Faithlife Sermons

Viviendo en el Reino de Dios

Romanos 6  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 25 views

Lidertad cristiana

Notes
Transcript

Introducion: carta a los Romanos.

Pablo no habia vicitado Roma cuando escribio la carta
Pablo se valio de Tercio como escritor de la carte haciendo la funcion de secretario. tercio tenia resposanbilidad de registrar lo dictado y acomodar el contenido siempre revisado y aprovado por el Apostol
Pablo escribio Romanos al final de su tercer viaje por el ano 56 d.C. en Corinto.
Reseptores: la iglesia en Roma como audiencia original y con aplicacion para la iglesia en todos los tiempos
En la carta Pablo su mensaje tiene que ver con el Evangelio lo cual mensiona en el capitulo 1.
Romanos 1.8 LBLA
En primer lugar, doy gracias a mi Dios por medio de Jesucristo por todos vosotros, porque por todo el mundo se habla de vuestra fe.
Romanos 1.16–17 LBLA
Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree; del judío primeramente y también del griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe; como está escrito: Mas el justo por la fe vivira.
Condenacion: la necesidad de la justicia de Dios . La depravacion de los gentiles . En el cap. 2:1-16 se dirige a un grupo mas en general no solo a judiios o gentiles. siguiendo con los judios especificamente diciendo que esran igualmnete en la misma condicion depravada que los gentiles . En esta seccioo termina Pablo encerrando a toda la humanidada exponiendo a tanto Judios como gentiles estan condenados ya sea por la ley de Moises o por la ley revelada en la conciencia de cada persona.
Condenacion: la necesidad de la justicia de Dios . La depravacion de los gentiles . En el cap. 2:1-16 se dirige a un grupo mas en general no solo a judiios o gentiles. siguiendo con los judios especificamente diciendo que esran igualmnete en la misma condicion depravada que los gentiles . En esta seccioo termina Pablo encerrando a toda la humanidada exponiendo a tanto Judios como gentiles estan condenados ya sea por la ley de Moises o por la ley revelada en la conciencia de cada persona.
Romanos 1.18–3.20 LBLA
Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad; porque lo que se conoce acerca de Dios es evidente dentro de ellos, pues Dios se lo hizo evidente. Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. Pues aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se volvieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por consiguiente, Dios los entregó a la impureza en la lujuria de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos; porque cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador, que es bendito por los siglos. Amén. Por esta razón Dios los entregó a pasiones degradantes; porque sus mujeres cambiaron la función natural por la que es contra la naturaleza; y de la misma manera también los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lujuria unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos el castigo correspondiente a su extravío. Y así como ellos no tuvieron a bien reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente depravada, para que hicieran las cosas que no convienen; estando llenos de toda injusticia, maldad, avaricia y malicia; colmados de envidia, homicidios, pleitos, engaños y malignidad; son chismosos, detractores, aborrecedores de Dios, insolentes, soberbios, jactanciosos, inventores de lo malo, desobedientes a los padres, sin entendimiento, indignos de confianza, sin amor, despiadados; los cuales, aunque conocen el decreto de Dios que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también dan su aprobación a los que las practican. Por lo cual no tienes excusa, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas, pues al juzgar a otro, a ti mismo te condenas, porque tú que juzgas practicas las mismas cosas. Y sabemos que el juicio de Dios justamente cae sobre los que practican tales cosas. ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que condenas a los que practican tales cosas y haces lo mismo, que escaparás al juicio de Dios? ¿O tienes en poco las riquezas de su bondad, tolerancia y paciencia, ignorando que la bondad de Dios te guía al arrepentimiento? Mas por causa de tu terquedad y de tu corazón no arrepentido, estás acumulando ira para ti en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagara a cada uno conforme a sus obras: a los que por la perseverancia en hacer el bien buscan gloria, honor e inmortalidad: vida eterna; pero a los que son ambiciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia: ira e indignación. Habrá tribulación y angustia para toda alma humana que hace lo malo, del judío primeramente y también del griego; pero gloria y honor y paz para todo el que hace lo bueno, al judío primeramente, y también al griego. Porque en Dios no hay acepción de personas. Pues todos los que han pecado sin la ley, sin la ley también perecerán; y todos los que han pecado bajo la ley, por la ley serán juzgados; porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los que cumplen la ley, ésos serán justificados. Porque cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por instinto los