Faithlife Sermons

Los Ayudados

Encuentros con Jesús  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 10 views

Maneras en que el Espíritu Santo ayuda al creyente

Notes
Transcript

El consuelo del Espíritu Santo, vs: 5-7.

La tristeza de los discípulos.
Parece contradictorio que Jesús dijera que los discípulos no le habían preguntado adónde iba, porque ambos Pedro () y Tomás () habían expresado ignorancia o duda en cuanto a Jesús partiendo. Pero esto se explica por la motivaciones expresadas en las preguntas. Ambos eran expresadas de una forma egoísta, no sinceramente buscando una respuesta, sino más bien, expresando una incomodidad personal de desesperación. Era más como preguntar “¿Por qué nos dejas?” o “¿Que haremos sin ti?”. Jesús resalto que ninguno de ellos realmente quiso saber dónde iba realmente.
Juan 13.36 RVR60
Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; mas me seguirás después.
Juan 14.5 RVR60
Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?
Su tristeza se enfocaba es lo que ellos ya no tendrían, una experiencia personal con Su Salvador y Maestro Jesús quién los acompañaba diariamente en sus vidas. Esta tristeza opaca el beneficio de la verdad de Dios esperándolos en los próximos pasos de sus vidas y ministerios. Su tristeza se enfocaba mas en lo que ellos percibían que les faltaba, que en la misma obra que Dios estaba a punto de hacer a través de ellos.
La necesidad de la venida del Espíritu Santo.
Lo que hubiera sido contrario a lo que los discípulos quisieron escuchar, Jesús les explica que , al irse Él, será de beneficio a ellos. Como Jesús les explico en , , no los dejaría solos sin ayuda.
Juan 14.16–18 RVR60
Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.
Juan 14.26 RVR60
Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.
El Espíritu Santo debía venir para establecer el próximo período en la obra del Señor al establecer la iglesia. El Espíritu Santo era esencial para establecer y empoderar la Iglesia. Ahora también, el Salvador ascendido podrá interceder diariamente por los suyos ante el Padre, ; . El Espíritu opera en y a través de la Iglesia. No vino al mundo, sino que vino a los discípulos de Cristo, , y mora en cada creyente desde el día de la salvación, . Si Cristo no se hubiera ido, no podría enviarle el Espíritu Santo, vs: 7.
Romanos 8.34 RVR60
¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
1 Juan 2.1 RVR60
Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.
Juan 14.16–17 RVR60
Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.
1 Corintios 6.19–20 RVR60
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
Ilustración: Tuvimos que quedarnos en la casa de mi hermana y cuñado durante una tormenta de hielo porque no hubo electricidad, y era en el medio de un invierno feo. No era nuestra casa, pero nos dio consuelo y refugio en la ausencia de nuestra casa.
Aplicación:
Romanos 8.34 RVR60
¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
1 Juan 2.1 RVR60
Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.
1 Juan 2.2 RVR60
Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.
1 Juan 2.1 RVR60
Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.
Juan 14.16–17 RVR60
Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.
1 Corintios 6.19–20 RVR60
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

La convicción del Espíritu Santo, vs: 8-11.

Convence de pecado.
La palabra “convencer” significa mucho más que simplemente “exponer” el pecado en la vida del individuo, sino que es más bien un término legal que implica probándolo contra un estandarte, acusatorio, tratando con desprecio, causando aún vergüenza, ; ; .
Juan 8.9 RVR60
Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.
Tito 1.13 RVR60
Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe,
Judas 15 RVR60
para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.
No era el trabajo de los discípulos de convencer un individuo de su pecado, los discípulos no tendrían que depender de su astucia ni capacidad en convencer a las personas de su pecado, sino que era el Espíritu Santo quién hacía esto. De hecho, el Espíritu Santo usa la misma consciencia en la que esta escrita la ley moral de Dios, . Sobretodo, es el pecado de no creer el que se condena, .
Romanos 2.15 RVR60
mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,
Romanos 2.14–15 RVR60
Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,
Romanos 2.14–15 RVR60
Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,
Juan 3.18–20 RVR60
El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.
Convence de justicia.
Convence de justicia. El Espíritu Santo convence al individuo no de su propia justicia, sino que la justicia de Jesucristo. La perfección moral del hijo de Dios, quién descendió del cielo. Por eso es que Jesús da la razón de que Él va al padre, porque solo Él es perfectamente justo para estar en la presencia de Dios. Jesús mismo anunció que el Espíritu Santo daría testimonio de Él, ; .
Juan 15.26a RVR60
Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.
Juan 16.14 RVR60
El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.
Convence de juicio. Esto no está hablando del juicio venidero de Dios, como habla , sino que Jesús se refiere aquí al juicio de Satanás por la muerte y resurrección de Cristo en la cruz, . ¡El diablo esta derrotado, juzgado, y condenado! Esto fue profetizado desde el principio, . Solo está esperando su recibir su condena cuando venga Jesús otra vez. La idea es esta:
Hebreos 9.27 RVR60
Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,
Juan 12.31 RVR60
Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.
Génesis 3.15 RVR60
Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.
Cuando un pecador perdido esta sinceramente bajo convicción, vera la necedad y la maldad de no creer; confesará que no llega a la medida de la justicia de Cristo; y se dará cuenta que está bajo condenación por que pertenece al mundo y al diablo (). La única persona que puede rescatarlo de tan horrible situación es Jesucristo, el Hijo de Dios. No puede haber conversión sin convicción, y no puede haber convicción aparte del Espíritu de Dios usando la Palabra de Dios y el testimonio de los hijos de Dios— Warren Wiersbe, Comentario de Exposición Bíblica.
Efesios 2.1–3 RVR60
Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.
Ilustración: Video- Testificando Uno a Uno.
Aplicación:

La guía del Espíritu Santo, vs: 12-15.

