Faithlife Sermons

“EL MATRIMONIO, INICIO DE LA VIDA EN PAREJA”

“LA FAMILIA CRISTIANA”  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 53 views
Notes
Transcript
SERIE: “LA FAMILIA CRISTIANA”
1/21/2018
Pastor: Jorge Alvarez
TEMA:1 “EL MATRIMONIO, INICIO DE LA VIDA EN PAREJA”
Y 21 AL 24 LEER
Quiero comenzar, el sermón de esta ¨tarde, contando una historia verdadera y muy común en estos tiempos. Estando en el estudio de este tema, mire en las noticias de tv como un padre asesinaba a su hijo y esposa, por algo bien insignificante. El señor me llevo a buscar en la historia de matrimonios que se han separado por diferentes motivos, y uno muy común es el vivir siempre con los padres, el celo y el adulterio. También, me llamo mucho la atención una historia real pasada en el 1998, esta es la historia real de una mujer, que por medio de la internet conoció a un hombre mayor que ella.
Al comienzo de la relación, (primero de amistad), por la red social, todo fue color de rosas, palabras bonitas, promesas, y felicidad. Pero tan pronto tuvieron la oportunidad de conocerse cara a cara, lo hicieron y acordaron casarse al tiempo antes posible, así que al cabo de solo 3 meses se casaron por lo civil y también por la iglesia, y aparentemente ellos habían invitado a Jesús a formar parte de la relación.
¿PERO QUÉ PASO?
Al cabo de no mucho tiempo, la relación comenzó a deteriorarse, comenzaron los pleitos, el celo, las burlas, el acoso, y hasta la amenaza de muerte y tortura. Lo que antes era risa, se convirtió en llanto, el romanticismo que se juraron, se había convertido en amenazas e insultos, la pareja que antes se amó ya después se odiaba, hasta el punto de amenazas de muerte para ella, llegando al trágico final de su muerte.
FAMILIA:
Para la mayoría de las personas, decidirse a vivir en pareja constituye una de las decisiones más importantes de su vida. Sin embargo, algunas parejas sucumben a la decepción después de comprobar que la convivencia no es tan sencilla ni tan gratificante como esperaban. Muchas veces, las dificultades que atraviesan estas parejas se deben a la falta de habilidades de convivencia, la escasa comunicación, el no saber resolver conflictos o pactar, no divertirse juntos o no apoyarse mutuamente, y todo eso provoca la falta de entendimiento y el progresivo distanciamiento, a pesar de habitar bajo el mismo techo. Y Poco tiempo después de haber iniciado la convivencia, la mayoría de las parejas, por no decir todas, empiezan a darse cuenta de que vivir de forma cotidiana en un mismo hogar requiere de algo más que ilusiones y buenas intenciones para lograr que su relación funcione bien.
Para empezar, cada uno de los miembros que formáis la pareja necesitáis enfrentaros al hecho de que habéis dejado de ser hijo o hija de familia.
V:24 “ Esto explica por qué el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo. “
ESPOSOS ,ESPOSAS:
Ahora sois el compañero o la compañera de una persona con la que os habéis comprometido. Cada uno de vosotros es ya un adulto independiente de su familia de origen y necesita aprender una nueva forma de relacionarse con la familia que acabán de formar.
Ahora sois el compañero o la compañera de una persona con la que os habéis comprometido. Cada uno de vosotros es ya un adulto independiente de su familia de origen y necesita aprender una nueva forma de relacionarse con la familia que acabáis de formar.
En segundo lugar, el compromiso contraído con la pareja requiere limitar actividades que antes se hacían libremente como solteros, para darle ahora prioridad a la relación entre los dos.
ALGUIEN DIJO:
Es evidente que al tratar de establecer estos acuerdos van a surgir múltiples diferencias entre vosotros. Pero si recordáis que estas diferencias son las que contienen la riqueza potencial de vuestra relación, seréis capaces de hacer el esfuerzo que se necesita para lograr el consenso, aunque esto rompa, momentáneamente, la armonía o tranquilidad que deseáis tener y os lleve a discusiones en las que os sintáis incómodos por veros enfrentados a lo que no os gusta de vosotros mismos. Si los dos estáis dispuestos a trabajar activamente por vuestra relación y a no dejar asuntos pendientes que se conviertan en un lastre en el futuro, se darán cuenta que los conflictos, grandes o pequeños, son parte inherente de la vida de una pareja y que buscarles solución, en vez de negarnos o evitarlos, es algo enriquecedor que os ayudará a madurar.