dictados de la ley, ellos, no teniendo la ley, son una ley para sí mismos, ya que muestran la obra de la ley escrita en sus corazones, su conciencia dando testimonio, y sus pensamientos acusándolos unas veces y otras defendiéndolos, en el día en que, según mi evangelio, Dios juzgará los secretos de los hombres mediante Cristo Jesús. Pero si tú, que llevas el nombre de judío y te apoyas en la ley; que te glorías en Dios, y conoces su voluntad; que apruebas las cosas que son esenciales, siendo instruido por la ley, y te confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas, instructor de los necios, maestro de los faltos de madurez; que tienes en la ley la expresión misma del conocimiento y de la verdad; tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se debe robar, ¿robas? Tú que dices que no se debe cometer adulterio, ¿adulteras? Tú que abominas a los ídolos, ¿saqueas templos? Tú que te jactas de la ley, ¿violando la ley deshonras a Dios? Porque el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros, tal como está escrito. Pues ciertamente la circuncisión es de valor si tú practicas la ley, pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión se ha vuelto incircuncisión. Por tanto, si el incircunciso cumple los requisitos de la ley, ¿no se considerará su incircuncisión como circuncisión? Y si el que es físicamente incircunciso guarda la ley, ¿no te juzgará a ti, que aunque tienes la letra de la ley y eres circuncidado, eres transgresor de la ley? Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la externa, en la carne; sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios. ¿Cuál es, entonces, la ventaja del judío? ¿O cuál el beneficio de la circuncisión? Grande, en todo sentido. En primer lugar, porque a ellos les han sido confiados los oráculos de Dios. Entonces ¿qué? Si algunos fueron infieles, ¿acaso su infidelidad anulará la fidelidad de Dios? ¡De ningún modo! Antes bien, sea hallado Dios veraz, aunque todo hombre sea hallado mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, y venzas cuando seas juzgado. Y si nuestra injusticia hace resaltar la justicia de Dios, ¿qué diremos? ¿Acaso es injusto el Dios que expresa su ira? (Hablo en términos humanos). ¡De ningún modo! Pues de otra manera, ¿cómo juzgaría Dios al mundo? Pero si por mi mentira la verdad de Dios abundó para su gloria, ¿por qué también soy yo aún juzgado como pecador? ¿Y por qué no decir (como se nos calumnia, y como algunos afirman que nosotros decimos): Hagamos el mal para que venga el bien? La condenación de los tales es justa. ¿Entonces qué? ¿Somos nosotros mejores que ellos? De ninguna manera; porque ya hemos denunciado que tanto judíos como griegos están todos bajo pecado; como está escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios; todos se han desviado, a una se hicieron inutiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta, engañan de continuo con su lengua, veneno de serpientes hay bajo sus labios; llena esta su boca de maldicion y amargura; sus pies son veloces para derramar sangre; destruccion y miseria hay en sus caminos, y la senda de paz no han conocido. No hay temor de Dios delante de sus ojos. Ahora bien, sabemos que cuanto dice la ley, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se calle y todo el mundo sea hecho responsable ante Dios; porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El; pues por medio de la ley viene el conocimiento del pecado.
Romanos 1.18–3.20 LBLA
Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad; porque lo que se conoce acerca de Dios es evidente dentro de ellos, pues Dios se lo hizo evidente. Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. Pues aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se volvieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por consiguiente, Dios los entregó a la impureza en la lujuria de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos; porque cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador, que es bendito por los siglos. Amén. Por esta razón Dios los entregó a pasiones degradantes; porque sus mujeres cambiaron la función natural por la que es contra la naturaleza; y de la misma manera también los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lujuria unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos el castigo correspondiente a su extravío. Y así como ellos no tuvieron a bien reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente depravada, para que hicieran las cosas que no convienen; estando llenos de toda injusticia, maldad, avaricia y malicia; colmados de envidia, homicidios, pleitos, engaños y malignidad; son chismosos, detractores, aborrecedores de Dios, insolentes, soberbios, jactanciosos, inventores de lo malo, desobedientes a los padres, sin entendimiento, indignos de confianza, sin amor, despiadados; los cuales, aunque conocen el decreto de Dios que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también dan su aprobación a los que las practican. Por lo cual no tienes excusa, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas, pues al juzgar a otro, a ti mismo te condenas, porque tú que juzgas practicas las mismas cosas. Y sabemos que el juicio de Dios justamente cae sobre los que practican tales cosas. ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que condenas a los que practican tales cosas y haces lo mismo, que escaparás al juicio de Dios? ¿O tienes en poco las riquezas de su bondad, tolerancia y paciencia, ignorando que la bondad de Dios te guía al arrepentimiento? Mas por causa de tu terquedad y de tu corazón no arrepentido, estás acumulando ira para ti en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagara a cada uno conforme a sus obras: a los que por la perseverancia en hacer el bien buscan gloria, honor e inmortalidad: vida eterna; pero a los que son ambiciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia: ira e indignación. Habrá tribulación y angustia para toda alma humana que hace lo malo, del judío primeramente y también del griego; pero gloria y honor y paz para todo el que hace lo bueno, al judío primeramente, y también al griego. Porque en Dios no hay acepción de personas. Pues todos los que han pecado sin la ley, sin la ley también perecerán; y todos los que han pecado bajo la ley, por la ley serán juzgados; porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los que cumplen la ley, ésos serán justificados. Porque cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por instinto los dictados de la ley, ellos, no teniendo la ley, son una ley para sí mismos, ya que muestran la obra de la ley escrita en sus corazones, su conciencia dando testimonio, y sus pensamientos acusándolos unas veces y otras defendiéndolos, en el día en que, según mi evangelio, Dios juzgará los secretos de los hombres mediante Cristo Jesús. Pero si tú, que llevas el nombre de judío y te apoyas en la ley; que te glorías en Dios, y conoces su voluntad; que apruebas las cosas que son esenciales, siendo instruido por la ley, y te confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas, instructor de los necios, maestro de los faltos de madurez; que tienes en la ley la expresión misma del conocimiento y de la verdad; tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se debe robar, ¿robas? Tú que dices que no se debe cometer adulterio, ¿adulteras? Tú que abominas a los ídolos, ¿saqueas templos? Tú que te jactas de la ley, ¿violando la ley deshonras a Dios? Porque el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros, tal como está escrito. Pues ciertamente la circuncisión es de valor si tú practicas la ley, pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión se ha vuelto incircuncisión. Por tanto, si el incircunciso cumple los requisitos de la ley, ¿no se considerará su incircuncisión como circuncisión? Y si el que es físicamente incircunciso guarda la ley, ¿no te juzgará a ti, que aunque tienes la letra de la ley y eres circuncidado, eres transgresor de la ley? Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la externa, en la carne; sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios. ¿Cuál es, entonces, la ventaja del judío? ¿O cuál el beneficio de la circuncisión? Grande, en todo sentido. En primer lugar, porque a ellos les han sido confiados los oráculos de Dios. Entonces ¿qué? Si algunos fueron infieles, ¿acaso su infidelidad anulará la fidelidad de Dios? ¡De ningún modo! Antes bien, sea hallado Dios veraz, aunque todo hombre sea hallado mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, y venzas cuando seas juzgado. Y si nuestra injusticia hace resaltar la justicia de Dios, ¿qué diremos? ¿Acaso es injusto el Dios que expresa su ira? (Hablo en términos humanos). ¡De ningún modo! Pues de otra manera, ¿cómo juzgaría Dios al mundo? Pero si por mi mentira la verdad de Dios abundó para su gloria, ¿por qué también soy yo aún juzgado como pecador? ¿Y por qué no decir (como se nos calumnia, y como algunos afirman que nosotros decimos): Hagamos el mal para que venga el bien? La condenación de los tales es justa. ¿Entonces qué? ¿Somos nosotros mejores que ellos? De ninguna manera; porque ya hemos denunciado que tanto judíos como griegos están todos bajo pecado; como está escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios; todos se han desviado, a una se hicieron inutiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta, engañan de continuo con su lengua, veneno de serpientes hay bajo sus labios; llena esta su boca de maldicion y amargura; sus pies son veloces para derramar sangre; destruccion y miseria hay en sus caminos, y la senda de paz no han conocido. No hay temor de Dios delante de sus ojos. Ahora bien, sabemos que cuanto dice la ley, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se calle y todo el mundo sea hecho responsable ante Dios; porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El; pues por medio de la ley viene el conocimiento del pecado.
La justificacion : La privicion de la justicia de Dios . La buena noticia La justicia de Dios se ha revelado fuera de la ley. Disponible en la muerte expiatoria de nuestro Senor Jesucristo y Su obediencia a la ley, estando disponible a todo aquel que confie en El, . Ejemplos de la Justificacion . Las bediciones de la justicia . Explicacion de la justicia

