Faithlife Sermons

El significado de perdonar bajo la gracia

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes
Transcript

INTRODUCCIÓN

Por muchas razones ofendemos y somos ofendidos. las ofensas lastiman el corazón y quebrantan las relaciones. sin embargo, el cristiano que ha experimentado la gracia de Dios en su vida, percibe que va más allá de su propia redención, sino que lo impele a perdonar sus deudores.

En tres sencillos puntos, estudiaremos lo que significa perdonar bajo la gracia.

DESARROLLO

I. Perdonar bajo la gracia divina no es un sentimiento, es una decisión.

I. Perdonar bajo la gracia divina es reconocer, no excusar.

Excusar significa justificar deliberadamente lo malo.

I. Perdonar bajo la gracia divina no es un sentimiento, es una decisión.

b. Perdonar es lo contrario de excusar.
Perdonar es lo contrario de excusar.
i. El hecho mismo de que el perdón sea necesario y se conceda indica que lo que alguien hizo estuvo mal y es inexcusable.
El hecho mismo de que el perdón sea necesario y se conceda indica que lo que alguien hizo estuvo mal y es inexcusable.
ii. Si no hay un daño, no hay necesidad de perdón. Pero Tenemos una deuda que debe ser saldada.
Si no hay un daño, no hay necesidad de perdón. Pero Tenemos una deuda que debe ser saldada.
El perdón divino se debe a la razón del pecado, es un ofrecimiento para eliminar la causa de la separación.
iii. El perdón divino se debe a la razón del pecado, es un ofrecimiento para eliminar la causa de la separación ().
(RVC)
18 El Señor dice: «Vengan ahora, y pongamos las cosas en claro. Si sus pecados son como la grana, se pondrán blancos como la nieve. Si son rojos como el carmesí, se pondrán blancos como la lana.
Perdonar a alguien es reconocer su mala acción y los efectos sobre nosotros y nuestra relación.
c. Perdonar a alguien es reconocer su mala acción y los efectos sobre nosotros y nuestra relación.
La confianza se ha roto.
i. La confianza se ha roto.
Los lazos se han debilitado.
ii. Los lazos se han debilitado.
Pero es precisamente porque el corazón está herido que se requiere la sanidad del perdón.
iii. Pero es precisamente porque el corazón está herido que se requiere la sanidad del perdón.
d. El mal y el pecado son tan horribles que la única forma de eliminarlos es el perdón divino (; ).
El mal y el pecado son tan horribles que la única forma de eliminarlos es el perdón divino.
(RVC)
21 Y también a ustedes, que en otro tiempo eran extranjeros y enemigos, tanto en sus pensamientos como en sus acciones, ahora los ha reconciliado completamente 22 en su cuerpo físico, por medio de la muerte, para presentárselos a sí mismo santos, sin mancha e irreprensibles,
(RVC)
13 Antes, ustedes estaban muertos en sus pecados; aún no se habían despojado de su naturaleza pecaminosa. Pero ahora, Dios les ha dado vida juntamente con él, y les ha perdonado todos sus pecados.