“Un matrimonio puede ser realmente dichoso. ¡Hay “claves” y principios confirmados por la experiencia que contribuyen a su felicidad! Nuestro éxito depende de nuestra voluntad de practicar estas claves en nuestra vida matrimonial.”
AHORA , PERMITAN ME DARLES ALGUNAS CLAVES , PARA TENER ÉXITO EN SU NUEVA VIDA EN PAREJA COMO MATRIMONIO:
La situación contraria, es decir, quedar vinculados emocional o físicamente a las familias de origen, resistirse a abandonar las actividades de solteros, no establecer vuestras propias normas de funcionamiento o huir de las situaciones conflictivas, buscando distracciones como el trabajo o las amistades, es vivir esta etapa de manera equivocada, es obstruir la madurez que puede lograrse y dejar asuntos inconclusos que van a dificultar, en el futuro, vuestra relación.
Otro punto muy importante de esta etapa en la vida de dos personas es que, en un plazo no muy largo, ambos os daréis cuenta de que no se cumplen las expectativas que teníais acerca de vuestra relación. Como esas expectativas generalmente se relacionan con recibir cariño, comprensión, apoyo a lo que es cada uno, en la medida en que cada cual lo necesita, el no recibirlo como se desea, produce malestar y desilusión, y hasta la sensación de haberse equivocado en la elección de pareja.
1- FORJAR UN MATRIMONIO BASADO EN EL AMOR A DIOS.
A veces, nuestro ego está tan necesitado de todo lo que esperábamos para darnos fuerza, que no toleramos el no recibirlo, y en cambio encontramos críticas, confrontaciones y motivos de malestar, y tomamos la decisión de dar por terminada la relación a través de una separación que, con frecuencia, quizás pudiera haberse evitado con una mayor comprensión y deseos de superación por parte de ambos. Por desgracia, muchas otras veces se hace imposible la convivencia por mil y una causas propias y ajenas a la pareja, y es mejor para los dos poner fin a la relación de una forma civilizada y todo lo amistosa que las circunstancias permitan. Tan equivocado resulta romper una relación sin antes haber intentado sinceramente poner remedio a los problemas como obstinarse en mantenerla contra viento y marea.
NTV “Si el SEÑOR no construye la casa, el trabajo de los constructores es una pérdida de tiempo. Si el SEÑOR no protege la ciudad, protegerla con guardias no sirve para nada. “
Una analogía aplicable a esta etapa de la vida de una pareja sería decir que un hombre y una mujer inician su relación con un gran estallido de luz que ilumina sin cegar y calienta sin quemar (el enamoramiento). Esto tiene una duración breve, y la gran luminaria se convierte en una fogata que sigue iluminando y calentando pero que requiere ser alimentada con leña nueva cada día. Sólo que la leña ni les va a ser entregada a domicilio ni se compra en la tienda más cercana, sino que es necesario ir a por ella. Esto significa que hay que ir al bosque, escoger un buen árbol, cortarlo con las propias manos, partirlo con todo el esfuerzo que esto implica, hacerlo entre los dos y así mismo, transportar la madera a casa, almacenarla y después saber cuánta leña se debe poner en la fogata según cada momento o situación, para que la fogata no queme la casa ni tampoco se convierta en un rescoldo que apenas dé un poco de calor y termine convertida en cenizas.
1 Si el SEÑOR no construye la casa,

Dios ha creado la nueva vida en los cristianos. De esta nueva vida fluyen obras que constituyen la vida santificada. El amor para con Dios y el prójimo, fluye del amor de Dios por nosotros. Vivimos en una época en que las personas hablan mucho acerca del amor hacia uno mismo. Dicen que no podemos amar a otros a menos que nosotros nos amemos primero. Sin embargo, esto no es verdad. El amor a uno mismo produce el egoísmo. El amor cristiano por otros se basa en el amor de Dios hacia nosotros. A menos que el amor de Dios nos impulse, no podemos amarlo. Si no podemos amar a Dios, no podemos amarnos los unos a los otros. La fuente del amor del cristiano para Dios y para otros, es el amor de Dios para los pecadores.