Resutados de la justicia de Dios . El “ya” de la santificacion . El “todavia no” de la santificacion . El Agente de la santificacion . El anticipo de la glorificacion .

El llamado de Dios a Su pueblo . La eleccion y misericordia de Dios . El rechazo por la auto justificacion de Israel . el remanente de Israel .
Aplicacion: respuesta del creyente a la justicia de Dios . Conducta del creyente dentro y fuera de la iglesia . Coducta del creyente hacia los funcionarios plublicos . Conducta del creyente hacia el mas fuerte y el mas debil
Conclision y saludos finales
Conclision y saludos finales

En que reino vive el cristiano?

.
.
Colosenses 1.13 LBLA
Porque El nos libró del dominio de las tinieblas y nos trasladó al reino de su Hijo amado,
Romanos 6.17–18 RVR60
Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.
Romanos 6.17–18 RVR60
Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.
Romanos 6.17–19 RVR60
Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia.
Referencia
Colosenses 1.13 RVR60
el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,
Pansaado tristesa
Salmo 42.5–6 LBLA
¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, pues he de alabarle otra vez por la salvación de su presencia. Dios mío, mi alma está en mí deprimida; por eso me acuerdo de ti desde la tierra del Jordán, y desde las cumbres del Hermón, desde el monte Mizar.
Salmo 42.1–4 LBLA
Como el ciervo anhela las corrientes de agua, así suspira por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios viviente; ¿cuándo vendré y me presentaré delante de Dios? Mis lágrimas han sido mi alimento de día y de noche, mientras me dicen todo el día: ¿Dónde está tu Dios? Me acuerdo de estas cosas y derramo mi alma dentro de mí; de cómo iba yo con la multitud y la guiaba hasta la casa de Dios, con voz de alegría y de acción de gracias, con la muchedumbre en fiesta.
Personas en Roma: Judios, gentiles, Proselitos
No confundir la justificacion con la santificacion, el “ya” de la santificaion se puede entender como el equivalente de la justificacion
Como creyentes hemos muerto al pecado y resucitado con Cristo asi como lo representa y sella el bautizo
El creyente ya no es esclavo del pecado sino de Dios y la justicia.
Unque hemos creido podemos tener tritesa, y llegar a un estado de depresion. Pero como se mustra en el versiculo no debemos tener ese stili de vida ya que fuimos libertados del pecado.

Martin Lloyd Jones.

la importancia de captar el equilibrio de la vida cristiana.
la vida ccristiana es una vida completa.
afeerrarse al evangelio completo de lo contrario de no hacerlo nos lleva a inevitables concecuencias.
una de ellas puede ser la depresion espiritual.
Por eso que la manera de evangelizar es compartir todo el consejo de Dios.
El evangelio no es algo que se administra parcialmente o en pequenas dosis.
El evangelio nos habla de la creacion y del juicio final y de tolos los sucesos intermedios.
El evangelio es una vision integral y completa de la vida.
La infelicidad de mucho en la vida cristiana se debe porque muchos no se han dado cuenta que la vida que conduce al evangelio es de porvecho para el hombre en todas las areas de la vida
es por eso que el propositodelevangelio es controlar por completo nuestras vidas
Una de las mayores glorias del evangelio es tomar al hombre por completo.
Que evangelio, que mensaje tan glorioso, puede satisfaser del todo la mente del hombre; puede del todo conmover su corazon y puede conducir a un aobediencia de corazon en el campo de la voluntad. Es es el evangelo. Cristo murio para que pudieramos ser hombres completos y no para que se salvasen solo unas partes de nosotros ni para que fueramos cristianos incompletos. Cristo murio para que haya en nosotros una finalida equilibrada.
todo debe ponerse en el orden correcto; la verdad. antes que nada el mensaje del evangelio, como creyentes no nos interesa apelar simplemente a las emosiones, lo que nos interesa es predicar la Palabra
Marcos 2.2 LBLA
Y se reunieron muchos, tanto que ya no había lugar ni aun a la puerta; y El les exponía la palabra.

La verdad llega a la mente y al entendimineto mediante la iluminacion del Espiritu Santo.

