Faithlife Sermons

180

Campamento Bautista Juvenil 2018: 180  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 9 views

Guía de estudio para el tiempo de conesejería

Notes & Transcripts

Zaqueo: de corrupto a generoso, .

Antes de Cristo (vs: 1-3):
Zaqueo era “jefe de los publicanos.” Los publicanos eran cobradores de impuestos para el gobierno romano. Eran odiados por los judíos porque representaban al gobierno romano que había invadido y conquistado la región. Por lo tanto, aquellos judíos publicanos, tal como Zaqueo (el nombre Zaqueo es un nombre judío), eran vistos como traidores a Israel por “ayudar” al gobierno romano. Eran despreciados por los demás judíos (ver ; ). Al ser jefe de los publicanos, Zaqueo tenia posición y reconocimiento, por lo tanto, aun mas odio de parte de otros israelitas.
Zaqueo también era “rico.” Era la costumbre del publicano cobrar el impuesto romano mas lo que se le antojaba como su propia paga. Hubo mucha extorsión en la cobranza de los impuestos. Hubo mucha corrupción y codicia en su rubro, y era obvio que Zaqueo también se aprovecho de sus prójimos judíos. Otra razón mas por la que lo demás judíos lo despreciaron. Esta posición de riqueza era una que hacía difícil la conversión de Zaqueo. En el capitulo anterior, Jesús se encontró con otro hombre rico quién no siguió a Cristo porque su dios era su riqueza (). Jesús se entristeció por el rechazo del muchacho y comentó de la imposibilidad de los que se valoran la riqueza material mas que a Jesús para entrar al reino de Dios, aunque nada es imposible para Dios ().
Zaqueo por otro lado, era curioso. Tenía un interés sincero en ver a Jesús. El habría escuchado a cerca del maestro milagroso quién andaba por la región (ver ). Por lo tanto “procuraba ver quién era Jesús.”
Zaqueo era un hombre “pequeño de estatura,” por lo tanto, no podía ver por encima de la multitud. Su condición lo llevó hacer algo que no sería digno para alguien en su posición social: trepar un árbol. El sicomoro le hubiera permitido trepar las ramas más bajas y subir a una altura para ver por encima de la multitud.
Encuentro con Cristo (vs: 4-7):
Es aquí dónde Jesús lo ve a Zaqueo. No ve solamente el lugar físico dónde se encuentra, sino que ve la condición de su alma y corazón. Le llamó por nombre, sin que nadie le dijera como se llamaba el hombre.
(ver ). Por lo tanto “procuraba ver quién era Jesús.”
Jesús le llamó por nombre, sin que nadie le dijera como se llamaba el hombre.
Zaqueo era un hombre “pequeño de estatura,” por lo tanto, no podía ver por encima de la multitud. Su condición lo llevó hacer algo que sería indigno para alguien en su posición social: trepó un árbol. El sicomoro le hubiera permitido trepar las ramas más bajas y subir a una altura para ver por encima de la multitud.
Es aqui dónde Jesús lo ve. No ve solamente el lugar físico
Jesús se invitó a sí mismo a la casa de Zaqueo. Era “necesario” que Zaqueo lo dejara posar en su casa. Jesús ya conocía la necesidad espiritual de Zaqueo, y la oportunidad que vendría. Zaqueo lo recibió gozoso.
La palabra “pose/posar” (vs: 5, 7) indica que Cristo quería quedarse por un tiempo, quizás un día o dos, no solo a merendar. Esto era algo común en la cultura hospitalaria de Israel, excepto que maestros religiosos honorables como Jesús no acostumbraban a posar con alguien de mala fama. Entonces causó un pequeño alboroto con gente murmurando al ver que este buen maestro Jesús iría a la casa de un “pecador.”
Después de Cristo (vs: 8-10):
Después de Cristo:
La palabra “entonces” da a entender que pasó un poco de tiempo (se traduce también como “luego”), y ya están en la casa de Zaqueo (ver vs: 9, “esta casa”).
El escritor, Lucas, no describe el detalle de la salvación de Zaqueo, pero sabemos que ocurrió en el entretiempo porque Jesús mismo lo confirma con su declaración en vs: 9.
La evidencia de la salvación de Zaqueo era su generosidad (vs: 8a, “la mitad de mis bienes...”) y la disposición para corregir lo que había hecho mal (vs: 8b, “si en algo he defraudado...”). El hacer estas cosas no fue lo que salvó a Zaqueo, sino que eran la evidencia de que el había sido cambiado por Cristo.
Jesús describe a Zaqueo como un hijo “perdido” de Israel
Aplicación:

Pablo: de perseguidor a seguidor.

Antes de Cristo:
Encuentro con Cristo:
Después de Cristo:

Lázaro: de muerto a vivo.

Antes de Cristo:
Encuentro con Cristo:
Después de Cristo:

Nicodemo: de religioso a discípulo.

Antes de Cristo:
Encuentro con Cristo:
Después de Cristo:

Pedro: de pescador a líder.

Antes de Cristo:
Encuentro con Cristo:
Después de Cristo:
Related Media
Related Sermons