Faithlife Sermons

Sangre como símbolo de culpa

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 5 views

La sangre se utiliza a menudo como una imagen del pecado y la culpa de la gente y el juicio que sigue. Culpa de la sangre se le atribuye a aquellos que son responsables por el derramamiento de sangre inocente.

Notes & Transcripts

Sangre como una imagen de pecado y culpa

Isaías 59.2–3 LBLA
Pero vuestras iniquidades han hecho separación entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados le han hecho esconder su rostro de vosotros para no escucharos. Porque vuestras manos están manchadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios hablan mentira, vuestra lengua murmura maldad.
Ver también ; ; ; ; ;

Sangre como una imagen del juicio

Isaías 34.5–6 LBLA
Porque mi espada está embriagada en el cielo, he aquí, descenderá para hacer juicio sobre Edom y sobre el pueblo que yo he dedicado a la destrucción. La espada del Señor está llena de sangre, está llena de sebo, de la sangre de corderos y de machos cabríos, de sebo de los riñones de carneros; porque el Señor tiene un sacrificio en Bosra, y una gran matanza en la tierra de Edom.
Ver también ; ; ; ;

Sangre como una señal de los tiempos del fin

Hechos de los Apóstoles 2.19–20 LBLA
Y mostrare prodigios arriba en el cielo y señales abajo en la tierra: sangre, fuego y columna de humo. El sol se convertira en tinieblas y la luna en sangre, antes que venga el dia grande y glorioso del Señor.
Ver también ; ; ;

Culpa de la sangre, el resultado del derramamiento de sangre inocente

Ejemplos de la culpa de la sangre

Génesis 4.8–11 LBLA
Y Caín dijo a su hermano Abel: vayamos al campo. Y aconteció que cuando estaban en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel y lo mató. Entonces el Señor dijo a Caín: ¿Dónde está tu hermano Abel? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guardián de mi hermano? Y El le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. Ahora pues, maldito eres de la tierra, que ha abierto su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.
Ver también ; ; ; ; ; ;

El derecho de vengar la culpa de la sangre bajo la ley

Deuteronomio 19.11–13 LBLA
Pero si hay un hombre que odia a su prójimo, y acechándolo, se levanta contra él, lo hiere, y éste muere, y después él huye a una de estas ciudades, entonces los ancianos de su ciudad enviarán a sacarlo de allí, y lo entregarán en mano del vengador de la sangre para que muera. No tendrás piedad de él; mas limpiarás de Israel la sangre del inocente, para que te vaya bien.
Ver también

Restricción para evitar más culpa de la sangre

Deuteronomio 4.41–42 LBLA
Entonces Moisés designó tres ciudades al otro lado del Jordán, al oriente, para que huyera allí el homicida que involuntariamente hubiera matado a su vecino sin haber tenido enemistad contra él en el pasado; y huyendo a una de estas ciudades, salvara su vida:
Ver también ; ; ;

No puede olvidarse la culpa de la sangre

Génesis 9.5–6 LBLA
Y ciertamente pediré cuenta de la sangre de vuestras vidas; de todo animal la demandaré. Y de todo hombre, del hermano de todo hombre demandaré la vida del hombre. El que derrame sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada, porque a imagen de Dios hizo El al hombre.
Ver también ; ; ; ;
Related Media
Related Sermons