Faithlife Sermons

La segunda venida de Jesucristo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views

Jesucristo volverá de manera visible y en gloria al final de la historia para resucitar a los muertos, juzgar al mundo, destruir todo mal y tipo de oposición hacia Dios, y consumar su reino. Los creyentes deben estar preparados para su regreso, esperando con entusiasmo y alegría.

Notes
Transcript

La segunda venida fue predicha

En el AT

Daniel 7.13–14 NVI
»En esa visión nocturna, vi que alguien con aspecto humano venía entre las nubes del cielo. Se acercó al venerable Anciano y fue llevado a su presencia, y se le dio autoridad, poder y majestad. ¡Todos los pueblos, naciones y lenguas lo adoraron! ¡Su dominio es un dominio eterno, que no pasará, y su reino jamás será destruido!
Ver también ; ; ;

Por Jesucristo

Mateo 24.30 NVI
»La señal del Hijo del hombre aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.
Ver también ; ; ; ; ;

Por los ángeles en la ascensión de Jesucristo

Hechos de los Apóstoles 1.11 NVI
—Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse.

Por los apóstoles

Filipenses 3.20 NVI
En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo.
Ver también ; ; ; ; ; ; ;

Los términos del NT relacionados con la segunda venida de Jesucristo

“Parousia”

Literalmente significa “presencia” o “venida”; el término era utilizado en el mundo del NT para describir una visita real:

; ; ;

“Apocalipsis”

Literalmente significa “revelación”; “apocalipsis” sugiere que la segunda venida hará visible aquello que ya es realidad en Jesucristo, pero que actualmente está oculto a la vista humana:

; ; ; ;

“Epifaneia”

Literalmente significa “aparición” o “manifestación”; el término sugiere que alguien sale a la vista de un lugar oculto:

; ; ;

Los acontecimientos que precederán la segunda venida

La predicación universal del evangelio

Mateo 24.14 NVI
Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.
Ver también ;

La persecución de los creyentes

Mateo 24.9 NVI
»Entonces los entregarán a ustedes para que los persigan y los maten, y los odiarán todas las naciones por causa de mi nombre.
Ver también ; ; ; ;

Apostasía, religión nominal y ateísmo

1 Timoteo 4.1 NVI
El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos abandonarán la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas.
Ver también ; ;

La revelación del anticristo

El anticristo es un nombre dado a aquella persona que encabezará la oposición al reino de Dios. Este término parece referirse a un individuo, aunque también puede denotar un movimiento corporativo. Ver también; ; ; ;

La aparición de falsos cristos y falsos profetas

Mateo 24.24 NVI
Porque surgirán falsos Cristos y falsos profetas que harán grandes señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos.
Ver también ; ; ; ;

Guerras y rumores de guerras

Mateo 24.6–7 NVI
Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes.

Hambrunas y terremotos

Mateo 24.7–8 NVI
Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes. Todo esto será apenas el comienzo de los dolores.

Cambios cósmicos

Mateo 24.29 NVI
»Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, »“se oscurecerá el sol y no brillará más la luna; las estrellas caerán del cielo y los cuerpos celestes serán sacudidos”.

La hora de la segunda venida

En el momento designado por Dios

Hechos de los Apóstoles 3.20–21 NVI
enviándoles el Mesías que ya había sido preparado para ustedes, el cual es Jesús. Es necesario que él permanezca en el cielo hasta que llegue el tiempo de la restauración de todas las cosas, como Dios lo ha anunciado desde hace siglos por medio de sus santos profetas.
Ver también ; ; ;

De repente

1 Tesalonicenses 5.1–2 NVI
Ahora bien, hermanos, ustedes no necesitan que se les escriba acerca de tiempos y fechas, porque ya saben que el día del Señor llegará como ladrón en la noche.
Ver también ; ; ; ;

Después de un retraso

Parte de una parábola acerca de la venida de Jesucristo, que es representado por el esposo. Ver también; ;

De manera inminente

Mateo 24.30–34 NVI
»La señal del Hijo del hombre aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. Y al sonido de la gran trompeta mandará a sus ángeles, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos, de un extremo al otro del cielo. »Aprendan de la higuera esta lección: Tan pronto como se ponen tiernas sus ramas y brotan sus hojas, ustedes saben que el verano está cerca. Igualmente, cuando vean todas estas cosas, sepan que el tiempo está cerca, a las puertas. Les aseguro que no pasará esta generación hasta que todas estas cosas sucedan.
Ver también ; ; ; ; ;

La forma de la segunda venida

El regreso personal de Jesucristo

Hechos de los Apóstoles 1.11 NVI
—Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse.
Ver también ; ;

