Faithlife Sermons

Gozo

Frutos del Espíritu Santo  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 27 views
Notes & Transcripts

El Gozo

Gálatas 5.22 RVR60
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

Gozo es lo que el hombre anhela, y lo que busca; lo encuentra cuando encuentra a Dios, y solamente entonces. Retiene este gozo en la proporción en que crece en el conocimiento de Dios. Dios es el autor del verdadero gozo, como de toda buena dádiva. Siendo Él perfectamente bueno y por encima de todo mal.

No es simplemente una emoción si no una calidad de Vida basada en la eterna y segura relación del hijo de Dios con su Padre Celestial
salmo 9.14
Salmo 9.14 RVR60
Para que cuente yo todas tus alabanzas En las puertas de la hija de Sion, Y me goce en tu salvación.
Jesucristo fuente mismo del gozo.
salmos
Salmo 51.11–13 RVR60
No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu. Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente. Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, Y los pecadores se convertirán a ti.
Gozo en la experiencia humana
Diccionario de temas bíblicos 8287 gozo, y la experiencia humana

gozo, y la experiencia humana

El gozo es experimentado de manera natural en muchas circunstancias de la vida y en las relaciones humanas.

el gozo de la humanidad depende de las circunstancias, emociones y relaciones.
depende de aceptaciones, de lo que pueda tener, o lograr.

