Faithlife Sermons

Raza humana, destino de la

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Todos los seres humanos deben enfrentar el juicio, cuando Dios retribuirá de acuerdo a sus actitudes hacia él.

Notes
Transcript

La raza humana enfrentará el juicio final

Mateo 16.27 NVI
Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada persona según lo que haya hecho.
Ver también ; ; ; ;

Los no cryentes serán separados de Dios

2 Tesalonicenses 1.8–10 NVI
para castigar a los que no reconocen a Dios ni obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesús. Ellos sufrirán el castigo de la destrucción eterna, lejos de la presencia del Señor y de la majestad de su poder, el día en que venga para ser glorificado por medio de sus santos y admirado por todos los que hayan creído, entre los cuales están ustedes porque creyeron el testimonio que les dimos.
Ver también ; ; ; ;

Aquellos que tienen fe vivirán en la presencia de Dios

Apocalipsis 21.1–3 NVI
Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar. Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. Oí una potente voz que provenía del trono y decía: «¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios.
Ver también ; ;

Unidos en la alabanza a Dios

Apocalipsis 7.9–10 NVI
Después de esto miré, y apareció una multitud tomada de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas; era tan grande que nadie podía contarla. Estaban de pie delante del trono y del Cordero, vestidos de túnicas blancas y con ramas de palma en la mano. Gritaban a gran voz: «¡La salvación viene de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!»
Ver también ; ; ;

Liberados del sufrimiento, el dolor y la muerte

Apocalipsis 21.3–4 NVI
Oí una potente voz que provenía del trono y decía: «¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios. Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.»
Ver también ; ; ;

Compartiendo en la gloria de Jesucristo

;
Ver también
Related Media
Related Sermons