Faithlife Sermons

Una Nación Santa

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 8 views
Notes & Transcripts | Handout | Sermon Questions

Repaso De La Historia

Si vienes siguiendo la serie por nuestras redes sociales habrás notado un par de cosas.
Llevamos unas cuantas semanas en Éxodo, pero nos hemos movido bastante rápido. Eso es porque hemos sacrificado un poquito la predicación expositiva para ver mejor el panorama general de la historia. Podríamos pasar un año entero predicando sobre el libro de Exodo, y sin embargo en unas cuantas semanas… ya hemos escuchado el clamor de Dios, hemos visto el llamado específico de Moisés, escuchamos acerca de la auto-revelación de Dios en la frase más fundacional y autónoma que podamos concebir y hemos visto cómo ese Dios personal de los patriarcas pone de cabeza a las deidades egipcias a través de ataques directos a sus “áreas de responsabilidad”.
Luego vimos cómo la liberación de la esclavitud, y toda la historia del Éxodo se relaciona con nuestra propia salvación. Te invité a ver a Cristo a través de toda la historia y entender que Moisés, el símbolo de atravesar el mar, el contraste con los dioses paganos y tantos otros elementos que fuimos mencionando hacen que esta historia sea clave en el correcto entendimiento de nuestra fe.
Entendimos nuestra propia salvación, poniendo nuestra fe en Cristo, y luego nos movimos hacia el terreno de la santificación, donde aprendimos acerca del liderazgo, de las quejas y que “toma una vida quitar la esclavitud de la mente de las personas” como dice Tim Keller.
Si crees que estoy haciendo todo este repaso para que te den ganas de ir a nuestra página de Facebook a ver los videos anteriores o para que busques los sermones en soundfaith… pues si, y no. Si, porque creo que hemos aprendido mucho a lo largo de esta serie, y si no nos has acompañado en esta travesía de gracia y poder, bien puede ser que estas herramientas sean un instrumento para que te encuentres con el Dios que la historia del Éxodo describe.
Pero a la vez no, porque la verdadera razón por la cual trato de traer estas últimas 5 semanas a tu mente es para que veas que la historia de hoy no se puede disociar de las anteriores. Por siglos la gente ha fracturado la narrativa y se ha confundido. Hemos, como se dice en mi tierra “puesto la carreta delante de los bueyes” o en otras palabras… invertimos el orden de las cosas.
Un ejemplo: Hoy, si el tiempo nos acompaña vamos a llegar a los 10 mandamientos. Si le preguntas a cualquier persona cual es el primer mandamiento la mayoría te va a decir “No matarás”… y te van a decir que los 10 mandamientos son las cosas que debes hacer para ser un Cristiano. La realidad es que ninguna de estas dos cosas son ciertas. Hemos fallado como Cristianos en comunicar la historia de los 10 mandamientos. NO EMPIEZA con el “No Matarás”!!
No solo porque ese es el sexto mandamiento… sino porque toda la narrativa es indisoluble. Tenemos que entender lo que está atrás de el “no cometerás adulterio” o vamos a terminar comunicando inequívocamente que esas son “las reglas para ser cristiano”. Si estas buscando esa frase de 140 caracteres que resume todo el contenido de la predica de hoy vas a tener que esperar unos minutos más pero, sin duda, va a tener que ver con poner la carreta delante de los bueyes.
Terminó el repaso de las 5 semanas anteriores y ahora que estamos listos para seguir en Éxodo recogiendo el pan que nos mantendrá vivos cada día en estamos listos para el recuento de los cap. 17-18.
La historia del maná no termina donde la dejamos. De hecho el milagro más asombroso en relación al maná no era que por dos días no se pusiera feo cuando lo recogían el día de reposo. La historia nos cuenta que 2 kilos de este pan fueron guardados en una vasija y conservados de generación en generación, como recordatorio… todavía me asombro al ver el paralelo con la historia de nuestra salvación.
Caps 17 y 18
Tenemos que correr para llegar a donde queremos llegar en la historia, pero solo voy a mencionar que la historia se repite y la misericordia de Dios se ve en acción una vez más en el cap. 17 donde Dios hace fluir agua desde una roca. Es tal la necedad del pueblo que casi apedrean a Moisés reclamándole agua. esa es historia de la Peña de Horeb.
Otro símbolo hermoso de la dependencia de Dios, recuerden cómo el pueblo esta experimentando la dependencia y la provisión de Dios en primera fila, es la victoria en la batalla contra los amalecitas. Te cuento el final de la historia… El pueblo, desnutrido, sin armas, alimentado a pan después de pasar meses sin alimento, va y derrota a uno de los pueblos que están estorbando en el cumplimiento de la promesa a los patriarcas.
Lo super interesante es que Israel gana la batalla solo si Moisés tiene los brazos levantados. Así que es SUPER claro que no tiene que ver con ellos. Es Dios quien les esta dando la victoria, y se los recuerda por medio de Moisés. Si bajaba los brazos, los amalecitas se les venían encima. Si subía los brazos los israelitas ganaban. Asi que, le sostienen los brazos en alto al viejo Moisés y ganan la batalla.
Luego, Cap 18, tenemos la visita del suegro. Si mi suegro está mirando… un saludo a la distancia. Jetro viene y le da a Moisés una lección de liderazgo fascinante. En pocas palabras Jetro ayuda a Moisés a hacer un plan para delegar tareas, ya que él era quien estaba a cargo de resolver cada pleito en el pueblo. Es tan importante lo que Moises aprende que aún hoy, miles de años después, cada vez que se habla de liderazgo se vuelve a este pasaje para aprender cómo y cuando delegar. No me tengo que detener en este capítulo, pero no puedo dejar pasar un versículo clave sobre este tema. Mira las palabras de Jetro:
Éxodo 18.17–21 NTV
17 —¡No está bien lo que haces! —exclamó el suegro de Moisés—. 18 Así acabarás agotado y también se agotará el pueblo. Esta tarea es una carga demasiado pesada para una sola persona. 19 Ahora escúchame y déjame darte un consejo, y que Dios esté contigo. Tú debes seguir siendo el representante del pueblo ante Dios, presentándole los conflictos. 20 Enséñales los decretos de Dios; transmíteles sus instrucciones; muéstrales cómo comportarse en la vida. 21 Sin embargo, elige, de entre todo el pueblo, a algunos hombres con capacidad y honestidad, temerosos de Dios y que odien el soborno. Nómbralos jefes de grupos de mil, de cien, de cincuenta y de diez personas.
Ex 18:17-
Me encantaría ir más profundo sobre este pasaje, pero es algo que te voy a dejar de tarea porque tenemos que llegar al monte Sinaí. Te voy a dejar de tarea la lectura de los diez mandamientos, porque hay mucho que no vamos a mencionar, pero quiero que te vallas hoy sabiendo que no lo puedes separar del resto de la historia:

