Faithlife Sermons

¿ES POSIBLE AMAR A DIOS?

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 13 views
Notes & Transcripts

PREÁMBULO:

¿Quiénes de los que están aquí podrían afirmar que Dios los ama? ¿Por qué están tan seguros? ¿Qué les hace pensar así?
Romanos 5.8 RVR60
Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
Bueno Dios no ha callado o refrenado en demostrar su amor hacia nosotros y más por su Iglesia. Entonces el amor de Dios es demostrable, confiable, innegable.
Ahora, ¿Puede afirmar con la misma seguridad que ud, le ama? ¿Ama ud a Dios? ¿Qué te hace pensar que amas a Dios? ¿El congregarte, o dar tus ofrendas, el decírselo? ¿Amas a Dios al 100%? ¿Entiendes que debes amar a Dios? ¿Sabes amar a Dios?
Sabes que Dios te ama, pero también debes tener la certeza a lo menos saber como amarlo. Porque el hombre necesita saber amar a Dios.
¿Sabe por qué hay tantas religiones? El hombre intenta acercarse a Dios a su manera, intenta amarle a su manera. Ud. ve o escucha que honran a Dios, pero lo hacen con ignorancia.
Ejemplo: La Fiesta a San Martín de Porres.
Rom
Romanos 1.21–23 RVR60
Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.Profesando ser sabios, se hicieron necios,y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.
En el cristianismo ocurre algo parecido. Hay quienes intentan demostrar su amor a Dios, siendo celosos con la doctrina, es decir son superfundamentalistas. Otros lo tratan de manifestar mediante la algarabía, sus movimientos, la fuerza de la voz o la música. Otros intentan amarle con un corazón dividido, un poco de amor para sus antojos o placeres y otro poco para Dios. Otros lo quieren demostrar mediante ayunos, largas oraciones, guardando ciertas reglas, y ceremonias.
El hombre lo intenta, ud y yo lo intentamos, o mejor dicho champeamos, intentamos darle en el clavo, pero no le atinamos.
Ejemplo: Comprando un regalo para la esposa.
Pero Dios no nos quiere dejar en la ignorancia, quiere que aprendamos, por ello comenzó dandonos un nuevo corazón uno que sienta, dandonos su Espíritu porque dice que el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones, nos ha dado su Palabra. Entonces Dios quiere que aprendamos a amarle. Comenzando por...

I. SABER QUE LO EXIGE.

A. Por el gran mandamiento.

Deuteronomio 6.5 RVR60
Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
Deuteronomio 10.12 RVR60
Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;
Deuteronomio 11.1 RVR60
Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás sus ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus mandamientos, todos los días.
Josué 22.5 RVR60
Solamente que con diligencia cuidéis de cumplir el mandamiento y la ley que Moisés siervo de Jehová os ordenó: que améis a Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y le sigáis a él, y le sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma.
Deuteronomio 11.22 RVR60
Porque si guardareis cuidadosamente todos estos mandamientos que yo os prescribo para que los cumpláis, y si amareis a Jehová vuestro Dios, andando en todos sus caminos, y siguiéndole a él,
Deuteronomio 11.8 RVR60
Guardad, pues, todos los mandamientos que yo os prescribo hoy, para que seáis fortalecidos, y entréis y poseáis la tierra a la cual pasáis para tomarla;
Salmo 31.23 RVR60
Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; A los fieles guarda Jehová, Y paga abundantemente al que procede con soberbia.
Sal
jos 22.
deut
Esto no es un asunto cultural, no es solo para el pueblo de Israel. Jesús también lo aclara y no lo deja en el AT.
Marcos 12.29–30 RVR60
Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.
Marcos 12.27–29 RVR60
Dios no es Dios de muertos, sino Dios de vivos; así que vosotros mucho erráis. Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.
Pablo enfatiza el amor a Cristo:
Filipenses 3.7–8 RVR60
Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,
Filipenses 3.7–9 RVR60
Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;
1 Juan 5.2 RVR60
En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos.
Filipenses 3.8–9 RVR60
Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;
Esto último es interesante..
Marcos 12.37–39 RVR60
David mismo le llama Señor; ¿cómo, pues, es su hijo? Y gran multitud del pueblo le oía de buena gana. Y les decía en su doctrina: Guardaos de los escribas, que gustan de andar con largas ropas, y aman las salutaciones en las plazas, y las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas;