Dios ha creado la nueva vida en los cristianos. De esta nueva vida fluyen obras que constituyen la vida santificada. El amor para con Dios y el prójimo, fluye del amor de Dios por nosotros. Vivimos en una época en que las personas hablan mucho acerca del amor hacia uno mismo. Dicen que no podemos amar a otros a menos que nosotros nos amemos primero. Sin embargo, esto no es verdad. El amor a uno mismo produce el egoísmo. El amor cristiano por otros se basa en el amor de Dios hacia nosotros. A menos que el amor de Dios nos impulse, no podemos amarlo. Si no podemos amar a Dios, no podemos amarnos los unos a los otros. La fuente del amor del cristiano para Dios y para otros, es el amor de Dios para los pecadores.

Dios ha creado la nueva vida en los cristianos. De esta nueva vida fluyen obras que constituyen la vida santificada. El amor para con Dios y el prójimo, fluye del amor de Dios por nosotros. Vivimos en una época en que las personas hablan mucho acerca del amor hacia uno mismo. Dicen que no podemos amar a otros a menos que nosotros nos amemos primero. Sin embargo, esto no es verdad. El amor a uno mismo produce el egoísmo. El amor cristiano por otros se basa en el amor de Dios hacia nosotros. A menos que el amor de Dios nos impulse, no podemos amarlo. Si no podemos amar a Dios, no podemos amarnos los unos a los otros. La fuente del amor del cristiano para Dios y para otros, es el amor de Dios para los pecadores.

Identidad
el trabajo de los constructores es una pérdida de tiempo.
Normalmente, con la convivencia se inicia la etapa de identificarse como pareja, de dejar de lado el tú y el yo, que son reemplazados por el "nosotros", donde el compartir es la fórmula esencial
Si el SEÑOR no protege la ciudad,
2- TENER COMPROMISO Y CONFIANZA:
Lo principal para crear ese "nosotros" es el desarrollo de la intimidad, que lleva a los dos a mostrarse más abiertamente. La comunicación juega un papel fundamental en esa apertura para convertirse en descubridores y no en juez del otro. Es colocarse en el lugar del otro, entendiendo lo que piensa, siente y cómo actúa.
protegerla con guardias no sirve para nada.
JESUCRISTO DIJO:
NTV “Como ya no son dos sino uno, que nadie separe lo que Dios ha unido.”
Una de las ceremonias nupciales tradicionales incluye la expresión "hasta que la muerte nos separe". Aunque muchos jóvenes desprecian esta idea, es absolutamente esencial que todo matrimonio se edifique sobre ella.
Una de las ceremonias nupciales tradicionales incluye la expresión "hasta que la muerte nos separe". Aunque muchos jóvenes desprecian esta idea, es absolutamente esencial que todo matrimonio se edifique sobre ella. Tal como hemos visto, Dios fue quien ordenó el matrimonio. Jesucristo fue quien dijo: "Lo que Dios juntó, no lo separe el hombre" ().
Para que la intimidad se desarrolle hay que vencer el miedo a mostrase a sí mismos con sus temores y vergüenzas, ese temor a decepcionar al otro, lo cual es un error, porque uno es amado realmente cuando se muestra tal como es y el otro así lo acepta.
Dios habla del matrimonio como un "pacto". Muestra que uno de los objetivos del matrimonio es producir "una descendencia para Dios". Es obvio que para ello se requiere una relación estable y amorosa.
Comunicación sexual
Entre otras cosas, el matrimonio es una "prueba". Es una prueba para ver si seremos leales a las instrucciones divinas respecto del matrimonio y la pareja con quien compartimos esta relación santificada.
   entre otras cosas, el matrimonio es una "prueba". Es una prueba para ver si seremos leales a las instrucciones divinas respecto del matrimonio y la pareja con quien compartimos esta relación santificada. ¿Cuánto "dará" usted de sí mismo a ese otro ser humano? ¿En qué medida tendrá paciencia, bondad y humildad con el fin de que la unión funcione? Además, Dios dice que Él "aborrece" el divorcio (v. 16). No aborrece a los divorciados, pero sí odia el egoísmo, la lujuria, la vanidad, el egocentrismo y la "deslealtad" que casi siempre están presentes cuando un matrimonio se deshace en un divorcio.
¿Cuánto "dará" usted de sí mismo a ese otro ser humano? ¿En qué medida tendrá paciencia, bondad y humildad con el fin de que la unión funcione? .