Repaso De La Historia

El Rio > Moisés es sacado y apartado para los planes que Dios tenía
La Zarza Ardiente > Dios se revela a si mismo y le muestra su llamado a Moisés
El Mar Rojo > Vemos la salvación, la liberación de la esclavitud
El Desierto > Experimentamos la Santificación, el entrenamiento para confiar y obedecer a Dios

Monte Sinaí > Pacto Mosaico

El Pacto Mosaico tiene una literatura que se parece mucho a los tratados entre el soberano y el vasallo que se conocen de la época. Suena a lo que un rey hacía con sus súbditos. Implica una relación completamente desigual entre las partes. En particular, todo el libro de Deuteronomio (la segunda exposición de la ley a la generación que iba a entrar en la tierra prometida) puede leerse como un tratado de Dios con su pueblo bajo esta perspectiva.

El Marco: 19:16-20

Saltemos un par de versículos para entender la escena.

El Poder De Dios

En la semana compartimos en la Fanpage esta imagen que es una muestra clara de la escena. El monte lleno de humo, Dios hablando con Moisés, una línea en el monte para que el pueblo no pase porque si lo hacen mueren por la santidad de la presencia de Dios. Es una pintura de un Dios poderoso, sin duda.

La Gracia De Dios

Lo que quizás nos cueste ver en esa pintura es que es un Dios de gracia. Es un Dios personal, no es (solo) Dios o el Dios, sino que es TU Dios, el Dios de tus padres. Se contrasta con las deidades de los cananéos que son poderosos, pero completamente impersonales en comparación a YHWH.
Lo que quizás nos cueste ver en esa pintura es que es un Dios de gracia. Es un Dios personal, no es (solo) Dios o el Dios, sino que es TU Dios, el Dios de tus padres. Se contrasta con las deidades de los cananéos que son poderosos, pero completamente impersonales en comparación a YHWH.
Vallamos ahora al pasaje que nos interesa compartir el día de hoy:
Éxodo 19.1–8 NTV
1 Exactamente dos meses después de haber salido de Egipto, los israelitas llegaron al desierto de Sinaí. 2 Después de levantar campamento en Refidim, llegaron al desierto de Sinaí y acamparon al pie del monte Sinaí. 3 Entonces Moisés subió al monte para presentarse delante de Dios. El Señor lo llamó desde el monte y le dijo: «Comunica estas instrucciones a la familia de Jacob; anúncialas a los descendientes de Israel: 4 “Ustedes vieron lo que hice con los egipcios. Saben cómo los llevé a ustedes sobre alas de águila y los traje hacia mí. 5 Ahora bien, si me obedecen y cumplen mi pacto, ustedes serán mi tesoro especial entre todas las naciones de la tierra; porque toda la tierra me pertenece. 6 Ustedes serán mi reino de sacerdotes, mi nación santa”. Este es el mensaje que debes transmitir a los hijos de Israel». 7 Entonces Moisés regresó del monte y llamó a los ancianos del pueblo y les comunicó todo lo que el Señor le había ordenando. 8 Y todo el pueblo respondió a una voz: «Haremos todo lo que el Señor ha ordenado». Entonces Moisés llevó al Señor la respuesta del pueblo.
Ex 19:1-
Cada vez que hablamos de los Diez Mandamientos deberíamos recordar esta parte, para no errar en nuestra interpretación de lo que Dios hizo.

