Faithlife Sermons

Yo si olvido el año viejo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes & Transcripts
En estas fechas es muy común escuchar es todos lados palabras de motivación, de animo para recibir el año nuevo, algunos nos hablan del perdón en estas fechas, de atesorar lo bueno, perdonar las ofensas y olvidar los malos momentos.
A todos nos ha tocado dar unas palabras para recibir el año nuevo, ese momento donde en casa, a punto de dar las 12 campanadas para recibir el primer día del año, llega nuestro turno de dirigir unas palabras a nuestros familiares, creo que todos hemos dicho y oido discursos de todo tipo, pero siempre llenos de buenos deseos, y no tengo nada contra esta practica, de hecho te animo a que esta noche lo hagas, pero seria increíble que dejemos de dar buenos deseos y que como cristianos, hijos de Dios, hagamos declaraciones de fe y de bendición a nuestras familias, me refiero a tener la conciencia de que en nuestra boca hay una palabra de bendición que puede hacer la diferencia.
Pero siempre llega alguien que recuerda los momentos malos de el año que termina, la partida de un ser querido, alguna enfermedad, una mala noticia, una separacion, etc. y lo pero es que no dicen bien, solo dicen “pues todos ya saben lo que pasamos y pues esperamos que este año vengan cosas mejores”
Pero hoy estoy aqui para lanzarte un reto, no importa que tan malo o que tan bueno haya sido este 2017, quiza para algunos fue un año dificil, para otros fue un año bueno pero que podamos hacer lo quye dijo el apostol pablo.
Filipenses 3.13–14 NTV
No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro sólo en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús.
Filipenses 3.13 NVI
Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante,

olvidando El pasado

la vida de pablo estaba llena de contrastes pues, todos podriamos asumir que pablo quisiera olvidar su pasado tenebroso u oscuro, olvidar las persecusiones, o la veces que le apedrearon o cuando tuvo que salir huyendo o hasta las veces que naufragó, pero no el esta haciendo una advertencia a la iglesia de Filipos, acerca de algunos que querían imponer aspectos de la Ley Mosaica a esta iglesia, y ellos se sentían superiores por ser circuncidados, y Pablo dice, si a esas vamos yo tengo mas cosas a mi favor, y menciona una serie de requisitos que demandaba la ley. Entonces dice “esto que para mi era ganancia, ahora lo tengo como perdida”
En pocas palabras, no importa cuan bueno haya sido tu pasado, con Cristo el futuro será mejor. Que increíble que este fue el año que conociste a Cristo, que maravilloso que recibiste un milagro, que tu matrimonio fue restaurado, que fuiste libre de alguna adicción o de una opresión del enemigo, eso es muy pero muy bueno. te tengo una palabra de parte de Dios:

Olvídate de eso

y me gustaría citar algo que predique hace algunos meses, Que el futuro es el tiempo de Dios, aunque la gente te diga que lo único que tienes seguro es el presente, que el pasado ya no lo puedes cambiar y que el seguro es incierto, la verdad es que lo único seguro en Dios es el futuro, porque a pesar de que el futuro en esta tierra sea incierto, el que tiene a Cristo lo que mas tiene seguro es la Eternidad.
En esa ocasión les puse un ejemplo acerca de los coches, los viejos dicen que los autos antiguos son mejores porque en lo choques no les pasaba mucho pues la lamina resistía mas, y los nuevos en un choque se destruyen. asi muchos se aferran a lo que creen que estaba mejor o viven añorando cuando “Les iba bien” lo que no se dan cuenta es que la añoranza es lo que les impide ver el futuro que Dios tiene para ellos.
Otra cosa que pasa, es que cuando pasamos un buen tiempo, queremos permanecer ahí, pero comenzamos a caminar y vienen problemas, por ejemplo a todos nos pasa que cuando venimos a Cristo disfrutamos de la Gracia de Jesus, nos damos cuenta de la vida que Dios nos ofrece, y quizá vives tiempos maravillosos, ansias que llegue el domingo para ir otra vez a la iglesia, y todo parece color de Rosa, pero ¡Oh, Oh! hay que volver a la vida real, y te das cuenta que los problemas no desaparecieron mágicamente, que tienes que afrontarlos y que la vida cristiana es mas que ir a la iglesia a cantar y escuchar una predica, requiere compromiso y disciplina, y entonces comenzamos añorar sentir lo mismo que al principio, muchos buscan la solución en algo externo, algunos piensan que el problema es la iglesia y por eso buscan otra, algunos piensan que es el pastor, el equipo pastoral, el liderazgo, el ujier, la maestra de niños, los hermanos, pero no es eso, es que no te das cuenta de que viene algo mejor. El pueblo de Israel fue libre y no dejo de añorar a Egipto, no dejo de renegar, sin embargo lo que le esperaba era increíblemente mejor.
Eclesiastés 7.10 NVI
Nunca preguntes por qué todo tiempo pasado fue mejor. No es de sabios hacer tales preguntas.
Eclesiastes