II. Perdonar bajo la gracia es una decisión, no un sentimiento,

Perdonar bajo el sentimentalismo momentáneo mantiene la culpa y el distanciamiento:
i. No depende de una emoción momentánea o de circunstancias especiales.
No depende de una emoción momentánea o de circunstancias especiales.
Una mujer que no perdonó a su vecina por un problema con las plantas…
1. Una mujer que no perdonó a su vecina por un problema con las plantas....
Perdonar es una decisión basada en la gracia de Dios que libera de la culpa y el castigo:
Aphiemi, significa “dejar ir, liberar o remitir”.
i. Aphiemi, significa “dejar ir, liberar o remitir” (cf ; , ).
(RVC)
12 Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
(RVC)
27 El rey de aquel siervo se compadeció de él, lo dejó libre y le perdonó la deuda.
32 Entonces el rey le ordenó presentarse ante él, y le dijo: “Siervo malvado, yo te perdoné toda aquella gran deuda, porque me rogaste.
32 Entonces el rey le ordenó presentarse ante él, y le dijo: “Siervo malvado, yo te perdoné toda aquella gran deuda, porque me rogaste.
32 Entonces el rey le ordenó presentarse ante él, y le dijo: “Siervo malvado, yo te perdoné toda aquella gran deuda, porque me rogaste.
Charizomai, significa otorgar el favor libremente o incondicionalmente.
ii. Charizomai, significa otorgar el favor libremente o incondicionalmente.
Esta palabra demuestra que el perdón es inmerecido y no puede ser ganado
1. Esta palabra demuestra que el perdón es inmerecido y no puede ser ganado (, ; ; ; ). No depende de circunstancias o momentos
(RVC)
42 Como ninguno de los dos podía pagarle, les perdonó la deuda a los dos. Ahora, dime: ¿cuál de ellos lo amará más?» (, ; ; ; ).
42 Como ninguno de los dos podía pagarle, les perdonó la deuda a los dos. Ahora, dime: ¿cuál de ellos lo amará más?» 43 Simón le respondió: «Me parece que aquel a quien le perdonó más.» Y Jesús le dijo: «Tu juicio es correcto.»
No depende de circunstancias o momentos. Decidimos perdonar como una acción consciente y deliberada, inspirados en la gracia divina.
No depende de circunstancias o momentos. Decidimos perdonar como una acción consciente y deliberada, inspirados en la gracia divina.
2. Decidimos perdonar como una acción consciente y deliberada, inspirados en la gracia divina.