B. Por los mandamientos.

En el contexto del gran mandamiento o de la mención de que debemos amar a Dios también encontramos un énfasis por obedecer, tener presente en el corazón todos sus mandamientos:
Deuteronomio 6.17 RVR60
Guardad cuidadosamente los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y sus testimonios y sus estatutos que te ha mandado.
Deut 6.
Deuteronomio 10.13 RVR60
que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?
Deuteronomio 11.1 RVR60
Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás sus ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus mandamientos, todos los días.
deut 11.1
Deuteronomio 11.8 RVR60
Guardad, pues, todos los mandamientos que yo os prescribo hoy, para que seáis fortalecidos, y entréis y poseáis la tierra a la cual pasáis para tomarla;
deut 11.
¿Ser fortalecidos en qué? ¿en qué cree?
Deuteronomio 11.13 RVR60
Si obedeciereis cuidadosamente a mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma,
Deuteronomio 11.22 RVR60
Porque si guardareis cuidadosamente todos estos mandamientos que yo os prescribo para que los cumpláis, y si amareis a Jehová vuestro Dios, andando en todos sus caminos, y siguiéndole a él,
deut 11.
Josué también lo menciona
Josué 22.5 RVR60
Solamente que con diligencia cuidéis de cumplir el mandamiento y la ley que Moisés siervo de Jehová os ordenó: que améis a Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y le sigáis a él, y le sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma.
¿Esto es casualidad? ¿Qué tienen que ver los mandamientos de Dios con el amar a Dios?
El Evangelio de Juan en el capítulo 14 es el paralelo de donceJesús lo dejó bien claro:
Juan 14.15 RVR60
Si me amáis, guardad mis mandamientos.
Juan 14.21 RVR60
El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.
jn14.21
Juan 14.23–24 RVR60
Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.
jn 14.23
Esta relación Pablo lo llama el cumplimiento de la ley:
Romanos 13.10 NTV
El amor no hace mal a otros, por eso el amor cumple con las exigencias de la ley de Dios.
Mateo 22.40 NTV
Toda la ley y las exigencias de los profetas se basan en estos dos mandamientos.
mateo 22.
Entonces queda claro que el énfasis marcado en guardar la ley tenía por objetivo, alimentar el amor a Dios y al prójimo. Dios dio sus leyes a su pueblo Israel para que no se olvidaran de amarle. Jesús nos hace recordar que amar a Dios es amar sus Palabras, sus mandamientos, que no tenemos que complicarnos con muchos mandamientos, en tu relación con Dios, amale, en tu relación con tu prójimo amale.

C. Por la instrucción familiar.

En el mismo contexto del gran mandamiento, el Señor recalca que este amor, que este mandamiento y los demás deben ser enseñados, en el primer circulo de relaciones, la familia.
Deuteronomio 6.6–7 RVR60
Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
Deut 6.7-8
Deuteronomio 11.19 RVR60
Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes,
deut 11.
¿Por qué hacerlo? Dios no quiere tu amor solamente, sino el de tus generaciones. Hno. el amor a Dios se enseña. La cuna del amor a Dios es el hogar. Podré ser mas receptible por aceptar el amor de Dios y de amarle por el amor que he experimentado en mi hogar, por el amor en el que he sido enseñado.
Las nuevas generaciones son tan autocentradas, tan egoístas que luchan y se rehusan por entregar su vida a Dios. Ven a Dios como el arruinador de sus sueños, el aguafiestas. Lo que pasa es que los padres han estimulado tanto a sus hijos que estos piensan que son el centro del universo, que todos deben complacer sus deseos, que todo gira al rededor de él. De allí que no es sorprendente que no piense o sea agradecido a Dios y menos le ame.
¿Cómo hace ud esto? complaciendo en todo lo que su hijo quiere, dandole todo lo que ud no tuvo, y hay padres que le compran a sus hijos video juegos, juguetes por montón, todo lo que su niño se antoje. Estos son padres reprimidos que no han superado la escacez de su infancia. No son agradecidos porque Dios siempre fue bueno con ellos. No han aprendido que la escacez forjó en ellos otros valores, de humildad, de trabajo, de responsabilidad, de respeto, etc.
Tenga cuidado!!! Por estas fiestas. Procure que sus niños aprendan amar a Dios. Sí su niño le exige un regalo porque es navidad, o porque es su cumpleaños, o porque lo desea. Ese es un mal enfoque de regalo, un regalo no se da en una fecha específica, no es por merecimientos o méritos, no es por mero capricho o deseo. El mejor ejemplo de regalo es la dadiva de Dios. Este es el favor inmerecido de Dios.
De allí que no nos sorprende que la gente no quiera aceptar el regalo de Dios para la salvación, porque piensa que tiene que ganarlo, que tiene que merecerlo. Ve que la cuna del amor a Dios es el hogar?
Pasemos ahora a mencionar porque no amamos a Dios.