Un regreso visible y glorioso

Apocalipsis 1.7 NVI
¡Miren que viene en las nubes! Y todos lo verán con sus propios ojos, incluso quienes lo traspasaron; y por él harán lamentación todos los pueblos de la tierra. ¡Así será! Amén.
Ver también ; ;

Con el sonido de una trompeta

; ;

Con los ángeles

; ;

El propósito de la segunda venida

Para resucitar a los muertos

1 Corintios 15.22–23 NVI
Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir, pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; después, cuando él venga, los que le pertenecen.
Ver también ; ;

Para juzgar a todas las personas

Salmo 96.13 NVI
¡Canten delante del Señor, que ya viene! ¡Viene ya para juzgar la tierra! Y juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con fidelidad.
Ver también ; ; ; ; ;

Para restaurar y renovar todas las cosas

; ;

Para juzgar a los impíos

2 Tesalonicenses 1.7–10 NVI
Y a ustedes que sufren, les dará descanso, lo mismo que a nosotros. Esto sucederá cuando el Señor Jesús se manifieste desde el cielo entre llamas de fuego, con sus poderosos ángeles, para castigar a los que no reconocen a Dios ni obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesús. Ellos sufrirán el castigo de la destrucción eterna, lejos de la presencia del Señor y de la majestad de su poder, el día en que venga para ser glorificado por medio de sus santos y admirado por todos los que hayan creído, entre los cuales están ustedes porque creyeron el testimonio que les dimos.
Ver también ; ; ;

Para separar a los malvados de los justos

Mateo 25.31–32 NVI
»Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones se reunirán delante de él, y él separará a unos de otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras.
Ver también

Para destruir todo mal y oposición hacia el reino de Dios

2 Tesalonicenses 2.8 NVI
Entonces se manifestará aquel malvado, a quien el Señor Jesús derrocará con el soplo de su boca y destruirá con el esplendor de su venida.
Ver también ; ;

Para recompensar a los creyentes

; ; ; ;

Para reunir a la iglesia

; ;

Para traer salvación final

;

Para transformar a los santos en su semejanza

; ;

Para finalizar la era presente

; ; ;

Las reacciones hacia la segunda venida de Jesucristo

todos los pueblos se lamentarán; Su pueblo se maravillará.

Las implicaciones presentes para los creyentes

Deben estar siempre listos

Mateo 24.42–44 NVI
»Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor. Pero entiendan esto: Si un dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, se mantendría despierto para no dejarlo forzar la entrada. Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.
Ver también ; ;

Deben ser fieles administradores

Mateo 25.14–30 NVI
»El reino de los cielos será también como un hombre que, al emprender un viaje, llamó a sus siervos y les encargó sus bienes. A uno le dio cinco mil monedas de oro, a otro dos mil y a otro sólo mil, a cada uno según su capacidad. Luego se fue de viaje. El que había recibido las cinco mil fue en seguida y negoció con ellas y ganó otras cinco mil. Así mismo, el que recibió dos mil ganó otras dos mil. Pero el que había recibido mil fue, cavó un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. »Después de mucho tiempo volvió el señor de aquellos siervos y arregló cuentas con ellos. El que había recibido las cinco mil monedas llegó con las otras cinco mil. “Señor—dijo—, usted me encargó cinco mil monedas. Mire, he ganado otras cinco mil.” Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!” Llegó también el que recibió dos mil monedas. “Señor—informó—, usted me encargó dos mil monedas. Mire, he ganado otras dos mil.” Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!” »Después llegó el que había recibido sólo mil monedas. “Señor—explicó—, yo sabía que usted es un hombre duro, que cosecha donde no ha sembrado y recoge donde no ha esparcido. Así que tuve miedo, y fui y escondí su dinero en la tierra. Mire, aquí tiene lo que es suyo.” Pero su señor le contestó: “¡Siervo malo y perezoso! ¿Así que sabías que cosecho donde no he sembrado y recojo donde no he esparcido? Pues debías haber depositado mi dinero en el banco, para que a mi regreso lo hubiera recibido con intereses. » ”Quítenle las mil monedas y dénselas al que tiene las diez mil. Porque a todo el que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia. Al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese siervo inútil échenlo afuera, a la oscuridad, donde habrá llanto y rechinar de dientes.”

Debe esperar con ansias su venida

1 Corintios 1.7 NVI
de modo que no les falta ningún don espiritual mientras esperan con ansias que se manifieste nuestro Señor Jesucristo.
Ver también ; ;

Deben soportar el sufrimiento con paciencia

;

Deben esperar con paciencia

;

Es un incentivo para la santidad

1 Juan 3.2–3 NVI
Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
Ver también ; ; ; ;

Es un incentivo para la misión

2 Timoteo 4.1–2 NVI
En presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de venir en su reino y que juzgará a los vivos y a los muertos, te doy este solemne encargo: Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar.
Ver también
Related Media
Related Sermons