HERMANOS:
Recuerden que el matrimonio es un símbolo de la relación entre Cristo y la Iglesia. La relación es de total sumisión el uno al otro y a la voluntad de Dios. Debe ser una relación que se mantiene "hasta que la muerte nos separe". Debe simbolizar el amor, el interés total y generoso por el otro, así como la confianza y estabilidad que de ello resultan y que existen entre Cristo y su Iglesia.
3- UN BUEN MATRIMONIO REQUIERE ESFUERZO:
El lenguaje íntimo de la pareja se expresa a través del cuerpo, donde la comunicación va más allá de las palabras. Es una comunicación integral que refleja los más profundos deseos, temores y necesidades, y que da la posibilidad de descubrir diferentes facetas de la personalidad.
NTV “9 Vive feliz junto a la mujer que amas, todos los insignificantes días de vida que Dios te haya dado bajo el sol. La esposa que Dios te da es la recompensa por todo tu esfuerzo terrenal. “
Para tener este tipo de relación ordenada por Dios en el matrimonio, ¡ambas partes tienen que esforzarse! Tienen que dedicar a su unión la energía y el razonamiento que un científico dedicaría a un invento importante. Las parejas que alcanzan verdadero éxito y felicidad  jamás  dan por sentado su matrimonio. Las parejas realmente cristianas oran con frecuencia por su matrimonio. Estudian la Biblia y otras fuentes para mejorar su relación. Y asumen el compromiso mutuo de hacer durar su unión "hasta que la muerte los separe".
Para tener este tipo de relación ordenada por Dios en el matrimonio, ¡ambas partes tienen que esforzarse! Tienen que dedicar a su unión la energía y el razonamiento que un científico dedicaría a un invento importante. Las parejas que alcanzan verdadero éxito y felicidad  jamás  dan por sentado su matrimonio. Las parejas realmente cristianas oran con frecuencia por su matrimonio. Estudian la Biblia y otras fuentes para mejorar su relación. Y asumen el compromiso mutuo de hacer durar su unión "hasta que la muerte los separe".
Hay que considerar el afecto sexual como algo que se debe aprender. Algunos piensan erróneamente que el hombre siempre tiene que "hacerlo bien a la primera", como si naciera sabiendo.
4- COMUNICACIÓN SINCERA Y CORDIAL:
NTV “6 Que sus conversaciones sean cordiales y agradables, a fin de que ustedes tengan la respuesta adecuada para cada persona."
Amar significa compartir. Todo esposo que se precia de serlo debe cultivar el hábito de comentar sus planes y esperanzas con su esposa, contarle sus pensamientos y deseos más profundos… ¡y no sólo los negativos! De este modo, le hace sentir que ella verdaderamente es "parte" de él. Esta actitud y este trato son mucho más importantes para una mujer de lo que se imaginan los hombres. No obstante, muy pocos comparten su vida en esta forma con su pareja.
Cuando hay comprensión y respeto dentro de la relación matrimonial que sea verdaderamente cristiana deberían de compartir sus ideas, sus planes y su vida con aquella hermosa persona que eligió como compañera o compañero para siempre.
"Mi esposa es mi mejor amiga" debe ser no una expresión superficial sino una realidad. La pareja que es una verdadera nos ayuda a elevar la autoestima, nos anima en los momentos difíciles y nos hace sentir siempre acompañados. Las parejas que pueden hablar sinceramente de lo que es importante para los dos, incluida su propia relación, son mucho más felices y tienen mayor posibilidad de disfrutar de un matrimonio estable y duradero. Aunque se perciba algún riesgo al abrir el corazón a otro, resulta mucho mejor hablar sobre los problemas que encerrar las heridas y los malos entendidos hasta que se enconen y revienten.
A la mujer, en cambio, históricamente le ha estado prohibido llevar la iniciativa en cualquier relación sexual, obligada a ir siempre a remolque de lo que el hombre dictara, aunque ello le impidiera disfrutar plenamente. En términos sexuales, la mujer tiene un proceso de excitación más lento, con lo cual es importante que ella guíe al hombre señalándole lo que le agrada o le desagrada, haciendo la relación más satisfactoria. De esta forma, la relación se hace "con" el otro, y no "a pesar" del otro.
5- TRABAJEN Y SUEÑEN JUNTOS:
GENESIS 2:18 NTV “ Después, el SEÑOR Dios dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Haré una ayuda ideal para él”.