Lo mejor está por venir

tengo un amigo que me pregunto, ¿como le puedes decir a un enfermo en etapa terminal que lo mejor está por venir?
Como no estará mejor en donde no hay llanto ni dolor, esto en caso de que muera en Cristo, y si ocurre un milagro también vendrá algo mejor.
Lo que intento decir en este corto mensaje que mas bien es una reflexión, es que dejes lo que paso en este año, aunque sea algo bueno , no corras el riesgo de quedarte ahí, mira hacia lo bueno que Dios tiene para ti. si el Señor dejo estipulado:
Jeremías 29.11 NTV
Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.
Jeremias 29:
Jeremias
Jeremías 29.15 NVI
Ustedes podrán decir: «El Señor nos ha dado profetas en Babilonia»,
Dios no solo nos dará un futuro, sino tambien:

Esperanza

Hebreos 6.18–19 NTV
Así que Dios ha hecho ambas cosas: la promesa y el juramento. Estas dos cosas no pueden cambiar, porque es imposible que Dios mienta. Por lo tanto, los que hemos acudido a él en busca de refugio podemos estar bien confiados aferrándonos a la esperanza que está delante de nosotros. Esta esperanza es un ancla firme y confiable para el alma; nos conduce a través de la cortina al santuario interior de Dios.
Hebreos 6.18–20 NTV
Así que Dios ha hecho ambas cosas: la promesa y el juramento. Estas dos cosas no pueden cambiar, porque es imposible que Dios mienta. Por lo tanto, los que hemos acudido a él en busca de refugio podemos estar bien confiados aferrándonos a la esperanza que está delante de nosotros. Esta esperanza es un ancla firme y confiable para el alma; nos conduce a través de la cortina al santuario interior de Dios. Jesús ya entró allí por nosotros. Él ha llegado a ser nuestro eterno Sumo Sacerdote, según el orden de Melquisedec.

Un Ancla firme

Hebre
Hebreos 6.19 NVI
Tenemos como firme y segura ancla del alma una esperanza que penetra hasta detrás de la cortina del santuario,
Cuantas veces Dios te manda palabra en la escritura, en la predica, a traves de un hermano, y decimos “Es que no entienden lo que estoy viviendo”
Esto nos habla de estabilidad en medio de la tormenta, en pocas palabras nos dará un futuro mejor pero nos da la esperanza como ancla para poder permanecer firmes en lo que llega ese futuro.
1 Corintios 15.19 NTV
Y si nuestra esperanza en Cristo es sólo para esta vida, somos los más dignos de lástima de todo el mundo.

Una esperanza eterna

Y quiero terminar platicándote una historia que habla acerca de esto, Cuando Dios permitió que se le construyera un templo, Salomon no escatimo en materiales para la construccion, recubrió todo el interior del templo con oro, dice la biblia que hubo un tiempo que no tenian nada de plata porque se consideraba de poco valor, al toda la belleza que este templo tenia se le decia la Gloria del templo. realmente era algo hermoso.
Despues el templo fue destruido, algo tan hermoso quedo en ruinas, y el pueblo de israel queria volver a ver la gloria de ese templo y Dios les dió una respuesta a esa peticion y fué la siguiente:
Hageo 2.3–9 NTV
“¿Alguno de ustedes recuerda esta casa —este templo— con su antiguo esplendor? ¿Cómo se compara este con el otro? ¡No se parecen en nada! Sin embargo, ahora el Señor dice: Zorobabel, sé fuerte. Jesúa, hijo de Josadac, sumo sacerdote, sé fuerte. Ustedes que aún quedan en la tierra, sean fuertes. Así que ahora, ¡manos a la obra!, porque yo estoy con ustedes, dice el Señor de los Ejércitos Celestiales. Mi Espíritu permanece entre ustedes, así como lo prometí cuando salieron de Egipto. Por lo tanto, no teman”. »El Señor de los Ejércitos Celestiales dice: “Dentro de poco, haré temblar los cielos y la tierra, los océanos y la tierra firme una vez más. Haré temblar a todas las naciones y traerán los tesoros de todos las naciones a este templo. Llenaré este lugar de gloria —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales—. La plata es mía y el oro es mío —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales—. La futura gloria de este templo será mayor que su pasada gloria —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales— y en este lugar, traeré paz. ¡Yo, el Señor de los Ejércitos Celestiales, he hablado!”».
NO importa como esté la chiva, o la burra negra o la llega blanca o que ocurra el extraordinario milagro sobrenatural de tener una buen suegra, olvídate del año viejo porque

Viene una Gloria Mayor

Related Media
Related Sermons