Faithlife Sermons

Juicio de Dios

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Dios juzga al mundo al identificar y condenar el pecado vindicando y recompensando a los justos. Dios ejerce juicio temporal sobre el mundo y sobre su pueblo; el juicio final tendrá lugar cuando Jesucristo regrese.

Notes
Transcript

La naturaleza del juicio de Dios

Su certeza

Eclesiastés 12.14 NVI
Pues Dios juzgará toda obra, buena o mala, aun la realizada en secreto.
Ver también ; ; ;

Su rectitud

Génesis 18.25 NVI
¡Lejos de ti el hacer tal cosa! ¿Matar al justo junto con el malvado, y que ambos sean tratados de la misma manera? ¡Jamás hagas tal cosa! Tú, que eres el Juez de toda la tierra, ¿no harás justicia?
Ver también ; ;

Su imparcialidad

2º Crónicas 19.7 NVI
Por eso, teman al Señor y tengan cuidado con lo que hacen, porque el Señor nuestro Dios no admite la injusticia ni la parcialidad ni el soborno.»
Ver también ; ; ; ;

El propósito del juicio de Dios

Para mostrar su gloria

Isaías 5.16 NVI
Pero el Señor Todopoderoso será exaltado en justicia, el Dios santo se mostrará santo en rectitud.
Ver también ; ; ; ;

Para vindicar al justo

1º Samuel 24.12–15 NVI
¡Que el Señor juzgue entre nosotros dos! ¡Y que el Señor me vengue de usted! Pero mi mano no se alzará contra usted. Como dice el antiguo refrán: “De los malos, la maldad”; por eso mi mano jamás se alzará contra usted. »¿Contra quién ha salido el rey de Israel? ¿A quién persigue? ¡A un perro muerto! ¡A una pulga! ¡Que sea el Señor quien juzgue y dicte la sentencia entre nosotros dos! ¡Que examine mi causa, y me defienda y me libre de usted!
Ver también ; ; ; ;

Para defender al débil

Salmo 140.12 NVI
Yo sé que el Señor hace justicia a los pobres y defiende el derecho de los necesitados.
Ver también ; ;

Para traer salvación a su pueblo

Isaías 30.18 NVI
Por eso el Señor los espera, para tenerles piedad; por eso se levanta para mostrarles compasión. Porque el Señor es un Dios de justicia. ¡Dichosos todos los que en él esperan!
Ver también ; ; ; ;

Para castigar el pecado

Romanos 2.12 NVI
Todos los que han pecado sin conocer la ley, también perecerán sin la ley; y todos los que han pecado conociendo la ley, por la ley serán juzgados.
Ver también ; ; ; ;

Para regresar la gente a Dios

El juicio temporal puede hacer regresar la gente a Dios y salvarlos del juicio eterno. Ver también; ; ; ; ;

El juicio de Dios puede retrasarse

Job 24.1–4 NVI
»Si los tiempos no se esconden del Todopoderoso, ¿por qué no los perciben quienes dicen conocerlo? Hay quienes no respetan los linderos, y pastorean ganado robado; a los huérfanos los despojan de sus asnos; a las viudas les quitan en prenda sus bueyes; apartan del camino a los necesitados; a los pobres del país los obligan a esconderse.
Ver también ; ; ; ; ; ;

Ejemplos del juicio de Dios

El juicio sobre los impíos

Hechos de los Apóstoles 12.23 NVI
Al instante un ángel del Señor lo hirió, porque no le había dado la gloria a Dios; y Herodes murió comido de gusanos.
Ver también Joram; Belsasar; Jezabel, la falsa profetiza

Juicio sobre algunos pecados en particular

El asesinato de Caín contra Abel; La desobediencia de Moisés y de Aarón; La desobediencia de Nadab y Abiú; El trato despectivo de Nabal sobre David; Al tomar Uza el arca con su mano; Los jóvenes que se burlaron de Eliseo; La avaricia de Giezi; Orgullo e infidelidad de Uzías; La mentira de Ananías y Safira

Juicio sobre pueblos y naciones

Joel 3.12–13 NVI
«Movilícense las naciones; suban hasta el valle de Josafat, que allí me sentaré para juzgar a los pueblos vecinos. Mano a la hoz, que la mies está madura. Vengan a pisar las uvas, que está lleno el lagar. Sus cubas se desbordan: ¡tan grande es su maldad!»
Ver también ;

Egipto:

;
;

Asiria:

;
Isaías 34.5 NVI
Mi espada se ha embriagado en el cielo; miren cómo desciende en juicio sobre Edom, pueblo que he condenado a la destrucción total.

Babilonia:

;
Jeremías 25.31–33 NVI
El estruendo llega hasta los confines de la tierra, porque el Señor litiga contra las naciones; enjuicia a todos los mortales, y pasa por la espada a los malvados” », afirma el Señor. Así dice el Señor Todopoderoso: «La calamidad se extiende de nación en nación; una terrible tempestad se desata desde los confines de la tierra.» En aquel día, las víctimas del Señor quedarán tendidas de un extremo a otro de la tierra. Nadie las llorará ni las recogerá ni las enterrará; se quedarán sobre la faz de la tierra, como el estiércol.

El juicio de Dios sobre sus enemigos

Deuteronomio 32.41–43 NVI
cuando afile mi espada reluciente y en el día del juicio la tome en mis manos, me vengaré de mis adversarios; ¡les daré su merecido a los que me odian! Mis flechas se embriagarán de sangre, y mi espada se hartará de carne: sangre de heridos y de cautivos, cabezas de caudillos enemigos.” »Alégrense, naciones, con el pueblo de Dios; él vengará la sangre de sus siervos. ¡Sí! Dios se vengará de sus enemigos, y hará expiación por su tierra y por su pueblo.»
Ver también ; ; ; ;

El juicio de Dios sobre Israel

La advertencia del juicio de Dios

;
Ver también ; ;

Plagas

; ;

Sequía y hambruna

;

Derrota por los enemigos

; El ciclo del pecado, derrota y liberación son repetidas muchas veces en el libro de Jueces;

Exilio

; ; ;

El juicio final de Dios sobre toda la tierra

Hechos de los Apóstoles 17.31 NVI
Él ha fijado un día en que juzgará al mundo con justicia, por medio del hombre que ha designado. De ello ha dado pruebas a todos al levantarlo de entre los muertos.
Ver también ; ; ; ; ; ; ; ;
Related Media
Related Sermons