MATRIMONIOS:
Recuerden juntos el pasado y revivan los pensamientos cuando tal vez sentados en la ladera de una colina pensaban en el futuro. Comenten y analicen esos sueños con cariño y comprensión el uno por el otro. Luego esfuércense y oren juntos para hacerlos realidad.  De la misma manera, vuelvan a vivir las esperanzas y aspiraciones del noviazgo, soñando con un esposo(a) y un hogar, con hijos, seguridad, cariño, risas y alegría. Esfuércense juntos para hacer realidad los sueños de los dos.
6- APRENDAN A PERDONAR:
mateo 6:14-15 NTV “
NTV “Si perdonas a los que pecan contra ti, tu Padre celestial te perdonará a ti; 15 pero si te niegas a perdonar a los demás, tu Padre no perdonará tus pecados.”
Otra necesidad absoluta en un matrimonio realmente feliz es el perdón. Cuando dos personas comparten toda su vida, cuando están juntas buena parte de cada día y de la noche, es inevitable que surjan algunos roces como ejemplo , el esposo llega a la casa con la ropa sucia , la tira en una esquina , sus zapatos sucios, la esposa quema la comida , no limpio la casa , etc, pero al fin y al cabo, somos humanos. La mejor manera de resolver este problema, es hacer lo que Dios ordena.
 Aprendan a dirigirse a su cónyuge de un modo constructivo. Hable las cosas, desde luego, pero si algunas de las flaquezas humanas persisten, incluso por años, entonces usted continúe perdonando. ¿No es mejor raspar las tostadas quemadas de vez en cuando, que vivir solo, comer sin compañía y no tener con quién hablar o calentarse en las noches frías? No olvide jamás estas palabras de Jesús:
"Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete" .
7- SEAN ROMÁNTICOS:
RV “ Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, 19 Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre."
Y alégrate con la mujer de tu juventud,
19 Como cierva amada y graciosa gacela.
FAMILIA:
Sus caricias te satisfagan en todo tiempo,
Y en su amor recréate siempre.
 ¡Es importante que los dos, marido y mujer, se esfuercen por mantener viva la llama del romanticismo! Deben hacer todo lo posible por brindar al otro aquella atención especial y aquel trato cortés que tenían cuando eran novios y recién casados. Un esposo lleno de amor se despide de su mujer con un beso por la mañana, le da un abrazo especial y un beso cuando regresa del trabajo, le agradece y la besa de nuevo "de postre" después de la cena. Quizá le ayude a guardar la loza, se le acerque y la abrace mientras ella hace los quehaceres, etc. Lo mismo sucede con la esposa , acaricie a su esposo , hágale masaje en los pies ,etc Ambos deben ser generosos en sus manifestaciones de cariño y aprecio. Así, el "desenlace" vendrá de un modo fácil y natural. Como los dos se han estado "amando" todo el día y manifestándolo de un modo físico, su matrimonio será algo lleno de alegría y hermosura.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
 ¡Es importante que los dos, marido y mujer, se esfuercen por mantener viva la llama del romanticismo! Deben hacer todo lo posible por brindar al otro aquella atención especial y aquel trato cortés que tenían cuando eran novios y recién casados. Un esposo lleno de amor se despide de su mujer con un beso por la mañana, le da un abrazo especial y un beso cuando regresa del trabajo, le agradece y la besa de nuevo "de postre" después de la cena. Quizá le ayude a guardar la loza, se le acerque y la abrace mientras ella hace los quehaceres, etc. Ambos deben ser generosos en sus manifestaciones de cariño y aprecio. Así, el "desenlace" vendrá de un modo fácil y natural. Como los dos se han estado "amando" todo el día y manifestándolo de un modo físico, su matrimonio será algo lleno de alegría y hermosura.
8- EDIFIQUEN SU PROPIO REINO FAMILIAR:
NTV “ ¡Qué feliz es el que teme al SEÑOR, todo el que sigue sus caminos! 2 Gozarás del fruto de tu trabajo; ¡qué feliz y próspero serás! 3 Tu esposa será como una vid fructífera ,floreciente en el hogar. Tus hijos serán como vigorosos retoños de olivo alrededor de tu mesa.”
 ¡Qué feliz es el que teme al SEÑOR,
todo el que sigue sus caminos!
2 Gozarás del fruto de tu trabajo;
fructífera ,floreciente en el hogar.
¡qué feliz y próspero serás!
