cristo Jesús) es quien puede abrir nuestro entendimiento
3. No somos merecedores de que ‘el libro se nos abra’ pero Dios escucha nuestro clamor para que Él se revele a nuestras vidas
4. La voluntad de Dios se expresa a través de Su Palabra revelada (Espíritu de profecía)
5. Hemos de escuchar abiertamente (Josafat), no selectivamente (Acab), Su Palabra
6. La profecía no es para ser interpretada privadamente, sino es para llevarnos a Cristo
7. La profecía (Palabra revelada) causa un fervor dentro de nosotros que nos lleva a postrarnos en adoración delante de su presencia.
Related Media
Related Sermons