Las Tres R de

Veamos tres R que nos ayudan a entender lo que está pasando:
Revisar La Historia En Común
Cuando Moisés sube al monte Dios comienza diciéndole que repase la historia con la familia de Jacob. No al pueblo, no a “los israelitas” sino a la familia de Jacob. La referencia es super íntima. La casa de Jacob en RV60… Los hijos de Israel.
Dios pone el tono de la conversación en esos términos y luego dice algo fundamental para entender los diez mandamientos.
Éxodo 19.4 NTV
4 “Ustedes vieron lo que hice con los egipcios. Saben cómo los llevé a ustedes sobre alas de águila y los traje hacia mí.
Todo lo que sigue se basa en esta relación establecida.
Los Requerimientos Para El Pueblo De Dios
La siguiente parte es para los que han sido cargados en alas de águilas en el desierto. Por eso Dios les recuerda el vínculo que ya tienen. Aquí es donde la carreta se pone después de los bueyes. Primero te escogió, te llamó, le libró de la esclavitud y ahora que ya lo conoces íntimamente te va pedir que vivas de acuerdo a Su estándar. Te va pedir que tengas estándares más altos que tus vecinos, que tus antepasados y que los que tú mismo te pusiste. Te va a pedir que marques la diferencia en la forma en que te comportas, en la forma en la que lo respetas a el como Dios y en todos los aspectos de tu vida.
No basado en unas reglas a seguir, sino en una bendición que a lo largo de la historia te ha mostrado vez tras vez.
Cada vez que en las escrituras veas lo que Dios hizo en frases como la del v 4 piensa en lo poderoso que es el testimonio de la obra que Dios ha hecho en nosotros.
“Yo soy el Dios de tus padres…” “Yo te saque de la casa de Faraón…” “Sabes cómo te llevé sobre alas de águilas”
“Yo te saque de la casa de Faraón…”
Ahora si, el tweet de la prédica:
Solo estarás dispuesto a hacer lo que Dios te pida después de haber entendido lo que él te ha dado.
La frase que me quedó grabada de Andy Stanley dice algo como esto. El explica que los 10 mandamientos no son una condición para relacionarse con Dios, sino una confirmación de la relación que el pueblo tiene con el Dios que los salvó de la esclavitud.
La última R:
La Recompensa De Obedecer a Dios
Ver a Dios como un jefe que pone reglas difíciles de cumplir o como un padre controlador es no entender lo más básico de la fe cristiana. Pensar en los 10 mandamientos como las cosas que no puedes hacer es tener una visión de la fe muy pequeñita.
Aclaremos, los 10 mandamientos y la ley mosaica fueron dados al pueblo Judío y no son transferibles a la Iglesia. Si lo fueran, tendríamos que aplicar TODA la ley, incluidos los sacrificios, los usos y costumbres del judaísmo y el sistema de sacrificios y sacerdotes. La ley fue cumplida en Cristo y los cristianos no estamos sujetos a la ley de Moisés sino a la Ley de Cristo. En Muchos aspectos esto es un estándar aún más alto, como por ejemplo cuando Jesús dijo que el que se enoja con su hermano será culpable… o cualquiera que mire una mujer con malas intenciones ya adulteró con ella en su corazón.
Pero estamos en este momento hablando específicamente del pueblo Judío. De la casa de Jacob. Mira que hermosa recompensa les espera si ellos hacen lo que Dios les está pidiendo.
Éxodo 19.5–6 NTV
5 Ahora bien, si me obedecen y cumplen mi pacto, ustedes serán mi tesoro especial entre todas las naciones de la tierra; porque toda la tierra me pertenece. 6 Ustedes serán mi reino de sacerdotes, mi nación santa”. Este es el mensaje que debes transmitir a los hijos de Israel».
Esta es la invitación a someterse a jugar bajo las reglas de Dios. No desde el castigo, no desde el miedo o la vergüenza… sino desde una promesa de una vida llena de gozo y bendición. No una bendición material, sino en el más amplio sentido de la palabra.
Dios está diciendo: Si hacen esto, van a agradar mi corazón y tendrán mi bendición. Voy a estar orgulloso de ustedes. Serán como un tesoro para mí.
