Faithlife Sermons

La no pecaminosidad/ El nacimiento virginal / Jesucristo como el hungenito

Jesucristo  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 11 views
Notes
Transcript
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →

Repaso

Hasta ahora, hemos visto tres capitulos enteros del libro de Texto (Las grandes Doctrinas de la Biblia)
Parte 1: La revelacion
Parte 2 La Naturaleza y los atributos de Dios
parte 3: Las obras y los decretos de Dios
apartir de la semana pasada hemos iniciado una serie, con temas que tienen que ver con el motivo central de la fe Cristiana, No solo es la base de nuestra fe pero tambie es el motivo de nuestra adoracion. Damos gracias a Dios porque nos permite reunirnos y rendirle adoracion. Pero si alguien persona nos preguntara, la razon por la cual adoramos, a asia quien dirigimos nuestra adoracion.. ?Cual seria nuestra respuesta?… hagamos esta pregunta mas litera. imaginemos que estamos presentes en el momento que Jesus hace esta pregunta a sus apostoles.
Matthew 16:13–15 NVI
13 Cuando llegó a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: —¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre? Le respondieron: 14 —Unos dicen que es Juan el Bautista, otros que Elías, y otros que Jeremías o uno de los profetas. 15 —Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?
Matthew 16:13–17 NVI
13 Cuando llegó a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: —¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre? Le respondieron: 14 —Unos dicen que es Juan el Bautista, otros que Elías, y otros que Jeremías o uno de los profetas. 15 —Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? 16 —Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente—afirmó Simón Pedro. 17 —Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás—le dijo Jesús—, porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo.
Matthew 16:13–20 NVI
13 Cuando llegó a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: —¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre? Le respondieron: 14 —Unos dicen que es Juan el Bautista, otros que Elías, y otros que Jeremías o uno de los profetas. 15 —Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? 16 —Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente—afirmó Simón Pedro. 17 —Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás—le dijo Jesús—, porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo. 18 Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella. 19 Te daré las llaves del reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo. 20 Luego les ordenó a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Cristo.
Matt
Como contestariamos nosotros a esta pregunta? cual seria la respuesta que dariamos, no a la pregunta acerca de lo que dicen las personas de aya afuera, sino que decimos nosotros hacerca de de la identidad de Jesus? ustedes a quienes yo he llamado, quienes han sido separados deste antes de la fundacion del mundo La respuesta de Pedro.
Matthew 16:16–17 NVI
16 —Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente—afirmó Simón Pedro. 17 —Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás—le dijo Jesús—, porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo.
Analizemos la respuesta que da Pedro, —Tu ers el Cristo, el hijo del Dios Viviente— la palabra Cristo significa “El Mesias” (El hungido) Pedro esta haciendo referencia a las escrituras, Pedro reconose a Jesus como El mesias que tanto habian esperado, — el Hijo el Dios viviente,— La respuesta de Pedro refleja especificamente lo que Dios mismo a revelado acerca de su Hijo.
Por el contrario en nuestros dias, la gente dice hacerca de Cristo diferentes cosas, pero todas ellas alejadas de lo que Dios ha revelado acerca de si mismo. Aun muchos cristianos en estos tiempos, en el mejor de los casos decen de Jesus que fue un profeta, o por lo menos que fue una persona que vivio una vida ejemplar, que nos ensena como vivir una vida moralmente correcta. Pero este tipo de respuestas no refleja lo lo que Dios ha revelado en las Sagradas Escrituras.
Nuestra respuesta debe reflejar
Estas ideas herroneas y erejes no son exclusivas de nuestrps tiempos, ya durante los siglos 4 y 5, la iglesia se vio en la necesidad de defender biblicamente una serie de ataques a la persona de Jesucristo.

Concilio de Nicea

Ya hemos mencionado anteriormente que en el Concilio de Nicea se reunieron mas de 300 obispos y lideres de la iglesia para devatir un tema controbersial para la iglesia primitiva, un tema que atentava al corazon del cristianismo, al corazon de la mision de la Iglesia, en pocas palabras, atentaba en contra del corazon del evangelio.
La controversia tenia que ver con la persona de Jesucrist, es decir esta controverssia tenia que ver con la misma pregunta que Jesus hizo en su propia hepoca, — ustedes, ?Quien dicen que soy Yo? La erejia arriana ensenaba que Jesus mantiene una substancia superior al de los seres humanos, pero no igual al padre. Los arrianos decian que Jesus era de una substancia similar a la del padre, mas no de la misma substancia del padre.
El concilio de Nicea concluyo afirmando lo que Dios habia revelado hacerca de la persona de Jesucristo. —que Jesus es de una misma ecensia con el padre, que Jesus es Dios Mismo encarnado.
El credo de Nicea no pretende descubrir nuevos caminos, mas bien, esta resumiendo el extenso material biblico con respecto a la persona de Cristo. EJEMPLO El autor de Hebreos comienza declarando;
Hebrews 1:3 NVI
3 El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas.
Colossians 2:9 NVI
9 Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo;
Para la Iglesia, nuestra vida de adoracion deve estar centrada Cristo, Como dice un teologo de nuestra epoca, (Steven Nichols) Todo cristiano deveria preguntarse, ?A quien dirijo mi adoracion, Quien es este Cristo al centro de mi adoracion?
John 8:46 NVI
46 ¿Quién de ustedes me puede probar que soy culpable de pecado? Si digo la verdad, ¿por qué no me creen?
2 Corinthians 5:21 NVI
21 Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios.
1 Peter 2:22 NVI
22 «Él no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca.»
1 John 3:5 NVI
5 Pero ustedes saben que Jesucristo se manifestó para quitar nuestros pecados. Y él no tiene pecado.
heb 4.15
Hebrews 4:15 NVI
15 Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado.
Hebrews 7:26 NVI
26 Nos convenía tener un sumo sacerdote así: santo, irreprochable, puro, apartado de los pecadores y exaltado sobre los cielos.