El principio de la enseñanza del Espíritu Santo:
Jesús no les dio todo lo que sus discípulos precisaban saber acerca del reino de Dios, sino que se los revelaba progresivamente, desarrollando fundamentos y edificando sobre esos fundamentos, tal como Dios lo ha hecho con el mundo desde el principio, culminando en Jesucristo, . Jesús usó el mismo método con sus discípulos a través de Su tiempo con ellos, ; ; . De la misma forma, el Espíritu les guiaría a la verdad que precisaban saber cuando precisaban saberlo.
Hebreos 1.1–4 RVR60
Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.
Juan 12.16 RVR60
Estas cosas no las entendieron sus discípulos al principio; pero cuando Jesús fue glorificado, entonces se acordaron de que estas cosas estaban escritas acerca de él, y de que se las habían hecho.
Juan 13.7 RVR60
Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después.
Juan 20.9 RVR60
Porque aún no habían entendido la Escritura, que era necesario que él resucitase de los muertos.
Uno de las obras principales del Espíritu Santo es el de glorificar a Jesucristo, vs: 14. Nunca es posible que un creyente guiado por el Espíritu haga o diga algo en contra de Jesús. Alguien que declara que Dios le mandó hacer algo que es en contra de lo Jesús enseñó esta siendo extraviado y alejado por Satanás. Jesús es la Verdad (), el Espíritu Santo es Espíritu de Verdad (), quién usa la Palabra de Verdad (), por lo tanto, nunca guiará a algo que no es verdad, pues eso es la obra del diablo (). Esto era señal obvia de escritos antiguos que no eran inspirados, no glorificaban a Jesucristo.
Juan 14.6 RVR60
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
Juan 16.13 RVR60
Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
Juan 17.17 RVR60
Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
Juan 8.44 RVR60
Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.
La práctica de la enseñanza con los apóstoles: En este caso en particular, se debe tomar en cuenta que Jesús estaba hablando con los futuros escritores del Nuevo Testamento, quienes anotarían la revelación de Dios para Su Iglesia. Cuando en y , Jesús habla de la obra revelatoria del Espíritu Santo, destaca que les haría recordar lo que Jesús había dicho, que resultaría en los Evangelios (Mateo-Juan); les guiará a toda verdad, que resultaría en las enseñanzas y actividades en la expansión de la Iglesia (Hechos), y las varias epístolas a las iglesias (Romanos-Apocalipsis 1-3); y les hará saber lo que se ha de venir, que resulta en las secciones proféticos en esas epístolas (; ; ; ).
Juan 14.26 RVR60
Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.
Juan 16.13 RVR60
Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
La práctica de la enseñanza con creyentes modernos:
Siempre glorificará a Jesús. El Espíritu nunca guiará al creyente hacer algo contrario a Jesucristo o Su Palabra. Toda enseñanza debe ser reflejado en la enseñanza de Cristo, pues Él es la revelación (la Palabra de Dios, el logos) de Dios al hombre, , . Jesús es el punto climático y culminante de la revelación de Dios.
Juan 1.1 RVR60
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
Juan 1.14 RVR60
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
La flor continuará abriéndose, pero debe ser la misma flor— el código genético debe ser el mismo— Rodney Whitacre, Comentario del Nuevo Testamento IVP: Juan.
Siempre guiará junto a la Palabra de Dios. No guiará a un creyente hacia cierta “verdad” al contrario de lo que guiará a otro creyente. Aún en la interpretación de las Escrituras, no son aceptables dos interpretaciones opuestas. Las dos están equivocadas, o una esta equivocada, pero nunca ambas pueden ser correctas si están en oposición el uno al otro. Aún cuando la misma experiencia de la vida indica cierta dirección, se debe filtrar por la Palabra de Dios, no tomado como verdad, . El Espíritu Santo confirmará la experiencia o enseñanza con la Palabra de Dios, sino, no viene de Dios.
2 Pedro 1.19–21 RVR60
Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.
Siempre convencerá al creyente de su pecado y la necesidad de arreglarlo con Dios, ; , .
Romanos 8.4–9 RVR60
para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
Romanos 8.4–9 RVR60
para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
Efesios 4.30 RVR60
Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.
Efesios 4.30 RVR60
Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.
1 Tesalonicenses 5.19 RVR60
No apaguéis al Espíritu.
Siempre estará presente para ayudar a entender y motivar a obedecer la Palabra de Dios, así no dependemos de argumentos o palabrería, solo la verdad de Dios, , .
1 Corintios 2.4–5 RVR60
y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.
1 Corintios 2.4–14 RVR60
y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria.Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
1 Corintios 2.10–14 RVR60
Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
Ilustración: Viaje a través de una tormenta de nieve siguiendo las luces del camión delante para llegar al destino.
Aplicación:
Related Media
Related Sermons