Hace años escuche una ilustración que nos puede ayudar a entender esto:
El Manual De Instrucciones
Piensa en las cosas que Dios dice como el manual de instrucciones de una herramienta o electrodoméstico nuevo. O el manual de tu iPhone o el programa que acabas de comprar.
¿Donde está el manual de tu programa o herramienta? ¿Lo leíste? Probablemente no… La triste realidad es que del celular que tienes en tu mano, probablemente sepas usar el 10%. Y lo peor de todo es que el 90% que no estas usando te podría hacer la vida mucho más fácil. Imagínate cómo se siente el que diseño tu teléfono, computadora o herramienta y sabe que estás desaprovechando la mayoría de su potencial...
Así se siente Dios muchas veces con nosotros. El nos diseñó, nos dejó las instrucciones para florecer y disfrutar una vida increíble y nosotros usamos el 3% de las instrucciones que el nos dio.
Si... respiramos, comemos, dormimos… pero ¿Usamos el potencial que Dios nos ha dado? ¿Vivimos la vida emocionante y llena de gozo que Dios puso a nuestro alcance?
¿Cuando fue la última vez que la belleza del mundo que te rodea te conmovió hasta las lágrimas y te hizo reconocer la grandeza de Dios?
Muchos de nosotros vivimos al 3% por no conocer lo que el diseñador planeó para nuestras vidas.
Mi deseo como pastor de esta congregación es que veamos los la ley que Dios le da al pueblo judío y las guías que Jesús y los apóstoles enseñan a la iglesia como un manual que va a desatar el potencial que Dios preparó para First Baptist. No como una lista de cosas divertidas que no puedes hacer...
Mencionemos rápidamente los 3 aspectos mencionados de la recompensa de obedecer lo que Dios pedía al pueblo.
Me Serán un TESORO: una posesión muy valiosa
Serán un reino de SACERDOTES: Los mediadores entre Dios y los hombres.
Serán una NACION SANTA: Un pueblo apartado para Dios que va a ser luz a las naciones para que vean cómo Dios los bendice por seguir sus mandamientos y se vuelvan a Él.
Esto resuena sin lugar a dudas en las palabras de Pedro:
1 Pedro 2.9 NTV
9 Pero ustedes no son así porque son un pueblo elegido. Son sacerdotes del Rey, una nación santa, posesión exclusiva de Dios. Por eso pueden mostrar a otros la bondad de Dios, pues él los ha llamado a salir de la oscuridad y entrar en su luz maravillosa.
Esta es la parte de la historia donde tu y yo nos unimos con el pueblo de Israel y decimos “Si, Señor!!” “Amén” “Lo que me pidas, voy a hacer...” pero quiero advertirte algo. El pueblo no hizo lo que prometieron, así que no seamos apresurados para decir que vamos a confiar en Dios.
Mira la respuesta del pueblo:
Éxodo 19.8 NTV
8 Y todo el pueblo respondió a una voz: «Haremos todo lo que el Señor ha ordenado». Entonces Moisés llevó al Señor la respuesta del pueblo.
Poco tiempo después ignoraron por completo la voz de Dios… y no quiero que a nosotros nos pase lo mismo, así que no te voy a invitar a hacer el voto que el pueblo hizo en este momento, pero si te voy a pedir que pienses si realmente quieres hacer lo que Dios te está pidiendo hacer.
Muchos de nosotros sabemos que es lo que Dios específicamente nos está pidiendo hacer. No necesitamos que nadie nos “interprete” cual es la voluntad de Dios, pero nos hace falta confiar en el y dejar de ver las cosas que Él nos está pidiendo como sacrificios sino como aquello para lo cual fuimos creados.
Necesitamos deshacernos del egoísmo y volvernos a nuestro creador para escuchar que se supone que debemos hacer.
La invitación de hoy es a entender lo que significa confiar en Jesús de una manera radicalmente diferente y quizás este pequeño clip te ayude a entenderlo:
[video: https://www.youtube.com/watch?v=ohTDrxAViTM&t=55s ]
A veces, vemos la vida cristiana como el 90% de las cosas que no podemos hacer por ser cristianos, pero eso no es para nada lo que Dios diseño
Oremos
Related Media
Related Sermons