Gozo de Dios

Pero el gozo de Dios no depende de nada que nosotros es algo externo ajeno a nosotros que lo hacemos nuestro mediante la fe en nuestro Señor Jesucristo.
Todos los creyentes confiesan que son hechura de Dios, hechos nuevas criaturas en Cristo Jesús. “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere.”
Juan 6.44 RVR60
Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
Todos los creyentes confiesan que son hechura de Dios, hechos nuevas criaturas en Cristo Jesús. “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere.” Hay una carencia de poder. “No queréis venir a mí para que tengáis vida.” Hay una carencia de voluntad y, por tanto, el Espíritu de Dios aplica la salvación que Dios ha planeado y que Dios ha provisto.
Hay una carencia de poder. “No queréis venir a mí para que tengáis vida.”
Hay una carencia de poder. “No queréis venir a mí para que tengáis vida.”
Juan 5.40 RVR60
y no queréis venir a mí para que tengáis vida.
Hay una carencia de voluntad y, por tanto, el Espíritu de Dios aplica la salvación que Dios ha planeado y que Dios ha provisto.
Hay una carencia de voluntad y, por tanto, el Espíritu de Dios aplica la salvación que Dios ha planeado y que Dios ha provisto.
Y así como la primera aplicación de esta salvación es ejecutada por Dios, sucede lo mismo a lo largo de todo el camino.
Yo no creo, amados hermanos, que nuestra religión sea como la acción de un reloj al que una mano superior le dio cuerda, y luego lo deja andando solo.
¡No!, el Espíritu Santo debe producir cada día en nosotros así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
filipenses 2.13
Filipenses 2.13 RVR60
porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
Y aunque ustedes y yo nos acercáramos hasta la mera puerta que es una perla, y oyésemos los cánticos de los bienaventurados al otro lado de esa puerta, seríamos incapaces de dar el último paso, y más bien regresaríamos a nuestro pecado e insensatez, con solo que Aquel que comenzó una buena obra en nosotros la descontinuara.
Y aunque ustedes y yo nos acercáramos hasta la mera puerta que es una perla, y oyésemos los cánticos de los bienaventurados al otro lado de esa puerta, seríamos incapaces de dar el último paso, y más bien regresaríamos a nuestro pecado e insensatez, con solo que Aquel que comenzó una buena obra en nosotros la descontinuara.
Filipenses 1.6 RVR60
estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;
Ahora, observen las señales de Dios—lo que podría llamar la ‘marca de propiedad’ del Rey—insertas en la salvación.
Está llena de misericordia. Hay salvación para el más negro de los pecadores, una salvación tan llena de gracia que únicamente Dios podría concebirla. “¿Qué Dios cómo tú, que perdona la maldad?”
mateo 7Pero esta salvación es igualmente compatible con la justicia, pues Dios nunca perdona absolutamente un pecado. Hay siempre un castigo por el pecado en cada caso. Jesucristo, el Sustituto, interviene y satisface a la Justicia antes de que se diga esta palabra al pecador: “Yo deshice… tus rebeliones.” En la salvación que Dios ha provisto en la cruz por la muerte de Su amado Hijo hay tanto justicia como hay misericordia, y hay un grado infinito de ambas. Ahora, esto es Divino. El hombre, cuando saca a relucir una cualidad, provoca usualmente que alguna otra cualidad empalidezca con la primera; pero Dios exhibe Su carácter en una integridad armoniosa, siendo tan misericordioso como si no fuese justo y tan justo como si no fuese clemente.
Miqueas 7.18 RVR60
¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.
Mateo 7.18 RVR60
No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.
Pero esta salvación es igualmente compatible con la justicia, pues Dios nunca perdona absolutamente un pecado.
Miqueas 7.18Pero esta salvación es igualmente compatible con la justicia, pues Dios nunca perdona absolutamente un pecado. Hay siempre un castigo por el pecado en cada caso. Jesucristo, el Sustituto, interviene y satisface a la Justicia antes de que se diga esta palabra al pecador: “Yo deshice… tus rebeliones.” En la salvación que Dios ha provisto en la cruz por la muerte de Su amado Hijo hay tanto justicia como hay misericordia, y hay un grado infinito de ambas. Ahora, esto es Divino. El hombre, cuando saca a relucir una cualidad, provoca usualmente que alguna otra cualidad empalidezca con la primera; pero Dios exhibe Su carácter en una integridad armoniosa, siendo tan misericordioso como si no fuese justo y tan justo como si no fuese clemente.
Hay siempre un castigo por el pecado en cada caso.
Jesucristo, el Sustituto, interviene y satisface a la Justicia antes de que se diga esta palabra al pecador: “Yo deshice… tus rebeliones.”
Isaías 44.22 RVR60
Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque yo te redimí.
En la salvación que Dios ha provisto en la cruz por la muerte de Su amado Hijo hay tanto justicia como hay misericordia, y hay un grado infinito de ambas. Ahora, esto es Divino.
En la salvación que Dios ha provisto en la cruz por la muerte de Su amado Hijo hay tanto justicia como hay misericordia, y hay un grado infinito de ambas. Ahora, esto es Divino. El hombre, cuando saca a relucir una cualidad, provoca usualmente que alguna otra cualidad empalidezca con la primera; pero Dios exhibe Su carácter en una integridad armoniosa, siendo tan misericordioso como si no fuese justo y tan justo como si no fuese clemente.
El hombre, cuando saca a relucir una cualidad, provoca usualmente que alguna otra cualidad empalidezca con la primera; pero Dios exhibe Su carácter en una integridad armoniosa, siendo tan misericordioso como si no fuese justo y tan justo como si no fuese clemente.
Si tienes la salvación de Dios, eres atraído hacia tu Padre celestial, más y más cerca cada día.
Los impíos olvidan a Dios, los que han sido despertados buscan a Dios, pero los que son salvos se regocijan en Dios.
Hazte esta pregunta: ¿podrías vivir sin Dios? El hombre impío estaría más feliz sin Dios que con Él.
Sería la mejor noticia del periódico para miles de personas si pudiéramos publicar mañana que Dios está muerto. Para los hombres impíos sería como tocar las campanas del gozo universal; correrían alocadamente y sin freno en pos de su propia voluntad.
¿Y dónde estaría el creyente? Sería un huérfano. Su sol se habría extinguido; sus esperanzas estarían muertas y sepultadas.
Juzga con base en esto si eres salvo. Si eres salvo, eres atraído hacia Dios, buscas ser semejante a Dios y deseas honrar a Dios. Si no hubiese en ti ninguna de estas cosas, entonces te exhorto a que pongas atención a eso, pues estás en hiel de amargura y en prisión de maldad. ¡Que Dios tenga misericordia de ti!