Jesucristo como unigénito hijo

El nacimiento virginal de Cristo fue un milagro obrado por la Tercera Persona de la Trinidad, por el cual la Segunda Persona de la Trinidad, el eterno Hijo de Dios, tomó para sí mismo una naturaleza humana, de tal manera que «se hizo hombre». En este sentido Cristo fue engendrado en el curso de la historia humana en un tiempo y lugar determinado. Este engendramiento no fue el origen de su Ser. La preexistencia de Cristo se presume constantemente por toda la Biblia.

El nacimiento virginal de Cristo fue un milagro obrado por la Tercera Persona de la Trinidad, por el cual la Segunda Persona de la Trinidad, el eterno Hijo de Dios, tomó para sí mismo una naturaleza humana, de tal manera que «se hizo hombre». En este sentido Cristo fue engendrado en el curso de la historia humana en un tiempo y lugar determinado. Este engendramiento no fue el origen de su Ser. La preexistencia de Cristo se presume constantemente por toda la Biblia.

Teología sistemática - tomo 1, Dios y su revelación F. El significado de «unigénito»

No se presenta al Hijo ni como engendrado, ni como un subordinado, ni como un inferior en ningún sentido. Pero cuando Jesús se llamó a sí mismo el Hijo de Dios, y sostuvo que Dios era su propio Padre, esto era «haciéndose igual a Dios» (Jn 5:18) en el idioma que habló

Teología sistemática - tomo 1, Dios y su revelación F. El significado de «unigénito»

No se presenta al Hijo ni como engendrado, ni como un subordinado, ni como un inferior en ningún sentido. Pero cuando Jesús se llamó a sí mismo el Hijo de Dios, y sostuvo que Dios era su propio Padre, esto era «haciéndose igual a Dios» (Jn 5:18) en el idioma que habló

only begotten: A mistranslation of the Greek word μονογενὴς (from μονογενής (from G3666, John 3:16, et al), which actually means “unique” or “one-of-a-kind.” The Arians used this word to deny Christ’s deity, but the rest of the church understood it to mean that the Son eternally related as a son to the Father. (14C.2.a)

UNIGÉNITO (gr. monogenẽs). Se usa en sentido literal, significando «hijo único» (Lc. 7:12); «hija única» (8:42); «el único que tengo» (9:38). En otros pasajes del NT se refiere a Jesucristo como «el unigénito Hijo de Dios» (Jn. 1:14, 18; 3:16, 18; 1 Jn. 4:9). Aquí el énfasis recae sobre Su singularidad más que en Su naturaleza de Hijo, aunque ambas ideas están ciertamente presentes. Él es el Hijo de Dios de una manera que nadie más es. «Monogenẽs describe la relación absolutamente singular del Hijo con el Padre en Su naturaleza divina; prõtotokos describe la relación del Cristo Resucitado en Su humanidad glorificada con el hombre» (Westcott acerca de He. 1:6).

La singularidad de Cristo tal como es expuesta en los anteriores pasajes es ambivalente: (a) Revela al Padre (Jn. 1:14, 18). (b) Es el mediador de la salvación (1 Jn. 4:9; Jn. 3:16).

El término monogenẽs es también indicador de un intenso afecto derivado de una íntima relación materno-filial (cfr. He. 11:17).

La lectura de «Dios unigénito» que se halla en una cantidad de mss. griegos, aunque tiene considerable apoyo textual, es poco probable, y puede explicarse como originada por el celo del partido «ortodoxo» contra las tesis «adopcionistas» (cfr. Grimm-Thayer, Lexicon; Westcott, loc. cit.). (Véase HIJO DE DIOS, II.)

Where monogenēs is used to refer to Jesus, its meaning is likewise not “only-begotten,” but “only” or “unique.” The word is used with “son” and should be understood as “God’s only Son,” indicating both God’s favor toward Him and His uniqueness (John 3:16, 18; 1 John 4:9). The statement at the baptism and transfiguration of Jesus in the Synoptic Gospels, “This is my beloved son,” expresses virtually the same idea. In John 1:14, the word “only” is used by itself to stress that the incarnate Word comes as a unique One from the Father.

Because of the confusion related to the idea of the “Son of God” being “begotten,” the early Christians had many debates. The issue was finally solved by the beginning of the fourth century and formalized in the creed from the Council of Nicaea (A.D. 325). This creed speaks of the Son of God as “begotten not made, of one substance with the Father.” This wording of the creed completely rejected the heresy that the Son of God was the first created being. It unambiguously proclaimed that Jesus was fully God and fully man—the only One who could truly take our sins on Himself on the cross, the only One who can invite us in God’s kingdom to live with Him forever.

One and only God

Related Media
Related Sermons