Faithlife Sermons

Jesucristo como cordero

Los nombres de Jesús  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 6 views

Jesucristo es conocido como el “Cordero de Dios”. Este símbolo enfatiza que Cristo era el sacrificio perfecto por el pecado. También transmite su mansedumbre y su buena voluntad para someterse al sufrimiento y la muerte.

Notes & Transcripts

JESÚS EL CORDERO DE DIOS

Una imagen de inocencia

Isaías 11.6 RVR60
Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará.
Ver también ;

Una imagen de sumisión y vulnerabilidad

Jeremías 11.19 RVR60
Y yo era como cordero inocente que llevan a degollar, pues no entendía que maquinaban designios contra mí, diciendo: Destruyamos el árbol con su fruto, y cortémoslo de la tierra de los vivientes, para que no haya más memoria de su nombre.
Ver también ; ;

Una imagen de sufrimiento silencioso

Isaías 53.7 RVR60
Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.

Una imagen de sacrificio

“cada día” aquí se refiere al período de siete días de la consagración de los sacerdotes. Ver también; ; ; ; ; ;

Jesucristo es comparado a un cordero

Juan 1.36 RVR60
Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.
Ver también ; ; ;

El simbolismo del cordero se aplica a Jesucristo

Jesucristo es inocente y atrae a personas a sí mismo

Lucas 23.41 RVR60
Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo.
Ver también ; ; ; ;

Jesucristo era sumiso y vulnerable

Mateo 26.38–39 RVR60
Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo. Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.
Ver también ; ; ;

Jesucristo sufrió silenciosamente

Mateo 27.28–31 RVR60
y desnudándole, le echaron encima un manto de escarlata, y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos! Y escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza. Después de haberle escarnecido, le quitaron el manto, le pusieron sus vestidos, y le llevaron para crucificarle.
Ver también ; ; ; ; ; ;

Jesucristo es visto como un sacrificio

1 Pedro 1.18–19 RVR60
sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,
Ver también ; ; ; ; ; ; ;

Jesucristo como el cordero glorioso en el libro de Apocalipsis

El cordero es digno

Apocalipsis 5.8–12 RVR60
Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.
Ver también ;

El cordero está en el trono

Apocalipsis 17.14 RVR60
Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.
Ver también ; ;

El cordero juzgará con justicia

Apocalipsis 6.16 RVR60
y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero;
Ver también ;

El cordero es el esposo de la iglesia

Apocalipsis 19.7–9 RVR60
Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.
Ver también
Related Media
Related Sermons