Encontrando el Gozo en la dirección del Espíritu Santo

si el gozo de nuestra salvación es Jesucristo nada satisface nuestra alma que la guía del espíritu Santo

El “No” que debe de traer gozo.

Las veces que Dios nos da restricciones o prohibiciones es para nuestro gozo.
Él nunca nos dice “no” a menos que ese “no” nos haga más felices al final.
En el Jardín del Edén, antes de la horrible caída, la única prohibición para Adán era esta:
“Puedes comer de todos los árboles en el jardín, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás”
Génesis 2.16–17 RVR60
Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
Adán, tienes la libertad completa de comer de cada árbol de todo el jardín, excepto del árbol que va a matar tu gozo.
Adán, tienes la libertad completa de comer de cada árbol de todo el jardín, excepto del árbol que va a matar tu gozo.

Una prohibición liberadora

Esta prohibición fue una profunda expresión del amor de Dios hacia Adán al darle aviso de este peligro.
Fue una oportunidad para Adán expresar su amor a Dios a través de su confianza en Él y obedecerle.
Fue una prohibición liberadora. En tanto que Adán creyera que era una expresión del amor de Dios, guardaría a Adán del peligro de convertirse en un esclavo del pecado
Juan 8.34 RVR60
Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.
) y del miedo de la muerte (). Fue una restricción extensa, asegurando de que todas las mejores opciones para el placer de Adán estuvieran disponibles, mientras él se abstuviera de un árbol en específico.
y del miedo de la muerte
Hebreos 2.15 RVR60
y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.
). Fue una restricción extensa, asegurando de que todas las mejores opciones para el placer de Adán estuvieran disponibles, mientras él se abstuviera de un árbol en específico.
Fue una restricción extensa, asegurando de que todas las mejores opciones para el placer de Adán estuvieran disponibles, mientras él se abstuviera de un árbol en específico.
Pero no lo hizo. Adán y Eva creyeron en una mentira seductora y comieron del único árbol restringido.
Transgredieron la única ley y no hicieron caso al único “no” cariñoso. Ellos (y todos nosotros en ellos) perdieron el jardín, la libertad incomparable de la vida sin pecado, nuestras vidas mundanas, y lo peor de todo, nuestra comunión con nuestro Padre celestial.

El sufrimiento que trae gozo

Juan 16.20–21 RVR60
De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo.La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo.
juan 16.20
Juan 16.20–22 RVR60
De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo.La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo.También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.
juan 16.20-22el principio es Dios trae el gozo a nuestra vida no por la sustitución sino por la transformacional
el principio es Dios trae el gozo a nuestra vida no por la sustitución sino por la transformacional
el principio es Dios trae el gozo a nuestra vida no por la sustitución sino por la transformacional
Dios no da sustitutos para quitar el sufrimiento.
la sustitución en el dolor es el camino de la inmadurez
Salmo 30.5 RVR60
Porque un momento será su ira, Pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría.
Padecimientos de Cristo
1 Pedro 4.12–13 RVR60
Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.
1 Pedro 4.13 RVR60
sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.
1 pedro
1 pedro
Hechos de los Apóstoles 16.25 RVR60
Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.
1 Pedro 1.6–8 NTV
Así que alégrense de verdad. Les espera una alegría inmensa, aun cuando tengan que soportar muchas pruebas por un tiempo breve. Estas pruebas demostrarán que su fe es auténtica. Está siendo probada de la misma manera que el fuego prueba y purifica el oro, aunque la fe de ustedes es mucho más preciosa que el mismo oro. Entonces su fe, al permanecer firme en tantas pruebas, les traerá mucha alabanza, gloria y honra en el día que Jesucristo sea revelado a todo el mundo. Ustedes aman a Jesucristo a pesar de que nunca lo han visto. Aunque ahora no lo ven, confían en él y se gozan con una alegría gloriosa e indescriptible.
hch 16.25
Related Media
Related Sermons