No debemos solo dirigirnos solo al corazon o a la voluntad; la verdad llega al hombre atravez del don que Dios le ha dado; la mente y el entendimineto. Dios hizo al hombre a Su imagen, y sin duda la parte mas impresionante es la mente y su capacidad de asimilar la verdad. Dios nos ha dotado de ella y atravez de ella nos hace conocer la verdad.

No debemos solo dirigirnos solo al corazon o a la voluntad; la verdad llega al hombre atravez del don que Dios le ha dado; la mente y el entendimineto. Dios hizo al hombre a Su imagen, y sin duda la parte mas impresionante es la mente y su capacidad de asimilar la verdad. Dios nos ha dotado de ella y atravez de ella nos hace conocer la verdad.
No debemos solo dirigirnos solo al corazon o a la voluntad; la verdad llega al hombre atravez del don que Dios le ha dado; la mente y el entendimineto. Dios hizo al hombre a Su imagen, y sin duda la parte mas impresionante es la mente y su capacidad de asimilar la verdad. Dios nos ha dotado de ella y atravez de ella nos hace conocer la verdad.

Por que debo crecer en santidad?

Porque Dios dijo ser santos por que yo soy Santo
1 Pedro 1.16 LBLA
porque escrito está: Sed santos, porque Yo soy santo.
Romanos 6.22 LBLA
Pero ahora, habiendo sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como resultado la vida eterna.
Hebreos 12.14 RVR60
Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
1 Pedro 1.16 RVR60
porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.
Colección de sermones sobre Romanos de John Piper Libres del pecado, esclavos de la justicia, parte 1

Gálatas 4:4

Gálatas 4.4 RVR60
Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,
Salmo 90.14 RVR60
De mañana sácianos de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.
Colección de sermones sobre Romanos de John Piper Libres de pecado, esclavos de la justicia, parte 2

Pero si usted aprende a ver desde la Escritura la soberanía de Dios y la responsabilidad real del hombre de tal manera que Dios es supremo y definitivo, entonces esta es la manera en que usted aprenderá a hablar acerca de las elecciones de la vida cristiana: Yo he elegido no permitir que el pecado reine en mi cuerpo, porque Dios obra en mi y no permitirá que el pecado reine en mi cuerpo

Acciones para la santificacion

Colección de sermones sobre Romanos de John Piper Libres de pecado, esclavos de la justicia, parte 2

Pero si usted aprende a ver desde la Escritura la soberanía de Dios y la responsabilidad real del hombre de tal manera que Dios es supremo y definitivo, entonces esta es la manera en que usted aprenderá a hablar acerca de las elecciones de la vida cristiana: Yo he elegido no permitir que el pecado reine en mi cuerpo, porque Dios obra en mi y no permitirá que el pecado reine en mi cuerpo

Filipenses 2.12–13 RVR60
Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
1 Corintios 5.7 LBLA
Limpiad la levadura vieja para que seáis masa nueva, así como lo sois, sin levadura. Porque aun Cristo, nuestra Pascua, ha sido sacrificado.
Colección de sermones sobre Romanos de John Piper Libres de pecado, esclavos de la justicia, parte 2

Estar “bajo la gracia” significa no estar bajo la ira. Y cuando no estamos bajo la ira de Dios, todo su poder reposa en el servicio de su misericordia para ayudar a hacer lo que cueste llevarnos a la gloria (Romanos 8:30). Entonces la primera respuesta es: estar bajo la gracia garantiza que el pecado no tendrá dominio sobre nosotros, porque estar bajo la gracia significa estar fuera de la ira, y tener todo el poder de Dios de nuestro lado y no en nuestra contra.

Tres bediciones por estar bajo la gracia

Colección de sermones sobre Romanos de John Piper Libres de pecado, esclavos de la justicia, parte 2

1. Cuando estamos bajo la gracia la ira de Dios es completamente alejada de nosotros, para que toda la acción de Dios hacia nosotros sea una acción salvadora

Colección de sermones sobre Romanos de John Piper Libres de pecado, esclavos de la justicia, parte 2

2. Segunda, cuando estamos “bajo la gracia” la culpa paralizante que nos deja sin esperanza en la lucha contra el pecado desaparece.

Colección de sermones sobre Romanos de John Piper Libres de pecado, esclavos de la justicia, parte 2

3. Ahora, finalmente, cuando estamos bajo la gracia, Dios obra en nosotros para querer y hacer su buena voluntad.

1 Pedro 4.11 RVR60
Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
1 Pedro :
Related Media
Related Sermons