3 Tu esposa será como una vid fructífera,
floreciente en el hogar.
Tus hijos serán como vigorosos retoños de olivo
alrededor de tu mesa.
Construir un matrimonio feliz también incluye la idea de construir un "reino familiar". Hay un dicho que dice: "La casa de un hombre es su castillo". Esto se debe aplicar a toda la familia, donde él es el rey, su esposa es la reina amada y los hijos son los príncipes y princesas reales que deben formarse correctamente para cumplir sus obligaciones futuras.
Construir un matrimonio feliz también incluye la idea de construir un "reino familiar". Hay un dicho que dice: "La casa de un hombre es su castillo". Esto se debe aplicar a toda la familia, donde él es el rey, su esposa es la reina amada y los hijos son los príncipes y princesas reales que deben formarse correctamente para cumplir sus obligaciones futuras.
¿por qué no proponernos edificar nuestra unión y nuestro hogar en torno a ellos? En vez de un marido y una mujer aburridos y sin interés por conocer los pensamientos del otro, ambos deben sentir un enorme entusiasmo por el "reino familiar" en miniatura que están construyendo juntos. Habrá un interés común y un propósito común que los lleve a enseñar y a mejorar su hogar y su posición económica y a planear el futuro: su futuro.
Actitud frente a las disputas
 En un matrimonio realmente dichoso, no es "mi casa", "mi auto" ni "mi cheque del sueldo", sino que la actitud es: "nuestra casa, nuestros ingresos, nuestro futuro".
Como dijimos al comienzo, no es extraño encontrar parejas que poco después de iniciar la vida en común se ven invadidos por la desilusión. Probablemente, pensaran que todo el amor que profesan hacia su compañero o compañera haría imposible la aparición de discusiones y enfados relativamente importantes. Podría decirse que el amor entre los dos miembros de la pareja es el bálsamo capaz de curar las heridas que provocan las desavenencias, pero no una vacuna infalible, por intenso que ese amor sea. Se debe tener presente que los conflictos, a veces importantes, a veces absurdos, son el peaje que hay que pagar para que la pareja continúe avanzando satisfactoriamente por la autopista de su relación.
POR ULTIMO:
Los padres
Si el marido y la mujer pueden trabajar juntos como un "equipo", su matrimonio puede tener muchísimo más sentido para ambos.    Cada   uno  estará  siempre  aportando  al  "reino  familiar". Cada uno estará dando, construyendo y compartiendo la gran aventura de la vida, ¡unidos de un modo muy especial!
La relación con la familia de origen cambia radicalmente: se hace más madura y adulta. La madre y la hija se ven ahora como esposas o compañeras de sus respectivas parejas, y no sólo como madre e hija.
 Pídale a Dios que le ayude a aplicar todas estas "claves" para un matrimonio lleno de felicidad. Luego, y pese a las dificultades y pruebas que nos llegan a todos, usted tendrá alguien verdaderamente "especial" que lo reanime y lo ayude en el camino. Y en esta unión dispuesta por Dios que llamamos matrimonio, estará aprendiendo de un modo extraordinario, cómo obedecer el segundo de los grandes mandamientos de nuestro Creador:
La libertad emocional con los padres no se consigue de forma instantánea, sino que se va logrando paulatinamente. La pareja debe tomar esta separación como un proceso sociológico normal. Una separación gradual y nada traumática permite que entre ambos se desarrolle una identidad común.
RV"Amarás a tu prójimo como a ti mismo"
Por su parte, los padres pueden ayudar a la pareja de muchas formas. Estas ayudas a veces también son necesarias en la medida que no interfieran con la relación de pareja y no afecten a su intimidad. Iniciar una nueva vida con otra persona no debe significar nunca una ruptura drástica con aquellos con los que hemos compartido nuestras penas y alegrías hasta este momento.
FRASE DEL DÍA:
Para terminar, debemos recordar siempre que lo principal que tiene que aprender una pareja que se embarca en la apasionante aventura de vivir juntos es crear una identidad común que sea capaz de vencer los contratiempos y desavenencias que inevitablemente irán surgiendo a lo largo y ancho de su relación.
“Si lo que llamamos amor no nos lleva más allá de nosotros mismos, entonces no es amor”
 Oswald Chambers.
DOXOLOGÍA:
“Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, único Dios, {a El sea} honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.”
Related Media
Related Sermons