III. Perdonar bajo la gracia divina es recordar, no es olvidar.

1. Perdonar bajo la gracia divina no es olvidar, es recordar.
Hemos escuchado: “Te perdono pero nunca me olvidaré de lo que me hiciste”.
i. “Te perdono pero nunca me olvidaré de lo que me hiciste”.
“Te perdono pero nunca me olvidaré de lo que me hiciste”.
Una mujer fue a ver a su pastor para pedirle consejos para mejorar su matrimonio. Cuando el pastor le preguntó cuál era su mayor queja, le contestó:
1. Una mujer fue a ver a su pastor para pedirle consejos para mejorar su matrimonio. Cuando el pastor le preguntó cuál era su mayor queja, le contestó: “Cada vez que peleamos, mi esposo se pone histórico”. Cuando el pastor le dijo: “Quiere decir histérico”, ella respondió: “Quiero decir exactamente lo que dije; él guarda un registro mental de todo lo que he hecho mal, ¡y cada vez que se enoja me da una lección de historia!”
-Cada vez que peleamos, mi esposo se pone histórico.
El pastor dijo:
-Quiere decir histérico.
Ella respondió:
-Quiero decir exactamente lo que dije; él guarda un registro mental de todo lo que he hecho mal, ¡y cada vez que se enoja me da una lección de historia!”
Hay que reconocer que el perdón no exige el olvido inmediato.
Hay que reconocer que el perdón no exige el olvido inmediato.
Hay que reconocer que el perdón no exige el olvido inmediato.
Olvidar es un proceso pasivo en el cual un asunto se desvanece de la memoria meramente con el paso del tiempo.
a. Olvidar es un proceso pasivo en el cual un asunto se desvanece de la memoria meramente con el paso del tiempo.
b. Perdonar es un proceso activo; involucra una elección consciente y un curso de acción deliberado:
Perdonar es un proceso activo; involucra una elección consciente y un curso de acción deliberado.
(RVC) 25 »Yo, y nadie más, soy el que borra tus rebeliones, porque así soy yo, y no volveré a acordarme de tus pecados.
i. no dice que Dios no puede recordar nuestros pecados. Más bien, que se compromete a ello.
no dice que Dios no puede recordar nuestros pecados. Más bien, que se compromete a ello.
25 »Yo, y nadie más, soy el que borra tus rebeliones, porque así soy yo, y no volveré a acordarme de tus pecados. no dice que Dios no puede recordar nuestros pecados. Más bien, que se compromete a ello.
Dios nunca mencionará, numerará o pensará en nuestros pecados jamás.
ii. Dios nunca mencionará, ennumerará o pensará en nuestros pecados jamás.
Cuando nosotros perdonamos, debemos depender de la gracia de Dios y decidir conscientemente no pensar o hablar acerca de lo que otros han hecho para lastimarnos:
b. Cuando nosotros perdonamos, debemos depender de la gracia de Dios y decidir conscientemente no pensar o hablar acerca de lo que otros han hecho para lastimarnos:
“No me detendré en este incidente”.
i. “No me detendré en este incidente”.
“No volveré a mencionar este incidente para usarlo contra ti”.
ii. “No volveré a mencionar este incidente para usarlo contra ti”.
“No hablaré a otros acerca de este incidente”.
iii. “No hablaré a otros acerca de este incidente”.
“No dejaré que este incidente se interponga entre nosotros o entorpezca nuestra relación personal”.
iv. “No dejaré que este incidente se interponga entre nosotros o entorpezca nuestra relación personal”.
Perdonar bajo el manto de la gracia de Dios, significa recordar que nosotros mismos hemos sido perdonados:
c. Perdonar bajo el manto de la gracia de Dios, significa recordar que nosotros mismos hemos sido perdonados (; ).
(RVC)
32 En vez de eso, sean bondadosos y misericordiosos, y perdónense unos a otros, así como también Dios los perdonó a ustedes en Cristo.
(RVC)
13 Sean mutuamente tolerantes. Si alguno tiene una queja contra otro, perdónense de la misma manera que Cristo los perdonó. (; ).
13 Sean mutuamente tolerantes. Si alguno tiene una queja contra otro, perdónense de la misma manera que Cristo los perdonó.
d. Perdonar es recordar la cruz de Cristo y cómo Dios nos perdona mediante Jesús.
Perdonar es recordar la cruz de Cristo y cómo Dios nos perdona mediante Jesús
i. Luis XII, rey de Francia, tenía muchos enemigos antes de ascender al trono. Cuando fue hecho rey mandó que se formara una lista de sus perseguidores y marcó en frente de cada nombre una gran cruz negra. Cuando se supo esto huyeron sus enemigos porque creyeron que aquello era una señal de que deseaba castigarlos; pero el rey sabiendo de sus temores, mandó que los llamaran asegurándoles el perdón, y dijo que había puesto una cruz junto a cada nombre para acordarse de la cruz de Cristo y esforzarse en seguir el ejemplo de Aquel que oró por sus asesinos exclamando: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.”
Luis XII, tenía muchos enemigos antes de ascender al trono de Francia. Cuando fue hecho rey, mandó que se formara una lista de sus perseguidores y marcó en la frente de cada nombre una gran cruz negra.
Cuando se supo esto sus enemigos huyeron porque creyeron que aquello era una señal de puesta sobre quienes serían castigados. Pero el rey, sabiendo de sus temores, mandó traerlos. Todos atemorizados en la presencia del rey escucharon incrédulos cómo les aseguraba el perdón.
El monarca dijo que había puesto una cruz junto a cada nombre para acordarse de la cruz de Cristo y esforzarse en seguir el ejemplo de Aquel que oró por sus asesinos exclamando: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.”

CONCLUSIÓN

Cuando la gracia de Dios ha causado un efecto en nuestra vida, no podemos excusar ni el mal ni el daño, pero podemos reconocer la necesidad del perdón, dando un paso seguro hacia la sanidad.
Podemos tomar deliberadamente la decisión de perdonar. el perdón no depende del momento o de los sentimientos, sino de la acción de la gracia divina en nuestra vida.
Esta gracia nos permite olvidar con el tiempo, pero nos permite recordar constantemente que nosotros mismos somos deudores. Al recordar la cruz de Cristo, somos inspirados a perdonar de la misma manera como hemos sido perdonados.
¿Cuántos quieren empezar a perdonar en la gracia divina?
Related Media
Related Sermons