Faithlife Sermons

Siervos del Señor

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 6 views

Una descripción de individuos, grupos y la nación de Israel. Isaías retrata a un siervo único que el NT identifica como Jesucristo.

Notes
Transcript

Individuos como siervos del Señor

Los patriarcas como siervos del Señor

Éxodo 32.13 NVI
Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac e Israel. Tú mismo les juraste que harías a sus descendientes tan numerosos como las estrellas del cielo; ¡tú les prometiste que a sus descendientes les darías toda esta tierra como su herencia eterna!
Ver también ; ; ; ;

Moisés como el siervo del Señor

Éxodo 14.31 NVI
Y al ver los israelitas el gran poder que el Señor había desplegado en contra de los egipcios, temieron al Señor y creyeron en él y en su siervo Moisés.
Ver también ; ; ; ;

Otros líderes como siervos del Señor

; ; ; ;

David como el siervo de la Señor

Salmo 89.20 NVI
He encontrado a David, mi siervo, y lo he ungido con mi aceite santo.
Ver también ; ;

Otros reyes como siervos del Señor

;

Profetas como siervos del Señor

; ; ;

Pablo como el siervo del Señor

Hechos de los Apóstoles 27.23 NVI
Anoche se me apareció un ángel del Dios a quien pertenezco y a quien sirvo,
Ver también ;

Otros creyentes como siervos del Señor

; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ;

Reyes paganos como siervos del Señor

Jeremías 25.9 NVI
yo haré que vengan todos los pueblos del norte, y también mi siervo Nabucodonosor, rey de Babilonia. Los traeré contra este país, contra sus habitantes y contra todas las naciones vecinas, y los destruiré por completo: ¡los convertiré en objeto de horror, de burla y de eterna desolación!—afirma el Señor—.
Ver también ;

Grupos de siervos del Señor

El pueblo de Israel como siervos del Señor

Isaías 41.8–9 NVI
«Pero tú, Israel, mi siervo, tú Jacob, a quien he escogido, simiente de Abraham, mi amigo: Te tomé de los confines de la tierra, te llamé de los rincones más remotos, y te dije: “Tú eres mi siervo.” Yo te escogí; no te rechacé.
Ver también ; ; ; ; ; ;

Fracaso del pueblo de Israel de servir al Señor

Isaías 42.19 NVI
¿Quién es más ciego que mi siervo, y más sordo que mi mensajero? ¿Quién es más ciego que mi enviado, y más ciego que el siervo del Señor?
Ver también ; ; ;

Sacerdotes como siervos del Señor

; ; ; ;

Levitas como siervos del Señor

; ; ;

Profetas como siervos del Señor

Jeremías 7.25 NVI
Desde el día en que sus antepasados salieron de Egipto hasta ahora, no he dejado de enviarles, día tras día, a mis servidores los profetas.
Ver también ; ; ; ; ; ; ;

Otras naciones como siervos del Señor

Salmo 72.11 NVI
Que ante él se inclinen todos los reyes; ¡que le sirvan todas las naciones!
Ver también ;

Los siervos del Señor reconocidos como tal por los paganos

Daniel 3.26 NVI
Dicho esto, Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno en llamas y gritó: —Sadrac, Mesac y Abednego, siervos del Dios Altísimo, ¡salgan de allí, y vengan acá! Cuando los tres jóvenes salieron del horno,
Ver también ; ;

El siervo del Señor único

Visión de Isaías de este siervo

Isaías 42.1–4 NVI
»Éste es mi siervo, a quien sostengo, mi escogido, en quien me deleito; sobre él he puesto mi Espíritu, y llevará justicia a las naciones. No clamará, ni gritará, ni alzará su voz por las calles. No acabará de romper la caña quebrada, ni apagará la mecha que apenas arde. Con fidelidad hará justicia; no vacilará ni se desanimará hasta implantar la justicia en la tierra. Las costas lejanas esperan su *ley.»
Ver también ; ;

La vida de Jesucristo lo identifica como el siervo del Señor

Mateo 12.17–21 NVI
Esto fue para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: «Éste es mi siervo, a quien he escogido, mi amado, en quien estoy muy complacido; sobre él pondré mi Espíritu, y proclamará justicia a las naciones. No disputará ni gritará; nadie oirá su voz en las calles. No acabará de romper la caña quebrada ni apagará la mecha que apenas arde, hasta que haga triunfar la justicia. Y en su nombre pondrán las naciones su esperanza.»
Ver también ; ; ; ; ; ;

Líderes del NT proclaman a Jesucristo como el siervo del Señor

Hechos de los Apóstoles 8.30–35 NVI
Felipe se acercó de prisa a la carroza y, al oír que el hombre leía al profeta Isaías, le preguntó: —¿Acaso entiende usted lo que está leyendo? —¿Y cómo voy a entenderlo—contestó—si nadie me lo explica? Así que invitó a Felipe a subir y sentarse con él. El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era el siguiente: «Como oveja, fue llevado al matadero; y como cordero que enmudece ante su trasquilador, ni siquiera abrió su boca. Lo humillaron y no le hicieron justicia. ¿Quién describirá su descendencia? Porque su vida fue arrancada de la tierra.» —Dígame usted, por favor, ¿de quién habla aquí el profeta, de sí mismo o de algún otro?—le preguntó el eunuco a Felipe. Entonces Felipe, comenzando con ese mismo pasaje de la Escritura, le anunció las buenas nuevas acerca de Jesús.
Ver también ; ; ; ; ;

El servicio del Señor

Un servicio exclusivo

Deuteronomio 6.13 NVI
»Teme al Señor tu Dios, sírvele solamente a él, y jura sólo en su nombre.
Ver también ; ; ; ;

Sirviendo al Señor como él requiere

Colosenses 3.23–24 NVI
Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.
Ver también ; ; ; ; ; ;

Cuidado del Señor para sus siervos

Salmo 35.27 NVI
Pero lancen voces de alegría y regocijo los que apoyan mi causa, y digan siempre: «Exaltado sea el Señor, quien se deleita en el bienestar de su siervo.»
Ver también ; ;

La recompensa de los siervos del Señor

Apocalipsis 22.3–5 NVI
Ya no habrá maldición. El trono de Dios y del Cordero estará en la ciudad. Sus siervos lo adorarán; lo verán cara a cara, y llevarán su nombre en la frente. Ya no habrá noche; no necesitarán luz de lámpara ni de sol, porque el Señor Dios los alumbrará. Y reinarán por los siglos de los siglos.
Ver también ; ; ;
Related Media
Related Sermons