II. SABER PORQUE NO LE AMAMOS.

A. Por nuestra naturaleza.

1. Somos Impíos.

Juan 3.19 RVR60
Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
Romanos 3.10–12 RVR60
Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

2. Somos Egoístas.

Juan 15.13 LBLA
Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno dé su vida por sus amigos.
Ejemplo: ¿Cuantos de nosotros de niños y aún ahora pensamos en servir a nuestros padres? Es decir, prepararle el desayuno, lavarle su ropa, mimarlos, sacarlos pasear, hacerlos reír.
Ejemplo: ¿Cuantos de nosotros de niños y aún ahora pensamos en servir a nuestros padres? Es decir, prepararle el desayuno, lavarle su ropa, mimarlos, sacarlos pasear, hacerlos reír.
Filipenses 3.8 RVR60
Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,
7
Marcos 10.45 RVR60
Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

3. Somos infieles.

2 Timoteo 2.13 RVR60
Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo.
Jeremías 3.20 RVR60
Pero como la esposa infiel abandona a su compañero, así prevaricasteis contra mí, oh casa de Israel, dice Jehová.
Jeremías 2.13 RVR60
Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.
Santiago 4.4 RVR60
¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

4. Somos ignorantes.

Romanos 3.11 RVR60
No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios.
Jeremías 7.23 RVR60
Mas esto les mandé, diciendo: Escuchad mi voz, y seré a vosotros por Dios, y vosotros me seréis por pueblo; y andad en todo camino que os mande, para que os vaya bien.

B. Porque no sabemos.

1. Hemos sido mal instruidos.

Desde el hogar, pasando por el espacio académico, la sociedad, aún la religión.
Ud y yo necesitamos un guía. El hombre sabe de un ser supremo. Esto es notorio en las culturas mas antiguas, en Egipto, Babilonia, Grecia, Roma, los Aztecas, los Incas. Todos reconocieron la Deidad pero no supieron como servirle, como amarle. De allí que es necesario una revelación específica, y Dios nos la ha dado en su palabra, por ella somos instruidos para amar. Dios nos ha dado de su Espíritu para amarle, por el tenemos comunión con el Padre, por él le conocemos y entendemos.
Por ello la oración de Pablo era:
Efesios 1.16–18 RVR60
no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones,para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
efe 1.16-1
14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, ....para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

2. Por mala cultura religiosa.

Venimos de un transfondo muy religioso, como el catolicismo, venimos con supersticiones, una mezcla de espiritismo con la religión. Y en la actualidad vivimos en una corriente donde se quiere mezclar todas las religiones lo cual se logrará con el anticristo. Hay un movimiento encabezado por el papa, llamado el ecumenismo.
Nadie llega a Cristo con un vacío religioso. Todos hemos tenido un transfondo religioso, aun si eras ateo. Para aprender a amar a Dios de manera Bíblica, hay que desaprender, hay que tener buen oído, es decir un oído docil, hay que estar dispuestos al cambio cuando el Espíritu Santo nos corrige y enseña a través de su Palabra.

3. Porque no nos preparamos.

Si ud se preparaba para demostrarle amor a su novia o novio, y se esforzaba porque quedara convencido que le amaba. Para amar a Dios hay que prepararnos, no en al fachada, Dios quiere que nos preparemos en el corazón.
David era alguién que se había preparado:
Salmo 18.1–3 RVR60
Te amo, oh Jehová, fortaleza mía. Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio. Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado, Y seré salvo de mis enemigos.
Salmo 18.31–34 RVR60
Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios? Dios es el que me ciñe de poder, Y quien hace perfecto mi camino; Quien hace mis pies como de ciervas, Y me hace estar firme sobre mis alturas; Quien adiestra mis manos para la batalla, Para entesar con mis brazos el arco de bronce.
Salmo 18.49–50 RVR60
Por tanto yo te confesaré entre las naciones, oh Jehová, Y cantaré a tu nombre. Grandes triunfos da a su rey, Y hace misericordia a su ungido, A David y a su descendencia, para siempre.

CONCLUSIÓN

Ud y yo necesitamos aprender a amar a Dios. No intente hacerlo en su sabiduría, o en sus fuerzas. Aprenda y prepárese. Si no tiene el deseo de amarle, sino que ama más los placeres de este mundo, entonces es probable que aún no ha experimentado el amor de Dios.
1 Juan 4.19 RVR60
Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.
Ud comienza y aprende a amar a Dios desde que se deja amar por Dios. Dígale Señor inunda mi corazón de tu amor, que ese amor llene cada vacío en mi corazón, que tu amor sea el motor que sostenga y alimente el amor que debo tener por tí.
Pídale perdón si le ha sido desleal este año, pídale que le enseñe amarle.
Related Media
Related Sermons