Faithlife Sermons

Expiación en el NT

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 10 views

Al morir por los pecados del mundo, Jesucristo cumplió y reemplazó el sistema sacrificial del AT, de manera que todo el que cree en él es restaurado para tener comunión con Dios. Cristo es el verdadero sumo sacerdote, quien finalmente libera a su pueblo de la culpa del pecado, al ofrecerse a sí mismo como el supremo sacrificio.

Notes
Transcript

El propósito expiatorio de la muerte de Jesucristo

La muerte de Jesucristo en beneficio de otros

Juan 10.11 RVR60
Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.
Ver también ; ; ;

La muerte expiatoria de Jesucristo por el pecado

1 Corintios 15.3 RVR60
Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;
Ver también ; ; ;

La importancia expiatoria de la muerte de Jesucristo es expresada por referencia a su sangre

;
Ver también ; ; ;

La muerte expiatoria de Jesucristo es conmemorada en la cena del Señor

1 Corintios 11.23–25 RVR60
Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.
Ver también

Explicaciones de la expiación

La muerte de Jesucristo como un sacrificio expiatorio

Romanos 3.25 RVR60
a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,
Ver también ; ; ;

La muerte expiatoria de Jesucristo como redención

Marcos 10.45 RVR60
Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Ver también ; ; ;

La expiación es efectiva debido a la impecabilidad de Jesucristo

2 Corintios 5.21 RVR60
Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
Ver también ; ;

La muerte de Jesucristo cumple y reemplaza el día de expiación

Jesucristo realiza la expiación como un nuevo sumo sacerdote

Hebreos 7.26–28 RVR60
Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre.

Jesucristo es el mediador de un nuevo y mejor pacto

;

Jesucristo ha expiado en el verdadero santuario celestial

;

La sangre expiatoria de Jesucristo trae purificación efectiva

Hebreos 9.12–14 RVR60
y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?

El solo sacrificio de Jesucristo reemplaza los muchos requeridos bajo el antiguo pacto

Hebreos 10.11–14 RVR60
Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

El acceso al santuario celestial ahora está abierto

Hebreos 10.19–20 RVR60
Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne,

Al morir con Cristo, los creyentes son sacados de la era presente hacia la vida del tiempo por venir

Romanos 6.1–7 RVR60
¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.
Ver también ; ; ; ;

Dios el Padre y la muerte expiatoria de su Hijo

Dios envió a su Hijo para realizar la expiación

1 Juan 4.14 RVR60
Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.
Ver también ; ; ;

La gracia de Dios exhibida al llevar a cabo la expiación por los impíos

Efesios 2.4–5 RVR60
Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),
Ver también ; ;

El alcance global de la muerte expiatoria de Jesucristo

1 Juan 2.2 RVR60
Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.
Ver también ; ;

La respuesta apropiada a la expiación

La respuesta de arrepentimiento

Hechos de los Apóstoles 3.19 RVR60
Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,
Ver también ; ;

La respuesta de fe

Hechos de los Apóstoles 10.43 RVR60
De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre.
Ver también ; ; ;

La respuesta del bautismo

Hechos de los Apóstoles 22.16 RVR60
Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.
Ver también ;
Related Media
Related Sermons